Ibrahim Hashimi, el nuevo califa de Daesh: “Ha nacido el nuevo Estado Islámico”

Hoy el Estado Islámico comienza, con el permiso de Dios Todopoderoso, una nueva fase. Seguiremos con la yihad hasta que el suelo esté limpio de profanación, con el fin de establecer la religión de Dios. Le pedimos a Alá que guarde a nuestro imán Jeque Abu Ibrahim al Hashimi».

De esta manera, en editorial publicado en la revista «Al Naba», del Estado Islámico, se anunciaba la llegada del nuevo «califa» en sustitución del fallecido, al suicidarse con un cinturón explosivo, Abu Bark Bagdadi. Un mal ejemplo para sus «devotos»; lo que demostró fue una gran cobardía al ni siquiera enfrentarse, como intentó Osama Bin Laden en circunstancias parecidas, con los comandos de élite estadounidenses que trataban de capturarle en 2011.

Había que articular una rápida sucesión y el Consejo de la Shura, un órgano consultivo, debía tener preparado el repuesto, al menos eso es lo que hicieron creer, y designó a un individuo que había sido la mano derecha del fallecido y que goza de gran predicamento dentro de la banda por ser un implacable ejecutor de la estrategia criminal de Daesh y, a la vez, ir de «jefe espiritual».

El tal Ibrahim se llama en realidad Abu Qardash (tiene otros nombres de «guerra»), apodado «El profesor» y «El destructor», por las razones antes citadas. Es un iraquí que se dice miembro de la tribu de los quarichitas y, por lo tanto, sucesor de Mahoma, una condición para ser califa.

Es temido y respetado a la vez, ya que los que le conocen saben que no se anda con paños calientes frente a los disidentes. Y, si no, que se lo digan a los integrantes de la minoría yaizidí, que se encargó de exterminar, con la matanza de miles de personas, muchos de ellos mujeres y niños. Por eso no es de extrañar que, en un plazo de 48 horas, las distintas wilayas (franquicias que tiene Daesh en varias partes del mundo, entre ellas las más peligrosas, como son las de Irak, Siria y Afganistán, le rindieran pleitesía.PUBLICIDAD

Las páginas del Estado Islámico están estos días repletas de fotografías de terroristas que, con fusil de asalto kalashnikov o lanzagranadas RPG en mano, celebran alborozados el nombramiento del nuevo jefe. No lo han dudado ni un momento sabiendo cómo se las gasta Hashimi, que no parece un sujeto al que se pueda decir que no.

Cuando su nuevo portavoz, Abu Hamza (al anterior también le cayó, en este caso desde el cielo, el castigo de los norteamericanos por sus maldades), hablaba de una «nueva etapa» no le faltaba razón.

Hashimi, que fue nombrado en agosto pasado jefe de operaciones por el propio Bagdadi, es un peligroso innovador que, inmediatamente, se ha marcado la tarea de poner orden en las derrotadas filas de Daesh, así como perfeccionar las técnicas terroristas con el fin de causar el mayor número de víctimas entre los infieles. Hamza, en su mensaje, informaba de que el nuevo jefe es una «figura preminente de la yihad, uno de los ulamas (sabios) y de los emires de los creyentes».

Como esta gente solo piensa en la venganza, destacaba de él que «sabe cómo combatir a los Estados Unidos, a los que ha infligido derrotas, y a los protectores de la Cruz (de Cristo). El Estado Islámico está solamente a unos metros de la puerta de Europa», amenazaba.

Al contar con el apoyo de todas las wilayas, una veintena distribuidas por distintas zonas del mundo, como se puede observar en el gráfico adjunto, dispone de todo el potencial, que no es poco, para seguir con los atentados terroristas en esos lugares.

Puñetazo en la mesa

Sin embargo, se encuentra con el mismo «problema» que su antecesor, que no tuvo más remedio que reconocer que de todas las acciones criminales perpetradas en los seis primeros meses de este año, solo una se había cometido en Europa.

Es duro decirlo, pero en un mundo tan globalizado, lo que ocurre en Siria e Irak, con ser un peligro para Occidente, importa muy poco a sus ciudadanos de Occidente. La banda terrorista lo sabe. Hashimi, como jefe de operaciones hasta ahora, lo tiene interiorizado. Por lo tanto, nos hallamos ante un peligro potencial que los servicios de información tienen en cuenta.

En todas las organizaciones delincuenciales, y el Estado Islámico es una de ellas, el nuevo jefe trata de dar «un puñetazo en la mesa» para fijar su autoridad. Lo puede hacer mediante purgas internas o con la realización de una gran acción criminal que ofrezca una imagen de gran operatividad, aunque la realidad no sea esa.

El pasado miércoles, en una de las páginas oficiales de Daesh, se incluía una amenaza directa contra Madrid y una de sus instalaciones. Se trataba de vengar la detención, por parte de agentes de la Policía Nacional, de un miembro de la Fundación Muntasir Media, uno de los canales que utiliza el Estado Islámico para difundir sus mensajes. Incluían una serie de insultos contra los españoles, aseguraban que iban a liberar «Andaluzia» y aseguraban que tenían células durmientes distribuidas por todo el territorio nacional.

Corresponde a los expertos valorar la amenaza y que digan que tienen tantas células está por ver. La experiencia demuestra que cuando un grupo yihadista está conformado no tarda mucho tiempo en cometer acciones criminales. Para estos individuos, el valor de la vida es relativo, ya que tras su muerte «por Alá», la «guerra santa», les espera un paraíso lleno de mujeres vírgenes de las que disfrutar. Por ello, a la menor ocasión, si la tienen, cometen atentados con el único fin de ocasionar el mayor número de muertes entre los infieles.

Esta amenaza se produce tras el nombramiento de Hashimi, que ha coincidido con la distribución de una serie de vídeos sobre funcionamiento de armas con silenciador (está claro que para su uso en Occidente) y sobre la forma de fabricar el TATP, la «madre de Satán», el explosivo casero que utilizan en las bombas.

Ya no se fían, después de lo ocurrido con la célula de Ripoll y la explosión en el chalet de Alcanar, de los tutoriales que se pueden consultar en abierto; en los que ha confeccionado Daesh, se explican, y se repiten hasta la saciedad, todos los detalles para que no se cometan errores.

Todos estos asuntos conforman un panorama preocupante y dan una idea de cuáles son los planes de Hashimi para el futuro inmediato. Cuando murió Baghdadi, los yihadistas se apresuraron a publicar en sus canales telemáticos que «el que viene es mejor» (es decir, peor para sus víctimas potenciales) y parece que no hablaban por hablar.

Hashimi ha hecho toda su «carrera» criminal al lado de Bagdadi, con el que compartió cárcel tras la invasión de los Estados Unidos y la caída de Sadam Husseim. Se sabe que en prisión fue radicalizado, si es que no lo estaba ya de forma suficiente, por el fallecido califa. Ambos son discípulos de uno de los personajes más siniestros del yihadismo, que también fue abatido por los Estados Unidos: Abu Musab Al Zarkawi, que grababa en vídeo las decapitaciones de los que había secuestrado, Baghdadi siguió con esta terrible práctica y Hashimi, para no ser menos, también.

En el Estado Islámico siguen dando vueltas para poder determinar cómo pudo llegar la Delta Force USA hasta el escondite de Bagdadi. Tienen ya un candidato a traidor, al que han puesto precio por su cabeza, pero se trata de una historia demasiado previsible que, además, se la han servido en bandeja sus enemigos kurdos.

Mientras no den con una explicación factible, las medidas de seguridad han sido extremadas en el seno de Daesh, en especial en torno a Hashimi. No se pueden permitir el lujo, como les ocurrió, de perder en un plazo de 24 horas y a su portavoz El destino de todos estos individuos es el de cesar en sus actividades terroristas (lo que no parece que vayan a realizar) o ser abatidos por tropas regulares o fuerzas de seguridad, ya que no están dispuestos a entregarse. Tarde o temprano, se dará con la pista que conduzca a Hashimi y a su portavoz, Abu Hamza. Es cierto que después serán nombrados otros cabecillas en lo que podría ser una «guerra infinita», como les gusta decir a los terroristas.

No es cierto. Pero para acabar con el que parece uno de los mayores peligros para la sociedad occidental en este siglo es necesaria la implicación real y efectiva de todas las naciones afectadas. Y, lo que es más importante, el concurso de los musulmanes que no están de acuerdo con el yihadismo, que son muchos.

A ellos les corresponde desacreditar los mensajes de Daesh y Al Qaeda en el sentido de que matan y destruyen en nombre de Dios, porque así se lo ha ordenado, lo que es falso y, a los ojos del auténtico Islam, un pecado. La lucha antiterrorista aislada no es suficiente.

El nuevo cinturón explosivo de Daesh

Los «técnicos» del Estado Islámico han inventado un nuevo «chaleco» explosivo, más letal y más difícil de detectar. Al tratarse de un cinturón que va relleno de explosivo y cientos de bolas de metal, se ajusta a la cintura y el terrorista que lo porta puede pasar por un individuo un poco obeso. Al detonar, mediante un disparador que el yihadista lleva en la mano, las bolas salen disparadas como balas en un radio de 380 grados. Cuanto más cerca se esté del foco, la muerte es segura y, en cualquier caso, el número de víctimas causadas es elevado

larazon

Share

Bolivia, Chile, Brasil: mes caliente para una América Latina siempre en disputa

En solo un mes, el mapa geopolítico de América Latina ha cambiado sustancialmente, en un terremoto que sigue haciendo temblar las instituciones de varios países. La última sacudida entre octubre y noviembre de 2019 ha puesto punto final, dicen algunas voces progresistas, al ciclo político conservador que empezó en 2015 con el triunfo de Mauricio Macri en Argentina y que se coronó con la llegada de Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil el pasado mes de enero.

Octubre empezó con las protestas desatadas en Ecuador tras la eliminación de los subsidios a los combustibles a sugerencia del Fondo Monetario Internacional, medida que finalmente fue retirada. Luego llegó el turno de Chile, donde las movilizaciones se mantienen desde hace un mes y desembocarán en un probable proceso constituyente en el país. Entre toda esta convulsión regional, Alberto Fernández ganó las elecciones en Argentina y el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue liberado gracias al veredicto del Tribunal Supremo de Brasil.

Nos adentramos en noviembre y en Bolivia, las elecciones para revalidar a Evo Morales acabaron entre sospechas de fraude; después de un golpe de Estado disfrazado de renuncia y promovido por el ultrarreligioso Luis Fernando Camacho, Morales ha tenido que abandonar el país, rumbo a México, algo que no ha frenado los enfrentamientos entre partidarios y detractores del exmandatario.

Falta un mes para que Alberto Fernández asuma la Presidencia de Argentina, pero el futuro mandatario ya se ha convertido en uno de los actores clave de la crisis boliviana. El argentino no titubeó a la hora de calificar los hechos de golpe de Estado y negoció con los gobiernos de la región para facilitar la llegada de Evo Morales a México. Ese paso le permite empezar a construir su liderazgo regional sin haber puesto un pie en la Casa Rosada.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y Alberto Fernández ya se habían reunido hace unos días por otros asuntos, y el encuentro no pareció dibujar una alianza demasiado contundente, pero la operación Evo ha dejado la puerta abierta para un nuevo eje argentino-mexicano que encabece la oposición al eje dominado por Bolsonaro y Trump. «Que la segunda y la tercera economía de la región tengan un alineamiento político que se demuestra incluso antes de la llegada de Alberto Fernández al frente del gobierno de Argentina, marca –sin duda– una pauta de que el bloque progresista se fortalece», afirma Yair Cibel, periodista e investigador del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG). Para él, «el momento actual entierra definitivamente la idea del ‘fin del ciclo progresista’ que las intelectualidades conservadoras trataron de instalar y que nunca existió –dice– porque lo que en verdad había era una América Latina en disputa constante». Según Cibel, las elecciones argentinas demostraron que «el proyecto neoliberal que venía para quedarse 8 o 12 años y hacer cambios estructurales no tuvo la capacidad para sostener un proyecto de gobierno».

El periodista y director editorial del medio Opera Mundi, Breno Altman, opina, por su parte, que hay una «pérdida geopolítica importante» para Bolsonaro y EE.UU. porque los cuatro líderes fundamentales del bloque conservador (Macri, Duque, Bolsonaro y Piñera) están inmersos en crisis y desgastes que han demostrado «la ampliación de la resistencia popular y de las fuerzas progresistas». «Hay indicadores de que la ofensiva conservadora en América Latina podría vivir un proceso de agotamiento», añade.

La batalla cultural

Los conflictos que siguen abiertos en Chile y Bolivia ponen de manifiesto, según Yair Cibel, la existencia de una «discusión por el desarrollo cultural» de los pueblos de América Latina. En Bolivia, además de la disputa por los recursos, se visibilizó una «batalla cultural muy fuerte a través de los símbolos, por ejemplo, cuando los golpistas bajaron las wiphalas de las instituciones públicas y reivindicaron la noción de república por sobre del estado plurinacional», explica el experto.

La antropóloga de la Academia de Humanismo Cristiano Francisca Fernández, experta en indigenismo y etnicidad, comenta que la crisis boliviana tiene que ver, por una parte, con los pocos cambios promovidos por Evo Morales en «el modelo de producción» y, por otro lado, con que en 14 años «no logró reducir la histórica confrontación racista y colonial entre la zona oriente y las zonas altas del país, donde están los pueblos indígenas aimaras, quechua y otros». El escenario, para ella, es complejo de predecir porque se debate en tres frentes: la (ultra)derecha; las zonas indígenas, campesinas y sindicales vinculadas al MAS que se están movilizando; y los pueblos originarios, sindicalistas, feministas y ambientalistas que protestan contra Camacho, pero que también denuncian «prácticas autoritarias, jerárquicas y generadoras de una nueva burocracia encabezada por el MAS».

Sobre Chile, que avanza con tanta incertidumbre como su vecino, ambos expertos coinciden que el problema pasa por la «deslegitimización» de un modelo que se presentaba «como la panacea». «El neoliberalismo eficiente, eficaz y adaptado a nuestro contexto, terminó mostrando sus falencias y que no puede contener a una sociedad en todas sus demandas», dice Cibel.

El efecto Lula

La liberación de Lula en Brasil es otra pieza clave del nuevo mapa. El expresidente, que por ahora no tiene derecho para volver a presentarse a unas elecciones, vuelve al juego en un momento de profunda polarización social entre el progresismo del Partido de los Trabajadores y la extrema derecha bolsonarista. «Lula intervendrá en la construcción de una alianza progresista con la vista puesta en las elecciones municipales de 2020 y las nacionales de 2022», asegura el periodista de la Revista Fórum de Brasil, William de Lucca. «La falta de habilidades políticas de Bolsonaro ha provocado una quiebra del partido que ‘alquiló’ para ser presidente y ha dividido sus propias bases de apoyo», dice. A su parecer, «la prensa hegemónica y las élites apostarán, para las próximas disputas, por un nombre más ubicado al centro-derecha, como por ejemplo, Joao Doria, gobernador de Sao Paulo». Sea cual sea la preferencia del establishment, el periodista opina que será difícil derrotar a Lula en las urnas si llegara a postularse para presidente.

Otros países de la zona también han sentido el eco de este meneo latinoamericano: está por ver qué sucede en las elecciones de Uruguay; si Perú ha cerrado definitivamente su crisis institucional que hace poco enfrentó al Ejecutivo con el Congreso; y también cómo avanzan en Haití las masivas manifestaciones que reclaman la renuncia del presidente. Son días convulsos en el continente, pero el despertar de este mes ha inyectado una dosis de optimismo al progresismo latinoamericano.

eldiario.es

Share

Derriban el busto homenaje a La Pasionaria en la localidad madrileña de Rivas

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha retirado de forma temporal para su reparación el busto de la localidad dedicado a la dirigente del Partido Comunista Dolores Ibárruri, conocida como La Pasionaria, al sufrir este viernes un acto vandálico, informa Europa Press.

Según han explicado fuentes municipales, la Policía local recibió ayer a las 19.45 horas un aviso de un vecino que avisaba de que un joven se encontraba frente a la estatua con intención de generar desperfectos. Cuando los efectivos llegaron al lugar, encontraron que el busto de grandes dimensiones sobre una peana estaba en el suelo y se dio traslado de la situación a los servicios de mantenimiento, que no pudieron volver a instalarlas. Por tanto, se decidió llevar el monumento sobre La Pasionaria a las dependencias de dicho servicio para proceder a su arreglo de cara a volver a instalarla próximamente, a ser posible durante la próxima semana.

Este acto vandálico se produce precisamente cuando el Partido Comunista de España conmemora el 30 aniversario de su muerte La Pasionaria, que fue secretaria general del PC entre 1942 y 1960 y presidenta desde 1960 hasta su fallecimiento, en el cementerio civil de La Almudena con presencia de su actual secretario general, Enrique Santiago.

No es el primer incidente que rodea al busto de La Pasionaria en Rivas, dado que en el año 2012 fue robada en su ubicación de la avenida Covibar tras siete años instalada en ese emplazamiento. La escultura es obra del escultor boliviano Gonzalo Sánchez Mendizábal. En febrero de este año las tumbas del fundador del PSOE, Pablo Iglesias, y de la Pasionaria en La Almudena fueron cubiertas de pintura. Su nieta, Lola Ruiz-Ibárruri, denunció los hechos.

infolibre.es

Share

Alemania inaugura el pulso con EEUU para lograr la «soberanía digital» de la UE

El 24 de octubre de 2017, Peter Altmaier, un personaje relativamente desconocido fuera de Alemania, saltaba al escenario público europeo. El que entre 2013 y 2017 había sido jefe de gabinete y mano derecha de la canciller Angela Merkel, pasaba a sustituir a Wolfgang Schäuble como ministro de Finanzas. A partir de ese momento iba a comenzar a jugar un rol más relevante.

El 12 de noviembre de 2019, poco más de dos años después, Merkel señala en un discurso que es el momento de que la Unión Europea recupere los datos que durante tanto tiempo ha dejado en manos de los gigantes tecnológicos norteamericanos. Y hay una conexión entre ambos eventos.

Altmaier, hombre de confianza de la canciller, conocido en Bruselas por su trabajo entre 1990 y 1994 en la Comisión Europea, es ahora ministro de Economía, y se ha convertido en la figura clave que desde Berlín impulsa un esfuerzo por evitar que la Unión Europea reaccione demasiado tarde a las consecuencias que acarrea que los datos de los europeos estén en manos de los gigantes tecnológicos. Uno de los objetivos prioritarios en Berlín en este momento es lograr la independencia de EEUU en lo que a gestión de datos se refiere. Lograr la llamada «soberanía digital».

Peter Altmaier, ministro de Economía de Alemania. (EFE)
Peter Altmaier, ministro de Economía de Alemania. (EFE)

No hay nada de nuevo en esto. En Bruselas muchos se muestran preocupados desde hace años sobre la posición dominante y sin competencia europea que tienen los gigantes digitales americanos sobre el mercado de datos en Europa.

Alemania comenzó a apretar el acelerador en febrero de 2019, cuando Altmaier presentó una estrategia industrial para el país con el horizonte en la próxima década. En el documento, la tecnología y los datos son uno de los elementos centrales para poner a Alemania a funcionar a nivel industrial en el siglo XXI.Una demanda colectiva en EEUU acusa a Apple de comerciar con tus datos de iTunesTEKNAUTAS»Nada de lo que está en tu iPhone se queda realmente en tu iPhone», afirma el texto presentado ante los tribunales que acusan a la manzana de vender a terceros datos de su tienda

En el documento, el ministerio alemán no pone paños calientes: «La cuestión de la soberanía industrial y tecnológica y la capacidad de nuestra economía es el desafío decisivo para mantener la viabilidad futura de nuestro país. Nuestra economía debe ser capaz de resistir la competencia global en todas las áreas principales también en el futuro, particularmente en lo que respecta a tecnologías clave e innovaciones punteras».

El almacenamiento y procesamiento de datos en línea es ya el campo de batalla en la nueva relación de desconfianza entre Estados Unidos y la Unión Europea. Alemania y Francia lo saben, así como Bruselas. Hay muchos otros elementos en materia comercial, de defensa y de estrategia geopolítica, todos ellos interconectados en un reajuste de las relaciones entre Washington y el viejo continente.

Donald Trump, presidente de EEUU, junto con Angela Merkel. (EFE)
Donald Trump, presidente de EEUU, junto con Angela Merkel. (EFE)

Gaia X y el futuro

El 30 de octubre, Alemania y Francia levantaron el velo que cubría Gaia X, el proyecto más prometedor para lograr una nube europea. No es el primer intento, porque París ya hizo uno en solitario aunque sin demasiado éxito, pero sí es la primera vez que el eje franco-alemán se pone de acuerdo en lanzar un proyecto así, que tiene como objetivo arrancar el monopolio sobre el control y gestión de datos europeos a las gigantes norteamericanas.

«Queremos ofrecer a las empresas, ministerios y gobiernos la posibilidad de almacenar sus datos en Europa, siguiendo estándares transparentes, claro y reconocibles», explicó Altmaier sobre la propuesta a la que ya se han subido empresas como Deutsche Telekom o Bosch.

El objetivo no es «nacionalizar» el control de datos, sino llevarlo a manos de empresas europeas. En algunos círculos de Bruselas se popularizó la idea de que las empresas americanas no son de fiar cuando se trata de datos críticos, que no existe una relación de confianza entre la UE y EEUU cuando se trata de empresas privadas.

Altmaier, ministro alemán de Economía. (EFE)
Altmaier, ministro alemán de Economía. (EFE)

«Lo que más me preocupa es que el procesamiento de datos, industriales o de consumidores, sea realizado por parte de empresas estadounidenses», aseguró a finales de octubre Merkel, para profundizar después en la herida: «Entramos en una relación de dependencia que no será buena a largo plazo».

No es que sea una sospecha. La ‘Cloud Act’ de 2018 inauguró esta nueva fase, con las autoridades nacionales de los Estados miembros de la UE quejándose de los poderes que esta norma da a las autoridades americanas y que violan uno de los principios de las normas de protección de datos europea (GDPR), la más exigente del mundo.

El objetivo es tremendamente ambicioso y difícil de cumplir, pero es que además la UE no está haciendo lo suficiente como para ponerse en marcha en esa dirección. Gaia X es, realmente, el primer proyecto a gran escala que tiene ese objetivo final. Pero falta dinero e implicación por parte de muchos actores. La mayoría de las esperanzas pasan por un despacho amplio y decorado de forma elegante pero minimalista en una de las plantas nobles de la sede de la Comisión Europea de Bruselas.Una hora con la exjefa de ciberseguridad de EEUU: «¿Snowden? ¡Es una terrible persona!»MANUEL ÁNGEL MÉNDEZPhyllis Schneck estuvo cuatro años al frente de la ciberseguridad de EEUU. Pasó muchas veces por la sala de crisis de la Casa Blanca para rendir cuentas sobre ciberataques. Hablamos con ella

Pero no todo el mundo cree que esta idea es buena. William Echikson, presidente del Forum digital del ‘think tank’ CEPS, es escéptico sobre los nuevos planes. «Puedo entender parte de la motivación, el discurso de que necesitas controlar tu destino. Pero la forma en la que está ocurriendo no tiene mucho sentido», critica el experto.

Pone como ejemplo la estrategia europea para baterías: el plan para que Europa produzca las baterías que necesita la industria automovilística europea en su giro hacia los coches eléctricos. Para Echikson el resultado de esta estrategia es que se obliga al sector automovilístico europeo a comprar baterías más caras y con menos calidad.

Echikson propone construir cualquier estrategia sobre el control de los datos de los europeos con la base de lo que ya existe. «Donde se ve oportunidad es construyendo a partir de Microsoft o Amazon, no intentando duplicarlas y empezando 10 años después», señala. Para el experto «esto es política», y considera que se está haciendo cierto populismo con la estrategia digital europea al querer dar «soluciones sencillas a problemas complejos».

En ciertos ambientes se considera que este nuevo discurso es solo una forma de proteccionismo, un escudo que las grandes naciones europeas están tratando de sujetar para recuperar de las manos de los euroescépticos el discurso de la soberanía y de la protección de los intereses nacionales.

La bandera de EEUU y la bandera de Alemania. (EFE)
La bandera de EEUU y la bandera de Alemania. (EFE)

Factor Vestager

Tampoco todos los Estados miembros están en línea. Distintas fuentes aseguran que España se encuentra en la línea dura contra los gigantes digitales, aunque siempre más escorada hacia la visión francesa que hacia la alemana. Pero los nórdicos ven estos movimientos con preocupación, especialmente ante la salida de un Reino Unido que hasta ahora servía de balanza cuando el eje franco-alemán se ponía de acuerdo en algo.

Ante las dificultades estratégicas que afrontan los planes de Alemania y Francia, especialmente por falta de recursos y de apoyo, las esperanzas para ellos pasan por el Berlaymont, la sede en Bruselas del Ejecutivo comunitario.

Altmaier escribió recientemente una carta a Magrethe Vestager, comisaria de Competencia, la que se ha convertido en estrella ascendente de Bruselas por su duro pulso contra los gigantes tecnológicos americanos. Y ha pedido que apriete el cerco sobre ellas.

Margrethe Vestager, comisaria de Competencia. (Reuters)
Margrethe Vestager, comisaria de Competencia. (Reuters)

En el despacho de Vestager se teoriza mucho. Se establecen posibles caminos a seguir en el futuro de la competencia y se hacen muchas preguntas. La danesa y su equipo más cercano consideran que el mundo ha cambiado con la irrupción tecnológica, y que adaptarse a ella para evitar que acabe de golpe con el viejo mundo requiere de valentía. Y están dispuestos a asumir los riesgos.

La danesa tendrá rango de vicepresidenta ejecutiva en la próxima Comisión Europea, y está dispuesta a utilizar ese poder. Además, no solo tendrá bajo su mando la Competencia, sino que será la encargada también de toda la agenda digital, sobre la que promete lanzar toda una descarga de propuestas legislativas: desde fiscalidad hasta uso de datos.

«Cuando unas pocas empresas controlan muchos datos sobe nosotros eso les puede ayudar a influir en las decisiones que tomamos», aseguró recientemente, señalando que esa información se puede usar para «llegar a conclusiones» sobre individuos, pero también «para minar la democracia».Los gigantes digitales pierden este mayo en bolsa el equivalente al PIB españolC. RAFFINDesde los máximos de mayo, el NY FANG+ se deja un 17%. No en vano, ha sido un mes difícil por la guerra comercial y, justo el lunes, la amenaza de una mayor regulación anti monopolio

Ursula von der Leyen, presidenta electa de la Comisión Europea, tiene una misión para Vestager. No en vano, cuando anunció, ante la sorpresa de muchos, que la danesa repetiría la cartera de Competencia, la futura presidenta lanzó el mismo mensaje que Altmaier en febrero de 2019: «Necesitamos trabajar duro en nuestra soberanía tecnológica».

La UE necesitará más que buenas intenciones para lograr el objetivo marcado por Merkel. El próximo lustro será clave, y Vestager será una de las mejores aliadas para lograrlo. Frente a las dudas y los que defienden que Europa está demasiado atrás respecto a EEUU, algunos piden recordar las palabras de Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, durante uno de sus últimos discursos en el cargo, en Brujas. Citando un proverbio africano y pidiendo aplicarlo al proceso de integración europea, Tusk señaló: «Si quieres ir rápido, ve solo; si quieres ir lejos, ve acompañado». Y la UE quiere ir lejos. Pero también tendrá que hacerlo rápido.

elconfidencial.com

Share

125.000 euros para empezar a sacar a 33.000 víctimas del olvido: Patrimonio se prepara para abrir las criptas de Cuelgamuros

Patrimonio ha dado la autorización a los trabajos para sacar a los hermanos Lapeña del Valle de los Caídos y a todos los demás inhumados ahí, casi 34.000 en total. Manuel y Antonio Ramiro Lapeña fueron fusilados en 1936 y trasladados desde Calatayud, su localidad de origen, hasta el mausoleo. Hasta hace apenas tres semanas, sus huesos estaban a escasos metros de los de su verdugo, Francisco Franco.

Los restos de los Lapeña se encuentran en alguna de las nueve cajas con la inscripción ‘Calatayud’ que hay en el tercer piso de la capilla del Santo Sepulcro del templo. En ellas hay restos de al menos 79 hombres más. La familia espera que la apertura de las criptas empiece en navidades, pero el proceso todavía será largo y puede encontrar impedimentos. Está pendiente la licitación de obra a una empresa externa y los forenses tendrán que cotejar todos los ADN hasta localizarles.

Se empieza con ellos porque su familia tuvo en 2016 una sentencia que autorizó su exhumación, algo que les permitirá darles un entierro digno más de 80 años después. Pero llevan desde entonces sorteando un laberinto de obstáculos judiciales. Los Lapeña creen que «esta es la buena, confiamos más». Pero «hasta que no lo veamos, después de tantas cosas que hemos pasado, no lo creeremos», apuntan. Hay otras 29 solicitudes de descendientes de víctimas de la Guerra Civil y la represión que quieren sacar a los suyos de Cuelgamuros.

La capilla del Santo Sepulcro, por dentro.
La capilla del Santo Sepulcro, por dentro. INFORME CSIC

Patrimonio permite ahora la apertura de todas las sepulturas del Valle por la validación y publicación esta semana de un informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En el documento se estudia la estructura del templo y «las posibilidades de acceso y riesgos», y certifica que hay seguridad suficiente para los forenses y técnicos. No garantiza que se pueda exhumar e identificar a todos, solo el estado del edificio. Los expertos hicieron siete visitas al Valle entre noviembre de 2018 y abril de 2019. Eduardo Ranz, abogado de la familia Lapeña, cuenta que la inspección, dirigida por el ingeniero José Pedro Gutiérrez y por el arquitecto Rafael Piñeira, se demoró porque solo pudieron acudir al Valle los lunes, día de cierre, por orden del prior Santiago Cantera.

Cajas de la cámara 3 de la Capilla del Santo Sepulcro.
Cajas apiladas en la cámara del nivel 3 de la Capilla del Santo Sepulcro. Es el piso en el que están los Lapeña.

Los trabajos que se detallan como necesarios para comprobar todas las criptas –ocho en total con las casi 34.000 víctimas– van a costar unos 125.000 euros, según el informe encargado y analizado por Patrimonio. Una cifra susceptible de incrementarse «dependiendo de las condiciones» en que se desarrolle. Es decir, puede ocurrir que cuando los forenses entren en las cámaras funerarias se sumen complicaciones ahora imprevisibles, por ejemplo relacionadas con las medidas de seguridad. Ese dato estimativo no contempla «el importe que pudiera suponer ninguna acción relacionada con el movimiento, realojo o tratamiento de
restos cadavéricos».

Primero, el Santo Sepulcro

Comenzarán abriendo la capilla del Santo Sepulcro por ser la de los Lapeña. Como pasa en las demás, sus cámaras actúan de osarios, y se ubica a la derecha del altar mayor, donde reposaba Franco y donde sigue José Antonio Primo de Rivera. Hay otra capilla grande a la izquierda, la del Santísimo, y seis pequeñas en los laterales de la nave. La del Santo Sepulcro –como la del Santísimo– tiene cinco niveles de altura con cámaras funerarias: en los cuatro primeros hay «cajas con restos cadavéricos» y en el más alto, «restos óseos sueltos».

Patrimonio cifra en la capilla del Santo Sepulcro 6.492 cajas con restos –llamadas columbarios–. Los Lapeña están en una de esas nueve del tercer piso en las que pone ‘Calatayud’. En cada una de ellas, según los documentos del Valle, hay restos de nueve personas hasta sumar 81 en total. La familia espera que todo cuadre y tras las pruebas de ADN se dé con Manuel y Antonio Ramiro, porque de Calatayud, según un telegrama de la época, salieron 13 cajas y no 9. Un informe del Consejo Médico Forense de 2018 advertía de que los columbarios estaban depositados desordenadamente y de que los restos son «muy antiguos» dentro de los criterios científicos para este tipo de investigaciones.

Los hermanos Lapeña, que serán exhumados / ARICO Memoria Aragonesa
Los hermanos Lapeña, que serán exhumados / ARICO Memoria Aragonesa

Tras el Santo Sepulcro se seguirá trabajando en la capilla del Santísimo, con 3.398 columbarios, y luego en las de los laterales, con 773 entre las seis. El prior paralizó en noviembre de 2018 el hasta ahora último intento de sacar a los Lapeña. Esta vez lo tendrá más complicado, explica el abogado Eduardo Ranz: «Se nos ha transmitido desde Patrimonio que eso no va a ser un problema, así como otras veces sí hemos tenido el aviso» de las trabas que ponían los benedictinos.

«La exhumación de Franco ha supuesto una pérdida visible de poder. Aunque por experiencia nunca hay que confiarse, entendemos que una vez dado el calendario y el informe a las familias, el trabajo sigue adelante», cuenta Ranz. El proceso ha ido en paralelo los últimos meses, pero va separado de la exhumación de Franco: «Es un éxito que comenzó con la sentencia de 2016, que viene de un fracaso de la sociedad que fueron las ejecuciones».

Un caos de huesos y cajas

Otro informe de Patrimonio de 2010 daba muchos detalles sobre el caos de huesos y cajas que hay en las criptas del Valle. Gran parte están amontonados y en condiciones de mucha humedad. En el de 2019 se ha observado por ejemplo que algunos contenedores mortuorios «mantienen su integridad», pero otros están tan mal que «han perdido su capacidad resistente». Hay «restos cadavéricos dispersos», cajas apiladas o amontonadas en todas las cámaras. Es por eso que la extracción e identificación puede complicarse.

Cajas con restos óseos en las capillas.
Cajas con restos óseos en la capilla del Santo Sepulcro. INFORME CSIC

Para efectuar la valoración las condiciones del edificio el CSIC no ha podido acceder a todos los pisos. El reconocimiento ha sido visual, en algunos pisos mediante un videoscopio colocado en trampillas. Para que los forenses puedan entrar a partir de navidades habrá que demoler algunas partes de las paredes. Por ejemplo, para subir a las cámaras del último piso del Santo Sepulcro habrá que tirar una zona del cerramiento, pero esto no tendrá «influencia sobre la estabilidad» del conjunto. Una vez se finalicen las tareas, se podrá reconstruir con materiales similares, recomienda el CSIC.

Lo que tiene peor conservación de toda la arquitectura son los elementos de entrevigado. «La entrada de personas a cualquiera de los niveles de cripta quedaría condicionada por su deficiente estado», escriben desde Patrimonio sobre las conclusiones del CSIC. Por tanto, las medidas de seguridad de los operarios tendrán que estar dirigidas sobre todo a prevenir el desprendimiento del entrevigado. El estado de los elementos principales, las «vigas y nervios», «parece ser bueno», con «deterioros puntuales» pero sin limitaciones para soportar peso.

Capilla del Santísimo del Valle de los Caídos.
Capilla del Santísimo del Valle de los Caídos. INFORME CSIC

eldiario.es

Share

El Espai LGTBI de Girona denuncia un «ataque fascista» contra su sede

El Espai LGTBI de Girona ha denunciado a través de sus redes sociales un «ataque fascista» contra su sede. La puerta del local, situado en la calle Sant Josep en el Barri Vell de la ciudad, ha aparecido destrozada. El Esapi LGTBI ha colgado las fotos del ataque a Twitter Facebook denunciando los hechos y dejando claro que no harán «ni un paso atrás» y que seguirán mostrándose «siempre visibles ante estos canallas».ADVERTISING

inRead invented by Teads

Espai LGTBI Girona@espailgtbigi

Avui hem patit un atac #lgtbifobic al nostra local. No farem cap pas enrere a #Girona. #visiblessempre
Porta del local de l @espailgtbigi destrossada . Contra l’odi els nostres drets i llibertats.
Davant del feixisme ni un pas enrere @girona_cat

Ver imagen en Twitter

12623:05 – 16 nov. 2019Información y privacidad de Twitter Ads118 personas están hablando de esto

«No tenemos miedo, no tenemos nada que esconder, no tenemos armarios y no tenemos llaves. Somos diversos y amamos a quien queremos y como queremos», reivindica el escrito en las redes sociales. Los hechos se habrían producido este sábado por la noche y la denuncia de la entidad se ha producido unas horas después.

elperiodico.com

Share

La morosidad da las primeras señales de la llegada de una crisis

Los impagos de los créditos son una amenaza para la solvencia de los bancos, pero también constituyen un indicador de la situación financiera de las familias y empresas y por tanto de la salud de la economía en general. La prueba es que la morosidad comienza a dar los primeros síntomas de empeoramiento como consecuencia de la creciente desaceleración global. El volumen total neto de créditos de dudoso cobro sigue reduciéndose, pero a un ritmo más lento y, lo que es más preocupante, con el primer aumento bruto de los nuevos morosos en muchos trimestres.

Los préstamos impagados tienen dos componentes: por un lado la entrada de nuevos créditos en mora, y por otro las salidas, que se deben a distintas causas como que el cliente vuelve a pagar o que el banco ejecuta la deuda y se queda con la garantía (normalmente un inmueble), lo vende dentro de una cartera de créditos tóxicos a una tercera firma, o lo da por irrecuperable y asume toda la pérdida. Los primeros, los nuevos morosos, crecieron en el primer semestre de este año un 8,9%, hasta los 13.500 millones de euros, según datos recientes del Banco de España.

Las mayores salidas, sin embargo, permitieron que el saldo total cayese a los 61.900 millones, el 17,6% menos que un año antes. Este ritmo de reducción, con todo, es muy inferior al de la primera parte del 2018 (26,7%) y se está frenando según pasan los meses. «Es verdad que llama la atención, habrá que ver la evolución en los próximos trimestres. Es posible que esté relacionado con el crédito al consumo (cuya morosidad está creciendo). No creemos que sea un cambio drástico de ciclo, pero es algo a seguir«, apuntaron hace unos días fuentes del Banco de España.

Más provisiones

Algunos directivos del sector, sin embargo, son más pesimistas. «Vemos que la morosidad no baja prácticamente. El problema es que cuesta más el recobro. La desaceleración se está empezando a notar», apunta el consejero delegado de una de las principales entidades españolas. «Los créditos impagados bajarán en algunas entidades por las ventas de carteras en bloque, pero ya se ha vendido lo más vendible. Cada día es más difícil vender sin impacto en el capital y los resultados. Y cada vez habrá más entradas nuevas», añade un consultor de una firma especializada en asesorar a bancos.

El propio gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, resaltó hace unas semanas que la reducción de las provisiones para hacer frente a las pérdidas que suponen los impagos «muestra algunos signos de agotamiento», ya que en el primer semestre crecieron el 3,9%, el primer aumento desde el 2012. «Y no debemos olvidar que, en la actualidad, la tasa de mora (5,24% en agosto) sigue estando todavía significativamente por encima de la registrada antes de la crisis financiera», añadió. 

El máximo responsable del supervisor español, además, advirtió a las entidades de que si la situación económica continúa deteriorándose, la «calidad del activo podría empeorar, dado que la capacidad de pago de sus acreditados se vería negativamente afectada. Encontrarían asimismo más dificultades para continuar desprendiéndose de sus activos improductivos».

Nubes en el horizonte

No se trata solo de un problema español. La Autoridad Bancaria Europea señaló recientemente que la «mejora de la calidad de los activos ha continuado, pero a un menor ritmo» en los últimos meses. Andrea Enria, máximo responsable de la supervisión bancaria en el Banco Central Europeo (BCE), advirtió el pasado miércoles de que los «indicadores de calidad de los activos todavía no han vuelto a los niveles precrisis«, algo que es necesario corregir para afrontar la «próxima tormenta, cuyas nubes ya podemos ver en el horizonte».

Según las previsiones de los grandes bancos europeos que ha recogido el BCE, las entidades esperan que las provisiones por impagos aumenten «ligeramente en los próximos años», especialmente en los países que presentan unos niveles más bajos de morosidad. «Eso indica que los bancos piensan que el 2018 puede haber marcado un punto de inflexión en la calidad del crédito en esos países», ha explicado la autoridad monetaria en un artículo de hace unos días.

La situación de la morosidad, es cierto, ha mejorado enormemente desde la Gran Recesión. En Europa, los créditos impagados han bajado de 1,15 billones de euros en junio del 2015 (6% del total de préstamos) a 636.000 millones en junio del 2019 (3%), según la EBA. En España, se han reducido en 126.900 millones desde el máximo de 188.800 millones de diciembre del 2013. Pero una nueva crisis puede alcanzar al sector financiero sin haber reparado las heridas de la anterior.

La morosidad entre empresas también aumenta

Los impagos comerciales, aquellos que se producen entre empresas, también muestran algunos síntomas preocupantes. En el tercer trimestre crecieron el 6,5%, si bien es cierto que a menor ritmo que al cierre del año pasado (9,4%), según la aseguradora Crédito y Caución, del grupo Catalana Occidente.

En el segundo trimestre del 2016, los niveles medios de impago soportados por la empresa española mostraron un deterioro por primera vez en 13 trimestres. Los años 2017 y 2018, apunta la firma especializada en asegurar el crédito, han tenido una evolución similar, con un «suave incremento» de los niveles de impago en un contexto de «creciente incertidumbre».

La firma señala, además, que el 68% de las empresas españolas padece las consecuencias negativas de la morosidad (mayores costes financieros, pérdida de ingresos, límites al crecimiento y la inversión, o amenaza de tener que cerrar el negocio). Y lo que es más preocupante, el 32% sufre impagos significativos y cerca de 85.000 compañías están en riesgo de cerrar a causa de los impagos de otras empresas.

La aseguradora sostiene que el 2019 «consolida el cambio de tendencia» de los últimos años. Desde el 2012 hasta el 2017, explica, la tasa de empresas que sufría impagos significativos no había dejado de caer. Pero en el 2018 y el 2019, precisa, la tendencia se ha roto y una de cada tres empresas sufre ya los peores efectos de la morosidad.

.elperiodico.com/

Share

The Barbican Centre.El jardín interior más grande de Londres

Visítalo gratis los domingos de este mes.

Domingo 17 y 24 de noviembre, de 12 a 17h.Barbican Conservatory, Silk Street, London EC2Y 8DS

Metro: Barbican, St Paul’s y Moorgate

Tren: Liverpool Street y Farringdon

Bus: Ruta 153 en Chiswell Street

Share

La inflación de la eurozona cae al 0,7% en octubre

La tasa de inflación interanual bajó una décima tanto en la eurozona, al 0,7 %, como en el conjunto de la Unión Europea (UE), al 1,1 %, en octubre con respecto a septiembre, según los datos revisados difundidos este viernes por la oficina de estadística comunitaria Eurostat. Se trata de la menor subida de los precios en el bloque de países que comparten el euro desde noviembre de 2016, según ha informado Eurostat

En la eurozona, la inflación anual se vio arrastrada por la caída del precio de la energía, cuya cota bajó 0,32 puntos, mientras que tuvieron contribuciones positivas los servicios (0,69 puntos), alimentos alcohol y tabaco (0,29 puntos) y los bienes industriales no energéticos (0,07 puntos).

La inflación interanual subyacente -que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos- se mantuvo estable en la eurozona en el 1,2 % con respecto a septiembre. Este indicador, que elimina los componentes más volátiles del índice de precios de consumo, es el que usa como referencia principal el Banco Central Europeo para decidir la orientación de su política monetaria.

En todo caso, la inflación interanual sigue lejos del objetivo del emisor del área de la moneda única de situarla en cotas próximas pero inferiores al 2%.

Entre los países de la UE, las tasas de inflación más bajas se dieron en Chipre (-0,5 %), Grecia (-0,3 %) y Portugal (-0,1 %), mientras que las más elevadas se observaron en Rumanía (3,2 %), Hungría (3,0 %) y Eslovaquia (2,9 %). La inflación en España se situó en el 0,2 % en octubre.

Share

Leónidas 2019: cuándo y cómo ver la lluvia de estrellas noviembre

Si bien algunas son más famosas que otras, durante el año se suceden una decena de lluvias de estrellas. El mes de noviembre es el turno de las Leónidas. Aunque duran más de veinte días, según el Instituto Geográfico Nacional su pico máximo tendrá lugar en la madrugada del sábado al domingo (16 y 17 de noviembre), cuando, si el tiempo lo permite, se dejarán ver meteoros de fuego y largos destellos originados a partir de partículas más grandes de material cometario.

Las Leónidas son una de las lluvias más hermosas del año por su brillo y colorido. Por lo general, caen unos 15 meteoros por hora, lo que no es mucho, pero ofrecen un espectáculo digno de ser contemplado, ya que se asemejan a bolas de fuego surcando el cielo. Además, son muy rápidos: viajan a una velocidad 71 kilómetros por segundo y se consideran algunos de los meteoros más veloces que existen.

El origen

Como explica la NASA en su web sobre la exploración del Sistema Solar, las Leónidas son en realidad fragmentos de desechos espaciales que provienen del pequeño cometa 55P/ Temple-Tuttle, una roca de 3,6 kilómetros de ancho que tarda 33 años en orbitar el Sol. Por estas fechas, la Tierra pasa a través del sendero de escombros que deja en su camino, lo que hace que estos choquen con nuestra atmósfera, donde se desintegran en rayas ardientes y coloridas en el cielo.

Esta lluvia de estrellas tiene una particularidad: como los restos que deja el cometa Tempel-Tuttle no están distribuidos en la órbita de forma uniforme, cada 33 años las Leónidas producen impresionantes tormentas, con cientos o miles de meteoros vistos por hora, según la ubicación del observador. Por ejemplo, en 1966 tuvo lugar una de las más espectaculares, cuando miles de meteoros por minuto atravesaron la atmósfera de la Tierra durante un período de quince minutos. Las crónicas de la época recogen que se vieron tantos meteoros que parecía que llovía. En 1833 decenas de miles de estos bólidos iluminaron el cielo nocturno, y muchos pensaron que había llegado el fin de mundo. La última tormenta de meteoros Leónidas se produjo en 2002, así que la próxima no se producirá hasta 2035.

Cómo observarlas

La Leónidas reciben su nombre porque parecen llegar de la constelación de Leo, lo que se conoce como radiante. Pero no hace falta fijarse en estas coordenadas para verlas. Es más, desde NASA aconsejan mirar lejos del radiante, ya que de esa forma los meteroros parecen más largos y bonitos.

Para la observación, es recomendable acomodarse en un área alejada de las luces de las ciudades, sin montañas, grandes árboles o edificios que impidan la visión completa del firmamento. Como ocurre con todas las lluvias de estrellas, lo mejor es acostarse boca arriba y mirar al cielo.

Eso sí, este año hay algunos inconvenientes. Para empezar, hay que ir muy bien preparado contra el frío, la experiencia dista de ser tan ligera como cuando se observan las Perseidas de agosto. Además, las nubes que se anuncian para el fin de semana parece que se interpondrán para ver en todo el esplendor del espectáculo (procure consultar antes el parte meteorológico del lugar en el que se encuentra). Por otro lado, el máximo de las leónidas se producirá con la Luna comenzando a menguar (el plenilunio tendrá lugar el 12 de noviembre), por lo que el brillo de nuestro satélite también se interpondrá en la buena visión de la lluvia de estrellas. Sin embargo, aún puede salvar este obstáculo y observar el fenómeno astronómico cerca del amanecer.

abc.es

Share