Mary Kaldor: «Si Europa colapsara, podría haber una nueva guerra global»

La británica Mary Kaldor tiene 73 años y –al menos– dos almas. La primera (cronológicamente) es la de la activista, miembro de organizaciones pacifistas como Ciudadanos de Helsinki (Helsinki Citizens), que ayudó a fundar y fue muy activa contra las fratricidas guerras surgidas en los 90 por el desmoronamiento de la antigua Yugoslavia. La segunda es la de la académica y referente europea para el análisis de los conflictos y su gestión.

Irrumpió primero en la escena con su teoría sobre el fin de las ‘viejas guerras’ anteriores a los 90, que dieron paso a las ‘nuevas guerras’ de hoy, en las que ya no hay reglas, la división en dos únicos bandos contendientes ha quedado obsoleta y la estrategia es obtener el poder sembrando miedo y odio. Teorías que primero fueron recibidas con algunas críticas, pero que no han perdido vigencia, y que se suman a sus posteriores reflexiones sobre la necesidad de una doctrina de seguridad para Europa, plasmadas en el ‘Informe Barcelona’ (redactado con motivo del Fórum Universal de las Culturas, en el 2004).

Tras desarrollar experiencias con Naciones Unidas y en el Stockholm Internacional Peace Reasearch Institute, Kaldor dirige el programa de investigación de sociedad civil y seguridad de la prestigiosa London School of Economics. EL PERIÓDICO la ha entrevistado con motivo de la inauguración de la Bienal Archipiélago Mediterráneo (BAM) de Transeuropa, un festival organizado por European Alternatives y celebrado hace unas semanas en Palermo (Italia).

–En 1999 publicó ‘New and old wars’, donde, entre otras conclusiones, hacía énfasis en que, a partir de los años 90, se difuminó la distinción entre la guerra y la delincuencia organizada. ¿Qué queda hoy de aquel análisis?
–Diría que esa realidad hoy es mucho más evidente. Al principio, me criticaron mucho por el libro, decían que era inapropiado el uso del término ‘nuevas guerras’ cuando en el mundo desde siempre se han producido dramas como la limpieza étnica. Eso es cierto, pero lo que yo observé es que en los nuevos conflictos había elementos novedosos, al estar involucrados grupos movidos más por la violencia en sí misma que por la victoria militar, a los que el extremismo les ha resultado funcional. Estas ‘nuevas guerras’ se producen en situaciones de quiebra de los estados y tienen tendencia a extenderse en el espacio y el tiempo.

«Las nuevas guerras se producen en situaciones de quiebra de los estados y tienden a extenderse en el tiempo. Es el caso de Siria y Libia»

–¿Es lo que está ocurriendo en Siria y Libia, por ejemplo?
–Exactamente, Siria y Libia son dos conflictos que revisten estas características.

–¿Cuál cree que fue su aportación al análisis de los conflictos? 
–En aquel momento, quise resaltar que los métodos tradicionales [para zanjar los conflictos] ya no funcionaban a causa de las mutaciones en la naturaleza de las enfrentamientos. Se ha demostrado que las intervenciones militares pueden provocar más violencia; que la asistencia humanitaria, desgraciadamente, a veces ha acabado en manos de algún bando y que los procesos de paz han terminado contribuyendo a legitimar a algunos grupos armados. Es lo que ocurrió en los Balcanes [durante las guerras de los 90] y, como digo, está ocurriendo actualmente en Siria.

–En un reciente ensayo suyo, citó el drama de los migrantes que están en la frontera entre México y Estados Unidos, como un «síntoma mórbido» del nuevo desorden mundial. ¿Lo puede explicar? 
–Antonio Gramsci ya lo dijo: «La crisis consiste en que lo viejo está muriendo y lo nuevo no consigue nacer, en este interregno surge toda una serie de síntomas mórbidos». Es esto lo que veo yo. Estamos en una transición del viejo modelo industrial basado en los combustibles fósiles y en el consumo masivo, y nos movemos hacia algo que todavía no ha nacido.

–¿Estamos en una especie de limbo, entonces?
–No sé si lo llamaría ‘limbo’, pero sí hay personas que intentan tomar y ejercer el poder usando todo tipo de ideologías extremistas: el nacionalismo, el racismo… Esto tiene consecuencias muy peligrosas para la sociedad. Parece que somos incapaces de reformar nuestras instituciones para encontrar formas de vivir mejores a las que tenemos ahora.

–¿Qué le preocupa en concreto del rumbo que está tomando la sociedad?
–Bueno, soy británica y, por tanto, estoy profundamente preocupada por el ‘brexit’. Me preocupa desde un punto de vista personal, claro, porque estoy muy implicada con Europa y adoro la libertad de movimiento. Es horrible que nos la quiten. Pero también me preocupa que el Reino Unido se divida. Es un proceso que está creando muchas tensiones y creo que Escocia puede acabar independizándose y puede haber una unificación de Irlanda del Norte con la República de Irlanda, o una nueva guerra. Estoy muy preocupada por mi sociedad.

«Después del ‘brexit’, Escocia puede acabar independizándose y puede haber una unificación de las dos Irlandas»

–¿Está convencida de que lo que plantea es una posibilidad real?
–Todavía tengo esperanzas de que eso no ocurra, pero con el ‘brexit’ en marcha es completamente inevitable. En Escocia habrá un segundo referéndum y se harán independientes o habrá una guerra o la unificación de Irlanda.

–El ‘brexit’ también es un gran desafío para la Unión Europea. 
–Sí, podría desencadenarse una nueva guerra global si Europa colapsara. Hay muchas señales de ello: las posturas identitarias, el capitalismo depredador, la violencia machista… Son otras características de las nuevas guerras. Algunos de estos conflictos, como los de Siria y Libia, han llevado a la desintegración de los estados y es difícil que tengan un fin. El ‘brexit’ también comparte algunas de estas pulsiones. Aunque no haya ahora bombardeos o soldados, ha habido una gran subida de delitos de odio y una galvanización de algunos movimientos. Además, se postula una amplia desregulación en materia social y medioambiental. Y todo eso será mucho más fácil fuera de la UE. 

–¿Por qué la ultraderecha está avanzando tanto en Europa?
–La enorme desconfianza hacia las instituciones políticas han producido extremistas de derecha e izquierda en todas partes. Esto también es parte de lo que decía Gramsci cuando hablaba de los ‘síntomas mórbidos’. Los estados ya no son capaces de darnos el tipo de protección que creemos que es básico para cualquier contrato social, y hay una enorme frustración por la percepción de que no podemos influir en sus políticas. La consecuencia es que las personas se están moviendo en varias direcciones, sin saber cuál es la solución, pero sí conscientes de su frustración y de que ya no están dispuestas a aceptar el término medio.

–En sus ensayos y libros, insiste en el papel de la sociedad civil. No obstante, en los últimos tiempos, se han vivido choques fuertísimos entre los estados europeos y las oenegés, que dicen que su trabajo está siendo criminalizado.  
–La sociedad civil no es lo mismo que las oenegés. Dicho esto, así es, eso está ocurriendo en Rusia, en Turquía… 

–También en el Mediterráneo…
–También en el Mediterráneo y en el Reino Unido, donde la legislación para las organizaciones benéficas es mucho más estricta ahora. Esto es lo que se llama ‘autoritarismo suave’. Sí, el espacio en el que se pueden mover las oenegés es más pequeño que antes. 

–¿Qué opina de las recientes protestas ciudadanas en países como Irak, Líbano y Chile?
–Estoy tan preocupada como excitada por lo que está ocurriendo en esos países. Lo de Chile lo he seguido bastante de cerca. Estoy con ellos. Yo también estaría en la calle protestando si estuviera allí. Pero, por otro lado, estoy preocupada, porque las protestas pueden llevar a nuevas guerras. En el caso de Líbano quizá no, pues, después de los horrores del conflicto civil, hay menos predisposición hoy para volver a esa violencia tan brutal. Me parece muy interesante que los jóvenes se estén manifestando y que rechacen  el sectarismo. Esto es maravilloso. Quizá tengan éxito justamente porque nadie quiere otra guerra.

–¿Cuáles son las guerras en curso que más le preocupan?
–Siria, Yemen y Congo. Y también me preocupa el hecho de que el Derecho Internacional Humanitario todavía está diseñado para hacer frente a las viejas guerras y no a las nuevas. 

elperiodico

Share

Titulados pobres: la crisis diluye el blindaje de la universidad

El modelo laboral impuesto tras la crisis económica no solo ha empobrecido a las capas sociales más desfavorecidas. También se ha cebado con sectores que parecían a salvo: ir a la universidad ya no es un blindaje contra la precariedad. Desde el inicio de la crisis, la cifra de universitarios pobres ha crecido un 29% en España. Prácticamente uno de cada diez está bajo el umbral de la pobreza.

Si en 2008 esta tasa era del 7,2% sobre el total, en los peores momentos de la crisis llegó a alcanzar el pico del 10,4%. El pasado año, esa cifra se quedó en el 9,3%. A esto se suma que hay unos 200.000 más que hace una década, por lo que el aumento también es en términos absolutos. Muchos temen que la excepción se haya convertido en norma.

La tasa AROPE mide el riesgo de pobreza y aborda la problemática de forma más amplia, con conceptos como el de «privación material severa», no poder afrontar gastos imprevistos o tener dificultades para llegar a fin de mes. Ésta era del 9,8% en 2008, cifra que se ha incrementado hasta el 12,6%. Todos son datos del último informe de la Red Europea contra la Pobreza (EAPN), donde están adscritas organizaciones como Cáritas o Cruz Roja.

Aunque «cuanto mayor es el nivel formativo de las personas, menor es la tasa de pobreza que les afecta», entre la población pobre más de un tercio de las personas tienen un nivel de educación medio –bachiller– o alto -universitarios-.

La ‘uberización’ del trabajo

Hace 20 o 30 años costaba imaginar que alguien que estuviera en la universidad estuviera en situación de pobreza, algo que hacía que en muchas familias hicieran un esfuerzo para que sus hijos alcanzaran este -en teoría- ascensor social.

Entonces, ¿qué ha pasado? Graciela Malgesini, responsable de la Red de Incidencia Europea, pone los datos en contexto.  Esta experta apunta que «no tenemos un mercado de trabajo acorde», algo que achaca a varias cuestiones. Por un lado, que «las universidades tienen que renovarse para adaptarse a la demanda del mercado de trabajo y de la investigación, equilibrando teoría y práctica».

«Al final, que haya tantas personas en desempleo hace que los nuevos trabajos tengan una remuneración muy baja»

Por otro, apunta a las condiciones económicas de ese mercado, pues «la economía española está poco diversificada», y las sucesivas reformas laborales. «Se reduce la regulación para la contratación y el despido para, en teoría, agilizar la creación de puestos de trabajo. Al final, que haya tantas personas en desempleo hace que los nuevos trabajos tengan una remuneración muy baja», desarrolla Malgesini.

«También hay que tener en cuenta el nuevo tipo de economía, como son los trabajos remotos a través de Internet», advierte esta experta pues «prolifera el tipo de trabajo de plataformas como Uber, que generan un conjunto de trabajadores como son los falsos autónomos, sin ninguna estabilidad».

Ante esta coyuntura, muchos se han marchado a otros países y otros incluso optan por seguir formándose. «Entre quienes se han quedado, prácticamente la mitad están en paro, algo que afecta en mayor medida a las mujeres según avanza la edad», detalla Malgesini: «Entre los 25 y los 29 años, la tasa de paro de hombres es del 40,7% y de las mujeres, del 60%».

Una situación que tiene su causa en que «algunas mujeres inician procesos de maternidad y eso las sitúa en condiciones muy precarias o las saca del mercado de trabajo». Otro factor que influye es el tipo de carrera, pues «tener un título universitario no significa gran cosa: hay que ver la demanda de empleo que tiene y de qué». «Las mujeres no estamos en las carreras tecnológicas, con empleos mejor remunerados y mayor inserción, como las ingenierías», ejemplifica.

Ahorros precarios para seguir estudiando

Unas dificultades en un mundo laboral en el que también influye la capacidad económica de cada familia: muchos de estos jóvenes han sido los primeros en ir a la universidad en su casa. Ana es una de esas personas. Esta gallega de 28 años acabó de estudiar Enfermería en 2015 y, desde entonces, solo ha encontrado trabajos temporales, con escasa remuneración y peor estabilidad.»He trabajado en un geriátrico en el que llegaba a tener 100 pacientes en una tarde o noche»

Por lo público, esperando las llamadas de la bolsas de empleo, y avisa de que «se está precarizando mucho». Por lo privado, cubriendo bajas y vacaciones. «He trabajado en un geriátrico en el que llegaba a tener 100 pacientes en una tarde o noche», ejemplifica. Y, por trabajar toda una semana en horario nocturno y librando un día, el sueldo era de 1.200 euros.

Una estacionalidad que ha hecho que se anime a estudiar una carrera que poco tiene que ver con su formación actual. «Sé que cuando llegue verano me van a llamar, así que he estado ahorrando año y medio para seguir estudiando. Siempre quise estudiar Bellas Artes, y si no lo hago ahora, no lo hago nunca», comenta. Sobre su paso por la universidad, critica que «al final es dejar de trabajar cuatro años y dudas de que te salga a cuenta».

Pagar por trabajar

Néstor es de Getafe, ciudad al sur de Madrid. Al igual que Ana, tiene 28 años y fue el primero de su familia en ir a la universidad. Él estudió Fisioterapia y, nada más salir, encontró empleo en una clínica. Algo perfecto, si no fuese porque era como falso autónomo. «Yo tenía que estar allí toda la jornada laboral, no podía hacer otras actividades y pagaba mi propia cuota», relata a Público.»Tengo parejas desde hace años y no he podido ni ahorrar para independizarme. No veo futuro»

Al principio lo pudo «soportar», hasta que la cuota fue aumentando con el paso de los meses y «llegó un punto en el que pagaba por trabajar, no ganaba ni para cubrir gastos». «La mayoría de lo que encontré era así», se apena este joven que «por suerte o por desgracia» vive con sus padres: «Tengo parejas desde hace años y no he podido ni ahorrar para independizarme. No veo futuro».

No se arrepiente de ir a la universidad, pero «hubiera cogido una con más salidas». De hecho, ahora está estudiado el grado en Desarrollo de Videojuegos, de nueva creación, para «buscar más salidas». «A mis padres ya les hice pagar una carrera y esta la he querido pagar yo desde el principio», explica, así que está trabajando a la vez. Entendiendo por trabajo jornadas laborales que se quedan lejos de las 20 horas semanales. «Gano lo justo para pagar la matrícula», remacha.

¿Cómo se ve esta generación? «Con muchísima frustración. Queremos independencia y libertad, pero nos la están negando con mensajes de que no nos esforzamos. Eso mina mucho la moral». En su entorno, cuenta este joven, «la mayoría de los que tienen cierta independencia es porque sus familias les han podido ayudar». Tener hijos, espeta, «es difícil incluso de plantear».

Currículums sin respuesta

Amaia, joven vasca de 25 años, es una de ellas. Estudió el grado en Psicología y el correspondiente máster habilitante. Tras salir de la universidad, probó suerte en el mundo laboral y encontró trabajo como monitora: «Me pagaban entre 6 y 7 euros la hora. Además, tenía que desplazarme para ir a distintos sitios y me pagaban la gasolina, pero era poco». Lo dejó hace unas semanas porque, en efecto, «no merecía la pena», y ahora busca trabajo.

«Estoy viendo que el mundo laboral es muy complicado, ni siquiera para la gente que ha hecho máster«, expone esta joven, que continúa con un relato que ya es habitual: «Mandas muchos currículum, pero la mayoría no responden. Los pocos que lo hacen te dicen que no necesitan personal».

Aunque en su entorno de amistades «han tenido suerte», también ve casos de gente de su edad «con muchos problemas, cambiando de trabajo constantemente». «Aún tengo esperanza de encontrar algo», añade.

Memorias de un teleoperador

Miguel Gómez Garrido estudió el doble grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Rey Juan Carlos. Empezó en 2012. «Cuando entré, ya sabía que lo iba a tener muy complicado. El periodismo vivía una tormenta perfecta y sabías que lo ibas a pasar mal», relata este joven madrileño del barrio de Vallecas.»Somos una generación que ha crecido con la crisis y, sin embargo, tampoco hemos tenido la posibilidad de contar lo que nos está pasando»

No obstante, tenía «la esperanza de que el mundo laboral fuera otra cosa». Tras hacer prácticas en algunos medios de comunicación, echó una beca para trabajar como teleoperador. «Me ofrecieron 400 euros por unas prácticas, así que las cogí por dinero, porque era donde más pagaban», comenta el estudiante, de 25 años.

Allí aguantó tres meses, que fueron relatados en Memorias de un teleoperador, un breve fanzine que reunía sus post en Facebook contando su primera experiencia laboral. También ha trabajado como vigilante de comedor por 200 euros al mes. Si pudiera rebobinar, «habría estudiado algo con más seriedad», lamenta. Ahora cursa un máster y lamenta no tener «muchas ilusiones a corto plazo, porque cuando termine el curso va a venir una travesía dura y situaciones difíciles de llevar».

«Somos una generación que ha crecido con la crisis y, sin embargo, tampoco hemos tenido la posibilidad de contar lo que nos está pasando», reflexiona para concluir: «No ayuda que no tengamos un horizonte material ni una explicación de por qué está pasando esto. Estamos muy desorientados, con poca ayuda y cargando la culpa sobre nosotros mismos».

publico

Share

Las golondrinas se están extinguiendo: desde 1998 hay un 50% menos

Las aves de nuestro país son esenciales, pero no siempre corren buena suerte. Es el caso de la golondrina común, que está yendo a un paso muy acelerado de poder desaparecer. Según los datos de SEO Birdlife, la población de golondrinas ha caído más de un 50% en España desde 1998. Poco a poco, puede que cada vez vayamos viendo menos.

Por eso su canto empieza a ser tan apreciado estos días, un canto que ha estado presente durante décadas en las estaciones de verano e invierno, siendo la banda sonora de muchos pueblos de España. 

Share

Por qué se apagó el «dínamo» de la Luna que la llevó a perder su campo magnético

La vida en la Tierra es posible gracias a un poderoso escudo invisible. Es el campo magnético, que bloquea las partículas de vientos solares que bombardean sin cesar a nuestro planeta.

Gracias al campo magnético también existen las brújulas, un elemento esencial en la vida diaria.

La Luna, por su parte, no tiene un campo magnético que la envuelva, lo cual supone un reto inmenso por si algún día queremos colonizarla.

Nuestro satélite natural, sin embargo, sí que tuvo un campo magnético hace miles de millones de años y los científicos creen que llegó a ser más potente que el que hoy tiene la Tierra.

¿Cómo funcionaba este campo magnético y por qué prácticamente desapareció?

Escarbando entre las rocas

En una reciente investigación, un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en inglés) analizó muestras de rocas lunares para hallar la respuesta a estas preguntas.

Núcleo de la Luna
Image captionCuando la Luna era «joven», la gravedad de la Tierra agitaba su núcleo y se generaba su campo magnético.

Estas rocas, pertenecientes a distintas épocas de hace miles de millones de años, aún conservan rastros del campo magnético que las envolvía, así que les sirvieron a los investigadores para rastrear la evolución de ese campo.

Hace unos 4.000 millones de años, el campo magnético de la Luna era de 100 microteslas, que es la unidad de medida de densidad de flujo magnético.

En comparación hoy el campo magnético de la Tierra es de 50 microteslas.

Ese campo magnético de la Luna, sin embargo, desapareció hace unos 1.000 millones de años.

¿Por qué desapareció?

Pero para saber cómo se desvaneció, los investigadores primero debían tener claro cómo surgió ese campo magnético.

Su conclusión fue que este escudo era generado por dos causas principales.

Tierra y Luna.
Image captionLa Luna está cada vez más lejos de la Tierra.

La primera es que cuando la Luna era joven, hace unos 4.000 millones de años, estaba mucho más cerca de la Tierra.

Al estar tan cerca, la fuerza gravitacional de la Tierra habría agitado el núcleo líquido del satélite, lo cual habría creado un poderoso dínamo que con su movimiento podía crear las corrientes eléctricas que forman el campo magnético.

A medida que la Luna se alejaba -aún se sigue alejando casi cuatro centímetros por año- la gravedad que agitaba el dínamo se hacía más débil, por lo tanto el campo magnético también perdía fuerza.

Más tarde, debido a la lejanía hace unos 2.500 millones de años, la gravedad de la Tierra dejó de tener efecto sobre el núcleo lunar, el cual comenzó a cristalizarse.

Sol y Tierra
Image captionEl campo magnético de la Tierra la protege de los peligrosos vientos solares.

Esa cristalización hacía mover los líquidos y eso explica por qué el núcleo de la Luna seguía produciendo un campo magnético, aunque ya para entonces era mucho más débil.

Cuando el núcleo se cristalizó por completo, el dínamo finalmente dejó de funcionar.

El análisis de las rocas mostró que hace unos mil millones de años el campo magnético de la Luna era de 0,1 microteslas, así que los expertos calculan que alrededor de esa fecha fue que finalmente desapareció.

Los investigadores, sin embargo, aún no saben si el dínamo se detuvo de manera permanente o si entró en un ciclo de «pausa-activo» antes de apagarse por siempre.
bbc.mundo

Share

Cómo la Nutella se convirtió en símbolo del auge de las importaciones en Venezuela

La Nutella es una marca de crema de avellanas y cacao conocida en casi todo el mundo.

En Venezuela últimamente se ha convertido también en un símbolo.

En la capital, Caracas, y, en menor medida en otras ciudades del país, tarros y tarros de Nutella se amontonan en los escaparates de los negocios de venta de artículos importados, los famosos bodegones, que han proliferado en los últimos meses.

Venezuela vive una grave crisis económica y, según Naciones Unidas, más de cuatro millones de personas han dejado el país en los últimos años en busca de una vida mejor.

Más allá de ser un producto de consumo familiar, el auge de la Nutella refleja muchas de las anomalías y desequilibrios que se acumulan en Venezuela, de la que Alejandro Werner, director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó a decir que sufre la mayor contracción económica de los últimos 50 años en un país no afectado por conflictos bélicos o desastres naturales.

Una sociedad dual

En zonas acomodadas de Caracas como Las Mercedes o Chacao se concentra la minoría de venezolanos que, según los expertos, conserva poder de compra.

Federico, propietario de uno de los bodegones que han abierto en el último año, explica por qué en estos sectores los comercios como el que él regenta en general y la Nutella en particular tienen tanto éxito.

Migrantes.
Image captionEl auge de la importación no ha mejorado la vida de la mayoría de los venezolanos y muchos siguen marchándose del país.

«Mucha gente ha estado acostumbrada durante años a viajar a Estados Unidos, sobre todo a Miami, y quiere poder tener aquí las mismas cosas que tenía allí», le dice a BBC Mundo.

Federico, quien no quiere dar su apellido ni los datos de su negocio por temor a represalias, es uno de los muchos que han empezado a hacer negocio vendiendo en Venezuela Nutella y otros productos, como los chocolates y la manteca de maní, que consiguen mucho más baratos en supermercados mayoristas de Estados Unidos.

En los bodegones la moneda dominante es el dólar, que cada vez ocupa un mayor porcentaje de las transacciones en Venezuela.

Pero no todos los venezolanos tienen el privilegio de acceder a la divisa estadounidense y pagar con ella los caprichos que se ofrecen en su país a precios superiores a los de Europa y Estados Unidos.

La economista Tamara Herrera, de la consultora Síntesis Financiera, estima que «solo un 35 ó 40% de la población tiene acceso a divisas».

Para quienes solo tienen ingresos en bolívares, como casi todos los empleados públicos, las cosas son más difíciles y la hiperinflación que sufre el país desde 2017 hace que artículos esenciales les resulten muy costosos. Para ellos, la Nutella que ven en muchos mostradores representa un lujo inalcanzable.

Productos importados
Image captionLa mayor parte de lo que históricamente se consume en Venezuela fue importado. La tendencia continúa pese a la crisis.

Henkel García, analista de Econométrica, una empresa especializada en asesoría económica y financiera, cree que el impacto de los negocios de importación que han tomado la Nutella como estandarte es, en realidad, «anecdótico».

Se trata, según él, de «un fenómeno muy localizado que no se puede extrapolar a todo el país».

Para Luis Vicente León, de la consultora Datanálisis, en Venezuela se está consolidando «una dualización económica, dividida en un segmento minoritario y dolarizado, alimentado por remesas, ahorros externos, exportaciones, contrabando, oro y operaciones ilegales; y otro segmento mayoritario, primitivo, empobrecido y dependiente de subsidios».

El auge de las importaciones

Los expertos coinciden en que, por varias razones, en Venezuela resulta ahora más fácil y rentable importar que producir.

El gobierno suspendió los aranceles, lo que ha favorecido las importaciones.

No ha sido el único cambio en la política económica de Nicolás Maduro.

En los últimos meses ha relajado muchos de los controles que durante años caracterizaron la línea estatista iniciada en los años de Hugo Chávez.

El control de precios, por el que durante años se sancionó a los negocios que superaban los topes oficiales permitidos para la venta al público, dejó de aplicarse, y las operaciones de cambio de moneda son ahora toleradas.

Herrera sostiene que «no ha habido un cambio de orientación de las políticas públicas por convicción, sino por la necesidad a la que han forzado las sanciones».

Mercado.
Image captionGran parte de los artículos importados proceden de Estados Unidos.

Sea como sea, la reducción de las trabas ha animado a abrir bodegones.

Un último factor que ha contribuido al boom importador ha sido la política monetaria del gobierno.

En su objetivo de contener la hiperinflación y frenar la constante pérdida de valor de la moneda nacional ante el dólar, las autoridades han reducido drásticamente los bolívares en circulación.

Esto ha hecho que el bolívar esté artificialmente sobrevaluado, lo que mejora su poder de compra en el exterior, y también su poder de compra de divisas como el dólar.

Pero con las facilidades a la importación conviven los graves problemas que sufren los productores locales.

Guillermo Arcay, de la consultora Ecoanalítica, señala la paradoja que supone el hecho de que «se ha abierto la vía a la importación de productos acabados, como la Nutella, pero persisten las restricciones para traer al país muchos de los insumos que necesita la industria nacional».

¿Cuánto puede durar la «fiebre»?

Arcay señala que «los bodegones están empezando a sufrir las consecuencias de la competencia entre ellos».

Como hay tantos, se ven obligados a bajar los precios y los márgenes de beneficio se reducen, explica.

La oferta de Nutella empieza a saturarse.

Y, pese a que de la mano de ese tipo de comercios y de la dolarización la capital del país volvió a vivir momentos esporádicos de consumismo que hacía tiempo que no se veían, los analistas no atisban una alternativa a la importación dentro del castigado tejido productivo del país.

Fábrica venezolana parada.
Image captionLos economistas señalan que la economía solo se recuperara realmente cuando se recupere la producción.

Herrera dice que «en Venezuela se ha perdido toda capacidad de importar a precios competitivos». Es uno de los motivos que han expulsado a muchas empresas, señala.

Los pronósticos sobre el comportamiento de la economía no son optimistas. El FMI vaticinó que la economía venezolana seguirá cayendo este año y perderá un 10% de su Producto Interno Bruto (PIB).

León resume la tendencia. «Las previsiones indican que, aunque menos que en los últimos años, la economía seguirá cayendo».

Herrera afirma que «Venezuela no se recuperará hasta que se recupere la producción».

Parece, pues, que, aunque forme parte de una serie de cambios cuyo alcance final aún está por medirse, no será la Nutella importada lo que reflotará la economía venezolana. Al menos, no por sí sola.

bbc.mundo

Share

Barcelona Wine Week: el epicentro del vino español

La potencia económica, social, cultural y gastronómica del vino español es ampliamente reconocida en nuestro territorio, pero hace tiempo que el sector reivindica una plataforma unitaria de proyección que le permita fomentar y continuar su crecimiento internacional. La respuesta a estas necesidades la tiene Barcelona Wine Week, el nuevo escaparate del vino español que se celebra entre los días 3 y 5 de febrero en el pabellón 8 del recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona.

El objetivo de esta plataforma de reciente creación es establecer un espacio expositivo dedicado únicamente al sector vitivinícola desde el cual visibilizar la oferta excepcional de vinos de las distintas regiones productoras de España. Organizada por Fira de Barcelona a través de su sociedad Alimentaria Exhibitions, ocupará el pabellón 8 del recinto Montjuïc, con alrededor de 20.000 m2 de superficie expositiva. 

El evento ha tenido una gran acogida en el sector. Cuenta con la colaboración de la Federación Española del Vino (FEV) e ICEX España Exportación e Inversiones y con el respaldo de las principales empresas, bodegas, instituciones y organismos de las regiones vitivinícolas del país. La organización del certamen ha trabajado para ofrecer el máximo de oportunidades al sector; por este motivo contará con más de 550 empresas expositoras, muchas de las cuales pertenecientes a las 40 denominaciones de origen (DO) con presencia en el salón.

Aire fresco 

BWW es el primer gran evento del año del sector del vino en el calendario ferial internacional y cuenta como precedente con la trayectoria del salón Intervin, la muestra que hasta ahora reunía la oferta vinícola española en el salón Alimentaria. “Había ganas e interés en un nuevo proyecto que ponga en valor el vino español de calidad, aprovechando la experiencia del salón Intervin de Alimentaria, pero con aire renovado y rompedor”, afirma José Luis Benítez, director general de la FEV, en relación con esta nueva apuesta. 

El espacio expositivo del salón se vertebra en diversas áreas: la principal, BWW Lands, reúne a las bodegas organizadas por DO y pone en valor el producto y las características de cada territorio productor; y BWW Groups & Complements, en la que se encuentran grandes grupos bodegueros junto a empresas que ofrecen equipos, accesorios y servicios orientados al sector. Asimismo, en el salón estarán representados los destilados, protagonistas del espacio Barcelona Cocktail Art.

BWW se posiciona como un punto de encuentro donde aprender,  hacer negocios y maximizar el retorno de las empresas expositoras, que podrán establecer contactos con compradores extranjeros para incrementar sus exportaciones.  Para hacerlo disponen de distintas oportunidades: por un lado se invita a cerca de 300 profesionales de alto nivel procedentes de 50 países (principalmente de Estados Unidos, Alemania, China-Hong Kong, Canadá, Reino Unido, Suecia, Rusia, Dinamarca, Colombia y Países Bajos), y por otro se ha impulsado la asistencia de 1.000 compradores nacionales. Cada uno de estos compradores realizará un mínimo de diez reuniones con los expositores.

El salón será un espacio en el que establecer redes de negocio / ALIMENTARIA

Potencia mundial

La presencia de la práctica totalidad de comunidades autónomas españolas y de 40 DO permite a BWW trazar un recorrido por el territorio vitivinícola español en el que se ponen valor y se visualizan las regiones productoras. Por superficie contratada y número de empresas expositoras, Catalunya es la comunidad autónoma con mayor presencia, seguida por Castilla y León, La Rioja, Euskadi y Navarra. A través de las propuestas de las distintas regiones, el salón ofrece un relato diferencial del vino español, en el que la sostenibilidad gana relevancia. El objetivo final es aumentar el valor del sello español ante competidores de la talla de Francia e Italia en materia de comercialización y exportaciones. 

Con 953.000 hectáreas dedicadas al cultivo de viñedo, España se erige como una potencia mundial del vino, teniendo en cuenta que posee la mayor superficie del mundo y el 13% del total de hectáreas dedicadas a este cultivo, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino. Es además el tercer productor mundial, con una producción media anual de mosto y vino de entre 42 y 44 millones de hectolitros, y  el líder en viñedo ecológico, con 400.000 toneladas de uva de vinificación.

Con estos resultados, la facturación de las bodegas españolas asciende a más de 7.000 millones de euros y el sector en conjunto representa alrededor del 1% del PIB estatal. España es además el primer país en exportación de vino, con más de 21 millones de hectolitros anuales que se venden a los principales mercados destinatarios de los vinos españoles: Reino Unido, Alemania, Francia, Portugal, Japón, Canadá y Rusia.

Experimentar el vino con los cinco sentidos

No hace falta ser un experto en enología para saber que el vino actúa como un factor multiplicador. Potencia cualquier receta, distiende el ambiente de una velada, alivia un mal día, incrementa la intensidad de la música, permite profundizar en una historia escrita o narrada… Dicho de otro modo, regala un poquito de felicidad. Pero, al mismo tiempo, la ecuación también funciona a la inversa: la cultura, el conocimiento, la cocina o la compañía convierten cada copa de vino en algo único y especial. Bajo este prisma, el de una experiencia de 360 grados, Barcelona Wine Week (BWW) ha organizado todo tipo de actividades, catas y sesiones formativas. Todo ello para hacer que los cinco sentidos intervengan a la hora de disfrutar de un vino y, a su vez, reconociendo la complejidad de este mundo desde todos sus perfiles. 

El espacio donde se concentrarán la mayoría de actividades de formación y experimentación será BBWHub, donde también se romperán estereotipos. Como que la producción de vinos es solo cosa de hombres. Fabulous 50 by Women será una zona de cata autoguiada con unos 50 vinos en los que han intervenido enólogas, empresarias y demás profesionales. 

Como la cata es el elemento central (y más deseado) de cualquier acontecimiento vinícola, el BBWHub también dispondrá de la Tasting Area, en la que se organizarán una decena de catas dirigidas por expertos, que tendrán como objetivo valorar el vino desde diferentes puntos de vista, tal y como apunta Macías: “Buscamos que las actividades observen el vino desde todos los ángulos, para proporcionar así una experiencia lo más completa posible”. 

En este sentido, Pedro Ballesteros, único Master of Wine español, guiará una actividad para degustar las mejores garnachas, mientras que Ferran Centelles y David Seijas –que ejercieron de sumilleres de El Bulli durante una década– explicarán cómo comunicar todos los elementos del vino con rigor, pero también con emoción. También compartirán su conocimiento, entre otros, Antonio Flores, enólogo y master blender especialista en vinos de Jerez; François Chartier, experto en armonías; o Miguel y Mireia Torres, continuadores de la saga de bodegueros Familia Torres.

elperiodico

Share

La querella de IU y Podemos contra el eurodiputado de Vox, Hermann Tertsch

Izquierda Unida y Podemos han registrado una querella en el Tribunal Supremo contra el eurodiputado de Vox, el periodista Hermann Tertsch «por delitos de provocación para la rebelión armada, odio y amenazas al Gobierno de la nación». La querella se refiere al comentario publicado por Tertsch en Twitter instando a las Fuerzas Armadas a posicionarse en contra del Ejecutivo.

Dada su condición de eurodiputado, IU y Podemos han solicitado al Tribunal Supremo que remita un requerimiento al presidente del Parlamento Europeo para que permita investigar a Tertsch.

En su escrito, de 16 páginas, las formaciones de izquierdas acusan al eurodiputado de ‘provocación para la rebelión armada’ (art. 477 del Código Penal), ‘amenazas al Gobierno de la nación’ (art. 504 del C.P.) y ‘delito de odio al promover de forma directa hostilidad y violencia por razón de ideología’ (art. 510 del C.P.)

Según denuncian, «el eurodiputado ultraderechista viene participando de forma notoria y ostensible en la generación de un clima de confrontación contra el legítimo Gobierno democráticamente elegido por el Congreso de los Diputados».

La querella se refiere concretamente a un comentario publicado por Tertsch en su cuenta de Twitter el pasado 2 de enero. «En estos días parece que todos los cómplices de Zapatero desde el etarra Otegi a los comunistas Iglesias y Garzón se esfuerzan por hacer inevitable la aplicación del Artículo 8. para que las Fuerzas Armadas interrumpan un obvio proceso golpista de voladura de España como nación».

El escrito registrado ante el Supremo destaca también que la proclama tuvo «una notable repercusión en los medios de comunicación, lo que da cuenta de la preocupación que ha generado en la sociedad española esta declaración del querellado». Para demostrar la «relevancia social», se adjuntan en el escrito de denuncia «algunas noticias publicadas en diferentes medios reflejando el llamamiento que realizó el eurodiputado de Vox».

Pocos días después de publicar ese tuit, «Tertsch reincidió en su conducta para lanzar desde su cuenta en Twitter un nuevo recordatorio o amenaza implícita en forma de tuit, el día 22 de enero, en el sentido de que las Fuerzas Armadas, que se encuentran jerárquicamente subordinadas al Gobierno democrático de España, activen su fuerza en contraposición a la acción de impulso ejecutivo y legislativo del Gobierno y de las Cortes Generales».

IU y Podemos sostienen que el eurodiputado de extrema derecha «insiste de forma contumaz en llamar a los sectores militares de la sociedad a que activen una suerte de autodesarrollo del art. 8 de la Constitución para que las Fuerzas Armadas ejercen su fuerza como si fuesen un poder autónomo del Estado».

«Desde luego, no cabe duda de que el querellado se ha valido de un medio de difusión de masas, como es la red social Twitter, para facilitar la publicidad de su incitación a la rebelión de los miembros de las Fuerzas Armadas, no siendo baladí señalar que si el legislador ha incluido la provocación (o incitación) para la comisión de delito de rebelión es por la graves consecuencias que puede llegar a producir sobre la paz social y el normal funcionamiento del juego democrático este tipo de conductas provocadoras de un alzamiento o insubordinación de carácter militar, con el consiguiente peligro real para la integridad de las personas y su vida en libertad», apostilla el escrito.

Tertsch ya ha respondido a la querella, y también ha elegido Twitter para criticar que mientras «Junqueras, Puigdemont, Trapero, Jordis etc, no han dado un golpe de Estado, ha sido Tertsch, ese que recuerda la Constitución y su artículo 8».

También Vox ha salido en defensa de su eurodiputado. «Estamos muy orgullosos de Hermann Tertsch y de su increíble habilidad para irritar a la extrema izquierda y los separatistas. Por supuesto respaldamos cada una de las palabras por las que torticeramente se le denuncia. Si ladran es que lo está haciendo bien».

diariocritico

Share

Sánchez retiró el helicóptero que buscaba al desaparecido de Mallorca para usarlo él

El presidente del Gobierno usó el pasado jueves el único helicóptero de rescate de la Guardia Civil que trabajaba en la búsqueda del hombre de 34 años desaparecido en un torrente de Mallorca. La aeronave, bautizada como el «Cuco» de la Guardia Civil, fue hurtada a las intensas labores de búsqueda para satisfacer las necesidades de transporte de Pedro Sánchez, según ha confirmado ABC a través de varias fuentes que trabajan sobre el terreno.

David Cabrera, campeón de apnea de Baleares y de 34 años de edad, practicaba barranquismo el pasado lunes con un amigo en el torrente de Na Mora, en el norte de la isla, cerca de Sóller, cuando el agua se lo llevó. Efectivos de la Guardia Civil, Bomberos y Emergencias se volcaron en la búsqueda del joven.

El helicóptero del Instituto Armado estaba siendo fundamental, pues sobrevolaba la zona de la desaparición y el litoral, ante el temor de que el deportista hubiera llegado al mar arrastrado por los efectos de la borrasca Gloria. Pero el «Cuco» no pudo hacer su trabajo el jueves, pues fue destinado al servicio de Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno había estado la víspera sobrevolando el Delta del Ebro en otro helicóptero de la Guardia Civil. El jueves voló a Palma en el polémico Falcon, pero lo hizo con retraso. Tanto que, cuando llegó, el helicóptero de la Guardia Civil llevaba dos horas parado en el aeropuerto de Son Sant Joan, sin aviso previo, mientras guardias civiles y otros efectivos buscaban a David sin este medio fundamental.

El helicóptero en el que viajaba Sánchez sobrevuela las zonas afectadas por la borrasca en el Puerto de Cala Ratjada, en Capdepera (Mallorca)
El helicóptero en el que viajaba Sánchez sobrevuela las zonas afectadas por la borrasca en el Puerto de Cala Ratjada, en Capdepera (Mallorca) – EP

El jefe del Ejecutivo se subió al «Cuco» y voló hasta el municipio de Capdepera que, además, está en la otra punta de la isla respecto al lugar en el que se busca al deportista. El vuelo duró apenas 23 minutos. En coche habría tardado unos 50. Una vez en su destino, sobrevoló la zona de Cala Rajada durante unos minutos para comprobar por sus propios ojos el estado del lugar tras el paso de la borrasca. En tierra saludó a las autoridades, atendió a los medios y volvió a Palma en el mismo helicóptero.

Más de tres horas desviado

Según las fuentes consultadas por este diario, el «Cuco» estuvo inutilizado para la búsqueda un mínimo de tres horas, entre la espera y los servicios prestados a Sánchez.

El presidente del Gobierno se declaró en Cala Rajada «conmovido» por la situación y dijo que «no vamos a escatimar ningún recurso» para ayudar a las zonas afectadas por la borrasca Gloria en Mallorca. De momento él mismo escatimó el principal recurso que tenía la Guardia Civil para tratar de hallar a David Cabrera, que continúa desaparecido. Al tratarse de un deportista en un gran estado de forma, había esperanzas de encontrarlo con vida pese al paso del tiempo, pero éstas se desvanecen.

Quizás por la actuación de Sánchez, el Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) decidió, mientras el presidente usaba el «Cuco» de la Guardia Civil, destinar un helicóptero a la búsqueda, pero, según reconocen miembros del equipo, se trata de una nave no habilitada para tareas de rescate.

Es un «Halcón 05» que se dedica a la extinción de incendios. Llevó a bordo un bombero y un técnico forestal, pero carece de grúa y cable para rescatar a una persona. Está preparado para llevar la bolsa de agua que se usa en la extinción de incendios. Por otro lado, el helicóptero de la Benemérita cuenta con un piloto, teniente de la Guardia Civil, que es «el mejor que se puede tener para una tarea como esta, un auténtico maestro pilotando», dicen a este diario fuentes del dispositivo de búsqueda que han expresado su «indignación» por el comportamiento del presidente del Gobierno y de los mandos de la Guardia Civil.

Mientras Sánchez atendía a los medios, el teniente y el «Cuco» lo esperaban en el campo de fútbol de Capdepera. Según recogió Europa Press, el presidente del Gobierno aseguró que trabajarán en coordinación con el «Govern» y el Consell de Mallorca, así como con el resto de instituciones afectadas en toda la geografía española, para «responder con la urgencia que merecen» las necesidades de los vecinos. Pidió «hacer una reflexión» y orientar las políticas y recursos públicos atendiendo al cambio climático, ya que «está agudizando los efectos» de este tipo de fenómenos meteorológicos.

También dijo Sánchez que ordenaría «activar todos los mecanismos» para ayudar a las zonas afectadas «sin esperar al Consejo de Ministros del martes». Expresó su «compromiso» de atender la petición del Gobierno de Baleares, que encabeza la socialista Francina Armengol, de aprobar la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, lo que antes se denominaba «zona catastrófica».

La noticia del día era la decisión del Tribunal Supremo de retirar el acta de diputado al presidente de la Generalitat. Por ello, los periodistas le preguntaron en Mallorca si mantenía su previsión de reunirse a principios de febrero con Quim Torra.

Propaganda

«Yo entiendo que este es un tema sin duda alguna importante, habrá tiempo para poder hablar de ello, pero creo que hoy toca lo que toca, que es hablar del temporal, de sus efectos y por supuesto trasladar a los vecinos el compromiso del Gobierno de España y de todas las administraciones de resolver cuanto antes lo urgente, que es intentar recuperar la cotidianidad, la normalidad y tratar de paliar los efectos económicos que lógicamente ha tenido esta borrasca», señaló Sánchez.

El presidente continuó ayer su ruta por las zonas afectadas, visitando Murcia, la Comunidad Valenciana y Aragón.

abc.es

Share

Reino de España: «Este no es un Gobierno de izquierdas; el progresismo es una cosa y la izquierda otra».

El histórico dirigente gallego, aunque escéptico, ve la reciente investidura como algo esencial desde su óptica antifascista. Se muestra crítico con algunas decisiones de Unidas Podemos pero augura que si el gobierno de coalición resulta exitoso, el partido de Iglesias se verá reforzado. Le entrevistó para Público Héctor Juanatey

“La experiencia de Alternativa Galega de Esquerda fue clave como precedente de lo que ocurrió después. […] Después de dejar el BNG, Beiras había estado en los foros sociales y había estudiado mucho, había leído mucho y había sabido olfatear muy bien un nuevo ambiente político”. De esta forma se refería hace unos días el secretario general de Unidas Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, sobre su experiencia como asesor en la coalición entre Anova e Izquierda Unida en las elecciones gallegas de 2012.

La izquierda política y social gallega siempre ha estado en el pensamiento de Pablo Iglesias como referente para lo que quería hacer a nivel estatal con su formación, Unidas Podemos. Lo demostró en 2017 durante un discurso en el Parlamento: “El movimiento Nunca Máis representó ese espíritu del 15-M anticipado, sirvió para prender la mecha de un espíritu de rebeldía que después se ha podido transformar en alternativa de gobierno”. Aquel día Iglesias quiso homenajear la figura de Xosé Manuel Beiras, “una figura irrepetible”.

Xosé Manuel Beiras, a sus 83 años, está hoy fuera de la primera línea política pero no por ello significa que la haya abandonado. El histórico dirigente del BNG y después de Anova sigue militando en este último partido y, como él defiende, con la cabeza puesta más en la izquierda social que en la política. Beiras habla con Público sobre el nuevo Gobierno de coalición que acaba de constituirse, las izquierdas, el fascismo, Catalunya, o el papel de la monarquía.

Esta semana tomaron posesión de sus cargos los ministros y ministras del nuevo Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. ¿Estamos ante un hecho histórico?

A mí me parece que al menos hay un hecho muy relevante y es que por primera vez hay un Gobierno de coalición por la izquierda. Hasta ahora, y mientras funcionaba el bipartidismo, era imposible. Es gracias a la ruptura del bipartidismo en las elecciones de 2015 que cambia el escenario que permite esta novedad. De todos modos, hubo un momento en la historia del régimen en el que pudo existir ya un Gobierno de coalición. Fue en el año 1996, cuando Aznar acaba como presidente del Gobierno. En ese instante había una oportunidad para un acuerdo entre PSOE, IU y el apoyo de grupos nacionalistas como CiU y el PNV, que ya habían apoyado a Felipe González. Pero la animadversión de este por Izquierda Unida lo imposibilitó.

En la época de Galeusca [Galeusca-Pueblos de Europa fue una coalición electoral entre BNG, CiU, PNV, BLOC y PSM para presentarse a las elecciones europeas de 2004] yo hablé con Jordi Pujol y me dijo que él mismo había llamado a Felipe González para ofrecerle su apoyo pero, según él, González le dijo que no, que pactasen con el Partido Popular. Volviendo al día de hoy, yo creo que lo más importante ocurrió el día 7, el día de la investidura. Se jugaba una situación límite. Si no conseguían investir a Pedro Sánchez la situación podía ser catastrófica con el fascismo de las tres caras enfrente: el fascismo calvosoteliano del PP, el fascismo joseantoniano de Ciudadanos y el fascismo nazi de Vox. Todo estaba pendiente de un hilo. Lo que sí lamenté fue que un pequeño grupo, las CUP, no apoyara la investidura.

Yo no soy un votante del espacio del PSOE y actualmente también estoy distante de Podemos, pero soy de una generación que todavía mantiene la cultura antifascista y sé que todo espacio democrático es primordial. Desde el punto de vista antifascista, era lo más importante. Lamento, no obstante, que desde mayo se entrara en una escenificación de la famosa fábula castellana de los galgos y los podencos. Se perdió entonces una ocasión extraordinaria al no llegar a un acuerdo y permitir el ascenso de Vox en las últimas elecciones.

¿Le ve posibilidades de futuro al nuevo Gobierno?

Soy muy escéptico. Por mi experiencia, primero desde la clandestinidad, luego en el fraude de la Transición y después viendo la evolución perversa del régimen en los últimos años, sobre todo desde el Aznarato que decía José Luis Sampedro… Estoy convencido de que este régimen, aunque en descomposición, se mantiene absolutamente férreo y reaccionario y va a poner las cosas muy difíciles. Me preocupa sobre todo el poder judicial. Lo que está haciendo, al menos su cúpula, es gravísimo. Es absolutamente reaccionaria y golpista y ahora hasta están en rebeldía frente al Tribunal de la Unión Europea.

Me recuerda a lo que sucedió en Alemania cuando se firmó la Constitución de Weimar. Se diseñó una independencia judicial muy ambigua, no hubo una depuración real de la Alemania guillermina y al final la Policía y la magistratura fueron factores muy importantes para permitir el ascenso del nazismo en los años 20. Es cierto que aquí ocurre de otra manera y en un contexto histórico muy distinto. Pero la realidad es que no van a poner las cosas fáciles. Además, por otra parte, este Gobierno nace con los corsés impuestos por la Unión Europea, que todavía no quiere reconocer que las políticas neoliberales lo agravan todo, la economía, los servicios públicos, el Estado del Bienestar… Sus políticas solo dan oxígeno a la emergencia de los fascismos en Europa.

¿Cómo ve las perspectivas de Unidas Podemos dentro del Gobierno? ¿Cree que podrán llevar adelante todo lo que han prometido o, al menos, programado?

Los veo excesivamente optimistas. Ojalá logren inclinar el Gobierno hacia la izquierda. Aunque es un Gobierno más bien progresista que de izquierda. Pero ya es una diferencia. Este Gobierno está en la política del Gobierno de lo posible y no tanto en hacer político lo necesario.

Unidas Podemos tendrá que lidiar con muchas contradicciones compartiendo Gobierno con el PSOE.

Para empezar que este no es un Gobierno de izquierdas. De hecho, Pablo Iglesias habla de Gobierno progresista. El progresismo es una cosa y la izquierda otra. El objetivo de la izquierda es transformar a fondo el sistema, ir a la raíz de los problemas y para ello está la vía revolucionaria o la vía de la socialdemocracia de, por ejemplo, Olof Palme, que no consiste solo en poner parches sino en avanzar paso a paso hacia una transformación. Por eso asesinaron a Olof Palme. Podemos ya renunció a mucho de lo que era, a su ideario y diseño programático iniciales, los del 15-M, las plazas, etc. No estamos ante el Podemos que hablaba de una alternativa de gran coalición de izquierdas en las elecciones de diciembre de 2015.

Entonces, solo en Galicia habíamos conseguido nada menos que seis actas en el Congreso y dos en el Senado. En aquel momento se hablaba de la defensa del derecho a la libre decisión y se vislumbraba un horizonte rupturista, y no una ruptura caótica y de inmediato, sino con pequeños pasos que iban en esa dirección. La brújula marcaba el camino hacia el cambio del régimen que yo llamo bubónico. Pero se renunció a todo en otoño de 2017 y se derivó hacia la acomodación en lo posible. Aun así, si lees de nuevo el discurso de Sánchez de la investidura no puedes evitar preguntarte cómo van a hacer todo eso. ¿De dónde saldrán los presupuestos para hacer los cambios que dicen que harán en el plano social, la economía, los derechos sociales, servicios públicos, etcétera? La ministra de Economía sigue siendo Nadia Calviño, una garantía para la Unión Europea. No van a romper los acuerdos con Europa ni los corsés.

Una cosa es el progresismo respecto a los derechos y libertades como los que sacó adelante Zapatero, que son cambios que no exigen modificaciones en los Presupuestos ni condicionan la deuda, la fiscalidad, etc. Además, ¿cómo van a hacer todo lo que dicen sin derogar la reforma del artículo 135? Esa reforma se cargó la soberanía de las Cortes. Los Parlamentos nacieron a finales del siglo XVIII para dos cosas: que todos los súbditos fuesen ciudadanos y que estos debían mantener con sus impuestos el Estado. La prioridad eran los ciudadanos. El 135 se cargó eso. Sí hay una posibilidad y es la de sacar asignaciones de recursos de un sitio para destinarlos a funciones o destinos que ahora son prioritarios. Pero eso supondrá enfrentarse al poder económico, a la oligarquía. Encima tendrán la barbarie, con un poder judicial tratando de sabotearlo todo. Por eso lo veo muy difícil. Pero es verdad que solo es imposible aquello que no se intenta.

¿Qué se juega la izquierda?

Algo muy peligroso. Uno de los problemas del último periodo de relaciones entre las instituciones y la ciudadanía, digamos desde otoño de 2016, fue la derrota de la alternativa de la izquierda debido al golpe de Estado de los esquiroles [en octubre de 2016 Mariano Rajoy fue investido presidente del Gobierno con la abstención de todos los diputados del PSOE excepto quince]. Si la izquierda política tiene un sentido es el de representar a la izquierda social, y desde ese momento hay una deriva paulatina de renuncias. Yo no discuto si la prioridad es estar en el Gobierno o no, pero, con el acuerdo de gobierno, Podemos ha renunciado a cosas muy importantes. ¿A qué da lugar? A la orfandad de la izquierda social más agredida. A partir de este momento no tienen representación en el Congreso de los Diputados. Luego hay otra cosa complementaria y es el hecho de que Podemos implique en el Gobierno a todos sus cuadros políticos más importantes. Eso puede provocar que si falla el Gobierno quemen a toda la organización. Pero por otro lado, si aciertan, eso puede fortalecerla.

La apuesta, en definitiva, es la de llegar al Gobierno, al poder, aunque eso implique tener que asumir determinadas renuncias para adaptarse al PSOE.

Yo ya tengo bastante con hacer política para meterme a decirles a los demás lo que tienen que hacer, pero esa opción, esa apuesta que se ha ido repitiendo en los últimos meses de que hay que entrar en el Gobierno sí o sí, no veo que tenga antecedentes positivos en la historia. No puedes estar al mismo tiempo en el Gobierno y en la calle. O estás en el Gobierno o estás en la calle. O, al menos, estás en el Gobierno pero tienes cuadros en la calle. Me preocupa la gente. Confío en que dentro del Gobierno no se den luchas por pactos de poder, por crecimiento de carreras personales… El combate debe mantenerse en su sitio. Solo así podrán salir adelante.

Cuando el BNG gobernó con el PSdeG-PSOE en Galicia, usted alertaba de que las disputas entre ambos partidos no podían llegar a la Xunta de Galicia.

Anxo Quintana [líder del BNG entre 2002 y 2009 y vicepresidente de la Xunta de Galicia entre 2005 y 2009] quería ser un presidente bis y eso era fatal. Tanto él como Touriño [Emilio Pérez Touriño, PSdeG-PSOE, presidente de la Xunta durante el bipartito] dieron pie a que los enemigos comenzasen a hablar de que en realidad había dos Gobiernos distintos.

¿Teme que también en este nuevo Gobierno de coalición se produzca esa dualidad gubernamental?

Depende de si aplican aquello de hacer de la necesidad virtud. Son conscientes de que están en un estado de sitio mediático y del poder judicial. Si son conscientes de esto, de los corsés de la Unión Europea, y de un sistema mundo paranoico con un presidente peligrosísimo como Donald Trump, que es un provocador irresponsable, aparcarán [Sánchez e Iglesias] sus diferencias. Hay un síntoma favorable y es que ni Pablo Iglesias ni Podemos dijeron nada cuando Sánchez tomó la última decisión de añadir una cuarta Vicepresidencia. Por ahora hablan de Gobierno de unidad, con muchas voces y un solo mensaje.

Entendiendo que la opción de ruptura del Gobierno siempre está abierta, como ocurrió por ejemplo en Andalucía cuando PSOE e Izquierda Unida gobernaron juntos, ¿cómo sentaría a la izquierda social esta ruptura?

Si hubiera sido un pacto de legislatura solamente, tienes margen. Si el partido del Gobierno cumple, le apoyas; si no, no. Pero cuando estás en el Gobierno la responsabilidad es colegiada. No puedes decir que si algo sale mal es solo culpa de los otros. La prioridad es que trabajen en la sociedad. Si se queman, siendo los máximos líderes de la organización [se refiere a Podemos] chamuscan a toda la organización. Este lunes dijeron que necesitaban el apoyo de la gente y que esta siguiese siendo crítica y reivindicativa. Bien, pero para tener ese apoyo sabes que tienes que hacer lo que piden. Si no lo logras y a mitad de legislatura rompes el acuerdo de Gobierno, eso puede ser una catástrofe. Supongo que si entraron en el Gobierno fue porque miraron a Portugal, donde el Bloco de Esquerdas y el Partido Comunista apoyan al Partido Socialista pero desde fuera del Ejecutivo. Y es verdad que al final quien gobierna es quien capitaliza las victorias. Pero tú puedes seguir manteniendo tu credibilidad. Quien capitaliza siempre corre el riesgo de derechizarse… Esto es lo que está en juego.

¿Es en última instancia este Gobierno el último bloque de contención del fascismo?

Claro, es que esta es la principal responsabilidad que tienen. Por suerte, al final rectificaron. Yo estaba desesperado cuando no llegaron a un acuerdo la primera vez. Le vieron las orejas al lobo cuando muchos ya las habíamos visto hace tiempo. Después de las últimas elecciones, ya no eran las orejas lo que se veía, sino los dientes. Si este Gobierno no funciona en lo indispensable para que la izquierda social considere que obtiene cosas, al menos tienen que ir dando pasos en esa dirección. Si es así, funcionará.

¿Qué papel jugará Catalunya y cómo se articularán las diferencias políticas respecto al proceso independentista?

Yo entiendo que Pedro Sánchez mantenga su opinión de cara a su espacio para no dar más munición a la derecha facha y a los poderes reaccionarios y anticonstitucionales, pero lo que no se puede negar es que el derecho a la libre decisión está reconocido en Europa y figura en el pensamiento de la izquierda desde Marx y Lenin. Un marxista, en términos marxistas reales, que defiende la libertad de género, clase, etc., no puede no defender las libertades de los pueblos a emanciparse. Es algo que no pueden ignorar. No importa que no lo creas, existe. En este punto, ERC está mostrando una gran lucidez y muchísima generosidad. A pesar de las provocaciones de la Junta Electoral Central, Oriol Junqueras era el primero en decir que había que seguir negociando. Da buena cuenta del nivel moral de un hombre que lleva preso dos años y medio y sabiendo que además quien se aprovecha de esto es Carles Puigdemont.

Si ERC logra avances pequeños que dan credibilidad a su estrategia dentro de Catalunya, tienen camino para poder ser hegemónico allí. Pero si el PSOE comienza a marear la perdiz, a caer en el donde dijo digo digo Diego, no será sostenible. En el PSOE tienen que ser conscientes de que un asunto así no puede tratarse diciendo solo que se resolverá dentro del marco de la Constitución, porque estamos hablando de un pueblo que se quiere independizar. Hay que negociar, apostar por la dialéctica política. Y, sobre todo, desjudicializar el conflicto. La Fiscalía podía haber hecho algo que no ha hecho, y eso ya lo escribía Pérez Royo antes de las vistas orales. Era muy simple: la Fiscalía podía retirar la denuncia y dejar al Tribunal sin materia. Pero no se atrevieron. Hay que actuar con energía sobre todo si el PP bloquea la reforma del Tribunal Constitucional, del Tribunal Supremo, del Consejo General del Poder Judicial… Para que no sigan siendo instituciones a sueldo de los fachas reaccionarios. Con este régimen es muy complicado dar pasos adelante.

Habla de que el régimen está, sin embargo, en descomposición, pero no parece salir de la fase de putrefacción. ¿Vislumbra una segunda Transición hacia un nuevo régimen?

El problema es que, además de que se aplazaron los horizontes rupturistas, hubo un retroceso. Por ejemplo, en la Transición había una mayoría que votaría en un referéndum contra la Monarquía, por eso Suárez no lo convocó, pero es que ahora estamos peor que después de la Transición.

¿Por qué motivo?

Porque hay en marcha una contrarrevolución. El régimen político está carcomido y ya había empezado con pies de barro. Entonces, ¿cuál fue la reacción de los poderes? Comenzar a atacar, sabotear, hacer lo necesario para no perder sus privilegios. ¿Cómo es posible, por ejemplo, que el monarca no diga nada de los viva el rey que se gritaron durante la investidura? Solo Aitor Esteban respondió y de manera maravillosa. ¿Pero que el rey no diga nada? Hasta algunas víctimas de ETA salieron diciendo que no se las utilizara. ¿Y el rey? Si no lo hace es porque sabe que son esos quienes le mantienen ahí. Está secuestrado.

¿Qué debe hacer, en su opinión, la izquierda política para no quedar atrapada en este final en descomposición?

Recuperar la sintonía con la izquierda social. Todo comenzó ahí, cuando se vieron todas las situaciones de emergencia en los servicios públicos, etc. Empezó con el Nunca Máis, con las Mareas… La gente comenzó a decir que no se les estaba haciendo caso y reclamaron su protagonismo. Ese fue el inicio de las mareas gallegas, de Podemos. Los partidos iban a ser motores auxiliares para que la gente fuera la protagonista. Porque es la izquierda social la que lucha, la que de verdad está inmersa en un proceso deconstituyente. La izquierda política ya ha entrado en el juego del régimen. Lo único que pueden hacer es sacar adelante lo suficiente para seguir alimentando la esperanza en la izquierda social. Tienen que ser muy decisivos, porque no les van a dejar mover ni un milímetro. El sabotaje será muy importante.Xosé Manuel Beiras  miembro del Consejo Editorial de Sin Permiso, es el más destacado dirigente de la izquierda nacionalista gallega. Profesor de economía en la Universidad de Santiago de Compostela, ha sido uno de los políticos más sólidos, imaginativos e independientes de las izquierdas durante la Transición política en el Reino de España.Fuente:https://www.publico.es/politica/gobierno-psoe-xose-manuel-beiras-no-gobierno-izquierdas-progresismo-cosa-izquierda.html

Share

Manifiesto de sindicalistas de todo el Estado en apoyo a la Huelga General del 30 de enero en Euskal Herria

Efectivamente, el próximo 30 de enero se libra una batalla importante en Euskal Herria. Reproducimos un manifiesto firmado por sindicalistas del reino de España en defensa de esta huelga general. SP

Los abajo firmantes, sindicalistas y trabajadores de todo el Estado, queremos manifestar nuestro firme apoyo a la huelga general del 30 de enero y toda nuestra solidaridad con la clase obrera y la juventud vasca. También nuestra firme decisión de hacerla visible y conocida en nuestros centros de trabajo, y exigir a nuestras organizaciones sindicales que la apoyen.

El próximo 30 de enero la clase obrera y la juventud de Hego Euskal Herria están llamadas a la huelga general. Bajo el lema “trabajo, pensiones y vida dignas” y convocada por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, en la que participan ELA, LAB y STEILAS entre otros sindicatos, ya ha sido secundada por organizaciones estudiantiles y juveniles como el Sindicato de Estudiantes, Ikasle Abertzaleak, Ernai y Eragin y por cientos de organizaciones sociales..

Tomando como punto de partida la entrega y determinación del movimiento pensionista y su lema “gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”, esta huelga es un importante paso para unificar todas las grandes movilizaciones que han llenado las calles de Euskal Herria y del resto de los territorios.

Una huelga para exigir el fin de los recortes y la austeridad que nos han empobrecido para mayor beneficio de la patronal y la banca, y que sigue determinado la agenda política del gobierno vasco del PNV-PSOE y de los que se han sucedido estatalmente. Una huelga para revertir todas las contrarreformas (pensiones, laboral, educativa) y aumentar drásticamente el gasto social. Una huelga para acabar con la precariedad y la temporalidad del mercado laboral, los salarios de miseria y los despidos. Una huelga para defender los derechos democráticos frente a la deriva represiva del Estado, por la libertad de los jóvenes de Altsasu y de todos los presos políticos, y para manifestar nuestro pleno apoyo al pueblo de Catalunya que lucha por la república.

Esta huelga también debe dejar claro que el próximo Gobierno no tendrá un cheque en blanco. De conformarse finalmente la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, los trabajadores y la juventud de Euskal Herria y del resto de los territorios no vamos a permitir una política continuista para mayor satisfacción del Ibex 35, la CEOE y la UE. El secretismo en la negociación y las declaraciones de muchos dirigentes de Podemos en el sentido de que no se van a derogar las contrarreformas del PP ni a acometer medidas imprescindibles para aumentar el gasto social, acabar con los alquileres abusivos, o terminar con la represión, no hace más que confirmar lo que ya sabíamos: que es imposible gobernar a favor de los trabajadores y los sectores más humildes respetando las reglas del capitalismo.

En este sentido, el pacto presupuestario alcanzado por Podemos con el PNV en el parlamento vasco es una muy mala noticia, resultado de una estrategia que renuncia la lucha en las calles, da la espalda a la base social de la izquierda, y sustituye un programa de confrontación con los grandes poderes económicos por la política institucional más estéril. Al mismo tiempo debemos expresar nuestro más rotundo rechazo a la posición que ha mantenido la dirección de CCOO y UGT pronunciándose contra esta huelga, y persistiendo en su estrategia de paz social y desmovilización que tan nefastas consecuencias ha cosechado. Lamentablemente, otros sindicatos a la izquierda de CCOO y UGT – como la CGT – también se han negado a convocar la huelga cayendo en argumentos que sólo sirven para dividir al movimiento.

La huelga del 30 de enero en Euskal Herria señala el camino, igual que lo hacen nuestros hermanos de clase franceses con la gran huelga que han organizado contra la reforma de las pensiones del Gobierno Macron y su política antiobrera. Llamamos a todos los trabajadores y trabajadoras, activistas y jóvenes a sumarse a este manifiesto y a difundirlo lo más ampliamente posible. Para recuperar los derechos laborales y sociales que nos han arrebatado y para conseguir mejorar nuestras condiciones de vida, ¡la lucha es el único camino!AAVV Fuente:https://kaosenlared.net/manifiesto-de-sindicalistas-de-todo-el-estado-en-apoyo-a-la-huelga-general-del-30-de-enero-en-euskal-herria/

Share