Todos los detalles sobre el nuevo restaurante de Paco Pérez y Pep Guardiola

Asegura Pep Guardiola que la cocina de casa se echa de menos “tanto si vives en Nueva York como en Manchester o en cualquier lugar del mundo”. En su caso, lo reconoce, esa añoranza y sobre todo la ilusión de “poder tener un lugar donde comer bien con los amigos”, lo han animado a convertirse en uno de los socios del nuevo Tast Cuina Catalana. Y, para el entrenador del Manchester City, comer bien es algo que con un chef de la talla de Paco Pérez, quien capitanea el proyecto, “está más que garantizado”.

El nuevo establecimiento, que abrirá el próximo 20 de julio, se encuentra en pleno King Street, una de las calles más emblemáticas de Manchester ,y cuenta también como socios con Ferran Soriano y Txiki Begiristain (cúpula directiva del exitoso club inglés con Guardiola) y con el grupo de restauración Fazenda, que tiene restaurantes en la ciudad así como en Leeds, Liverpool y Edimburgo.

El espacio del nuevo restaurante

El espacio del nuevo restaurante (Miquel V)

Este no es, quieren insistir, un restaurante de fútbol sino un proyecto gastronómico en el que han apostado de modo personal y con el que esperan dar a conocer la cocina catalana que, señala Guardiola, “es parte de la cultura, como pueden serlo el arte o la literatura”. Y es también una idea que podrían replicar en otras ciudades del mundo, entre las que suena tímidamente Nueva York.

De momento, no obstante, explican que prefieren centrarse en el presente y poner en marcha este primer Tast en el que esta semana han empezado a servir algunas cenas previas a la apertura. El jueves los socios probaron los platos junto a casi un centenar de invitados, figuras destacadas de la ciudad. A alguno de ellos el propio Guardiola les mostraba orgulloso una espléndida rebanada de pan con tomate que preparan con el pan que elabora para ellos la empresa catalana Triticum, con harinas ecológicas recuperadas.

Pulpo de la Boqueria con romesco, patata y oloroso
Pulpo de la Boqueria con romesco, patata y oloroso (Tast Cuina Catalana)

Es la primera aventura británica del chef del Miramar (Llançà), quien ha confiado como jefe de cocina en Miquel Villacrosa, que acaba de pasar cerca de tres años en el restaurante de Pérez en Berlín. “Este es el reto profesional más importante que he vivido y estoy ilusionadísimo”, explica. “Pedí que se me dejase elegir al equipo y ha sido toda una experiencia: con Paco Pérez aprendes que la parte humana siempre es la más importante”.

Sandra Martorell dirige el nuevo local que irrumpe en la creciente oferta gastronómica de una ciudad en cuyo centro urbano el número de restaurantes ha aumentado entre 2013 y 2018 casi un 37 por ciento. Lo presentan como el primero de auténtica cocina catalana, un dato que no ha gustado demasiado a sus vecinos del Lunya, establecimiento que abrió una pareja de Liverpool entusiasta de Catalunya pero con muy poca presencia de su cocina en la carta.

El chef en la cocina del nuevo restaurante

El chef en la cocina del nuevo restaurante (Miquel V)

El interiorismo del nuevo local, con tres plantas equipadas cada una con cocina propia y con guiños a la tradición catalana (desde baldosas de la Bisbal a hidráulicos y otros detalles), lo firman Cristina Pons y Jordi Martín, propietarios de la tienda barcelonesa Nordikthink, que han conseguido el ambiente minimalista y a la vez cálido e informal que encaja con una propuesta gastronómica que no quiere posicionarse en una gama de lujo (el tiquet medio ronda las 30 libras) para que la gente lo frecuente con la familia y los amigos.

A cada una de esas plantas se les ha atribuido un nombre vinculado a los populares “castells”; la que se encuentra a pie de calle, donde a la entrada luce un vistoso “Benvinguts” es la Pinya, y cuenta con dos amplias barras y mesas; en el segundo piso está el Folra, con un confortable comedor , uno de cuyos extremos da a una amplia cocina vista y el otro, a un ventanal con vistas a King Street. En el tercer piso, L’Enxaneta, un espacio reservado que puede compartimentarse para grupos reducidos. En todas las zonas la oferta gastronómica es la misma, aunque está previsto que en un futuro en los reservados se disponga de un menú degustación.

Bao de fricandó
Bao de fricandó (Tast Cuina Catalana)

La carta tiene como protagonista el apartado de los “Tastets”: desde la bomba de la Barceloneta elaborada con patata y champiñones a la sabrosa croqueta de pimiento escalibado, la delicada coca de recapte o el bogavante en tempura con patatas y huevo; una acertada versión de las espinacas a la catalana, el bao de fricandó , el canelón de la Barceloneta o el pollo con langostinos. Tienen apartado propio la charcutería y los quesos, los arroces, excelentes y las “Tramuntanades”, elaboraciones inspiradas en algunos de los platos del Miramar de Paco Pérez, como el sandwich de tou dels til.lers o el Dunk’in Donut (con foiegras y chocolate). En la bodega, por supuesto, vinos catalanes.

lavanguardia

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *