Casi el 80% de los ingresos de los partidos son públicos: costaron más de 200 millones en 2014

Casi todos los partidos políticos viven más de las ayudas públicas que de lo que aportan sus militantes y cargos. El Tribunal de Cuentas cifra en torno al 80 por ciento de los ingresos el porcentaje que cubrieron las subvenciones en los años 2014 y 2015. Entre ambos ejercicios, los partidos recibieron 466 millones de euros de las instituciones públicas frente a unos ingresos de 584 millones. Es decir, el 79,7 por ciento de sus ingresos fueron de fuentes públicas.

En concreto, en 2014 los partidos ingresaron 255 millones, de los que 171 millones de euros procedieron de las subvenciones de instituciones públicas para su funcionamiento, otros 30,8 millones correspondieron a las ayudas públicas por motivos electorales (Casi 202 millones de dinero público) y los 52 restantes a ingresos privados.

Partidos políticos Sueldos Públicos

Coalición Euskal Herria Bildu, la denominación con la que Bildu se presentó a las elecciones vascas, únicamente percibió ingresos públicos: 2,24 millones. Al margen de este caso, Convergencia i Uniò fue el partido más dependiente de la financiación pública en ese año, ya que ingresó 8,2 millones de euros, de los que sólo 2.983 euros correspondieron a ingresos privados.

Amaiur también es enormemente dependiente de las instituciones, ya que sólo el 0,24 por ciento de sus ingresos procedió de los ingresos privados. En el lado contrario se situó Sortu, cuyos 3,6 millones de ingresos fueron totalmente de índole privado.

El PP ingresó 81,9 millones en 2014, de los que sólo 7,3 fueron privados

Entre las grandes formaciones, el Partido Popular es el que más dinero ingresó: 81,9 millones de euros, de los que únicamente el nueve por ciento procedió de financiación privada. Según los datos remitidos al Tribunal de Cuentas, obtuvo 65 millones en subvenciones para la organización, otros 8,9 millones de subvenciones electorales y otros 7,3 millones de ingresos privados. El PSOE ingresó 71 millones de euros (además de otros 11 del PSC), de los que 16 millones procedieron de fuentes privadas, el 23 por ciento del total.

Ciudadanos y Podemos, entonces partidos emergentes (el primero sólo tenía presencia en el Parlament de Cataluña y el segundo acababa de nacer), tenían una situación muy diferente. El primero logró 3,1 millones de ingresos, de los que el 41 por ciento fueron privados y el segundo ingresó 968.836 euros, con un 86 por ciento de financiación privada.

Las ayudas de 2015

En el año 2015, los ingresos de los partidos fueron mucho más altos: 328 millones de euros. Esto se produjo debido a que las subvenciones electorales fueron mayores (102 millones) y también subieron las aportaciones privadas a los partidos, hasta los 65 millones de euros. Lo que no varió fue la proporción de ingresos públicos, que supuso también un 80 por ciento del total.

Sortu, nuevamente, vivió únicamente de ingresos privados (3,2 millones) y Amaiur fue el único partido que sólo percibió subvenciones. CiU tuvo sólo un 1,3 por ciento de ingresos privados en el año en el que se materializó su división.

Entre los grandes partidos, el PP siguió siendo el más dependiente de la financiación pública, con 107 millones de ingresos en total, de los que sólo el ocho por ciento procedieron de fuentes privadas. El PSOE obtuvo 85 millones de euros, de los que el 20 por ciento fueron privados. Ciudadanos ingresó 17 millones, con un 15 por ciento de participación privada, y Podemos recibió 12 millones de euros, con un 22 por ciento de fuentes privadas.

eleconomista.com

26 total views, 0 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master