El Reino Unido amenaza con subir los aranceles al vino español

El Gobierno del Reino Unido ha anunciado un nuevo régimen arancelario que sustituirá al Arancel Externo Común de la Unión Europea a partir del final del período de transición de Brexit, el 31 de diciembre de 2020. El Ejecutivo británico sigue avanzando en su plan de salida de la UE y, de no haber un acuerdo posterior, este nuevo régimen arancelario será el que entre en vigor. Esto supone un gran desafío para las compañías, que se enfrentarán a una nueva regulación a partir del 1 de enero de 2021.

El nuevo régimen arancelario se fija en libras esterlinas y mantiene los gravámenes sobre los productos de las industrias agrícola, automovilística y pesquera del Reino Unido, pero elimina los aranceles sobre una amplia gama de productos. El Arancel Global del Reino Unido ha sido diseñado para «reducir las presiones de los costos y aumentar las opciones de los consumidores y respaldar a las industrias del Reino Unido para que compitan en el escenario mundial». Actualmente, la vigente norma elimina los aranceles sobre el 60% de las importaciones que entran en el Reino Unido, alrededor de 30.000 millones de libras esterlinas de comercio.

Una de las industrias que se verán afectadas con la nueva normativa que plantea el Gobierno británico es la alimentaria y la de bebidas. El Reino Unido levantará algunos aranceles, pero también impondrá otros nuevos. El Gobierno confirmó el 19 de mayo que el Arancel Global del Reino Unido, que se introducirá a partir de principios del próximo año, aplicará aranceles a todas las importaciones agrícolas de las naciones con las que no ha celebrado acuerdos comerciales. Sin embargo, aplicaría aranceles cero a muchos bienes importados, potencialmente haciéndolos más baratos para los consumidores.

Entre los productos que sí tendrán nuevos aranceles destacan algunos como el vino español, los coches, la ropa y los azulejos, entre otros. Esto supondrá que para los productores españoles les será más difícil exportar al Reino Unido porque los consumidores británicos tendrán que pagar más si quieren disfrutar de este producto. Aunque, todavía queda por ver cuál será el acuerdo que se alcance con la Unión Europea y si se hará un acuerdo comercial específico con España.

libremercado

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *