Las mujeres serán mayoría en el Gobierno de Pedro Sánchez por primera vez en la historia de España

El Ejecutivo que ha diseñado Pedro Sánchez es el primero de la historia con una aplastante mayoría de mujeres, cuenta con perfiles de gran experiencia en las diferentes áreas para ser operativo desde el primer consejo de ministros  y está pensado para lanzar a Europa un mensaje europeísta completamente contrario al de Italia.

El Consejo de Ministros será más femenino que masculino por lo que, bien mirado, podríamos llamarle Consejo de Ministras. Y me alegro mucho de esa mayoría femenina por una razón. A menudo cuando se habla de incorporar a féminas en las cúpulas del poder el argumento para no hacerlo es que no hay profesionales preparadas o con ambición suficiente. Esta ha sido la excusa para que el Gobierno del PP no presentara una mujer candidata a la vicepresidencia del BCE, a pesar de que el Parlamento Europeo le pidió que propusiera a una fémina, o para nombrar a una gobernadora del Banco de España.

Pues miren, resulta que cuando se buscan mujeres preparadas y que quieran asumir retos, estas aparecen aunque no hayan pasado los últimos años de su vida sacando lustre a su perfil público, eso lo hacen más los hombres. Nadie puede discutir los currículos y experiencia contrastada de las nuevas ministras. Por no extenderme con cada uno de los perfiles, citaré algunos, aunque la filosofía es extensible a todos.

En el área económica, Nadia Calviño es considerada un peso pesado en la Comisión Europea donde ha sido directora general de presupuestos. Se sabe al dedillo cómo funciona la Unión Europea, domina todos los idiomas comunitarios y en su primer Eurogrupo la recibirán como en casa. En Hacienda, María Jesús Montero ha dirigido con mano de hierro las finanzas de la Junta de Andalucía durante la crisis y ha sido el azote de Cristóbal Montoro para que desencallara la financiación autonómica. Si algo se le da bien, es la austeridad y la regla gasto.

Sánchez ha situado en Justicia a una fiscala de la Audiencia Nacional experta en yihadismo, en Sanidad a una doctora actual consejera del ramo en Valencia, y así sucesivamente. El presidente socialista ha querido compensar su falta de apoyos parlamentarios con un Gobierno muy preparado que nadie le pueda discutir. Y por la rapidez con la que ha encajado todas las piezas se deduce que llevaba tiempo preparándolo y buscando talento a la espera de que llegara su oportunidad.

elperiodico

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *