El uso del euskera en la calle decrece en los últimos 10 años y se sitúa en un 12,6%

El uso del euskera en las calles de Euskadi, Navarra y País vasco-francés ha decrecido en los últimos años, del 13,7% registrado en 2006 al 12,6% de 2016. Por Territorios, ha disminuido en Vizcaya (8,8%), Guipúzcoa (31,1%) y País vasco-francés (5,3%), mientras que en Álava (4,6%) y Navarra (6,7%) ha aumentado respecto a anteriores mediciones.

El Clúster de Sociolingüística ha presentado, en una comparecencia en San Sebastián, los resultados de la VII Medición del Uso de las Lenguas en la Calle. Según ha explicado la directora del estudio, Olatz Altuna, en la investigación se han recolectado datos de 144 municipios y 187.635 conversaciones en las que participaban 515.260 hablantes.

Las conclusiones principales del estudio revelan que el uso del euskera en la calle ha decrecido en los últimos diez años. En 2006 era del 13,7% y en 2016 de 12,6%. Además, en cinco años se ha recogido un menor uso de las lenguas que no son el euskera, el castellano ni el francés: de 3,7% (2011) a 2,7% (2016).

En Euskadi y Navarra, el nivel de uso del euskera se ha mantenido en los pueblos con menos de 50% de vascoparlantes, mientras que el País vasco-francés, en los últimos 5 años, el uso ha decrecido en las zonas con menor conocimiento de la lengua vasca y ha crecido en las zonas donde más alta es la proporción de vascoparlantes (Baja Navarra y Zuberoa).

La evolución del uso de las lenguas en las calles de las capitales sigue las mismas tendencias que las de sus respectivos territorios históricos, excepto en el caso de Pamplona, donde el nivel de uso se mantiene desde 1997. En Vitoria se ha recogido el mayor crecimiento en los últimos cinco años, en San Sebastián y Bilbao ha disminuido el uso, y en Baiona está a la par del uso del castellano.

Mayor porcentaje en niños

Los niños son quienes más utilizan el euskera (18,3%), a los que siguen los jóvenes (12,3%). El siguiente grupo es el de las personas adultas (11,5%), mientras que los mayores son quien menos usan la lengia vasca en la calle (8,1%). Desde 1989 el uso del euskera de niños, jóvenes y adultos ha crecido, y el de las gente mayor ha tenido un decrecimiento constante. Aun así, entre 2006 y 2016 el descenso se ha dado en todos los grupos de edad.

El análisis revela que las mujeres usan más euskera que los hombres en la calle, tendencia que se da en todas las franjas de edad. El mayor nivel de uso se registra en conversaciones conjuntas de niños y adultos (19,3 %), y el nivel de uso más bajo se da entre adultos, sin presencia de niños (8,6%).

La Medición del Uso de las Lenguas en la Calle es un amplio trabajo de investigación con una larga trayectoria, emprendida por Siadeco y el Consejo Cultural Vasco (EKB) en 1989 y continuada por el Clúster de Sociolingüística desde 2004. En 27 años se ha retratado el uso del euskera en siete ocasiones.

Esta investigación ha contado con la financiación del Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Euskarabidea-Instituto Navarro del Euskera del Gobierno de Navarra, Diputación Foral de Álava, Diputación Foral de Gipuzkoa, los ayuntamientos de Bilbao, San Sebastián, Pamplona, y Vitoria, y consistorios de otros 36 municipios.

eleconomista.com

63 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master