El hospital privado Infanta Elena nos costará más de 1000 millones gracias a un contrato firmado por Ayuso

La consejería de salud ha decidido aumentar el contrato de IDC Salud, con el hospital privado de Valdemoro (Hospital Universitario Infanta Elena). Lo contratado con Esperanza Aguirre eran 25 millones de euros, y Ayuso ha acordado ahora ampliar esta cifra hasta los 64 millones.

Este aumento supone un desembolso de 597 millones hasta el año 2036, adicionales a los 403 millones pactados por el contrato. En total, pagaremos en los próximos 16 años más de 1000 millones por el Hospital Infanta Elena.

A pesar de que el IPC sólo ha subido un 22%, el coste por paciente en dicho centro ha aumentado un 63% entre 2006 y 2020, aún así, el personal lleva 12 años cobrando el mismo sueldo, que de hecho, este es un 25% menor que el de otros centros de salud madrileños, según ha confirmado Comisiones Obreras (CCOO).

Nueve de cada diez enfermeras y auxiliares del hospital consideran que las plantillas son demasiado cortas, y cuatro de cada diez trabajadores creen no disponer de los materiales adecuados para realizar sus labores en condiciones óptimas. Estas situaciones derivan en denuncias por precariedad laboral y que un 91% de la plantilla sufra situaciones de estrés vinculadas al trabajo. 

Es decir, el dinero que se ha destinado a este hospital no se ha visto nunca reflejado en los salarios ni en los materiales de los trabajadores.

Carolina Alonso, diputada de Unidas Podemos utilizó su intervención de ayer en el Parlamento para exigir una respuesta que justifique el pago extra de 597 millones a IDC Salud. Rafael Barberá de la Torre, director de gestión económico-financiera y farmacia del servicio madrileño de salud respondió: “la evolución de la cápita ha provocado que se tengan que hacer regularizaciones todos los años (…) por tanto, esos 597 millones de euros, son esa regularización”. Carolina Alonso volvió a tomar el turno de palabra para recordar que la privatización de la sanidad madrileña sólo ha provocado un peor trato a los trabajadores, “dejen de desviar recursos a la privada, por favor, no arrasen con todo”, pedía la diputada. 

Finalmente, las preguntas sobre el aumento exponencial sin explicación del coste anual y el por qué acerca del contrato blindado se quedaron sin respuesta ya que Barberá de la Torre usó sus últimos minutos para repetir lo dicho anteriormente, desviando el tema y acusando a la diputada de “hacer discursos de privatización”.

luhnoticias.es

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *