¿Cómo le ha ido a la economía de Reino Unido en el primer año ‘posBrexit’?

23 de junio de 2016 los británicos decidieron en referéndum abandonar la Unión Europea (UE). Un resultado inesperado que dejó en evidencia la capacidad de acierto de los sondeos electorales y sorprendió a los mercados: la libra se hundió a mínimos de más de 30 años y la Bolsa de Londres se tiño de rojo. ¿Pero cómo le ha ido a la divisa, a la economía y a los negocios de Reino Unido en este primer año de la era ‘posBrexit’?

El PIB, la libra y la inflación

La moneda aún sigue un 12% por debajo del nivel anterior al referéndum: se cambia por unos 1,27 billetes verdes, frente a los 1,45 dólares a los que equivalía antes de conocerse el resultado de la votación.

La depreciación de la libra ha beneficiado los exportadores británicos, pero ha aumentado el coste de las importaciones, lo que ha repercutido en el aumento de la inflación. Reino Unido cerró 2016 con una tasa de inflación del diciembre en el 1,6% y el pasado mes de mayo llegó al 2,9%. Sin embargo, esta referencia también ha aumentado en muchos otros países europeos, después de un período de baja inflación.

Por su parte, el Producto Interior Bruto (PIB) del país apenas sufrió el impacto del Brexit en un primer momento. De julio a septiembre del año pasado, la economía británica creció un 0,5%, menos que en los tres meses anteriores, pero más que los esperado por los analistas. También se superaron las previsiones en el último trimestre, con un avance del 0,7%, aunque de enero a marzo de este 2017 se frenó al 0,2%.

Una explicación a esta ralentización se encuentra en la caída del consumo durante el primer trimestre: las ventas minoristas cayeron un 1,4%, el mayor descenso trimestral desde 2010.

Ámbito empresarial

Las empresas británicas han reducido sus cifras de inversión ante la incertidumbre generada por el Brexit. En el último trimestre del año pasado, se redujo en un 0,9%, registrándose la primera caída en siete años, según publica el diario The Independent. El Banco de Inglaterra, espera que la inversión empresarial sea un 25% menor en 2019 con respecto a sus previsiones previas al referéndum.

Por otro lado, uno de los sectores más afectados por el Brexit es el de la alimentación y las bebidas, pues muchos productos se importan. La caída de la libra a encarecido los alimentos importados, lo que desató incluso un sonado enfrentamiento entre la cadena de supermercados Tesco y la compañía Unilever, que engloba marcas como Marmite, una crema de untar muy popular en Reino Unido.

La mano de obra también tiene impacto en este sector, pues esta semana los agricultores han advertido de que las fresas podrían encarecerse un 50% si la industria pierde sus trabajadores estacionales de Rumanía y Bulgaria.

Mientras tanto, las empresas exportadoras tienen más demanda que hace doce meses.

La City

Pero sin duda, el sector que más cambios ha experimentado y experimentará con la salida de Reino Unido de la UE es el financiero. Las grandes entidades de todo el mundo tienen sus sedes europeas en la capital británica y están buscando ya nuevo destino para su centro de operaciones en el Viejo Continente. El el director ejecutivo de la Bolsa de Londres advirtió a comienzos de este año que la ciudad podría perder hasta 200.000 puestos de trabajo financieros.

elboletin.com

193 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master