La independencia escocesa sufre un duro golpe tras perder escaños los nacionalistas

La apuesta de Escocia por un segundo referéndum de independencia sufrió un duro golpe al conceder los nacionalistas de Nicola Sturgeon 21 de sus 56 escaños a partidos que quieren mantener unido al Reino Unido.

El Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas inglesas), que prácticamente arrolló en los comicios de hace dos años, ha visto como un resurgido Partido Conservador le ha arrebatado escaños tan importantes como los del exministro principal Alex Salmond y el de Angus Robertson, segundo del SNP y actual portavoz de los nacionalistas escoceses en el Parlamento británico.

Sturgeon pidió una segunda votación de independencia en marzo, argumentando que el resultado del Brexit cambiaba las reglas del juego.

El referéndum del pasado 23 de junio del año en el que los británicos decidieron abandonar la UE puso en duda el futuro de Reino Unido porque Inglaterra y Gales votaron por quedarse en el bloque.

Tras la convocatoria de elecciones anticipadas por parte de la primera ministra británica Theresa May, los conservadores, los laboristas y los liberal-demócratas enfocaron sus campañas en preservar una unión de naciones de 300 años de antigüedad.

Sturgeon calificó el resultado de “decepcionante” para su partido, que dos años atrás ganó de manera aplastante en Escocia. “Hay una clara incertidumbre alrededor del Brexit y la independencia, que claramente habrá sido un factor en los resultados de esta noche”, dijo. “El SNP tendrá mucho que reflexionar”.

Ruth Davidson, líder de los conservadores escoceses, dijo que el partido tuvo su mejor resultado en 20 años.

Escocia brindó la única lectura positiva a unas elecciones en las que los “tories” perdieron su mayoría parlamentaria en Reino Unido.

“Tuvimos un mensaje muy claro en esta campaña y no habría habido tantas pérdidas para el SNP si Nicola Sturgeon no hubiera intentado forzar un segundo e indeseado referéndum de independencia en marzo”, dijo.

“Eso es a lo que mucha gente en Escocia estaba reaccionando y creo que le han hablado bien alto a Nicola Sturgeon esta noche y ella tendrá que retirarlo de la mesa”.

Con todo, el SNP consiguió 35 escaños, mientras que los conservadores quedaron segundos al obtener 13 asientos en Escocia. Los laboristas ganaron siete escaños y los liberal-demócratas, cuatro escaños. Los tres partidos nacionales británicos sólo lograron un escaño cada uno en las elecciones de 2015.

eleconomista.com

32 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master