Detenida la líder de los neonazis de Hogar Social Madrid en las protestas frente a la sede del PSOE

Crece la tensión en las calles de Madrid. Los neonazis de Hogar Social han irrumpido frente a la sede del PSOE para reventar las protestas contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez que se vienen sucediendo pacíficamente desde hace una semana en la calle de Ferraz. Los radicales se han negado a retirar unos estandartes que portaban en los que se podía leer «900.000 personas sin cobrar un ERTE», lo que ha provocado la identificación de varios de sus miembros y la detención de la líder del colectivo, Melisa Domínguez, acusada de un delito de resistencia a la autoridad.

Pese a los momentos de tensión, la cacerolada en este significativo enclave de Chamberí ha transcurrido de forma pacífica, acompasada, eso sí, de un fuerte dispositivo policial. Tras los hechos, los integrantes de Hogar Social han asegurado en sus redes sociales que una segunda persona había sido arrestada –al protestar por ese «abuso policial»– y otros tantos sancionados.

Decenas de personas se han vuelto a concentrar este viernes ante la sede del PSOE para protestar por la gestión de la pandemia del coronavirus. Por séptimo día consecutivo, los congregados, en menos número que días anteriores, han llevado a cabo una cacerolada y han lanzado gritos de dimisión contra el Ejecutivo.

Sobre las 21 horas, un grupo de ciudadanos se ha vuelto a manifestar pero, tal y como ha ocurrido en los últimos días, la presencia policial ha impedido que los congregados invadieran la calzada y cortaran ese trozo de la vía al tráfico de coches. De este modo, se han evitado las concentraciones de personas, limitando el movimiento de los ciudadanos a las aceras.

Así, la seguridad en la zona se ha reforzado con el paso de la semana, con una mayor presencia policial frente a la sede de los socialistas. Además, se ha notado una menor presencia de personas en la manifestación de este viernes, aunque en la mayoría de casos portaban cazuelas con las que provocaban fuertes ruidos para mostrar su indignación con la política del Gobierno en la crisis sanitaria.

La mayoría de ellos iban ataviados con la bandera de España, con enseñas de distinto tamaños. Entre los lemas, gritos de «Gobierno dimisión», «Coletas a prisión –en referencia al vicepresidente Pablo Iglesias–», y «Sánchez dimisión».

abc.es

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *