Un vídeo muestra los abusos a un trabajador provoca indignación mundial

En el vídeo, un trabajador es golpeado brutalmente por un hombre saudí. El presunto ‘pecado’ del inmigrante es que su empleador piensa que ha tratado de hablar con su esposa.
«Juro que no tuve intención», suplica el hombre, quien por sus ropas y acento parece ser un trabajador inmigrante. «Juro por Dios que no lo sabía».
El calvario de este hombre no es un caso aislado.  La organización Human Rights Watch publicó un informe sobre la situación de los trabajadores domésticos en Oriente Próximo, denunciando que sufren un amplio rango de abusos con condiciones que se asemejan a la esclavitud.
Entre las penurias a las que se enfrentan estos trabajadores -en su mayoría procedentes de África y Asia- HRW detalla impagos de sus salarios, restricciones de movimientos, horarios de trabajos abusivos y sin días de descanso. «Muchos se enfrentan a violencia psicológica, física o sexual y pueden quedar atrapados en situaciones de trabajo forzoso
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *