Diez incógnitas del laberinto del Brexit

Tras la última decisión del Consejo Europeo, Londres dispone de una prórroga hasta el próximo 31 de octubre para aclarar cómo quiere seguir vinculada a la Unión.

1. ¿Llegarán a un acuerdo Gobierno y oposición?

Las negociaciones parecen ahora la única llave posible que abra la cerradura del Brexit. Sin embargo, las posturas aún están muy alejadas tras más de una semana sentados en la misma mesa. Las posiciones y líneas rojas de los dos bandos son muy opuestas y la cuerda podría romperse en cualquier momento. Si finalmente superan las diferencias, no se espera un acuerdo hasta dentro de unas semanas. El partido de Jeremy Corbyn sostiene que la única posibilidad es mantener una relación cercana con Bruselas con la creación de una unión aduanera común. Además, sigue poniendo sobre la mesa la posibilidad de un segundo referéndum. Dos propuestas que no ve con buenos ojos Theresa May y que ocasionarían un incendio en su partido.

2. ¿Hay posibilidad de un segundo referéndum?

Más altas que nunca, al ser una de las peticiones del partido laborista en esas negociaciones con el Gobierno de May. La opción parecía descartada hace unas semanas, pero ha vuelto a coger fuerza tras la masiva manifestación en Londres y el viraje hacia esta opción en la formación de Corbyn ante el bloqueo en Westminster. Lo que no está claro es qué se preguntaría a la ciudadanía ahora. Los laboristas quieren que sean los británicos quienes den el visto bueno a cualquier pacto con el Ejecutivo, pero no descartan que una de las opciones a votar sea permanecer en la UE.

3. ¿Será la relación con la UE más cercana?

Todo indica que así será. En el punto de mira, la unión aduanera común entre Londres y Bruselas que solicitan los laboristas y que May valora, pero nombrándola de otra forma, porque el partido conservador y varios miembros de su gabinete están en contra de un Brexit suave. Sin embargo, sería la clave para desbloquear uno de los principales problemas del Acuerdo de Retirada, el de la salvaguarda de la frontera irlandesa. Otra opción es el llamado «Modelo Noruega plus 2.0», en el que el Reino Unido siga en el mercado único (en la Asociación Europea de Libre Comercio y el Espacio Económico Europeo). El único (y gran) problema: supone mantener la libertad de movimientos entre ciudadanos comunitarios, algo que el Ejecutivo ha descartado.

inRead invented by Teads

4. ¿Elecciones anticipadas antes del 31 de octubre?

Es uno de los escenarios más posibles si las negociaciones entre laboristas y Gobierno acaban rompiéndose. Ante el bloqueo político que vive el Parlamento, podría ser la propia May la que decidiese disolver la Cámara y dejar que el país decida qué líder se encarga de sacar adelante el proceso. Si este no fuera el caso y Corbyn plantease una moción de confianza contra la primera ministra, esta vez podría salir adelante, ya que varios diputados conservadores han manifestado su intención de votar en contra de May. Unos comicios, sin embargo, podrían no desbloquear el Brexit y añadir aún más división al ya de por si fragmentado Parlamento.

5. ¿Acabará dimitiendo Theresa May?

Una opción posible es que May se quite de en medio y dimita, como prometió hace un mes (si el Parlamento aprobaba su acuerdo). La «premer» dejaría paso a un nuevo líder conservador que podría dar otro enfoque al proceso. Se abriría entonces la terna de candidatos a la sucesión. Varios, como el exministro de Exteriores Boris Johnson o el exministro para el Brexit Dominic Raab, llevan semanas postulándose y preparando una eventual campaña. Sin embargo, esto podría encallar aún más el proceso, ya que si el elegido es un euroescéptico, como Johnson o Raab, el sector «tory» más proeuropeo trataría de bloquear sus ideas de Brexit duro.

6. ¿Se supone las luchas internas?

Parece una quimera, porque tanto May como Corbyn poseen una oposición fuerte entre sus filas. El Brexit ha dividido a los dos principales partidos británicos y nada (ni nadie) parece que pueda volver a recomponerlos, al menos por un tiempo. En el bando conservador muchos apuntan que si May se hiciese a un lado no habría un candidato de consenso. Lo mismo pasa en el laborismo, ya que Corbyn no tiene un oponente capaz de aunar fuerzas en torno a una idea de Brexit común.

7. ¿Está descartada una salida abrupta?

Parece que el Gobierno ha descartado ya definitivamente la idea de salir abruptamente del club comunitario. De hecho, tras obtener esa nueva extensión hasta el 31 de octubre, ha paralizado los preparativos para el escenario apocalíptico del no acuerdo. Ha costado, dice la prensa, más de 2.000 millones de libras, que han ido a la basura. Meses de preparación hasta que el Ejecutivo ha asumido que el Parlamento nunca le dejará salir de forma salvaje de la UE. De hecho, esta semana la Cámara de los Comunes aprobó por ley que May se viese obligada a solicitar la prórroga que, finalmente, Bruselas concedió.

8. ¿Participarán en las europeas de mayo?

Ahora mismo todo hace indicar que así será. La propia Theresa May ya admitió, antes de solicitar esta última extensión, que el Gobierno hará los preparativos necesarios. Sin embargo, la primera ministra aún confía en que antes del 23 de mayo pueda aprobar un acuerdo en el Parlamento con el que consiga evitar tener que participar en esos comicios que nadie ve con buenos ojos. Todos los partidos ya están eligiendo candidatos por si, finalmente, el Reino Unido tiene que elegir a sus eurodiputados. May ha tranquilizado a Bruselas y asegura que si el país tiene que seguir siendo miembro durante unos meses, trabajará de «forma constructiva» con sus aún compañeros de la UE.

9. ¿Qué pasará con la frontera irlandesa?

No se ha modificado ni, según Bruselas, se modificará. Es el punto del Acuerdo de Retirada por el cual el Gobierno británico no ha logrado aprobarlo en el Parlamento. El partido norirlandés del DUP y el bando euroescéptico «tory» vetaron el pacto de May porque, según ellos, con esta clausula el Reino Unido quedaría «atrapado» en la UE tras su salida. Sin embargo, si el Ejecutivo y los laboristas llegan a un acuerdo que incluya esa unión aduanera común de la que se habla, quedaría en desuso este mecanismo, ya que no se necesitarían pasos fronterizos ni controles aduaneros entre la UE y el Reino Unido.

10. ¿Habrá finalmente Brexit?

La pregunta del millón. Parece muy complicado revocar un proceso que lleva tratando de desbloquearse casi tres años. En el Parlamento británico se optaría, antes que cancelar el Brexit, por dejar que la ciudadanía decida si ha cambiado algo y si se da marcha atrás ante la imposibilidad de acuerdo. El Gobierno británico puede revocar de forma unilateral, en cualquier momento, el artículo 50 del Tratado de Lisboa, el que establece la salida de Reino Unido de la UE. En Bruselas es la opción preferida, pero en Londres esta opción parece la más lejana en estos momentos.

abc

Share

One thought on “Diez incógnitas del laberinto del Brexit

  1. Me ha parecido estupendo podría decir que muy atinado así que a resistir!! 😆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *