El CGPJ quiere subirse el sueldo más del doble: de uno a casi 3 millones de euros

El punto tres del artículo 122 de nuestra Carta Magna dice, «El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) nombrará a sus miembros por un periodo de cinco años. De éstos, doce entre jueces y magistrados de todas las categorías judiciales; cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado«. De esta forma, doce eran elegidos por el propio gremio y el resto por los políticos. Sin embargo, en los años ochenta, un diputado de Euskadiko Ezkerra quiso reinterpretar ese artículo de forma diferente y con cierta picaresca: «El Congreso y el Senado eligen a 12 vocales que sean jueces y magistrados y a ocho de entre juristas de reconocido prestigio». Una idea que sedujo dentro de las filas socialistas y que poco tiempo después materializó. Como la palabra «entre» estaba recogida en el texto, el Tribunal Constitucional aceptó el cambio, pero remarcó que dicha elección tendría que ser por mayoría de tres quintos.

Unas décadas después, esta ‘trampa’ se le ha vuelto en contra a los socialistas. Así, se cumplen hoy 1.036 días con el órgano de gobierno de los jueces en funciones y manteniendo un pulso con el partido de la oposición para llevar a cabo la renovación. Ayer martes el Congreso rechazó la tramitación de la reforma del CGPJ que el PP había propuesto (que consiste en volver al sistema preestablecido). La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, aseguró que «no hay razones» para que el PSOE vote ‘no’ a la tramitación de la reforma, una iniciativa que, según ha dicho, recoge lo que pide Europa y la mayoría de las asociaciones de jueces. Sin embargo, la propuesta del PSOE busca primero renovar el Consejo con el sistema vigente y, a partir de ahí, abrir un proceso de diálogo sobre el sistema de elección de los consejeros, pero respetando las mayorías parlamentarias que salieron de las urnas.

Como ocurre en otras instituciones, este órgano aprueba un presupuesto propio que se incluye en los Generales del Estado. Sin embargo, en estos casi tres años que lleva en funciones este órgano, solo se ha aprobado un presupuesto estatal, el de 2021. Tras la luz verde del Congreso, el CGPJ pudo hacer efectiva la ejecución de sus gastos, que han aumentado casi un 30% con respecto al último presupuesto de 2018. Fuentes del propio órgano aseguran a La Información que este aumento «se ha podido deber a una actualización con el IPC». 

De entre todas las partidas que se observan hay una que llama la atención: la retribuciones a altos cargos ha aumentado un 172% con respecto al último presupuesto, pasando de poco más de un millón de euros a casi tres millones. La misma fuente del CGPJ asegura que este incremento se debe a «una ley -que entrará en vigor en cuanto se renueve el CGPJ- que hará que todos los vocales tengan dedicación exclusiva y, por lo tanto, sea necesario aumentar su sueldo». Actualmente solo la comisión permanente -donde hay siete jueces- tiene dedicación exclusiva. Los doce restantes -donde hay juristas de reconocido prestigio- no tienen esa dedicación y cobran dietas.

La fuente afirma que se ha aprobado este presupuesto por «si acaso» se renovaba el CGPJ durante este año y «no pillase» al órgano sin dinero con el que pagar a los 22 consejeros (el presidente, veinte vocales y el secretario general). El hecho de que no se haya renovado hace que «esa cantidad de dinero se quede congelada y que se use para el siguiente ejercicio«. Teniendo en cuenta que solo hay siete jueces que cobran ese nuevo salario, resulta llamativo que en el presupuesto ejecutado ya se haya utilizado en los dos primeros trimestres más de un 20% de dicha partida. De seguir con esa tendencia, a final de año se podría hacer uso del 80% de los casi tres millones de euros destinados a altos cargos.

Además, en el presupuesto que se está ejecutando este año hay otras partidas que han aumentado significativamente con respecto a los últimos presupuestos de 2018. Destacan los incentivos al rendimiento (un 76% más), la publicidad y la propaganda (casi un 10% más), personal eventual (casi un 15% más), edificios y otras construcciones (un 23% más) o mobiliario (casi un 40% más). El próximo 4 de diciembre se cumplirán tres años desde que expiró el mandato del CGPJ, una anomalía que se pronuncia aún más con el gasto disparado que se está ejecutando en 2021 en este órgano caducado.

lainformacion

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *