Un error identifica a 250 afganos que desean ser acogidos en Reino Unido

El Ministerio de Defensa británico ha iniciado una investigación sobre las circunstancias en las que uno de sus funcionarios envió un correo electrónico a intérpretes afganos en el que copió las direcciones de todos los destinatarios, unos 250, aún residentes en Afganistán. El error pone en peligro la seguridad de los así identificados.

La retirada británica del país asiático, apresurada por la decisión del Gobierno de Estados Unidos de marcar una fecha exacta para la retirada de todas sus tropas sin avisar antes a sus aliados, ya había deparado otro episodio lamentable. El personal de la Embajada de Reino Unido en Kabul dejó en el edificio fichas de su personal afgano y de solicitantes de empleo.

La conducta de la legación diplomática ha sido criticada por la falta de inteligencia sobre la rápida caída de Kabul en manos del Talibán y la marcha precipitada de la capital cuando colapsó su Gobierno. Fuentes del Ministerio de Defensa expresaron críticas en los medios porque los diplomáticos habrían dejado a jóvenes soldados procesando de la documentación de quienes querían ser evacuados.

Un periodista de ‘The Times’ descubrió en el jardín de la embajada, entre las cenizas de una barbacoa, las fichas de una decena de miembros de la plantilla y de solicitudes de empleo que incluían comprometidos currículums. El reportero entró en la Embajada acompañado por talibanes armados, que habían sido comisionados para proteger el distrito diplomático de Kabul hasta la reapertura de las embajadas.

Cinco mil

Si aquella revelación, al final de agosto, provocó una rápida gestión para localizar a casi todos los identificados en las fichas y evacuarlos, el error anunciado ahora por la BBC deja en mal lugar a un Ministerio de Defensa, que ha sido elogiado por la evacuación y sus esfuerzos para contactar con el millar de personas que habrían cooperado con las fuerzas armadas y permanecen en Afganistán.

Según el Gobierno, se ha ofrecido asentamiento en Reino Unido a unas quinientas personas consideradas como «casos especiales», por haber destacado en la sociedad civil afgana durante los últimos años. Son parte de los 5.000 afganos que serán acogidos este año, parte de los 20.000 a los que se dará el derecho a residir en Reino Unido en los próximos años.

Pero la oposición critica la lentitud del esquema para otorgar permiso de residencia a afganos vinculados a la administración británica en Afganistán. De unos 850 solicitantes, el Ministerio de Interior ha otorgado el permiso a 50 desde el 28 de agosto al 20 de septiembre. Estarían autorizados a ser acompañados por su cónyuge, o equivalente, y por sus hijos, o menores dependientes.

TEMAS

Boris JohnsonReino UnidoAfganistán

ideal.es

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *