La esposa del emir de Dubái escapó a Europa con US$ 40 millones para iniciar una nueva vida

Haya Al Hussein, princesa de Jordania y sexta esposa de Mohamed bin Rashid Al Maktum, primer ministro y vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos, además de gobernante de Dubái, se encuentra desaparecida desde hace más de un mes y, según medios árabes y británicos, habría escapado a Europa buscando asilo político para iniciar una nueva vida.

Al Hussein, que es media hermana del rey Abdullah de Jordania, no es vista en público desde el pasado 20 de mayo, mientras que sus cuentas en redes sociales, que suelen estar llenas de fotos de su trabajo caritativo, no muestran actividad desde febrero.

Las redes sociales de Haya Al Hussein se encuentran inactivas desde febrero.

Las redes sociales de Haya Al Hussein se encuentran inactivas desde febrero.NEWSLETTERS CLARÍN

Qué pasó hoy  |  Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De acuerdo a fuentes cercanas a la familia real de Dubái citadas por el Daily Mail británico, la princesa habría viajado inicialmente a Alemania junto a dos de sus hijos, Jalila (11) y Zayed (7). En su escape, habría llevado consigo una importante suma de dinero: unos 40 millones de dólares.

Actualmente, Al Hussein se encontraría refugiada en Londres Mientras que las autoridades de Dubái se mantienen en silencio sobre el tema, el primer ministro de los Emiratos publicó días atrás en Instagram un poema en el que hablaba de «traición».«Engañaste a la cosa más preciosa» y «te di confianza y espacio… El mayor error que cometiste fue mentir», son algunas de sus frases.

De confirmarse, la de Al Hussein no es la primera fuga en esa familia real. El año pasado, la princesa Latifa bint Mohammed Al Maktoum intentó escapar de su padre y buscar refugio en Estados Unidos.

La princesa de Dubai planeó durante siete años escapar de su prisión dorada, pero desapareció sin dejar rastros

Mirá también

La princesa de Dubai planeó durante siete años escapar de su prisión dorada, pero desapareció sin dejar rastros

En diálogo con medios internacionales, la joven de 33 años aseguró que en su país no la dejaban salir a la calle y que estuvo encarcelada dos años por un intento de fuga en la adolescencia.

Finalmente, la princesa fue hallada en un yate en el Océano Indico y desde entonces no se la volvió a ver en público. De acuerdo a distintas versiones, habría sido llevada nuevamente a Emiratos Arabes, donde se la mantiene recluida.

clarin.com

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *