Don Juan Carlos y doña Sofía “anunciarán su separación”, según el diario ‘La Repubblica’

Los Reyes Juan Carlos y Sofía, la Reina Letizia y la Princesa de Asturias, serán aforados en un mes

Un diario italiano ha publicado este martes una información sobre los que han sido los Reyes de España. ‘La Repubblica’ asegura en su edición impresa quedon Juan Carlos y doña Sofía estarían a punto de “anunciar su separación definitiva”. El medio no habla de un divorcio, sino de una separación que podría ser anunciada “en breve y a través de un comunicado oficial”.

Según fuentes de la Casa Real a las que menciona el periódico, la reina “ha aguantado en silencio muchos años” y tras la abdicación de don Juan Carlos, “no tiene necesidad de ocultar la realidad”.

En las últimas semanas no hemos visto juntos a los que han sido los Reyes de España hasta el pasado mes de junio, ya que han veraneado por separado. Doña Sofía aterrizó en Mallorca en julio y allí ha estado durante todo el verano con su hermana Irene y con sus nietos (los primeros días de las vacaciones).

Por su parte, don Juan Carlos ha permanecido en Madrid recuperándose de su última operación de cadera y no hemos podido verle en ningún acto oficial. Además, su hija, la infanta Elena, ha estado muy pendiente de él y le ha acompañado en sus largos paseos para rehabilitarse con más rapidez.

http://www.teinteresa.es/

Share

Seis meses de cárcel para una mujer por golpear a un agente de Movilidad y darse a la fuga con su coche tras ser multada

La Audiencia Provincial de Madrid debe decidir estos días si admite el recurso presentado por Transparencia y Justicia contra la decisión del juez de seguir el proceso contra la presidenta del PP madrileño,Esperanza Aguirre, por una falta de lesiones. La acusación popular solicita que ésta sea juzgada por un delito de desobediencia grave.

El titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid decidió continuar el caso contra Aguirre por una falta de lesiones a consecuencia de que el pasado 4 de abril la dirigente popular decidiera darse a la fuga de unos agentes de Movilidad –que controlan el tráfico de la capital madrileña– que le estaban multando por aparcar en un carril bus en una céntrica calle de la capital. Al salir con su coche, tiró la moto de uno de los funcionarios, quien incluso ha aportado a la causa un parte de lesiones.

Tanto los agentes como una patrulla de la Policía Municipal, que fue alertada del suceso, siguieron a Aguirre hasta su domicilio, ya que la expresidenta de la Comunidad hizo caso omiso a los avisos de alto, según la versión de todos los agentes. En la causa, se personó la asociación Transparencia y Justicia, que ha solicitado ante la Audiencia Provincial de Madrid que el asunto siga por un delito de desobediencia grave, que lleva aparejada una condena de entre seis meses y un año de cárcel. El recurso fue interpuesto a finales de mayo, pero el tribunal todavía no ha resuelto.

Precisamente el mismo órgano judicial ya condenó a una mujer por un delito de desobediencia grave por un hecho similar. Ese caso, ocurrido en 2007 –aunque la sentencia de la Audiencia Provincial sea de hace algo menos de dos años–, juzgó a una mujer que aparcó en la madrileña estación de Atocha, en un carril de entrada en el que está prohibido el estacionamiento. Los agentes le informaron de que no podía aparcar en ese lugar, pero la acusada no escuchó la advertencia y salió del coche.

Desobedecer a la autoridad

Cuando regresó, los funcionarios le anunciaron que iban a multarla, instante en el que ella subió al vehículo, lo puso en marcha y golpeó a uno de los agentes, que previamente le había ordenador detenerse. Los funcionarios, apoyados por otra patrulla, fueron detrás de ella, le ordenaron que se detuviese, pero la mujer hizo caso omiso hasta que fue interceptada en un semáforo en rojo. En este último proceso, el juez de instancia le condenó por un delito de atentado cometido con medio peligroso y por otro de lesiones a dos años y medio de cárcel. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Madrid admitió parcialmente el recurso de la condenada y le rebajó la pena a un delito de desobediencia grave, que es el mismo que la acusación popular solicita para Esperanza Aguirre y que se tradujo en seis meses de prisión.

Los sindicatos recuerdan que los de movilidad sí son agentes de la autoridad y rechazan las acusaciones de machismo

El tribunal entendió entonces que se ajustaba más a derecho argumentar que la conductora había desobedecido gravemente a la autoridad en el ejercicio de sus funciones. Según explica la sentencia, el artículo 550 del Código Penal, que recoge la desobediencia grave, “describe como uno de los modos del delito de atentado el de la resistencia activa grave; es decir, queda definido el atentado por la nota de la actividad y la nota de la gravedad”. Y añade: “Siendo esto así, por las propias declaraciones de los agentes policiales, no cabe inferir que la intención (dolo) de la acusada estuviera dirigida a acometer contra ellos, sino más bien a desobedecer sus mandatos consistentes en deponer su actitud. Y como quiera que su conducta fue reiterada, no podemos calificarla de leve, sino de desobediencia grave”.

En el caso de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, los agentes de Movilidad no pudieron notificarle los dos boletines de denuncia que le habían interpuesto, porque ella decidió abandonar el lugar de los hechos antes de que éstos se lo permitieran. Una de las multas fue por aparcar en un lugar prohibido y la otra por no querer entregar la documentación obligatoria requerida.

Tras la persecución hasta el domicilio de Aguirre, los agentes de laGuardia Civil que escoltan su casa, dada su condición de exministra del Gobierno, intervinieron por ella y arreglaron el parte por el golpe que Aguirre había propinado a una de las motos de los agentes. También reconocieron la existencia de una víctima en el incidente.

Hasta que la Audiencia Provincial no tome ninguna decisión, el juez de instrucción sigue con la investigación. Ya requirió el testimonio de una camarera que presenció los hechos así como todas las cámaras de seguridad que había en la zona y que captaron el momento de la fuga.

http://noticias.lainformacion.com/

Share

En España hay 583.000 viviendas nuevas sin vender

El ‘stock’ de vivienda nueva pendiente de venta sumaba 582.911 unidades al cierre del ejercicio 2012, un volumen similar al que registraba a la conclusión de 2008, el primer ejercicio de la crisis, si bien arrojaba una disminución del 10,3% respecto al máximo de 649.780 viviendas sin vender que registró en 2009.

Barcelona, con 47.466 pisos, Alicante (47.022 unidades) y Madrid (42.821 viviendas) son las provincias con mayor ‘stock’ de pisos a cierre de 2012, según recoge el análisis del mercado residencial en España realizado por el área de Real Estate de Deloitte.

En el lado opuesto, las provincias que acabaron ese año con menos pisos pendientes de venta son Cáceres, con 467 unidades, Badajoz (620) yCantabria (849). No obstante, un total de 46 provincias vieron reducir su parque de viviendas a la venta durante el año 2012.

Cuatro años de sueldo para comprar piso

El estudio de Deloitte revela asimismo que el esfuerzo financiero necesario para comprar un piso en España es inferior a la media de la UE, una caída que la firma principalmente atribuye “al descenso acumulado del precio de la vivienda en el país desde el inicio de la crisis”.

En concreto, en España era preciso destinar 4,4 años de salario individual bruto para comprar un piso a cierre del año 2013, frente a los 6,1 años de sueldo que se necesitaban en Europa. No obstante, este ratio se eleva además hasta los 8,5 y los 7,9 años de retribución en el caso de países como Reino Unido y Francia.

En España, Barcelona y Guipúzcoa son, por cuarto ejercicio consecutivo, las provincias donde es preciso un mayor esfuerzo financiero para acceder a un piso, dado al mayor precio que la vivienda presenta en estas zonas. En el lado opuesto, La Rioja, Lleida, Murcia y Pontevedra son las que menos años de salario requieren.

Share

Podemos no garantiza que sus propuestas puedan aplicarse en España

El perfil medio del votante de Podemos, joven urbano con estudios superiores

El éxito venía explicado por un fuerte sentimiento de ruptura con el bipartidismoapoyado con un programa que  claramente entroncaba con los deseos más básicos de los votantes: renta universal para cualquier ciudadano por el mero hecho de serlo, impago de la deuda, jubilación a los 60, subida del salario mínimo… 

Pero lejos de quedarse en un fenómeno puntual, las encuestas vienen avalando el éxito de Podemos en unas eventuales elecciones generales. La última, de Sigma Dos, coloca a la formación como tercera fuerza política, con un 21’2% de los votos, y a escasa distancia de un PSOE en caída libre, que obtendría el 22’3% de sufragios. El PP sería vencedor, aunque con un ajustado 30’1%.

Determinar cuánto hay en este éxito de factor “castigo” a los dos partidos mayoritarios  o de confianza en sus propuestas es uno de los grandes retos para la formación de Iglesias que, en la segunda quincena de octubre, celebrará su gran Asamblea Constituyente. Un encuentro, de dos días de duración, en el que se definirán programas y objetivos.

Porque, a día de hoy, desde Podemos  admiten que no existe un programa definido y que su texto para Europa podría no tener encaje en la realidad española. Así lo ha confirmado uno de sus ideólogos, Juan Carlos Monedero, en conversación con este periódico.

Desde la formación insisten en que sus propuestas electorales, también las de mayor calado, como la de la renta universal o la de una rebaja de la edad de jubilación hasta los 60 años, fueron planteadas desde el principio para un escenario muy concreto, el de la UE y que por tanto, a día de hoy, no existen garantías de que se puedan trasladar a nuestro país.  Para conocer su viabilidad, la formación ha encargado a varios economistas que elaboren informes, sobre los que decidirán si esas propuestas se incorporan finalmente a un eventual programa con el que concurrir a unas generales.

Las propuestas, avanza Monedero, irán acompañadas de su correspondiente cuantificación y también de cuál serán los métodos de financiación. En uno de los últimos círculos de economía celebrados ya se apuntó que serían necesarios unos 145.000 millones de euros adicionales para sufragar la propuesta de la renta básica.

Podemos basó la financiación de sus propuestas para las europeas en dos datos: los  400.000 millones de euros que se habían destinado para la ayuda a los bancos y un incremento mínimo, calculado en el 5%, del PIB comunitario. Consideraban que  ello sería suficiente para sufragar las medidas,  “pero eso era en el programa europeo”, remarca Monedero, “entendimos que con las ayudas a la banca y con el presupuesto europeo, había dinero, pero no en las generales. Tendremos que presentar un programa en su momento”.

Desde Podemos descartan que ello suponga una incoherencia con sus principales planteamientos, incluso cuando supone poner en cuestión alguna de sus grandes medidas de “enganche”  “lo que hay que ser es coherente con la realidad de cada país. Y cuando haces un programa, según para qué elecciones lo hagas, habrá diferencias”, afirma.

Tampoco concretan si esa renta básica, en caso de aprobarse, sería “universal” o estaría limitada a los colectivos más vulnerables. Lo único que matizan es que sería una renta mínima, que cubriría las necesidades, pero proporcionaría un nivel de vida “bastante limitado”.  “Serviría para compensar el trabajo y ayudaría también a que los trabajos fuesen un poco más decentes, a que no tengamos que depender de cualquier trabajo que nos ofreciesen”.

Los expertos ponen en duda su viabilidad para España

La propuesta de Podemos podría tener encaje en Europa, pero ¿en España? Los expertos consultados cuestionan su viabilidad, y argumentan algunas consecuencias negativas que podría tener aplicar esas medidas.

Subida del salario mínimo e imposición de un salario máximo obligatorio

El programa electoral que Podemos llevaba a las elecciones europeas proponía un  “incremento significativo” del salario mínimo interprofesional, si bien desde la formación no concretaban en cuánto debería elevarse. Además, se establecía que ese salario estuviesevinculado “proporcionalmente al salario mínimo interprofesional”.

Pero elevar el salario mínimo podría tener como consecuencia inmediata, según algunos expertos que las empresas decidan no contratar, porque tendrán que pagar más a los trabajadores. Esa pérdida de contratos implicaría además una pérdida en la tributación por el IRPF. Para un salario en torno a 30.000 euros anuales, el cálculo sería de una pérdida de hasta 14.000 millones de euros.

Además, para algunas pequeñas y medianas empresas elevar el salario de forma obligatoria podría conllevar un gasto adicional que quizás no podrían asumir. “En la actual situación económica, es muy dificil que se pueda subir significativamente el salario mínimo. Es una medida de implantación progresiva”, opina Miguel Vázquez Taín, profesor de Economía Pública y Sistemas Fiscales de la Universidad de Santiago de Compostela.

¿Y limitar el salario máximo? La propuesta parecería tener un apoyo mayoritario entre los ciudadanos. Pero hace unos meses, los suizos votaron una propuesta similar para limitar el salario máximo de los directivos a doce veces el menor de los salarios de los empleados. Y dijeron que no.

El economista Juan Ramón Rallo, profesor de la Universidad Católica de Ávila y de la escuela ESEAD,  apunta a uno de los efectos perversos que podría tener esta medida, “se elimina el mercado de trabajadores altamente cualificados, ya que los accionistas ya no pueden competir por los mejores directivos ofreciéndoles los salarios más elevados de los que les ofrece el resto de compañías”.  Esto, por tanto, afectaría a una de las  capacidades de las empresas para incentivar a los mejores profesionales.

Adelanto de la jubilación a los 60 años

En su programa europeo, Podemos propone adelantar la jubilación a los sesenta años y, además, el “derecho a disfrutar de una pensión pública no contributiva, de calidad, y que garantice una vida decente tras la jubilación”. Esa cuantía, afirman, se igualaría, como mínimo, al salario mínimo interprofesional.

Adelantar la edad de jubilación supondría, de entrada, que habría que pagar un margen adicional de cinco o siete años de más, teniendo en cuenta la edad actual establecida. Actualmente, el Estado destina 125.000 millones de euros, el 30% de su presupuesto, a sus más de ocho millones de pensionistas.

“Esa partida se incrementaría de un plumazo a una cantidad todavía mayor. ¿40%? ¿Cómo se va a pagar?“, se pregunta Carlos Salas, periodista y experto en economía y autor del blog Zoom Boom Crash, en lainformacion.com.  “una persona de 60 años que salga del sistema laboral se convierte en clase pasiva: el Estado debe destinar más dinero a pensiones”.

Consideremos que se incorporan al sistema de pensiones todas las personas de 60 a 65 años. Esta población en nuestro país, según datos del INE, supondría incorporar al sistema de pensiones a 2.492.775 personas. Tomando como referencia el actual salario mínimo interprofesional, de 752’85 euros, supondría 1.876’68 millones de euros. “Jubilarnos antes suena bien, pero no lo veo viable. Ya en este momento nuestro sistema está en entredicho, estamos echando mano de la hucha de las pensiones”, opina el economista  Vázquez Taín. “Si a eso le sumas una renta básica para todo el mundo y otras propuestas, resulta insostenible”.

Renta básica para todos los ciudadanos por el hecho de serlo

Es, sin duda, una de las propuestas estrella de la formación de Pablo Iglesias, el “derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos por el mero hecho de serlo y, como mínimo, del valor correspondiente al umbral de la pobreza con el fin de posibilitar un nivel de vida digno“.

Esta renta supone, además, que las prestaciones sociales, tales como pensiones o ayudas de desempleo, por menor cuantía a este ingreso quedarán suprimidas y sustituidas por éste. El programa electoral no establece, en cambio, de qué cantidad estamos hablando, aunque sí que el coste se cubriría a través de una reforma progresiva del IRPF y de la lucha contra el fraude fiscal.

 A comienzos de agosto, el tema se planteó en el Círculo de Podemos dedicado a Economía, que  valoró la cuantía de esta propuesta en torno a los 250.000 millones de euros. Al mismo tiempo, al sustituir ciertas pensiones y ayudas al desempleo que se situasen por debajo de su cuantía, podría suponer un ahorro de 90.000 millones de euros en pensiones y 15.000 en desempleo.  De esta forma, por tanto, el gasto vendría a ser de unos 145.000 millones de euros.

El planteamiento surgido entonces fue de 1000€ a menores de 18, 6.000€ a personas en edad laboral y 8.000€ a jubilados. Aunque es una propuesta. ¿Cuáles podrían ser las consecuencias? Una renta básica para todos aumentaría la capacidad de consumo, aunque también afectaría a la producción, “los perceptores de una renta no  se sienten necesariamente empujados a producir los bienes y servicios más valorados por el resto de las personas, aunque sí desean consumirlos. Como es obvio, sólo puede consumirse aquello que previamente ha sido producido, de modo que si cada uno de los productores se dedicara a fabricar lo que a él individualmente le apetece en lugar de lo que los demás individuos demandan, la calidad de los bienes por redistribuir se iría deteriorando y el sistema colapsaría, en medio de una pauperización generalizada”,opina el economista Juan Ramón Rallo, profesor de la Universidad Católica de Ávila.

Este experto propone como ejemplo que los agricultores decidan a dedicarse a otras actividades más placenteras, como servicios a la comunidad “entonces la sociedad tendría una absoluta carestía de alimentos, al tiempo que registraría un excedente en la oferta de servicios sociales

“El problema de la renta básica estatal no es que fomente la vagancia, sino que destruye gran parte del orden y de la coordinación existente en la división del trabajo“, dice este economista.

¿Cómo se financiaría? Podemos propone financiar esa renta con una reforma progresiva del IRPF, lo que algunos expertos interpretan como una subida de impuestos. España es el tercer  país de la zona euro con un impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) más alto, según los datos que recoge la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

El tipo máximo aplicable en nuestro país se sitúa en el 52%, sólo por debajo de Portugal (53%) y Bélgica (53,7%), y muy lejos de la media de la región que está en el 43,4% (8,6 puntos porcentuales de diferencia). Sin embargo, nuestro país está también entre los que menos recaudan. En 2012, por ejemplo, el Gobierno recaudó tras su reforma solo unos 800 millones de euros de los 5.000 previstos.

“Lo que plantean está más bien pensado para un modelo nórdico, en el que el peso del sector público supone alrededor del 50% del PIB, pero aquí, hoy por hoy, no lo veo viable. Tendría que ser una reforma total del sistema de financiación y esto se tendría que hacer a través de un proceso muy paulatino”, dice el economista Miguel Vázquez Taín. Los resultados, por tanto, serían a largo plazo.

La otra vía de financiación propuesta por la formación de Pablo Iglesias pasa por la persecución del fraude fiscal. Esto se haría, entre otras medidas, mediante la “persecución y endurecimiento de las sanciones del delito fiscal”, la implantación de la Tasa Tobin sobre transacciones financieras,  el aumento de recursos destinados a la persecución de los delitos fiscales, que se considerarán como tales a partir de los 50.000 euros de cuota defraudada, y la eliminación de los paraísos fiscales, entre sus medidas principales.

Pero surge la duda, ¿un solo país podría decidir suprimir los paraísos? “cada país tiene soberanía, pero unilateralmente apenas tendría efecto“, explica José María Mollinedo, secretario general del Sindicato de Técnicos de Hacienda, GESTHA. “Un gobierno puede decidir llegar a acuerdos con entidades financieras, pero el evasor optará por aquellos países con los que no tiene acuerdo. En España, por ejemplo, tenemos el caso de Gibraltar, que ha firmado acuerdos con otros países, pero con España se niega por cuestiones de soberanía”.

¿Cuánto supondría, por ejemplo, perseguir la economía sumergida? La tasa de economía sumergida en España está situada en el 24’5%, lo que nos pone a la cabeza del fraude. “pero acabar con esto es un objetivo muy ambicioso”, opina Mollinedo. “Algunas medidas que nosotros proponemos, como ampliar los recursos humanos destinados a perseguirlo, compartir  bases de datos tributarias, y adoptar una gestión compartida con consorcios tributarios, podrían ayudar a reducirlo”, afirma,  Con  ello, sin embargo, dicen, apenas se obtendrían 38.000 millones de euros al año.

Eliminar la evasión fiscal significaría 88.000 millones de euros como máximo. “Acabar con el fraude lo vemos como una utopía deseable, pero no realizable. Para nosotros lo realizable sería alcanzar el nivel europeo, porque en ese momento ya te puedes plantear reducir aún más, al nivel de Austria, al 8%. Pero desde un 24’6% parece un cambio muy drástico”.

Prohibir despidos a las empresas con beneficios

Es otra de las medidas incluidas en el programa europeo de Podemos. A falta de concretar si se trasladaría a España, los analistas señalan también algunas consecuencias negativas: “Esta medida supone que automáticamente se coarte la libertad que tienen las empresas en el mercado”, opina Vázquez Taín. Entre tanto, Juan Ramón Rallo opina que la responsabilidad no debería recaer unicamente en las empresas, “la exigencia no debería ser la de prohibir esos despidos, sino la de reformar el mercado laboral”.  Es decir, esta propuesta no debería utilizarse como excusa para no reformar un mercado inflexible para proporcionar trabajo a sus ciudadanos.

Según Salas, “el absentismo laboral pasará del 6% a una cifra mayor. ¿Y qué hacemos con los empleados insolidarios y perezosos? ¿Y con los ejecutivos inútiles? ¿Aguantarlos para siempre?”

Dejar de pagar la deuda

La propuesta de Podemos no explicita qué parte de la deuda se dejaría de pagar, tan solo que eso se determinaría mediante una “auditoría ciudadana de la deuda pública y privada para delimitar qué partes de éstas pueden ser consideradas ilegítimas para tomar medidas contra los responsables y declarar su impago”.

La crítica de los analistas pasa sobre todo por su repercusión en el contexto internacional. “Vivimos en un mundo globalizado. Por tanto, ¿quién tendrá confianza en nosotros? Si rompemos las reglas, corremos también el riesgo de quedarnos fuera del sistema.

 “Cambiaría la opinión de las agencias de calificación sobre España que pondrían la nota de deuda española al borde del bono basura, la prima de riesgo se dispararía, los inversores extranjeros ya no verían tan atractiva a España, aumentarían los costes de la deuda y no tendríamos dinero para financiar los gastos del Estado, entre ellos pensiones, salarios de funcionarios, obras públicas, hospitales…”, señala Carlos Salas.

Apoyo a las pymes

El programa afirma que se promoverá “el protagonismo de la pequeña y mediana empresa en la creación de empleo resaltando el papel de las entidades de la economía social”. Pero, al mismo tiempo, proponen “un aumento de los tipos impositivos del Impuesto de Sociedades”.  Si se sube el impuesto a las pymes, ¿se crearán más?.

Recuperación del control público en los sectores estratégicos de la economía (telecomunicaciones, energía, alimentación, transporte, sanitario, farmacéutico)

El programa establece que se habrá de garantizar una participación mayoritaria pública en sus consejos deadministración y/o creación de empresas estatales que suministren estos servicios de forma universal. Además, se reconocerá el “derecho patrimonial de la ciudadanía sobre las empresas públicas y el carácter meramente gestor de los gobiernos sobre las mismas”.

Toda privatización, por tanto, debe hacerse mediante referendum, ya que supone la venta de activos colectivos propiedad de la ciudadanía. ¿Significará entonces que no es posible la iniciativa privada? Parece ser así, al menos en caso de esos sectores.  ¿Y significará que la ciudadanía recibirá algún tipo de compensación si se decide esa venta de activos? No se determina.

“El discurso de quienes defienden la titularidad pública de ciertos sectores económicos: y es que su objetivo real –consciente o inconsciente– no es que los ciudadanos sean propietarios reales de esas compañías, sino que la casta política goce del privilegio de gestionar y de manejar a su antojo los ahorros de los ciudadanos forzosamente inmovilizados en unas compañías que no habría que calificar de “públicas” sino de “estatales”, opina Juan Ramón Rallo.

Según este experto, lo “objetable” no es que se transfieran los derechos de propiedad, sino que esa transferencia la administraran los políticos y no los propios ciudadanos en calidad de copropietarios.  “El mal funcionamiento de los sectores privatizados no se debe a que no los estén manejando directamente nuestros políticos, sino a que los siguen manejando indirectamente mediante numerosísimas regulaciones que limitan la verdadera competencia”.

Control del BCE

Desde Podemos se propone que el Banco Central Europeo esté supeditado “a las autoridades políticas”. “Ya lo está”, opina Salas, “A Alemania, que es el país que pone más fondos para equilibrar el euro. Alemania no desea que los políticos piensen que el BCE es la ‘maquinita del dinero’ (como las cajas de ahorro españolas politizadas), y que se dediquen a tirar del BCE como si fuera su hucha particular para hacer pistas de nieve en secano, o aeropuertos sin pasajeros. ¿Quién va a pagar eso? ¿El BCE? Ni harto de vino, dice Alemania.”

 http://www.teinteresa.es/

Share

‘En Cuba, nadie tiene una presencia como la de España’

Transformación pacífica con elementos de continuidad, o radical con riesgo de violencia. Esta es, según Carlos Alonso Zaldívar, embajador en Cuba entre 2004 y 2009, la disyuntiva para un cambio que ya ha comenzado. Factores y actores dentro y fuera de la Isla favorecen el primer escenario.

En agosto de 2004, Carlos Alonso Zaldívar llegó a Cuba como embajador en uno de los momentos más bajos para las relaciones diplomáticas bilaterales. La Posición Común impulsada en la Unión Europea por el gobierno español en 1996 y las sanciones aprobadas en 2003 contra la Isla congelaron el diálogo político. En su primer discurso en la embajada en La Habana, dejó claro que su misión era lograr el deshielo y la aproximación a un país en el que “nadie tiene una presencia comparable a la española, en ningún aspecto”.

Durante los cuatro años y medio de estancia en Cuba, la política de España se actualizó teniendo en cuenta no solo los vínculos históricos, económicos, sociales y culturales entre los dos países, sino aplicando una política hacia la Isla que tuvo presente la seguida por la mayoría de los países latinoamericanos, así como los cambios que se perfilaban en Estados Unidos. Fueron años de polémica en el Congreso de los Diputados y en los medios de comunicación españoles sobre la aproximación del gobierno de España a un régimen que seguía cerril en el terreno de los derechos humanos. Pero Alonso Zaldívar no tiene dudas respecto a que se hizo lo correcto: “Cada política tiene su tiempo. Y esa política que empezamos a esa dirección”.

De la embajada en Cuba se trasladó a la embajada en Brasilia. Retirado hoy de la vida diplomática, intentamos que escribiera otro de sus artículos provocativos en POLÍTICA EXTERIOR. Lleva años diciendo amablemente “no”. En esta ocasión, tampoco aceptó la invitación. Como miembro del consejo asesor de la revista, organizamos una charla para comentarle nuestra idea de dedicar a Cuba una serie de artículos que ayuden a entender los cambios que se están produciendo e intuir por dónde podría ir el futuro de la Isla. La charla se cerró de forma inesperada con el acuerdo de una entrevista.

El punto de partida es su convencimiento de que “si España se desentiende de Cuba, perderá categoría como Estado. Nuestro compromiso con Cuba es mucho más alto que con cualquier otro país de Latinoamérica”. Diplomático y también Ingeniero Aeronáutico, Alonso Zaldívar nos sorprende con un guión perfectamente trazado. “De Cuba se habla de folklore y voy a tratar de que se hable de la sustancia”, asegura. Nos sorprende también con una petición: quiere abrir la entrevista con una declaración inicial:

“El sistema económico y político cubano está abocado a transformarse profundamente. La gran disyuntiva a que se enfrenta cualquier política respecto a Cuba es, o dar prioridad a que esa transformación sea pacífica –aunque ello conlleve cierta continuidad institucional y personal–, o dar prioridad a que la transformación sea radical –pese a que eso pueda generar inestabilidad y violencia–.

España tiene sólidas razones para preferir que la transformación del régimen cubano se desenvuelva pacíficamente. Entre ellas: la existencia de una importante colonia de españoles en la Isla que debe proteger; la importancia de unas relaciones comerciales y económicas que le interesa preservar y potenciar; sus fuertes lazos con las manifestaciones más destacadas de la cultura cubana. A estos factores se suman otros internacionales como el interés de España en actuar respecto a Cuba en sintonía con los principales países latinoamericanos, y la conveniencia de evitar un choque con Estados Unidos que podría darse si surge violencia en la Isla.

De producirse en Cuba un cambio marcado por la inestabilidad y la violencia, los citados intereses españoles se verían negativamente afectados. Por el contrario, con una transformación pacífica se verían potenciados.

La transformación pacífica del sistema económico y político cubano es también lo que quiere la mayoría de los cubanos. Quiero subrayar esto porque muestra que entre los intereses de España y la actitud de la mayoría de los cubanos hay sintonía y ninguna contradicción.

Cuando hace 10 años fui nombrado embajador en Cuba para impulsar una política basada en los criterios anteriores, ese mandato encontraba resistencias formidables. Las autoridades cubanas habían suspendido la interlocución con España. EE UU mantenía su política tradicional de forzar cambios radicales en la Isla, aunque generaran inestabilidad y violencia. Muchos países de la UE, carentes de una política propia respecto a Cuba por falta de intereses en la Isla, se alineaban sobre todo con EE UU. La política española solo encontraba respaldo desde algunos importantes países latinoamericanos.

Como espero que vaya quedando de manifiesto en nuestra conversación, hoy las cosas han cambiado bastante, y es eso lo que me ha llevado a aceptar esta entrevista. Lo hago para reivindicar que esa política formulada por España hace 10 años se está mostrando acertada… aunque todavía dista de haber alcanzado sus objetivos.”

* * *

– Darío Valcárcel y Áurea Moltó (Política Exterior, PE). ¿Quién manda en Cuba?

Carlos Alonso Zaldívar (CAZ). En Cuba no manda Fidel. El día que Fidel se vistió de chándal lanzó un mensaje al mundo diciendo “yo he dejado de mandar”. Ese mensaje lo entendieron los cubanos. Fidel sin verde olivo no era el comandante en jefe. Lo curioso es que muy pocos en el resto del mundo se dieran cuenta. Ahora manda Raúl con su grupo de fieles, que lo son por lealtad y porque su edad y/o falta de relaciones externas les impide tener una agenda propia. Raúl ha creado un grupo de leales que además no tienen capacidad de hacer otra política diferente a la suya. Díaz Canell puede mandar mañana, según vayan las cosas.

– PE. ¿Qué pretende Raúl?

CAZ. Cambiar Cuba sin perder el control. Su problema no es “cambiar”, su problema es “mantener el control del cambio”. Lo que no quiere Raúl es que en Cuba ocurra algo similar a lo que pasó en la Unión Soviética. Evitará eso a cualquier precio. Raúl aborda los cambios y Fidel, simplemente estando vivo, les da una legitimidad que Raúl por sí solo no posee.

– PE. ¿Está cambiando la política de EE UU respecto a Cuba?

CAZ. Sí. Netamente. Después de 50 años están aceptando (tácitamente) que prolongar una guerra fría local con Cuba les resulta contraproducente. Recientemente ha habido tres manifestaciones notables en este sentido. La primera, una carta de 44 firmantes, entre ellos Negroponte, dirigida a Barack Obama, indicándole que se requiere un cambio de política hacia Cuba. La segunda, una visita a Cuba del presidente la Cámara de Comercio de EE UU para hablar de relaciones económicas. Y, tercera, una filtración, no casual, de un capítulo de las memorias de Hillary Clinton en el que dice a Obama que la política seguida hasta ahora juega claramente a favor de los Castro. Pronto habrá más… Ahora bien, ¿levantará EE UU el bloqueo? La respuesta es que si Raúl necesita tiempo, EE UU también. Raúl tiene grandes problemas que resolver y de difícil solución. El ejecutivo de EE UU no puede cambiar gran parte de la política hacia Cuba porque depende del Congreso. Los dos necesitan tiempo.

– PE. ¿Qué actitud mantienen hoy otros países respecto a Cuba?

CAZ. La Posición Común de la UE respecto a Cuba siempre fue poco común y, además, no ha logrado nada por ser una política unilateralmente impuesta a Cuba. Esto ya lo sabía EE UU. Cuba ha sido capaz de resistir sus presiones más potentes y era evidente que no se iban a doblegar ante un papel hecho por los europeos en cuatro días. Ahora la UE ha empezado a negociar con Cuba un acuerdo bilateral de cooperación política y económica, como los que tiene con una gran cantidad de países. Esto terminará eliminando la Posición Común que solo existe para Cuba, que no creo que sea ni remotamente el gobierno más abyecto del mundo.

La geopolítica latinoamericana empuja en la dirección de liberalizar Cuba en términos económicos y políticos. Esto es importante porque ejerce mucha más influencia que cualquier declaración de cualquier país occidental. Brasil entiende que puede y le interesa ser un socio importante en Cuba (está invirtiendo en el Mariel y haciendo otras muchas cosas). México ha entendido que no debe perder influencia en Cuba, como le ocurrió en ciertos periodos. Colombia negocia su más grave problema, el de la paz, en La Habana… Podríamos seguir con la lista. Un país especial es Venezuela que mantiene con Cuba una relación intensa. Hay una parte conocida: Cuba recibe de Venezuela algo que necesita, el petróleo de cada día; y Venezuela recibe algo que necesita, médicos, maestros y algo que acepta, apoyos a sus instituciones militares y servicios de inteligencia. Pero además Venezuela –al margen del juicio que le merezca a cada uno la evolución de ese país– tiene elecciones. Para un cubano es difícil de comprender que su país se entienda tanto con otro que tiene elecciones con pluralismo mientras en el suyo no las hay. De este modo, incluso Venezuela juega a favor de la apertura política de Cuba.

En resumen, si hace 10 años España no se hablaba con el gobierno cubano, hoy nos hablamos. Si EE UU promovía un cambio radical amenazando la paz cubana, hoy parece empieza a adoptar una posición coadyuvante a un cambio pacífico. La UE –creo que más por seguimiento a EE UU. que por iniciativa propia, pues a la UE le importa muy poco Cuba– está moviéndose en la misma dirección. Latinoamérica está ejerciendo una influencia liberalizadora en Cuba y, como debe ser, lo hace respetando su soberanía (la pasada reunión cumbre de la Celac en La Habana fue una expresión manifiesta de respaldo a la política de Raúl Castro). También hay otras cosas, China y Rusia seguirán ganando posiciones en Cuba mientras EE UU y la UE no cambien más su política. Hagamos cuentas y veamos si los planteamientos de España tenían o no sentido.

– PE. ¿De qué manera lo que suceda en Venezuela puede afectar a los cambios en Cuba?

CAZ. Inventarse un escenario no me parece muy útil, pero pongamos una referencia. Una posibilidad, venga como venga, es que Cuba se quede sin su suministro de 100.000 barriles de petróleo diarios de Venezuela. Cuba lleva mucho tiempo tratando de cubrir esa eventualidad. En los momentos críticos siempre ha sabido encontrar alguien que le apoye. Es una gran habilidad de su política exterior. Por otro lado, Cuba puede influir en el proceso venezolano. Los servicios de inteligencia cubanos opinan que si las autoridades de Venezuela no son capaces de atajar la inseguridad ciudadana que azota a su país y cortar cualquier implicación oficial con el narcotráfico, tendrán un problema serio a medio plazo. Cuba sabe mantener la seguridad ciudadana y cortó drásticamente los intentos del narcotráfico de asentarse en la Isla. La Habana puede ejercer más influencia en Venezuela que otros con malas maneras.

– PE. ¿Quién trabaja dentro de Cuba a favor de un cambio pacífico?

CAZ. El gran problema del cambio en Cuba era el paso desde “con Fidel a sin Fidel”. La retirada de Fidel planteaba incertidumbres. Muchos especulan si manda más Fidel o Raúl, yo creo que los dos hermanos han resuelto la incertidumbre con ingenio. Fidel respalda los cambios que ha emprendido su hermano, y así les da una legitimidad ante los sectores más reacios del cambio. Los dos hermanos han encontrado una solución en tándem.

La Iglesia Católica, que no es cualquier cosa, trabaja por el cambio pacífico que desea la mayoría de los cubanos porque está próxima a muchas comunidades populares de la Isla (si bien no tanto como las comunidades españolas presentes en las 19 provincias). De aquí viene una confluencia entre la Iglesia Católica y la diplomacia española: los dos tocamos el fondo de la sociedad cubana. Solo lo hacen más, claro está, los comités de defensa de la revolución. El análisis del cardenal Jaime Ortega siempre ha sido muy similar al de España. La iglesia se entendió siempre con Fidel. Cuando entró Raúl la iglesia tuvo miedo, porque el entendimiento con Fidel era muy personal. Hoy está claro que con Raúl también se entiende. Esto contribuye y empuja el cambio pacífico.

También trabajan a favor del cambio pacífico unas generaciones de cubanos bien formados que no pueden poner en valor su capacitación porque el sistema cubano no funciona. Los jóvenes estudian con afán porque saben que la formación es su único recurso. Luego se deprimen cuando comprueban que lo que van a poder hacer en la Isla está tres o cuatro grados por debajo de su capacitación. Eso es terrible. Tanto que muchos emigran.

Nadie dentro de la Isla organiza un cambio violento. El último que lo intentó fue Eloy Gutiérrez Menoyo, cubano y español, ya muerto, que tuvo su propia guerrilla en el Escambray mientras Fidel la tenía en Sierra Maestra. Entonces se entendió con Fidel y luego se desentendió y volvió a la guerrilla. Lo metieron en la cárcel, salió, se exilió en Miami y, al cabo de un tiempo, volvió a Cuba sin documentación y montó su partido, Cambio Cubano, que era la oposición más moderada. Desde entonces, nadie se ha levantado contra Fidel. La realidad es que quien no soporta el régimen, prefiere el exilio al enfrentamiento. Y eso, guste o no, contribuye a que el cambio pueda ser pacífico.

– PE. ¿Qué fuerzas se resisten o temen un cambio aunque sea pacífico?

CAZ. Hay seis millones de cubanos no activos (de una población total cercana a los 12 millones) que viven de la protección social (en forma de pensiones, servicios y productos subvencionados). El 68 por cien del presupuesto cubano es gasto social. Sabiendo como viven, nada resulta más natural que el temor de estas personas a que ese gasto se reduzca o, no digamos, desaparezca. Esto genera una fuerza de resistencia al cambio. Hay otros cuatro millones de activos trabajando directamente para el Estado cuyo más que escaso salario se complementa con productos subvencionados. Entre estos empleos, hay muchos redundantes llamados a desaparecer. También esto produce temores comprensibles.

También hay resistencias ideológicas y políticas en el Partido Comunista, incluso en algún sector del ejército o de la Policía Nacional Revolucionaria. Pero la auténtica resistencia que explica el ritmo lento de las reformas procede de la dificultad de hacer el país más productivo sin lanzar a la indigencia a millones de personas. Ese es el problema de fondo que tienen que resolver Raúl y su gente. Una terapia de choque aplicada a Cuba destruiría el país para una o dos generaciones.

– PE. ¿Qué cambios se están produciendo?

CAZ. La más dura crítica a los resultados de la Revolución Cubana es que después de 50 años, los cubanos que cumplen la ley no pueden vivir dignamente. Es una crítica demoledora. Lo diré más claro: para subsistir, los cubanos tienen que robar. Fidel lo reconoció en un discurso en la Universidad de La Habana. ¿Ha cambiado esto? Está cambiando. Hoy unos 500.000 cubanos son “cuentapropistas”, lo que significa que sus ingresos no dependen del Estado. En mis años de embajador eran unos 100.000. El número de cubanos que pueden vivir sin depender del Estado, me parece el indicador que mejor mide los cambios que se están produciendo en Cuba. 500.000 representa el 12 por cien de la población activa (4,5 millones de personas).

Otros cambios importantes son que hoy los cubanos tienen libertad para salir del país; pueden ir a los hoteles donde van los turistas (nada ofendía más la dignidad de los cubanos que en su país no pudieran ir al hotel al que iban los extranjeros). Hay una nueva ley de inversión extranjera, hay cambios en la agricultura y en otros sectores. Pero, cualquier cambio crea nuevos problemas, y de esto se habla poco.

–PE. ¿Se refiere a la posibilidad de una brecha social en Cuba que pueda dar origen a un conflicto interno?

CAZ. No tengo una respuesta a esta pregunta aunque es importante. Cuba ha vivido medio siglo en igualdad –impuesta si se quiere– y nunca ha experimentado tensiones sociales serias, pero ahora pueden surgir. Voy a poner un ejemplo extremo. Los mejores jugadores de béisbol cubanos –que son muy buenos y cobran nada– llevan años escapándose a las ligas americanas que les pagan mucho. Ahora pueden hacerlo legalmente. Dos de ellos hoy están jugando en Japón y ganan 1,2 millones de dólares por temporada (el Estado cubano se queda con el 20 por cien). En un grado menor también tienen ingresos muy superiores a la media bailarines que trabajan fuera, escritores y pintores que venden en Europa y EE UU. Me refiero a artistas que viven o pasan temporadas en la Isla. Aunque a escala menor, los médicos y otros profesionales cubanos que temporalmente trabajan en Venezuela, en Brasil y en otros países, también tienen ingresos superiores a los del cubano de a pie. Paso a paso. otro tanto empieza a pasar con los cuentapropistas. Esta diferenciación económica es algo nuevo que va a generar tensiones sociales difíciles de administrar.

Otro problema es que el cuentapropismo no alcanza, ni de lejos, a absorber la reducción de empleos en entidades públicas. Una solución potencial a esto está en la agricultura. Resolvería además problemas presupuestarios, porque Cuba importa el 80 por cien de la comida que consume. En la agricultura se han introducido cambios pero hasta ahora la producción agrícola no despega. Ha mejorado el abastecimiento alimenticio pero con subida de precios. Si la agricultura despegara los precios bajarían. La dificultad está en que un sector de la economía difícilmente se moderniza si la modernización no alcanza a todos los sectores. En el sector agrícola trabajan 1,3 millones de cubanos, pero, hay que decirlo todo: a los cubanos no les gusta el campo. En Cuba la revolución industrial empezó antes que en España (mejor dicho, que en el resto de resto de España). La iniciaron los británicos cuando invadieron La Habana en 1762 industrializando la producción de azúcar. El primer tren y el primer teléfono que tuvo España estuvieron en Cuba. Cuba tiene una tradición industrial y el cubano es urbanita. No obstante, volver a crear una agricultura productiva me parece un camino obligado para resolver los problemas de Cuba.

– PE. ¿Hay algo que funcione bien en Cuba?

CAZ. Un ejemplo notable es el tabaco, que le proporciona a Cuba un ingreso anual de unos 500 millones de dólares. Se gestiona con la combinación de una compañía nacional cubana que tiene acusadas particularidades –como la notable autonomía de unos agricultores que son artistas de la hoja de tabaco–, y una compañía privada extranjera (durante muchos años española) que comercializa los puros. Muchos grandes empresarios españoles han pasado por Cuba, y casi todos vinculados al tabaco (César Alierta, Antonio Vázquez, Pablo Isla…). Cuba ya está consiguiendo que los chinos empiecen a fumar puros y si eso continúa… puede resultar mejor que el petróleo.

¡Claro que se pueden hacer bien las cosas en Cuba! Otro ejemplo menos simpático que el tabaco es el MININ, ministerio del Interior, que funciona muy bien… quizá funciona demasiado. En Cuba las cosas pueden funcionar, y la prédica política más efectiva consiste en lograr que las cosas funcionen. Los hoteles españoles que dan empleo a cubanos y servicios a extranjeros, lo han logrado. Ese es el discurso más potente sobre la posibilidad y necesidad de transformar Cuba.

– PE. ¿Tiene potencial de crecimiento Cuba?

CAZ. Mucho y, si le van saliendo bien las cosas, sorprenderá. Hagamos un balance de Cuba con sus activos y pasivos. Entre los activos está que son pocos habitantes muy cohesionados como sociedad; muy bien educados, hay un millón de titulados superiores y medio millón de estudiantes universitarios; la mujer está presente en el trabajo en todos los niveles, la población está sana y la esperanza de vida es alta… Conseguir algo así cuesta generaciones, pues bien, Cuba ya lo tiene en un grado superior a la mayoría de los países latinoamericanos. Cuando se leen informes sociales y económicos de esos países, resulta que lo que necesitan es formación, cualificación, sanidad…, lo que Cuba ya tiene.

Entre los pasivos destacaría la hemorragia de jóvenes cualificados que se van. Año tras año salen 20.000 jóvenes con visas de EE UU, (lo que muestra que a Washington no le interesa una crisis abierta en Cuba, aunque no lo diga). Sumando visados de otros países y salidas irregulares, deben ser unos 40.000 los que se van cada año. Siendo yo embajador, en el consulado de La Habana se celebraban cada año unos 4.000 matrimonios, más o menos como en Madrid o Barcelona. La gran mayoría de esos matrimonios se traducen en visados. Estos datos para un país que tiene ya una demografía negativa, son un grave problema. El esfuerzo histórico para crear generaciones formadas que luego se van –algunos legalmente y otros jugándose la vida– cuestiona el sistema. Y ellos lo saben mejor que nosotros.

Otro pasivo: un sistema económico disparatado. No intenten entender en qué medida es socialista o capitalista, nadie lo sabe. Es un agregado incoherente de ocurrencias. Hay cosas que funcionan (pocas) y cosas que no funcionan (muchas), eso sí lo saben los cubanos. En su evolución ha tenido prioridad la distribución sobre la producción y, cuando no ha habido más remedio que producir, ha prevalecido encontrar apoyos extranjeros (Rusia, Venezuela…) y pedir sacrificios a la población (en las zafras o en el “periodo especial”), antes que proponerse generar una producción nacional eficiente. El balance es que han creado unos activos muy valiosos y unos pasivos venenosos.

¿Qué hacer? –que diría Lenin–. Mi respuesta es conservar los activos, que cuesta generaciones crear, y liquidar los pasivos, lo que puede hacerse en años con leyes y decretos. Para eso hay que crear un clima social y político que permita aplicar esas leyes y decretos, sean sobre inversión extranjera, unificación de la moneda, medidas para dar mayor espacio al mercado…, sin fracturar gravemente a la sociedad cubana. Gobernar bien Cuba significa llevar sin traumas excesivos a cerca de 12 millones de cubanos desde lo que hoy son a lo mucho más que pueden ser mañana.

– PE. ¿Qué papel está desempeñando el ejército en el proceso de cambio?

CAZ. Por su prestigio y el poder que tiene es un árbitro de hecho. Ese prestigio le viene de que no se ha visto involucrado en operaciones represivas contra la población. Eso es algo que nunca ha hecho y sabe que hacerlo podría dividirlo y debilitaría la seguridad exterior del país, lo que sería aprovechado por algún mal vecino. El prestigio también le viene de su participación en guerras como la de Angola. Casi nadie comentó en Europa que en el funeral de Nelson Mandela habló Raúl Castro y no lo hizo ningún europeo. Suráfrica, Angola, Namibia, le deben mucho a los cubanos. ¿Qué nos deben a los europeos y a EE UU? Volviendo a lo que estamos, veo más probable que el ejército respalde un programa de reformas que no sean demasiado traumáticas y menos probable que arriesgue su prestigio implicándose en la represión social.

– PE. ¿Y cuál es hoy el papel de la oposición? ¿Podría canalizar el descontento existente?

CAZ. La oposición clásica no, porque no trabaja con campesinos, obreros, estudiantes. No trata de organizar a los sectores descontentos de la sociedad, sino que se dedica a exportar crítica política contra el régimen para generar fuera presiones más contundentes contra él. Por eso sus campos de actividad son las embajadas y agencias de prensa, y no los centros de trabajo o de estudio. Ese tipo de oposición vive de subvenciones de programas promovidos por los anticastristas de Miami y no puede canalizar el descontento interno. De hecho, se está desvaneciendo; Oswaldo Payá, su representante con más talla moral, ha muerto. Y además ha aparecido una nueva oposición que ha eclipsado a la vieja. Se llama Yoani Sánchez. Ella no acepta lo que acabo de decir, pero lo ha hecho.

Yoani tiene otro estilo, dice, “nuestro Dow Jones es el precio de la costilla de cerdo” y, efectivamente, ese es el camino. Asegura que no hace política sino ciudadanos. Eso es apostar por los cubanos, la mejor política. Es lo contrario de lo que hace la oposición clásica, apostar por países extranjeros. Es natural que los planteamientos de Yoani tengan mucho más alcance, pero está en una posición vulnerable. Si el gobierno respeta el nuevo medio digital que ha creado, “14 y Medio”, indicará que Raúl es capaz de coexistir con una oposición razonable. Desde luego, la oposición que encarna Yoani Sánchez es más capaz de conectar con la sociedad cubana.

– PE. ¿Qué dinámica está dirigiendo los cambios actuales?

CAZ. Toda la política cubana se mueve en un triángulo de tensiones. La tensión entre mantener el sistema económico actual y abrir la economía a la iniciativa privada. La tensión entre mantener el sistema de partido único y ampliar las libertades. La tensión entre salvaguardar la soberanía o fiar el futuro de Cuba al patronazgo de EE UU u otros países. El orden de prioridades hoy es: la soberanía ante todo; la economía hay que cambiarla; de la política, ya hablaremos. Lo digo para que se entienda que en Cuba el tema de la soberanía es clave. –

PE. Y en este esquema, ¿dónde quedan los derechos humanos?

Al gobierno cubano no se le puede doblar el brazo en el tema de derechos humanos por las malas. No lo ha logrado EE UU durante medio siglo pese a haber recurrido a todo tipo de tácticas. Eso no quiere decir que no se puedan lograr pequeñas cosas importantes. España ha sacado presos, se han firmado convenios de derechos humanos (que, es cierto, siguen a espera de ratificación), hoy se puede acceder a las cárceles, se podría lograr que la Cruz Roja regresara a Cuba e hiciera un papel importante… Hay una vía por la que se puede avanzar a pequeños pasos, siempre que de verdad se busque una mejora real de los derechos humanos y no usar sus vulneraciones como metralla contra el sistema. Solo España ha avanzado por esa vía. Ningún otro país europeo ha liberado presos políticos cubanos. También lo ha hecho EE UU gracias a Jesse Jackson y Jimmy Carter.

Y otra idea esencial sobre esta cuestión: la política cubana de derechos humanos es un reflejo especular de la política de EE UU hacia Cuba. Si EE UU da patadas a Cuba, Cuba responde con patadas en el trasero de la disidencia. Eso significa que la variable decisiva del comportamiento de Cuba en materia de derechos humanos la tiene EE UU. De aquí que limitar la política hacia Cuba a los derechos humanos sea un error, pues entonces tu política la marca EE UU. Eso es lo que implica la Posición Común de la UE. Claro que, si es eso lo que deseas, no es un error.

* * *

A la altura de dos horas, la entrevista se convierte en una conversación. Las preguntas han ido perdiendo importancia frente a la pasión del discurso y las reflexiones tanto espontáneas como meditadas de Alonso Zaldívar. Si nos sorprendió con su declaración inicial, vuelve a sorprendernos aún más con el cierre, convencidos de que el embajador-ingeniero ha convertido en entrevista un artículo trabajado párrafo a párrafo:

“Cada año que pasé en Cuba, tuve ocasión de charlar con Gabriel García Márquez sobre Fidel. Lo que perseguía era tratar de entender mejor cómo ve Fidel a España. Pocos conocen a Fidel como Gabo. Gabo me decía que Fidel es un “españolazo”. Cuando –discrepando– le comentaba que Fidel mostraba mucha desconfianza hacia España, la respuesta de Gabo era que Fidel sospechaba de todo. Yo le respondía diciendo que comprendía esa actitud en una persona contra cuya vida se ha atentado tantas veces, pero subrayaba que España nunca había hecho semejante cosa. Puedo dar fe de lo contrario, pues España hizo lo necesario para que un doctor español de su confianza interviniera a Fidel cuando cayó gravemente enfermo. ¿Por qué entonces? Llegué a la conclusión de que Fidel desconfía de España porque es un aliado (en la OTAN) de EE UU. Fidel es consciente de que nadie sabe tanto de Cuba como España, lo que nos convierte en un canal privilegiado que EE UU tratará de utilizar. Me consta que nuestros servicios de inteligencia no se dejan, pero sigo pensando que eso es una dificultad para la relación bilateral.

Fidel se siente incomprendido. Sabe que vive en un mundo en que las referencias dominantes están establecidas en términos de poder y de capacidad económica y que se le juzga desde esas referencias: “es un autócrata” (porque quiere todo el poder para él) o “su concepto económico es un desastre” (porque la Isla es más pobre, aunque sea menos desigual, que en 1959).

Mi opinión es que Fidel opera sobre todo con una visión “ético-religiosa”. Fidel no tiene como objetivo mantener el poder per se. Tampoco mejorar las condiciones de vida de los cubanos per se. Solo esto ya le separa de casi la totalidad de los dirigentes actuales. El poder para Fidel es un instrumento para organizar comunidades con valores y comportamientos alejados del individualismo consumista occidental. Fidel está más cerca de san Ignacio de Loyola que de Aznar o Lenin. A Fidel, Cuba se le queda pequeña y, como san Ignacio, pretende que sus valores cobren vida en otras partes del mundo. Primero lo intento con guerrillas, hoy lo hace con médicos. Y Fidel, lo que nadie esperaba, ha demostrado que es capaz de ceder su poder al darse cuenta de que había chocado con sus límites, como hizo san Ignacio”.

Portada

Share

El paro subió en agosto en 8.070 personas, hasta un total de 4.427.930 desempleados

Agosto no es un buen mes para el empleo. Salvo el año pasado, cuando el paro cayó en 31 personas, siempre aumenta el desempleo por el fin de la campaña de verano. Y así ha ocurrido también este año: el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 8.070 personas, por lo que la cifra total de desempleados se eleva hasta los 4.427.930 personas. Son datos que ha publicado hoy el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Otro dato preocupante de las cifras que hoy se han publicado es la notable caída de los afiliados. Durante el mes pasado, la Seguridad Social perdió casi 100.000 afiliados y puso también fin a una racha de seis meses consecutivos al alza. La cifra total de ocupados al cerrar el mes alcanzaba los 16.649.521 afiliados.

El dato es importante porque acaba con la racha de descensos que llevaba registrando el paro en los últimos seis meses. Además, como se ha dicho, contrasta con el dato de hace un año, cuando el paro bajó por primera vez en un mes de agosto desde el año 2000 al descender en 31 personas.

En los últimos diez años, el paro registrado había aumentado por término medio en los meses de agosto en 49.025 personas.

En cualquier caso, los datos que ha publicado hoy empleo arrojan toda una batería cifras algo mejores: en términos desestacionalizados, el paro registrado ha disminuido en 11.091 personas. Se trata del descenso más acusado en un mes de agosto desde el año 2002, con excepción del año pasado.

Durante los últimos doce meses el paro registrado ha disminuido en 270.853 personas, lo que supone la mayor caída en un mes de agosto de toda la serie histórica. La tasa interanual se sitúa en el -5,76%.

Desde que en mayo de 2012 alcanzase un valor máximo del 12,5%, esta tasa ha caído en más de 18 puntos. Por su parte, la reducción acumulada del paro registrado durante los ocho primeros meses del año, 273.408 personas, es la mayor desde 1998.

Para la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo “estas cifras mantienen la tendencia positiva de medio plazo en el empleo que tanto la EPA, la afiliación y el paro registrado vienen manifestando en el último año”.

Edad y nacionalidad

Entre los menores de 25 años, el paro ha disminuido en los últimos doce meses en 20.020 personas, lo que ha supuesto una caída del 4,9%.

Respecto a los extranjeros, en agosto se han contabilizado 508.422 parados, 10.144 menos que en el mes anterior.

Por comunidades autónomas, el paro ha disminuido en ocho y lo ha hecho en mayor término en Galicia (3.340 parados menos), por delante de Castilla y León (2.699) y Canarias (1.574 menos). Por contra, ha subido en nueve autonomías y en especial lo ha hecho en la Comunidad Valenciana, con 7.372 parados más, y Cataluña, 3.385.

Por sectores económicos, el desempleo se ha reducido en agricultura en 6.894 personas, un 3,12 % menos; mientras que ha subido en industria, 5.780 parados más, el 1,27%; en construcción donde se ha incrementado en 162, el 0,03%, y en servicios, con 15.161 desempleados más, el 0,54%. Por último, el colectivo sin empleo anterior se ha reducido en 6.139 personas, el 1,60%.

Número de contratos

Durante el mes de agosto se registraron 1.135.109, que suponen 91.943 más de los que se firmaron hace un año, en agosto de 2013.

En concreto, 72.955 contratos de trabajo fueron de carácter indefinido, que representan el 6,43% de todos los que se realizaron. En cambio se firmaron 1.062.154 contratos temporales.

Con todo, la secretaria de Estado de Empleo ha destacado que desde marzo se han encadenado seis meses en los que la contratación indefinida ha crecido a ritmos superiores al 15%, algo que no sucedía desde 2006.

Gasto en prestaciones

En cuanto a las prestaciones por desempleo, en julio (los datos siempre van con un mes de retraso) se alcanzaron los 2.524.715 beneficiarios.

El gasto total de los servicios públicos de empleo  en prestaciones de desempleo ascendió a 1.989,8 millones de euros el pasado mes de julio, un 18,4% menos que en igual mes de 2013.

El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y excluyendo el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 806,8 euros, lo que supone un descenso de 61,1 euros (-7%) sobre el mismo mes del año 2013.

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario alcanzó en julio los 788,3 euros, con un descenso de 32,7 euros sobre el mismo mes de 2013 (-4%).

http://www.eleconomista.es/

Share

Los consejeros de Educación piden a Wert que ponga cerco a las universidades online

José Ignacio Wert, ministro de Educación

Cuando un alumno trabaja o vive lejos del campus suele optar por la vía de la universidad a distancia, la online. En España, hay más de 230.000 estudiantes de grados y másteres que prefieren esta opción antes que la universidad tradicional. Esto ha creado cierta animadversión entre las comunidades autónomas, ya que han pedido al ministro de Educación, José Ignacio Wert, quien ya prepara un nuevo decreto para regular la apertura de universidades, que aumente los controles sobre ellas.

Según una información de El País, Wert ha reconocido públicamente la preocupación de las regiones por “la proliferación de las universidades no presenciales”. “No estamos en contra de estos centros, pero tienen que cumplir con una serie de requisitos”, ha indicado la directora general de Universidades del Gobierno de Asturias (PSOE), Miriam Castro. A esto, ha añadido que “para llevar el rótulo de universidades debe haber exigencias que garanticen que esto no es un mercado de títulos”.

Y es que los consejeros de educación de las comunidades autónomas critican que para abrir una universidad a distancia no hay tantas trabas como en las tradicionales y de que pueden atraer a alumnos de otras regiones sin que ellas tengan un control institucional. Por ejemplo, todos los títulos, tanto presenciales como no, deben pasar un primer filtro de la agencia de Evalución Aneca, del Ministerio de Educación. Es decir, un examen escrito sobre papel del proyecto que la universidad envía a la agencia, cuyo control llega seis años más tarde. En las presenciales, hay una revisión regional de la oferta, algo que no existe para las online, ya que trabajan en distintas autonomías con estudiantes de todas partes, tal y como se hace eco el citado diario.

Wert está preparando un nuevo real decreto de creación de centros, del que ya hay un borrador, para que sustituya al único que hay sobre esto, aprobado en 1991. En aquellos tiempos, tan sólo existía la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), que data de 1972. Posteriormente, abría la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), con fondos de la Generalitat, y otras cuatro privadas: Udima (Universidad a Distancia de Madrid), Internacional de La Rioja (UNIR), Isabel I de Castilla (Burgos) y la Universidad Internacional Valenciana (VIU).

Sin embargo, el borrador de este nuevo real decreto se centra más se centra más en reducir los requisitos de apertura para las presenciales que en las online. Entre otras exigencias, no obliga a cubrir con los títulos todas las ramas del conocimiento (Humanidades, Ciencias, Tecnología…) como hasta ahora y elimina la necesidad de considerar la demanda por mayor población escolar. La oposición considera que todo esto beneficia a los campus privados.

A las online tan sólo las menciona para reducir el número de profesores. Las presenciales tienen que tener un docente por cada 25 alumnos, mientras que las no presenciales, uno por cada 100.

El secretario general de Universidades de la Junta de Andalucía, Francisco Trigueros, ha indicado que “el Ministerio tiene que tener una metodología de trabajo, una visión de conjunto para dar garantía a los alumnos. Sin esto, la traza de garantía se pierde y puede llevar a que el sistema pierda reconocimiento”. El rector de la universidad pública de La Rioja, José Arnáez Vadillo, ha pedido más supervisión porque “los organismos de control deberían revisar más los recursos humanos y garantizar la calidad. La formación online debe pasar los mismos filtros”, según recoge El País.

Otras de las reglas que exigen es que haya una lista con las titulaciones susceptibles de que sean aprendidas a distancia. Por ejemplo, la UNED no oferta Medicina, mientras que, a principios de 2014, la Academía de Dermatología y Venereología paró un máster que pretendía ofertar la UNIR.

 http://www.elboletin.com/

Share

Escrache de Marea Granate Uruguay a Zapatero en Montevideo.

Jose Luís Rodríguez Zapatero visita Montevideo, una de las ciudades con mayor número de nuevos emigrantes españoles. Como además coincidía con el 3er aniversario de la reforma constitucional que instituyó la pérdida total de soberanía a favor de los mercados, decidimos hacerle una visitilla.

Share

Marhuenda advierte que los Pujol harán ‘como los Blesa o los Mario Conde’ que no han devuelto un euro

Paco Marhuenda, director de La Razón

En la COPE, los tertulianos analizaban la actualidad delcaso Pujol y Francisco Marhuenda dejaba claro que “difícil tiene que ser robar el primer euro o la primera peseta, pero después viven tan felices y tan contentos, ahí están los Blesas o los Marios Condes, que son multimillonarios y no han devuelto nada” se quejó el director de La Razón, mientras que Fernando Jaúregui recordó que no se puede llegar a saber cuánto ha defraudado Jordi Pujol.

“Hoy viene el primer ministro de Andorra a Madrid y se reunirá con Mariano Rajoy y seguramente le dé explicaciones de lo que ha hecho Andorra en el Caso Pujol”, señaló este tertuliano de la emisora episcopal.

“Hay un informe del CSIC que apunta que en los años 80 Pujol ya había tomado dinero”, agregó Jaúregui. Por su parte, Marhuenda defendió a los gobiernos centrales que estaban en el poder cuando Pujol era presidente de la Generalitat, ya que cree que no sabían nada.

http://www.elboletin.com/

Share

CGT saca a la calle el ‘coño insumiso’ contra el alcalde “acosador” de Los Barrios

Una procesión del 'coño insumiso' en Sevilla.// LAURA LEÓNUna procesión del ‘coño insumiso’ en Sevilla.// LAURA LEÓN

El sindicato CGT se manifiesta a las 9,30 horas de este lunes en Algeciras (Cádiz) para protestar contra el “maltrato a las mujeres por parte del PA”. La protesta coincidirá con el juicio que se llevara a cabo por la denuncia de una extrabajadora municipal de Los Barrios (Cádiz) contra el alcalde barreño, Jorge Romero (PA), “por insultos, acoso, coacción e intimidación”.

En una nota de prensa, CGT explica que los hechos ocurrieron en la avenida Carlos Cano, junto al coso taurino de La Montera, donde se recogían firmas contra el posible derribo de la plaza coincidiendo con la celebración de la fiesta del toro embolao el Domingo de Resurrección.

Una extrabajadora del Ayuntamiento de Los Barrios se encontraba allí y denunció que Romero se dirigió a ella “profiriendo comentarios como floja, enchufada o vaga”, cuando protagonizaba junto a otros compañeros el mencionado acto reivindicativo y de protesta.

Éste “no es el único caso de maltrato sobre las mujeres al que tiene acostumbrado Romero”, asegura CGT, que recuerda que el Tribunal Superior de Justicia “ya condenó el año pasado a la institución municipal con 3.000 euros por trato vejatorio hacia una trabajadora a la que se tuvo que restituir a su puesto original”.

La manifestación tenía previsto salir a las 9,30 horas desde la puerta del Ayuntamiento de Algeciras, donde se encuentra el grupo municipal andalucista, hasta el juzgado de lo social. En ella CGT portará el estandarte del “coño insumiso” como representación “de lo que el alcalde barreño piensa cuando ve una mujer”.

CGT denuncia públicamente con esta representación “lo soez de los actos que cometen personas que llegan al poder, como es el caso del andalucista Romero, dejando ver su  verdadera personalidad no igualitaria con las mujeres”, y se pregunta “qué interés puede tener el PA en mantener en la formación a este individuo”.

Share