La empresa fantasma que vendió los test ineficaces a España

En la sede de Shenzhen Bioeasy Biotechnology nadie quiere hablar con la prensa. Después de que se hiciese público que los tests rápidos adquiridos por España para detectar el coronavirus tienen una sensibilidad del 30% -y no del 80% como afirma el fabricante-, los diferentes responsables de la compañía primero dan largas a este periódico y luego terminan por colgar directamente las llamadas realizadas para tratar de aclarar la situación.

Remiten a su página web, en la que Bioeasy se presenta como una empresa puntera especializada en la detección de patógenos como el coronavirus que tiene al mundo en vilo. Afirma que es miembro de la Asociación Oficial de Químicos Analíticos y que diez de sus kits para hacer pruebas han servido para establecer el estándar nacional chino. El primer producto que aparece en la lista de los que vende es test rápido que ha adquirido España para detectar anticuerpos del SARS-CoV-2.

Aunque la Embajada de China en Madrid afirma el Twitter que Bioeasy «no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos», lo cierto es que la empresa sí que ha obtenido el sello CE requerido para exportar su material a Europa, que otros países como Georgia han adquirido su test para el coronavirus -a un precio de unos 5 euros por unidad-, y que aparece en listados como el de la suiza FIND, especializada en métodos de diagnóstico.

España compró test de baja calidad a una empresa china sin licencia

España compró test de baja calidad a una empresa china sin licencia

ÁLVARO SOTO MELCHOR SÁIZ-PARDO

No obstante, para algunos empresarios establecidos en China la noticia de este fiasco no ha supuesto ninguna sorpresa. «Los que trabajamos en China sabemos lo sumamente difícil que es comprar o vender allí y no es cuestión de tener el dinero solamente. Eso es lo de menos. Requiere mucho manejo y habilidad. Por eso en nuestra empresa jamás compramos nada en China. Simplemente, no sabemos comprar. No es tan fácil. No basta ni estar en China ni saber chino», explica Luis Galán, fundador de la consultoría especializada en comercio electrónico 2Open, con sede en la ciudad china de Weihai.

El empresario madrileño alerta de que la pandemia ha dado alas a oportunistas chinos con poca ética y ganas de hacer dinero rápido. Ante esta situación, cabe preguntarse por qué los tests se adquirieron a Bioeasy cuando existen empresas españolas que producen kits similares. Genomica, por ejemplo, comercializa el CLART Covid-19 con una sensibilidad del 96% -muy por encima del 80% que promete Bioeasy- y el qCOVID-19, que ofrece resultados en menos de dos horas.

lasprovincias

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *