Londres declara la guerra al coche: en 2050 solo el 20% de los desplazamientos serán en automóvil

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha presentado un ambicioso plan de transporte para convertir la capital inglesa en 2050 en una ciudad libre de emisiones de efecto invernadero. El dirigente se ha propuesto reducir el tráfico privado en más de tres millones de vehículos y que el 80% de los trayectos se realicen andando, en bicicleta o transporte público.

Khan quiere convencer a los londinenses para que dejen de utilizar el coche para moverse por la ciudad. Para ello ha diseñado un plan para cambiar la capital a largo plazo fomentando el uso del transporte público, bicicleta y accesos a pie, que cuenta con un presupuesto de 2.100 millones de libras.

El alcalde se ha comprometido a que el 80% de los desplazamientos que se realicen sin vehículos privados en 2041. Actualmente, suponen el 64% de los trayectos, lo que implica reducir al día más de tres millones de viajes en coche. El objetivo es muy ambicioso, aunque la meta se sitúa dentro de más de veinte años, porque en este periodo la previsión del ayuntamiento es que la población de Londres crezca en más de dos millones de habitantes, lo que añadirá cinco millones viajes al día en automóvil.

“No utilizar el coche debe ser la opción más asequible, segura y conveniente”, ha declarado Khan. El ayuntamiento planea medidas para complicar el uso del automóvil privado como restricciones de aparcamiento, de tráfico y aumento de zona peatonales. El plan incluye la adopción de calles saludables “para conseguir una ciudad más verde y próspera”, más carriles bici, más transporte público con más paradas y estaciones.

En la presentación del proyecto, el alcalde ha afirmado que el tráfico motorizado es “responsable de la mitad de la contaminación de Londres” y fomenta la vida sedentaria que es “la principal causa de muerte prematura de los londinenses por problemas cardíacos y cáncer”.

Otro de los principales compromisos del alcalde es el establecimiento de reducción de emisiones. El centro de la ciudad será zona cero de gases contaminantes en 2025 y se ampliará a toda la urbe para 2050. Todos los taxis serán no contaminantes para 2033, mientras que la flota de autobuses lo serán a partir de 2037. En 2040, ningún coche podrá circular por Londres usando combustibles fósiles.

eleconomista.com

30 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master