Trump desvió dinero para niños con cáncer a sus propios negocios

Eric Trump, segundo hijo del presidente de EEUU, Donald Trump, y actual codirector de la Trump Organization (conglomerado de empresas y propiedades de la familia Trump), ha recaudado en los últimos 10 años 11 millones de dólares a beneficio del St. Jude Children’s Research Hospital de Memphis, el centro para niños con cáncer más conocido del mundo. Lo consiguió organizando un torneo benéfico anual de golf en Nueva York con la Eric Trump Foundation, con la que también ayudó a recaudar 5 millones más en otros eventos con otras organizaciones.

El importe íntegro de lo recaudado debía ir a parar al St. Jude, pero no todo fue ingresado en las arcas de este hospital infantil. Según la revista Forbes, más de 1,2 millones de dólares se destinaron a pagar gastos sin justificar a la Trump Organization -propietaria del Trump National Golf Club, donde se celebró el evento-. La Eric Trump Foundation, además, fue utilizada por la fundación del propio Trump, la Donald J. Trump Foundation, para canalizar otros 100.000 dólares de donaciones en ingresos para la Trump Organization.

Mientras se aseguraba a los donantes de la Eric Trump Foundation que su dinero se destinaba a ayudar a niños enfermos, más de 500.000 dólares fueron ‘redonados’ a otras organizaciones benéficas, muchas de las cuales estaban conectadas con miembros o intereses de la familia Trump, incluyendo al menos cuatro grupos que posteriormente pagaron por realizar torneos de golf en campos de Trump.

DESAFÍO A LA LEGISLACIÓN FEDERAL

Las revelaciones de ‘Forbes’ sugieren que todos estos movimientos desafían la legislación fiscal federal y las leyes estatales que prohíben las autodonaciones o donaciones engañosas. Y también cuestionan la dinámica de los negocios de la familia Trump y si Eric y su hermano, Don Jr., pueden ser verdaderamente independientes de su padre.

Hasta el 2010, según la investigación de ‘Forbes’, la Eric Trump Foundation hizo lo que prometió a sus donantes: enviar todo el dinero al St. Jude. Pero al empezar el 2011, más de 500.000 dólares fueron redirigidos a otros grupos benéficos, muchos de los cuales eran preferidos de la familia Trump y algunos de los cuales no tenían nada que ver con el cáncer infantil, pero que luego llegaron a ser clientes de los campos de golf de Trump.

OENEGÉS CLIENTES

En el 2012, por ejemplo, la Eric Trump Foundation donó 5.000 dólares a una oenegé llamada Abilis, que proporciona servicios a personas con discapacidades. Aquel mismo año, Fred Trump, sobrino del presidente, que tiene un niño con parálisis cerebral, inauguró el torneo benéfico para Abilis en el Trump National Westchester (Nueva York). En los cinco años siguientes, Abilis gastó cerca de 240.000 dólares en torneos de golf en el mismo campo.

En los años 2013 y 2014, la Eric Trump Foundation pagó 15.000 dólares por una gala para la Little Baby Face Foundation, según un portavoz de esta fundación. En los tres años siguientes, Little Face Baby se gastó cerca de 100.000 dólares en partidos de golf en el mismo campo de Westchester.

elperiodico.com

91 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master