La nación menos fértil de la Tierra

El «baby boom» de la década de los 50 ha dado paso a un hundimiento de la natalidad. Siete décadas separan los 4,7 niños de media que tenían las mujeres a los 2,4 que la estadística atribuye a las féminas del siglo XXI. Un estudio, publicado en la revista médica «The Lancet», advierte de que la tasa de fecundidad en el mundo ha caído en picado hasta reducirse a la mitad en el último año.

La investigación del IHME, un instituto que evalúa las estadísticas de salud global en la Universidad de Washington, ha seguido las tendencias de natalidad de cada país desde 1950 a 2017. Sus datos revelan que 91 países, entre ellos España, no pueden garantizar el recambio poblacional por la falta de nacimientos.
Chipre, la tasa más baja

La población global empieza a encogerse aunque no lo hace de la misma manera en todas las partes del planeta. Frente a la caída de natalidad en la mayoría de los países, África es una bomba demográfica. Si la tasa de fertilidad más baja del mundo está en Chipre, con un nacimiento por mujer, la más elevada se registra en Níger, con 7,1 bebés nacidos por mujer. Y en la lista de países con más nacimientos le siguen otros países africanos: Chad, Mali o Sudán.

Junto a la isla de Chipre -la nación menos fértil de la Tierra- , en el club de países menos fecundos está España, la vecina Portugal, además de Singapur, Noruega y Corea del Sur. Pero también la mayoría de países desarrollados de Europa y América que están experimentando un «baby quiebra», el término que algunos demógrafos empiezan a acuñar en contraposición a «babyboom».

De los factores socioeconómicos que explican estas disparidades, la educación juega un papel clave, según los autores del estudio. «Cuanto más años pasa una mujer en la escuela, más reduce sus embarazos y el número de hijos», explicó Ali Mokdad, del IHME. «A medida que mejoren las economías de estos países, es probable que su fertilidad disminuya», aventuró Mokdad.

Estos hallazgos se incluyen en el estudio anual de la Carga Global de Enfermedad al que contribuyen 3.676 colaboradores de 146 países y territorios.
España, tercer país más saludable

Además de la población y la fertilidad, la revista «The Lancet» publica la evolución de la esperanza de vida, las causas de muerte y los años de vida saludable perdidos, los años vividos con discapacidad y la carga general de la enfermedad. Los tres países con esperanza de vida más saludable fueron Singapur (74,2 años), Japón (73,1 años) y España (72,1 años); las más bajas fueron República Centroafricana (44,8 años), Lesotho (47,0 años) y Sudán del Sur (50,6 años).

Los datos de este estudio rompen el mensaje tranquilizador de los últimos años, en los que se mostraba un mundo cada vez más saludable. Y llegan como una señal de advertencia en un mundo frágil. Los conflictos bélicos y el terrorismo se han convertido en dos de la causas de mortalidad con mayor rápido crecimiento en todo el mundo. Entre 2007 y 2017 se han elevado en un 118%.
Cuatro millones enganchados a opioides

En el mundo desarrollado, la dependencia a opioides, la obesidad y la depresión son los problemas que están lastrando la salud. La adicción a fármacos para combatir el dolor ha crecido a una escala sin precedentes, con 4 millones de casos nuevos en 2017 y 110. 000 muertes. Las enfermedades no transmisibles representaron el 73% de todas las muertes mundiales el año pasado, atribuibles a: presión arterial alta, tabaquismo, alto nivel de glucosa en sangre, y sobrepeso

abc.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *