EE.UU. vende 36 aviones F-15 a Qatar en medio de las tensiones en el Golfo

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, y su homólogo qatarí Khalid al-Attiyah, firmaron una carta de acuerdo este miércoles para la venta 36 de aviones  F-15 de fabricación estadounidense por valor de 12.000 millones de dólares, según el Pentágono.

La venta se produce en medio de una crisis latente en el Golfo después de los vecinos de Qatar acusaron de apoyar el terrorismo y cortar los lazos diplomáticos. Algo que ocurrió tras la visita del presidente estadounidense, Donald Trump, a Arabia Saudí.

La venta “dará a Qatar una capacidad de vanguardia y aumentará la cooperación e interoperabilidad de seguridad entre Estados Unidos y Qatar”, dijo el Departamento de Defensa de EE.UU. en un comunicado.

El Congreso aprobó el año pasado una venta de hasta 72 F-15 en un acuerdo valorado en hasta 21.000 millones de dólares para ese país, abriendo la puerta para el acuerdo rubricado hoy.

Sin embargo, eso ocurrió antes de que la mayoría de los vecinos de Qatar, liderados por Arabia Saudí Emiratos Árabes Unidos, rompieran relaciones diplomáticas, comerciales y de transporte con Doha la semana pasada, decisión que argumentaron a causa del presunto apoyo catarí a grupos terroristas en Irán.

La venta de los F-15 destaca la compleja posición en que se encuentra la Administración Trump, forzada a equilibrar su enfoque en la lucha contra el terrorismo en medio de las rivalidades de sus principales aliados en la región.

La transferencia de armas se produce pocas semanas después de que Trump firmara un acuerdo de venta a Arabia Saudita por casi 110.000 millones de dólares de armas estadounidenses.

Riad también cerró su frontera con Qatar, la única frontera terrestre que tiene el emirato. Además, el cierre del espacio aéreo saudita, bareiní y emiratí a los vuelos de propiedad de Qatar ha causado importantes trastornos en las importaciones, los viajes y a sus ciudadanos.

Mientras el bloque liderado por Arabia Saudita se movía contra Qatar, los intentos del secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson de mantenerse neutral fueron eclipsados por una serie de tuits del presidente Trump, en los que acusó a Qatar de apoyar el “terror”. La postura de Estados Unidos en medio de la crisis diplomática del Golfo se vio envuelta en una confusión aún mayor la semana pasada, cuando Tillerson llamó a Arabia Saudita a aliviar el bloqueo contra Qatar y se ofreció como mediador en la disputa, una función que ya hace el gobierno kuwaití. Unas declaraciones que fueron inmediatamente enmendadas por el presidente Trump.

informacionsensible

24 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master