La exatleta Ruth Beitia entra en la Ejecutiva del PP nacional como responsable de Deportes

La diputada cántabra y medallista olímpica Ruth Beitia ha entrado a formar parte de la Ejecutiva del Partido Popular nacional, que lidera Pablo Casado, como responsable de Deportes.

Así lo ha confirmado Beitia, asegurando que está “muy contenta” por el nombramiento. La parlamentaria regional se ha remitido a la publicación de su nuevo cargo en la página web del PP nacional, donde figura como “secretaria ejecutiva”, además de como diputada de Cantabria.

Casado ha incorporado a la atleta a su Ejecutiva a pesar de que el Partido Popular de Cantabria tiene abierto un expediente disciplinario contra ella y el resto de diputados regionales que se opusieron al cambio de portavoz del Grupo Parlamentario, de Eduardo Van den Eynde, afín al exlíder ‘popular’ Ignacio Diego, como la medallista, a la presidenta de la formación, María José Sáenz de Buruaga.

En este sentido, el sector crítico del PP de Cantabria, encabezado por el propio Van den Eynde, ha congratulado por la elección de Beitia para liderar la política deportiva del partido. “Muy buena decisión. Pocas personas habrá en España más cualificadas que Ruth para ocuparse del área de deporte”, ha escrito hoy el popular en su cuenta de Facebook.

eleconomista

Share

Una cadena de restaurantes china pierde 190 millones en bolsa tras aparecer una rata en el plato de un cliente

Semana negra para la popular cadena de restauración china Xiabu Xiabu, que ha perdido en bolsa más del 12% de su valor después de que una clienta difuendiese el pasado viernes un vídeo en el que se veía una rata que había encontrado muerta en su plato.

La compañía está especializada en los hot pot, unas cazuelas en las que se sirve un caldo muy caliente en el que los comensales, sentados a su alrededor, van introduciendo los alimentos que quieren comer. Desde mariscos a carne, setas o verduras, crudo, y que luego se comen untadas en diversas salsas. La gracia de este sistema, cuyo funcionamiento es similar a una fondie, es que el caldo va cogiendo el sabor de todos los ingredientes.

El problema para la cadena llegó en el momento en el que una clienta de uno de sus restaurantes se encontró una rata muerta en su cazuela. Tras difundir un vídeo con su hallazgo en las redes sociales chinas, y ser recogido después por un diario local, el valor de las acciones de la compañía empezó a hundirse, según recoge el diario The New York Times. Los títulos habían caído más de un 12% hasta el martes, lo que equivale a unos 190 millones de dólares.

La crisis de imagen para Xiabo Xiabo aparece en un momento en el que el hot pot vive una gran popularidad tanto en China como en todo el mundo. Tanto esta cadena, como Haidilao, uno de sus principales rivales en todo el país, habían anunciado recientemente sobre sus respectivos aumentos de ventas y su creciente expansión.

eleconomista

Share

Toys ‘R’ Us: “Hemos vivido un infierno para salvar España y Portugal, pero hemos ganado a los fondos buitre”

En plena oleada de cierres y liquidación en el resto del mundo, la filial de Toys ‘R’ Us en España y Portugal ha conseguido sobrevivir con plena solidez financiera y un patrimonio neto de 112 millones de euros. La compañía anunció el pasado mes de agosto que continuará con su negocio e iniciará un ambicioso proyecto de desarrollo en ambos países tras la adquisición de un 60% de su capital por parte de la firma de inversión portuguesa Green Swan, quedando el 40% restante en manos de parte del actual equipo directivo como nuevos propietarios.

Paulo Andrez, representante de Green Swan, ha admitido hoy en Madrid que en los últimos meses “hemos vivido un infierno para poder salvar la compañía pero al final hemos conseguido ganar la batalla a los hedge funds”, los fondos buitre acreedores de la matriz. “Sobrevivimos pese a haber pasado un año sin crédito y pagando a los proveedores”, ha dicho. El hasta ahora consejero delegado de la firma, Jean Charreteur, ha admitido que “teníamos órdenes de EEUU de forma directa de liquidar la empresa pero nos rebelamos, pedimos el concurso de acreedores de la sociedad inmobiliaria, que era dueña de 28 tiendas, para que no se pudiera ejecutar la prenda por las deudas internacionales, y empezamos a buscar un comprador”.

El proceso de compra implica una inversión de 80 millones en cuatro años y garantizar los 1.300 empleos de la cadena

El proceso de compra implica una inversión de 80 millones de euros en cuatro años, y garantizará, según sus nuevos propietarios, los 1.300 empleos que la cadena suma entre España y Portugal. El nuevo consejero delegado del grupo ha insistido además que durante los próximos meses se irán abriendo nuevos establecimientos.

Este sábado en concreto se inaugurará una tienda en Madrid, en el centro comercial Islazul, con más de 1.800 metros cuadrados. “El espacio se ha organizado con una nueva estructura má visual que permita a los más pequeños experimentar con el amplio surtido de productos de Toys ‘R’ Us”, ha dicho Sousa. En esta nueva etapa, las tiendas serán más experienciales para los niños, “que podrán probar todos los juguetes, asistir a demostraciones en directo y animaciones con sus personajes favoritos”.

La empresa quiere desarrollar tiendas de menor tamaño para llegar al centro de las ciudades y localidades más pequeñas. “La idea es abrir en 5 años entre una y dos grandes tiendas y otras 25 pequeñas, algunas de las cuales además empezaremos por primera vez a franquiciar”, ha explicado el consejero delegado del grupo, destacando asimismo que habrá un incremento de plantilla, especialmente de cara a Navidad.

Todo ello irá acompañado además de un impulso a la tienda online con una fuerte inversión en tecnología. “El objetivo es que las ventas online representen el 25% del total de la facturación”, según Sousa. De forma paralela, la empresa ha abierto sus puertas a proveeedores españoles y portugueses. “Si conseguimos ese reto tendremos una ventaja competitiva, reduciremos costes de transporte, mejoraremos la eficiencia productiva y podremos crear hasta mil empleos indirectos”, ha concluido el representante del fondo Green Swan.

elconomista

Share

Coca-Cola ha pagado ocho millones de euros a asociaciones médicas y científicas en España

Coca-Cola ha entregado ocho millones de euros a decenas de organizaciones científicas y médicas españolas entre 2010 y 2017, según los datos de la propia compañía. Las que más dinero recibieron fueron la Fundación Iberoamericana de Nutrición (835.000 euros), la Fundación Española Del Corazón (640.000 euros) y la Fundación Española de Nutrición (567.000 euros). También aparece en la lista la Fundación SHE (363.000 euros), presidida por el prestigioso cardiólogo Valentín Fuster. Una nueva investigación, publicada ahora en la revista de la Asociación Europea de Salud Pública, sostiene que estos estudios científicos financiados por Coca-Cola “sirven a sus intereses comerciales y, en muchos casos, no concuerdan con los esfuerzos para mejorar la salud de la población”.

La Organización Mundial de la Salud ha instado a los gobiernos a aumentar al menos el 20% el precio de las bebidas azucaradas para reducir su consumo, vinculado a la epidemia de obesidad que azota al mundo. El abuso de estos productos está asociado con 133.000 muertes al año por diabetes, 45.000 por enfermedades cardiovasculares y otras 6.450 por diferentes tipos de cáncer, según las estimaciones de un equipo de la Universidad de Harvard. En un litro de Coca-Cola original hay 106 gramos de azúcar.

“Nadie se imagina un congreso de la Sociedad Española de Oncología Médica financiado por Marlboro”, denuncia el epidemiólogo Carlos Alberto González

“Nadie se imagina un congreso de la Sociedad Española de Oncología Médica financiado por Philip Morris [la tabaquera dueña de Marlboro]. Y esto está pasando en la nutrición”, denuncia el epidemiólogo Carlos Alberto González, del Instituto Catalán de Oncología. “No hay consciencia de que esto es un escándalo”, sostiene.

González y su colega Juan Pablo Rey, de la Universidad de Sídney, han analizado 20 investigaciones científicas financiadas por Coca-Cola. La mayor parte de ellas, 14, están alineadas con las estrategias de marketing empleadas por la empresa, como señalar a la inactividad física como principal culpable de la obesidad, según destacan los autores. Las otras seis investigaciones restantes serían más neutrales. Fuentes de Coca-Cola afirman que “en todas las colaboraciones se garantiza totalmente la independencia de las sociedades científicas y las universidades” y además estos patrocinios se declaran anualmente desde 2016 “en un ejercicio de transparencia”.

“Coca-Cola está copiando las estrategias de las tabaqueras”, opina González, encargado en 1992 de coordinar en España el Estudio prospectivo europeo sobre nutrición y cáncer, de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. Los autores del nuevo trabajo recuerdan que una conversación aireada recientemente entre dos antiguos vicepresidentes de Coca-Cola —Michael Ernest Knowles y Alex Malaspina— demuestra los esfuerzos de la industria para influir en las organizaciones científicas. “Tenemos buenos contactos en algunas [asociaciones médicas] y debemos alentarlos a abordar asuntos de salud pública y ‘sugerir’ temas apropiados”, le escribió Knowles a Malaspina.

En España, Coca-Cola ha entregado 420.000 euros a la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, 400.000 a la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, 357.000 a la Fundación para la Diabetes y 350.000 a la Asociación Española de Pediatría. La financiación se dedica habitualmente a la organización de congresos y a la realización de estudios científicos, una práctica habitual en algunas multinacionales alimentarias, como Danone y las mayores empresas de la industria cervecera.

Coca-Cola afirma que “en todas las colaboraciones se garantiza totalmente la independencia de las sociedades científicas”

“Yo soy una científica independiente. Coca-Cola jamás me ha dicho lo que tengo que hacer”, sostiene la catedrática Marcela González Gross, de la Universidad Politécnica de Madrid, una entidad que ha recibido 243.000 euros de la empresa de bebidas azucaradas. La profesora es la principal autora del llamado Estudio de la Pirámide Alimentaria, financiado con 13.700 euros por Coca-Cola. “A los niños les gusta consumir distintos tipos de bebidas, especialmente las dulces como los zumos y los refrescos. Ello se debe a que tienen una preferencia gustativa por los alimentos dulces y a que sus necesidades energéticas son mayores que las de los adultos. Estas bebidas pueden ser ofrecidas con moderación, pero no deberían ser las únicas que consuman”, afirma una guía para padres firmada por González Gross y colgada en la web de Coca-Cola.

El presidente de la Fundación Española de la Nutrición, Gregorio Varela, cree que los 567.000 euros que su organización ha recibido de Coca-Cola no ensucian su imagen. El dinero se ha destinado, explica, para financiar el estudio científico ANIBES sobre el balance energético en España. “El subgrupo compuesto por los refrescos con azúcar aporta el 2,0 % de la ingesta total de energía (36 kcal/día de un total de 1.810 kcal/día)”, asegura uno de sus informes.

“Un estudio de esta envergadura no se habría podido hacer sin la colaboración de Coca-Cola”, apunta Varela, catedrático de Nutrición en la Universidad CEU San Pablo. El investigador cree que las bebidas azucaradas, “tomadas en cantidades excesivas son, sin duda, nocivas para la salud pública, pero tomadas de vez en cuando no tiene por qué”. A su juicio, “no es necesario poner un impuesto a las bebidas azucaradas” en España, a la espera de ver cómo funciona la medida en otros países.

Algunos científicos financiados por Coca-Cola rechazan el impuesto a las bebidas azucaradas recomendado por la OMS

“Coca-Cola en España ofrece una alternativa sin azúcar añadido en cada una de sus marcas, está reduciendo el contenido de azúcar de las variedades clásicas y ha diseñado nuevos envases más pequeños para reducir cantidad de azúcar por unidad de consumo”, aseguran fuentes de la compañía. “En los últimos 17 años se ha logrado reducir el 45% de contenido de azúcar por litro en el total de ventas de Coca-Cola en España. De hecho, el 38% de las ventas de bebidas de Coca-Cola en España son ya sin azúcar añadido”, añaden.

“Yo creo que no hay ningún alimento que sea nocivo para la salud, excepto si se toma en cantidades inapropiadas. Las bebidas azucaradas se deben tomar de forma esporádica. Yo me puedo tomar una horchata de chufa, que también tiene el 10% de azúcar, o una Coca-Cola”, opina el biólogo Ángel Gil, catedrático de la Universidad de Granada y presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición.

El gerente de esta entidad, Miguel Fernández, matiza que la cantidad recibida por su fundación es 123.000 euros menor a la que aparece en la web de Coca-Cola (835.000 euros). Una tercera parte de estos fondos se dedicó a la creación de la exposición itinerante Nutrición, impulso vital, dedicada a promocionar hábitos de vida saludable. Ángel Gil considera que “hay que exigirle a Coca-Cola y a Pepsi que reduzcan su cantidad de azúcar”, pero tampoco es partidario de establecer un impuesto a las bebidas azucaradas como sí recomienda la OMS.

“Los científicos que trabajan en el campo de la salud pública no pueden tener conflictos de intereses, no pueden recibir dinero de empresas que están produciendo daños a la salud”, clama Juan Pablo Rey por teléfono desde su despacho en la Universidad de Sídney. El epidemiólogo recuerda que la obesidad es “una enfermedad socialmente transmisible”, vinculada a la pobreza. “Una Coca-Cola de dos litros es prácticamente más barata que una botella de agua. Hay población, sobre todo de nivel socioeconómico bajo, que se sienta a comer con una botella de dos litros de Coca-Cola encima de la mesa. Y esto es malo para la salud”, sentencia Carlos Alberto González.

Valentín Fuster y Coca-Cola

En octubre de 2010, el prestigioso cardiólogo español Valentín Fuster fue una de las estrellas invitadas al I Congreso Internacional de la Felicidad, organizado por Coca-Cola. El 20 de enero de 2014, la Fundación SHE, presidida por Fuster, recibió 363.000 euros de la compañía líder en la venta de bebidas azucaradas. El administrador general de la entidad, Carlos Peyra, explica que el dinero financiará una iniciativa de promoción de la salud en Cardona, una pequeña localidad de 5.000 habitantes de Barcelona. “El proyecto tiene como objetivo mejorar la salud de los habitantes de Cardona utilizando una combinación innovadora de eventos, programas y diseño urbano que construyan una cultura de la salud en la ciudad”, señala Peyra. “Las colaboraciones entre profesionales de la salud e industrias que dañan la salud pública deben considerarse estrategias de marketing que la industria despliega para proteger sus beneficios”, alertan los epidemiólogos Juan Pablo Rey y Carlos Alberto González.

elpais

Share

El agricultor holandés que tiró un millón de pimientos por feos

Un cultivador holandés tiró a principios de semana un millón de pimientos (200.000 kilos) al campo, porque tenían manchas en la piel debidas al calor del verano. La hortaliza, plantada en invernadero, era comestible y no presentaba riesgos para la salud, pero su aspecto no resultaba atractivo. Según Erik Gubbels, el dueño de la cosecha, “eran invendibles”, y los dejó en uno de sus terrenos como compost. Perdió así 70.000 euros.

El colectivo Kromkommer, que utiliza como imagen un pepino curvo alusivo a su nombre en neerlandés, publicó una imagen de la montaña de pimientos que se hizo rápidamente viral. El cargamento de pimientos desechados ha sido fotografiado en Baarlo, al sureste del país, donde Gubbels asegura que las altas temperaturas han marcado también la cosecha de pepinos y tomates de invernadero.

Las redes sociales se han llenado de mensajes de sorpresa e incredulidad, porque el valor nutricional estaba intacto. “Un 30% de nuestra comida se tira a la basura, la mayoría fruta y verdura, mientras hay sitios donde pasan hambre. Y casi la mitad de esos alimentos, sanos y ricos, no llegan a la mesa”, señala Kromkommer. Muchos de los mensajes colgados en Internet aludían al error de pensar que solo pueden comprarse productos bonitos. “Toda Holanda a comer sopa de pimientos”, dice uno de los tuits. Si bien no hay cifras concretas, según expertos en alimentación de la universidad de Wageningen, “en Holanda se tiran unos dos millones de toneladas de comida al año; un 2% de las mismas por motivos estéticos”.

El agricultor se excusa: “El pasado verano las condiciones no fueron buenas y los pimientos tienen nariz, manchas de gotas, zonas quemadas y aguantan menos tiempo en buenas condiciones. No entraban siquiera en la Categoría 2, donde caben ciertas malformaciones o defectos de desarrollo”. Se refiere a las normas de calidad de la Comisión Europea, que impone dos categorías para comercializar frutas y hortalizas y obliga a mantener un tamaño y color concretos. Así, para los pimientos dulces como los que apartó, en la Categoría 1, se exige “buena calidad con las características de desarrollo propias de su madurez el pedúnculo podrá hallarse ligeramente dañado o cortado siempre que el cáliz esté intacto”. La Categoría 2 admite, entre otras, “malformaciones y defectos de desarrollo, quemaduras de sol o heridas leves cicatrizadas, ligeras grietas secas y superficiales y que no estén marchitos aunque el pedúnculo podrá estar dañado o cortado”.

A la vista de los efectos de la pasada ola de calor sobre la agricultura, la Oficina holandesa de Calidad y Control, que inspecciona la importación y exportación de frutas, verduras, flores y plantas, ha señalado que “la calidad de los pimientos ha sido razonablemente buena en las últimas semanas, aunque los productores deben hacer los esfuerzos necesarios para llegar a un producto aceptable”. Estos inspectores tienen en cuenta a su vez las peticiones de las grandes cadenas de supermercados, reacias a perder género porque el cliente rechace su supuesta mala pinta. Algunas grandes superficies tratan de evitarlo incluyendo unas pocas frutas y hortalizas menos perfectas en sus estantes.

Un 30% de nuestra comida se tira a la basura, la mayoría fruta y verdura, mientras hay sitios donde pasan hambre. Y casi la mitad de esos alimentos, sanos y ricos, no llegan a la mesa

Albert Heijn, la mayor del sector en el país, las llama algo así como “renegados”, y tiene una pequeña oferta. La concienciación ciudadana, sin embargo, precisa de un esfuerzo común, como lo demuestran algunas campañas de éxito popular. En Portugal, entre otros países, la cooperativa de Lisboa Fruta Feia (Fruta Fea) consiguió en 2014 que en ocho semanas cientos de vecinos consumieran unas 7 toneladas de naranjas, boniatos, lechugas y puerros “feos”. Dinamarca ha reducido un 25% el despilfarro de comida gracias al esfuerzo de activistas, supermercados y empresas. Y en la propia Holanda, hay empresas como Verspillingfabriek (Fábrica de Sobrantes) que transforma en salsas y sopas piezas feúchas.

La ola de calor europea no ha afectado solo a los pimientos. Las ciruelas holandesas no alcanzan los 38 milímetros exigidos por los supermercados. Las cebollas, por su parte, deben medir entre 50 y 60 milímetros, pero varios agricultores indican que muchos ejemplares no superan los 35. Según la terminología del ramo, “han sufrido estrés”. De nuevo, el sabor o el olor no varían; solo su tamaño y apariencia. La organización que reúne al sector agrario y de horticultura, espera que el Gobierno comprenda la situación, compense sus pérdidas, y “sea más creativo con la producción de alimentos en el futuro”.

elpais

Share

El Gobierno de May anuncia problemas con los pasaportes y la vuelta del ‘roaming’

El Gobierno de Reino Unido se prepara para una avalancha de solicitudes de renovación de pasaportes. Este jueves se publica la segunda tanda de “notas técnicas” en previsión de una salida no negociada de la Unión Europea, una posibilidad cada vez más temida por empresarios y ciudadanos británicos. Algunos medios han adelantado ya los dos aspectos más conflictivos a los que pueden llegar a enfrentarse los turistas que viajan o residen en otros países europeos: la invalidez de sus pasaportes y el fin de los móviles sin costes de roaming.

Brexit Ampliar foto
Señal de entrada en Reino Unido en el aeropuerto londinense de Heathrow. TOBY MELVILLE REUTERS

A partir del próximo 29 de marzo, fecha oficial de la salida de Reino Unido de la UE, los turistas británicos van a enfrentarse a problemas hasta ahora desconocidos, en el caso de que no se alcance un acuerdo de transición y el resultado sea un “Brexit duro”. Aquellos que planeen viajar a cualquier país europeo y tengan un pasaporte que caduque en seis meses o menos deberán renovar su documento o verán rechazada su petición de entrada. Y lo mismo ocurre con aquellos británicos residentes en el continente. Según el Gobierno británico, podrán ser expulsados si no remedian la situación, según ha anticipado The Financial Times citando fuentes del Ejecutivo de May.

Respecto al roaming de los teléfonos móviles -el coste extra en llamadas y uso de datos aplicado por las compañías al viajar al exterior-, los ciudadanos británicos dejarían de disfrutar de la decisión de suprimirlo que adoptó la UE en 2017. Como viajeros extracomunitarios se enfrentarían a un elevado coste por el uso de sus smartphones. En previsión de esta negativa consecuencia del Brexit, algunas compañías telefónicas ya han anunciado su intención de seguir sin cobrar por el uso del teléfono en el exterior. Eso puede forzar al resto a aplicar el mismo beneficio si no quieren colocarse en una situación de desventaja.

El propósito del Gobierno de Reino Unido con la publicación de estas “notas técnicas”, que abarcan aquellos sectores económicos y servicios que se verán directamente afectados por el Brexit, es múltiple. Pretenden con ellas convencer a la ciudadanía de que todo está controlado y no habrá caos; transmitir a la UE el órdago de que pueden asumir perfectamente la falta de acuerdo; y calmar al mundo económico, que lleva semanas alertando de las graves consecuencias de una salida sin acuerdo. A la vista de las reacciones ante el panorama descrito por las recomendaciones publicadas, el efecto es justo el contrario del deseado

elpais

Share

Defensa autoriza el envío de las bombas de precisión a Arabia Saudí

El Ministerio de Defensa ha autorizado el envío a Arabia Saudí del cargamento de 400 bombas de precisión láser paralizado por Margarita Robles la pasada semana. Según han confirmado fuentes diplomáticas a El Periódico, la autorización se ha producido durante la mañana de este miércoles. El Ministerio de Defensa no ha querido confirmar ni desmentir la información hasta el momento.

Robles paralizó la venta, cerrada en 2015 por el Gobierno de Mariano Rajoy, por el riesgo de que fuesen usadas para cometer crímenes de guerra en Yemen. Observadores internacionales han atestiguado que las fuerzas saudíes han utilizado el mismo tipo de armamento, importado desde países como EEUU, Reino Unido y Brasil, para bombardear de manera indiscriminada a la población civil. Según confirmó el Ministerio la pasada semana, los trámites para devolver los 9,2 millones de euros que Arabia Saudí pagó por las bombas ya habían comenzado.

España se sumaba así  al grupo de países que han restringido la venta de armamento a los saudíes. Sin embargo, la decisión de la ministra pilló por sorpresa a una parte del Ejecutivo. Exteriores tuvo que enfrentar las quejas de la monarquía absolutista, que según algunas fuentes, amenazó en privado con cancelar el contrato asignado a Navantia para construir cinco corbetas.

La tensión creció con las protestas de los trabajadores de la empresa pública, que se manifestaron para pedir al Gobierno que no pusiera en riesgo los 6.000 puestos de trabajo que dependen de la construcción de los buques. La situación derivó en una crisis que obligó al Ejecutivo de Pedro Sánchez a enmendar a su ministra de Defensa y asegurar que la decisión sobre la cancelación de la venta de las bombas no era definitiva. Días más tarde, Robles reconoció que la venta no se había cancelado, como confirmó Defensa en un principio.

La ley española que regula el comercio de armamento prohíbe este tipo de ventas. Exige vetar cualquier envío a países sobre los que existan “indicios racionales” de violaciones de derechos humanos, crímenes de guerra o uso de las armas contra civiles. Diversos organismos internacionales como Naciones Unidas han atestiguado que Arabia Saudí viola estos principios en su campaña de bombardeos y bloqueo naval contra Yemen.

eldiario.es

Share

La Marea’ ya investigó la tesis de Pedro Sánchez en 2015

Madrid, miércoles 11 de diciembre de 2013, Centre Cultural, 17:00. Los dirigentes socialistas Ramón Jáuregui y Trinidad Jiménez, junto con Ramón Paredes (vicepresidente de SEAT y del Grupo Volkswagen), presentan el libro La nueva diplomacia económica española, publicada por la editorial Delta. Sala llena. En primera fila se sientan José Blanco, Diego López Garrido, Eduardo Madina y Elena Valenciano. ¿Se lanza un libro? No, se lanza un candidato: Pedro Sánchez Pérez-Castejón, joven diputado y reciente doctor en Economía.

Lo que vino después es de sobra conocido: una trayectoria relámpago que culmina en julio de 2014 con la elección de Sánchez como secretario general del PSOE. Lo que precede a la presentación es menos conocido. De hecho, Sánchez y su equipo se han empeñado en ocultar esa prehistoria. Con razón, porque la luminosa fachada del Proyecto Sánchez tapa lo que tiene todos los visos de ser una obra un tanto chapucera que ha sabido burlar todos los controles de calidad.

La investigación que presentamos a continuación se inició hace un año, en noviembre de 2014. Nos interesa subrayar que de ninguna manera nos mueve una animadversión hacia ningún partido o persona en particular. Como miembros de la comunidad universitaria internacional, nos preocupa ante todo la integridad de los protocolos que la rigen. Y nos produce alarma no sólo lo que, en este caso, parece haber sido un uso instrumental y oportunista del prestigio universitario para fines de promoción política, sino sobre todo la aparente erosión de protocolos y vaciamiento de normas que lo hicieron posible. En nuestra opinión, esta erosión es síntoma, a la par que consecuencia, del deterioro sistemático y deliberado de la educación pública en España en favor de la privada —incluida la universitaria—. El caso de Sánchez no es el primero; está ahí, por ejemplo, el de Francisco Camps.

El presente texto nació de una serie de sospechas sobre el perfil académico de Pedro Sánchez. Se ha centrado en tres aspectos: su tesis doctoral, su libro publicado y su actividad investigadora, reflejada en sus publicaciones académicas. Ya iniciada nuestra investigación, algunos medios —Vozpópuli y El Mundo, en particular— se interesaron por el tema de la tesis y publicaron reportajes algo sensacionalistas, revelando algunos datos que confirmaron nuestras sospechas. Lo que sigue es —esperamos— una presentación más completa y más ecuánime del caso.

Los hechos básicos de la trayectoria académica de Sánchez son los que siguen. Se licencia en Economía y Empresas en 1995 por el Real Centro Universitario Escorial María Cristina, centro privado adscrito a la Complutense. En 1998 obtiene un máster en Economía y Política en Bruselas; también cuenta con un Diploma de Estudios Avanzados en Integración Monetaria de la UE por el Instituto Ortega y Gasset de la Complutense (2002). En 2008 empieza a impartir clases universitarias en la Universidad Camilo José Cela (UCJC), también privada, como profesor de Estructura Económica y de Historia del Pensamiento Económico. En febrero de 2010 inicia su doctorado en la misma Universidad. En noviembre de 2012 se doctora, cum laude, con una tesis titulada Innovaciones de la diplomacia económica española: Análisis del sector público (2000-2012), dirigida por María Isabel Cepeda González, profesora de Economía Aplicada en la Universidad Rey Juan Carlos y ex colega de Sánchez en la UCJC.

El doctorado y la tesis

Lo más llamativo de la tesis doctoral de Sánchez es su aparente invisibilidad: el único dato públicamente conocido sobre el texto es su título. No hay ni resumen de la investigación, ni información pública sobre la composición del tribunal, ya que la tesis —extrañamente— no figura en TESEO, la base de datos centralizada de tesis doctorales leídas en España. (Otras 15 tesis leídas en la UCJC en ese año, incluidas varias de la misma facultad, sí aparecen listadas con ficha completa.)

Aunque hay un ejemplar de la tesis en la biblioteca de la UCJC, está restringido su acceso. A diferencia de la mayoría de las universidades españolas, la UCJC carece de un repositorio digital —una página web— que ponga las tesis doctorales a disposición del público en régimen de acceso abierto. Esa carencia es tanto más curiosa cuanto la normativa de la propia UCJC estipula que las tesis han de ser de acceso abierto y depositadas para ese fin en un repositorio. Cuando, en diciembre de 2014, nos pusimos en contacto con la biblioteca para pedir acceso a la tesis de Sánchez, hicimos referencia a la normativa de la propia UCJC. Se nos contestó:

Las tesis doctorales inéditas (no publicadas), no pueden ser prestadas sin el consentimiento expreso del autor de la misma. Esta es una de ellas.

En nuestra universidad aún no está implantado el repositorio institucional para favorecer el acceso abierto a la producción científica. Por otro lado, esa normativa que indica entró en vigor a finales del 2013 y la tesis se presentó en 2012, fecha anterior, con lo que no es aplicable con carácter retroactivo.

El 17 de febrero enviamos un correo al equipo de comunicación de Sánchez (Verónica Fumanal y Juan Manuel Serrano):

Después de comprobar que la UCJC no cuenta con repositorio público de tesis doctorales me he puesto en contacto con la Biblioteca de la UCJC con una solicitud formal de préstamo interbibliotecario de mi universidad. Sin embargo, la bibliotecaria de la UCJC me ha comunicado que no está autorizada para prestar el texto sin el permiso expreso del autor, y que sus intentos por conseguir ese permiso del Sr. Sánchez no han dado fruto. (Dificultad que, me imagino, es debida sencillamente a la naturaleza ajetreada de su agenda.)

Por tanto se me ha ocurrido dirigirme directamente al PSOE, esperando que vosotros me podáis echar una mano.

La respuesta de Fumanal es casi inmediata:

La tesis de pedro esta publicada y a disposición en cualquier librería.

Contestamos:

Gracias por la prontísima respuesta, Verónica. Conozco el libro pero me interesa ver la tesis original tal y como fue defendida en 2012.

En ausencia de respuesta, volvemos a escribir dos días después:

Sólo una nota para recordaros mi petición. Tengo la impresión de que basta con que Pedro Sánchez dé su permiso (o vosotros lo deis por él) para que la biblioteca me pueda mandar la tesis. (De hecho la normativa de la UCJC estipula que todas las tesis doctorales sean de acceso abierto; lo que pasa es que esa normativa se adoptó en 2013, un año después de la defensa de la tesis de Sánchez.)

Por si facilitara las cosas, yo podría volver a contactar con la biblioteca de la UCJC con copia a vosotros. Ya me diréis.

No hay más comunicación por parte del PSOE. Dos meses después, en mayo, el equipo de Sánchez se muestra algo más flexible con el diario El Mundo que con nosotros, dejando que un equipo de periodistas acceda al texto de la tesis durante algunas horas, aunque bajo condiciones estrictas: se les prohíbe hacer fotos o sacar el texto de la biblioteca.

En noviembre, Contexto entrevista a Sánchez y le pregunta por la tesis. Sánchez contesta que ésta está disponible para quien quiera consultarla. En realidad, sin embargo, hasta el día de hoy la consulta sigue siendo altamente restringida: la tesis se puede consultar sólo en formato impreso, en la biblioteca de la universidad, sin hacer fotos o fotocopias y previa aprobación del equipo de comunicación del PSOE. (Este último detalle no deja de ser una forma de intimidación.)

Cabe subrayar la anomalía que supone en el ámbito universitario este semiblindaje de una tesis doctoral. El proceso mediante el cual se otorga el doctorado, la mayor prueba de aptitud académica, suele ser rigorosamente público. Se supone que el doctorando responda por la calidad y originalidad de su investigación ante cualquiera de sus pares en la comunidad universitaria. De ahí el carácter público de la defensa y la necesidad de que las tesis doctorales estén disponibles bajo un protocolo de libre acceso. La gran mayoría de las universidades dispone desde hace años de repositorios digitales para ese fin.

El mismo espíritu de escrutinio público queda reflejado en todas las normativas vigentes. Así, la ley actual, que entró en vigor el 11 de febrero de 2011, estipula en sus artículos 13.4 y 13.5:

4. La tesis doctoral se evaluará en el acto de defensa que tendrá lugar en sesión pública y consistirá en la exposición y defensa por el doctorando del trabajo de investigación elaborado ante los miembros del tribunal. Los doctores presentes en el acto público podrán formular cuestiones en el momento y forma que señale el presidente del tribunal.

5. Una vez aprobada la tesis doctoral, la universidad se ocupará de su archivo en formato electrónico abierto en un repositorio institucional y remitirá, en formato electrónico, un ejemplar de la misma así como toda la información complementaria que fuera necesaria al Ministerio de Educación a los efectos oportunos.

Verdad es que la misma ley, en el artículo 13.6, admite una excepción a este espíritu de apertura, pero las condiciones esbozadas allí no se aplican de ninguna forma al caso de Sánchez:

6. En circunstancias excepcionales determinadas por la comisión académica del programa, como pueden ser, entre otras, la participación de empresas en el programa o Escuela, la existencia de convenios de confidencialidad con empresas o la posibilidad de generación de patentes que recaigan sobre el contenido de la tesis, las universidades habilitarán procedimientos para desarrollar los apartados 4 y 5 anteriores que aseguren la no publicidad de estos aspectos.

Como ya hemos apuntado, incluso la normativa de la propia UCJC se hace eco de este espíritu, pidiendo la entrega de “Dos CDs con la tesis en formato electrónico, preferiblemente PDF no modificable (Secretaría y Biblioteca), con la carátula en color, a los efectos de su archivo, preservación y difusión en el repositorio institucional” y “Licencia para el depósito digital de la tesis en archivo electrónico y físico. El depósito implicará la cesión de forma no exclusiva a la Universidad, de los derechos de explotación de la propiedad intelectual de la obra (copyright), necesarios para esta finalidad”.

El hecho de que, según la UCJC, esta normativa no sea, en rigor, aplicable retroactivamente a la tesis en cuestión, no quita el carácter anómalo de tratarla como si fuera secreto de Estado. En la práctica, la UCJC y Sánchez se sustraen del mismo proceso de evaluación por pares que constituye el fundamento de la integridad académica. Además, la ley en la que se basa la normativa sí es aplicable al caso de Sánchez: las normas en cuestión entraron en vigor en febrero de 2012 para todos los doctorandos, aunque hubieran iniciado su doctorado antes de 2011.

También el tribunal de tesis —el cuerpo de expertos independientes que determina si la tesis es digna de un título de doctor— presenta rasgos curiosos. Para empezar, dada la ausencia de una ficha TESEO, no es fácil saber quién formó finalmente parte del tribunal. Según el diario Vozpópuli, el elenco de miembros incluía los siguientes cinco nombres: Cristina Ruza y Paz Curbera, docente de la UNED; Santiago Pérez Pérez-Camarero, profesor asociado de la Universidad de Castilla-La Mancha; Alejandro Blanco Fernández, en la actualidad consejero de Hacienda en la representación española ante la UE; y dos profesores de la UCJC: Juan Padilla Fernández-Vega, antiguo vicerrector de Extensión Universitaria, actual secretario general de la UCJC; y Ricardo José Rejas Muslera, profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas.

¿Este tribunal se ajusta a la ley? No queda del todo claro. La normativa actualmente vigente, marcada por el mismo Real Decreto del 10 de febrero de 2011 —que es la aplicable a la defensa de Sánchez— “los miembros que integren el tribunal deberán estar en posesión del título de Doctor y contar con experiencia investigadora acreditada”. Muchas universidades españoles —entre otras, las de Sevilla, Valladolid, Zaragoza y Castilla La Mancha— especifican que la experiencia investigadora acreditada equivale a un sexenio de investigación (“al menos un periodo de actividad investigadora reconocido de acuerdo con las previsiones del RD 1086/1989, de 28 de agosto”). No así la UCJC. Según Francisco López Muñoz, el director de la Escuela de Doctorado, para ser miembro de un tribunal de tesis basta con tener el doctorado.

En este sentido llama la atención que Padilla Fernández-Vega y Blanco Fernández se doctoraron apenas un año antes que Sánchez, en septiembre y junio de 2011, respectivamente. Más llamativo todavía es que a tanto Padilla como Blanco les dirigió la tesis la misma directora de Sánchez, Isabel Cepeda, y que ambos se doctoraron por la misma UCJC. Ni Padilla ni Blanco Fernández lucen un gran expediente de investigación. En suma, el tribunal, además de tener un carácter marcadamente endogámico, tiene poco peso académico.

Según los datos disponibles en TESEO, Cepeda solo ha dirigido cuatro tesis doctorales, todas en 2011 y 2012. Además de las de Padilla, Blanco y Sánchez (que, como hemos dicho, no figura en TESEO), fue directora de tesis de Jesús Gracia Sanz, Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas de la UCJC de septiembre de 2010  a septiembre de 2012. Gracia Sanz defendió su tesis durante su decanato, en diciembre de 2011.

Por otra parte, tanto Gracia Sanz como Rejas Muslera (miembro del tribunal de Padilla además del de Sánchez) tienen lazos con Belt Ibérica, S.A, “la empresa líder de servicios profesionales en el sector de la Seguridad Global y las Emergencias en España”, con la que la UCJC firmó un convenio en 2010 para ofrecer un máster en cuestiones de seguridad global. Belt Ibérica, fundado en 1994 por el ex militar Ricardo Huelin Martínez de Velasco y afincado en Majadahonda, ha contratado con numerosas entidades públicas y privadas. El máster fue dirigido por Cepeda.

El libro

Según Verónica Fumanal, directora de comunicación, la tesis de Sánchez “está publicada”. En efecto, en 2013 la editorial Delta publicó un libro titulado La nueva diplomacia económica. Innovaciones institucionales y estrategias en las relaciones económicas de España hacia Latinoamérica, Europa, Asia y África. Según afirma el propio Sánchez en su página biográfica dentro de la web del PSOE, en este libro “recogía y desarrollaba algunos de los contenidos de mi tesis”.

Como ya queda relatado, la presentación del libro el 11 de diciembre de 2013 confirmó al hasta entonces diputado Sánchez como estrella emergente dentro del PSOE y candidato firme para la Secretaría General de dicho partido. El libro volvió a presentarse el 27 de febrero de 2014 en la Universidad de Valladolid, por parte del rector de la misma, Marcos Sacristán Represa. En ambos casos, Sánchez se refirió en sus anuncios a través de Twitter y de su blog personal, de forma orgullosa, a “mi libro” (“El próximo día once de diciembre presentaré mi libro” —anotó en su blog— “[…] El libro es fruto de la tesis que, por estas fechas, defendí el pasado año en la UCJC para obtener el doctorado”.) También en Valladolid, Sánchez fue presentado como “autor del libro”.

Sin embargo, la portada del libro en cuestión presenta a Pedro Sánchez Pérez-Castejón no como autor, sino como director del mismo, mientras que en el interior se menciona, además de a Sánchez como director, a dos autores: el propio Sánchez y Carlos Ocaña Orbis. Además, el libro cuenta con prólogo de Miguel Sebastián Gascón (ex ministro de Industria, Turismo y Comercio) y un prefacio a cargo del catedrático Francisco Aldecoa Luzárraga, antiguo decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid (entre 2002 y 2010; es decir, en la era pre-Podemos dentro de dicha facultad) y candidato derrotado por partida doble (2007 y 2011) en las elecciones a rector de la propia UCM.

El libro cuenta con una breve introducción firmada por Pedro Sánchez. En ella, agradece “a quienes me acompañan con su consejo y la redacción del libro, los profesores Francisco Aldecoa, Miguel Sebastián y Carlos Ocaña”. Queda claro de qué partes de la redacción del libro se ocuparon Aldecoa y Sebastián (prefacio y prólogo, respectivamente). Pero no se explica de qué partes del libro pueda haberse encargado Ocaña. Aunque en la presentación celebrada en Madrid sí se mencionó que la tesis sirvió de base al libro, en éste la tesis no es mencionada. Más curioso es que ni siquiera aparezca citada en la bibliografía del mismo. Eso sí, la contraportada identifica a Sánchez como “doctor en Economía”.

El libro, de 162 páginas más bibliografía y anexos, presenta un panorama global de la importancia de los factores económicos en las relaciones internacionales y en la labor diplomática realizada no sólo por el Ministerio de Asuntos Exteriores, sino por otros ministerios, instituciones transnacionales como la Unión Europea, e instituciones y actores que trabajan al nivel regional y local. El texto tiene un carácter marcadamente didáctico. (Sebastián lo caracteriza en su prólogo como “un buen manual”.)

Más que proponer alguna teorización novedosa, los dos autores se limitan en gran medida a resumir —en forma de numerosos inventarios y listados— las investigaciones existentes sobre la diplomacia económica, con una fuerte dependencia en un número reducido de textos secundarios. El carácter del trabajo cabalga entre la síntesis y el refrito. El estilo es pedestre y la corrección tipográfica, algo defectuosa. Algunos párrafos se repiten literalmente en páginas diferentes (por ejemplo en las páginas 146 y 155).

La bibliografía tiene numerosos fallos y errores tipográficos. Algunas entradas están repetidas y otras ausentes. Sin ir más lejos, las dos primeras referencias del libro, que aparecen en la segunda página, son erróneas: la primera (Melissen, 1999) no figura en la bibliografía; la segunda (un trabajo de Saner y Yiu), que es citada numerosas veces en el libro, no es de 2001, como afirman los autores, sino de 2003.

¿Es una publicación académica? Cabe dudarlo. Para empezar, la estructura de la autoría es altamente anómala; el hecho de que el libro tenga un director hace pensar que se trata de un libro colectivo; impresión que queda desmentida por el hecho de tener sólo dos autores. Además, en los libros coordinados lo habitual es que figuren las autorías de los capítulos, cosa que no sucede en este caso. La edición sigue más bien la tradición de los libros en estricta coautoría. Todavía más anómalo es el hecho de que la tesis —en la que, según Sánchez, se fundamenta el libro, como ya se ha dicho— no salga referenciada en él ni una sola vez.

Y sin embargo los contenidos del libro y de la tesis coinciden casi por completo, como hemos podido comprobar cuando por fin pudimos consultar la tesis en la biblioteca de la UCJC, este mes de diciembre. Aunque la organización de los capítulos es ligeramente diferente, la bibliografía de la tesis reaparece casi idéntica en el libro, con todas las erratas incluidas. Si hubo revisión, fue mínima.

El expediente académico

Además del libro, la producción académica de Pedro Sánchez en su campo de especialización se parece limitar a tres artículos publicados (dos en 2012 y uno en 2013), dos de ellos con coautores. Sin considerar criterios de calidad, en términos puramente cuantitativos se trataría de un currículum poco competitivo en el mundo universitario español actual, incluso para una persona recién doctorada (sin contar con el hecho de que Sánchez ocupó un puesto académico durante cinco años, de 2008 a 2013). Los artículos son los siguientes:

  1. La diplomacia económica de los Planes Integrales de Desarrollo de Mercado”, con Juan Padilla Fernández-Vega de coautor, publicado en el Boletín económico de ICE, Información Comercial Española, Nº 3031, 2012, págs. 25-30;
  2. Innovaciones en la Diplomacia Económica Española: Los Planes Integrales de Desarrollo de Mercado,” con dos co-autores: Juan Padilla Fernández-Vega y Mª. Isabel Cepeda González, publicado en Anales de Economía Aplicada. Los efectos de la crisis y el futuro de la sociedad del bienestar, trabajo colectivo coordinado por Jesús Gracia Sanz, Antonio Sánchez-Bayón y Marta Pazos Seoane y publicado en 2012 por Delta y la Asociación Científica Internacional de Economía Aplicada (Asepelt), de 13 páginas;
  3. La diplomacia comercial en el centro de la diplomacia económica española,” sin coautores, publicado en el Anuario jurídico y económico escurialense, Nº. 46, 2013, págs. 345-362.

La suma de la producción de Sánchez en artículos académicos no alcanza las 40 páginas. Más de la mitad de ellas están elaboradas, además, en coautoría. Tan escaso bagaje constituye una anomalía en relación con las exigencias actuales del mundo académico en España de cara a la obtención de una plaza en una universidad. De hecho, la producción académica de un candidato a doctor acostumbra ya a ser más profusa en el momento en que deposita la tesis para su posterior defensa ante el tribunal.

Partes sustanciales de los tres artículos de Sánchez figuran también en el libro y en la tesis. Concretamente, el material del tercer artículo reaparece en los primeros dos capítulos del libro, mientras que segmentos de los primeros dos artículos reaparecen en el capítulo 3 del libro, titulado La diplomacia económica bilateral: el caso de los Planes Integrales de Desarrollo de Mercados (PIDM) y el Fondo para internacionalización FIEM. También hay solapas significativas entre los dos primeros artículos, como ilustran las tres selecciones incluidas en el anexo.

Un rápido cotejo de los tres artículos y del libro revela una solapa (casi) literal de un 50% entre el artículo 1 (en el Boletín del ICE), escrito con Padilla, y el artículo 2 (en Anales de Economía aplicada), escrito con Padilla y Cepeda. Además, las dos primeras páginas (un 14%, más o menos) del tercer artículo de Sánchez, publicado en Anuario jurídico y económico escurialense, presentan calcos (casi) literales de los dos otros artículos, sólo uno de los cuales (el del Boletín) es citado en nota a pie. Finalmente, un 45% de este tercer artículo consiste de pasajes que reaparecen (casi) idénticos en las páginas del libro.

La presencia de pasajes extensos de los artículos 1 y 2 en el tercer capítulo del libro hace que la autoría de ese capítulo 3 quede todo menos clara. Bien mirado, el texto tiene cuatro posibles autores: Pedro Sánchez (director y coautor del libro), Juan Padilla y María Isabel Cepeda (coautores de los artículos reciclados) y Carlos Ocaña (coautor del libro). (Aunque el artículo en el Boletín económico figura en la bibliografía del libro, no es citado en el capítulo en cuestión.) Eso sí, en su introducción Sánchez dice querer “destacar la inestimable ayuda de los profesores Juan Padilla, Isabel Cepeda y Patricia Soublechero”.

Ahora bien, Juan Padilla, coautor, formó parte del tribunal de tesis. La normativa no prohíbe que un coautor se incorpore a un tribunal, a menos que la tesis sea por compendio de artículos publicados, lo que no parece ser el caso de Sánchez. De todos modos, la coautoría pinta evidentemente mal, máxime por el hecho de que el tema del texto en coautoría es el mismo de la tesis.

Padilla y Cepeda son universitarios; de hecho, como ya se ha mencionado, ésta le dirigió la tesis doctoral a aquél (recordemos que fue en septiembre de 2011 y por la misma UCJC). Cepeda, que en la actualidad enseña en la Universidad Rey Juan Carlos, también ha ocupado cargos en la UCJC. El coautor del libro, en cambio, Carlos Ocaña Orbis, es el único que está empleado fuera del ámbito académico. En la actualidad trabaja como project manager del Real Madrid Club de Fútbol, donde se encarga —entre otras cosas— del diseño de la web. Hasta donde hemos podido averiguar, el coautor no estuvo presente, ni fue mencionado, en ninguna de las presentaciones del libro.

¿Cómo llega un gerente del Real Madrid a escribir un libro con un diputado del Congreso, futuro secretario general de su partido y —para colmo— hincha acérrimo del Atleti? Ocaña fue jefe de gabinete de Miguel Sebastián cuando éste ejercía de ministro de Industria en el segundo gobierno de Zapatero; en el primero, trabajó en la Oficina Económica del Presidente del Gobierno. Al volver el PP al poder, Florentino Pérez —presidente del Real Madrid y de la constructora ACS, empresa activa en la energía termosolar, área fomentada por el ministerio de Sebastián— le encontró acomodo laboral en el mundo del fútbol, como informa Thilo Schäfer en un reciente reportaje sobre Pérez en La Marea. Ocaña no tiene doctorado.

La conclusión de los hechos enumerados se perfila por sí misma: Sánchez consiguió el doctorado con base en una labor académica de calidad y cantidad ínfimas, al mismo tiempo que el prestigio generado por el título y la publicación del libro basado en la tesis —escrito en aparente coautoría pero presentado en público como exclusivamente suyo— le sirvieron como trampolín para el avance de su carrera política. Ambas cosas —y los intentos por esconderlas limitando el acceso a la tesis— suponen una lamentable desvirtuación de los criterios académicos.

Dos varas de medir: universidad pública y privada

No es casual que el doctorado de Pedro Sánchez sea de universidad privada. Casos como el suyo se explican, en parte, en base a las diferentes reglas de juego para universidades privadas y públicas. Para las últimas, por ejemplo, es imprescindible estar pertinentemente acreditado ante la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), cuya puesta en pie habría tenido lugar con el fin de renovar y fortalecer la universidad española. (Irónicamente Cepeda, la directora de tesis de Sánchez, se presenta en LinkedIn como “especialista en elaboración de Acreditaciones (formularios y documentación) para la Aneca en todas las modalidades”.)

Esta acreditación —cuyos criterios de evaluación piden “que los solicitantes acrediten una actividad investigadora intensa, desarrollada de forma continuada en el tiempo”— es necesaria para todo tipo de plazas de profesor, excepto para la poco frecuente figura de titular interino. En el caso de las privadas, en cambio, la ley requiere tan sólo la acreditación del 60% de su personal docente con grado de doctor. (No se especifican limitaciones en cuanto al porcentaje de personal docente sin doctorado, por lo que en teoría una universidad privada podría nutrir su docencia de meros licenciados.) Así se explica que el propio Sánchez pudiera entrar como profesor en 2008, antes de doctorarse; o que el mismo decano de la universidad se pudiera doctorar después de asumir su puesto.

Esta diferencia de requisitos para las universidades privadas en España va en evidente detrimento de la meritocracia, pero también de la calidad del profesorado y, por tanto, de la educación. En este sentido, el modelo español de universidad privada contrasta con el modelo de la universidad privada de prestigio, como es el caso de las norteamericanas (Princeton, Harvard, Yale, Columbia, Georgetown, etc.). Así también se explica el abismo entre Estados Unidos y en España en términos de ranking. ¿Cabe importar modelos de éxito del exterior sin importar también sus criterios de calidad?

* Sebastiaan Faber es profesor de Estudios Hispánicos en Oberlin College. Otra colaboración de cara a la presente investigación permanece en el anonimato debido a los riesgos académicos que, según ha sido advertido el interesado, podría conllevar su firma en este trabajo de cara a su situación laboral y futuro profesional. Agradecemos a Bécquer Seguín y a David Jorge su ayuda en esta investigación

lamarea

Share

Telefónica instalará desfibriladores en más de 160 tiendas de Decathlon

Telefónica instalará durante los próximos meses columnas de rescate semiautomáticas en las más de 160 tiendas y los seis centros logísticos de Decathlon España.

Ambas compañías han alcanzado este acuerdo enmarcado en un proyecto a medio plazo para luchar contra la muerte súbita cardiaca, una alteración que sólo se puede revertir si se tiene cerca un desfibrilador. En opinión de los expertos, el acceso rápido a la desfibrilación es clave a la hora de atender un paro cardiaco: 10 minutos es el tiempo máximo para salvar la vida de una persona.

Así, el proyecto de Decathlon y Telefónica busca crear esos espacios cardioprotegidos con asistencia inmediata 24 horas para que cualquier persona pueda salvar vidas en caso de emergencia.

Decathlon tiene la voluntad, y la responsabilidad, de promover la seguridad y la salud de clientes y colaboradores, no sólo a través de la práctica deportiva, sino también garantizando tiendas más seguras para todos ell@s, respondiendo a su sentido de hacer accesible el deporte al mayor número de personas.

Telefónica instalará para ello desfibriladores externos semiautomáticos en lugares estratégicos y de gran afluencia de público de los centros Decathlon a nivel nacional, y realizará su mantenimiento integral, tanto preventivo como correctivo. El aparato, una vez activado en caso de emergencia, realiza automáticamente llamadas al 112 gracias a la SIM que incorpora la operadora.

Mientras llega la asistencia de los servicios de emergencias, personal no sanitario -previamente formado por personal de Telefónica- se hará cargo del desfibrilador semiautomático, y un dispositivo le irá indicando los pasos a seguir mediante voz. El aparato realiza una evaluación del estado de la víctima y sólo en caso de parada cardiaca aplicaría la descarga eléctrica necesaria para revertirla.

Estos desfibriladores semiautomáticos pesan en torno a 2 kilos y cuentan con capacidad para administrar hasta 30 descargas. El Servicio Integral de Cardioprotección suministrado por Telefónica a los centros Decathlon introduce un nuevo concepto de prevención en materia de sanidad destinado a impulsar el acceso público a la desfibrilación como principio fundamental para mantener la cadena de supervivencia de las personas que sufren un paro cardiaco.

eleconomista

Share

La Policía detiene en su casa a Willy Toledo

La Policía Nacional ha detenido la tarde este miércoles en su domicilio de Madrid al actor Willy Toledo. Según fuentes policiales, el arresto ha sido ordenado por el juez de Instrucción 11 de Madrid, que le acusa de un presunto delito de vulneración de sentimientos religiosos por un comentario publicado en Facebook.

El también productor y activista se había negado en dos ocasiones a comparecer ante el magistrado, que hace ocho días ya ordenó su arresto para garantizar su personación este jueves, cuando había sido citado por tercera vez.

El actor debe responder a la denuncia de la Asociación Española de Abogados Cristianos por un comentario en la popular red social el 5 de julio de 2017 cuando escribió: «Yo me cago en Dios. Y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María». Toledo hizo aquellos comentarios a raíz de la noticia de que una juez sevillana había decidido sentado en el banquillo a tres mujeres por haber paseado una vagina gigante como si de un paso de Semana Santa se tratara.

Toledo tenía intención de participar esta tarde en un acto en el Teatro del Barrio de Madrid, donde se había preparado una vigilia en espera de su arresto, que finalmente se ha producido unas horas antes.

El propio Toledo ha confirmado a través de Facebook su arresto. «Me detienen. Se nos jodió el guateque. Vamos pallá. Poloniaaaaaaaa», continúa el mensaje.

hoy.es

Share