Bruselas obligará a los camioneros a dejar la cabina e ir a dormir a hoteles decentes

Los camioneros tendrán que dormir en “hoteles decentes” y dejar las cabinas durante los descansos. La Comisión Europea ha anunciado un paquete de medidas para mejorar las condiciones laborales de estos transportistas que obligará a las empresas a proporcionarles un alojamiento para su descanso. Anteriormente, se permitían tres operaciones de carga y descarga en otro país durante siete días y un periodo de descanso de 24 horas y ahora se dejará sin límite de operaciones pero sólo durante cinco días pero se aumentará los tiempos de descanso a 45 horas con un máximo de tres semanas fuera de la base.

Esta mejora permitirá luchar contra la competencia de las llamadas empresas postales, es decir, aquellas que se limitan a tener un código postal y tributan en países con menores exigencias fiscales al tiempo que pagan sueldos más bajos a los conductores.

La Comision Europea quiere digitalizar el transporte para lograr una mayor eficiencia. En 2019 los países miembros deberán tener listo un sistema -por el que se cobrará- para poder definir los trayectos de los cerca de 1.000 millones de viajes transfronterizos que se producen cada año mediante cualquier forma de transporte, ya sea público o privado, con un lenguaje común.

Trámites en las mercancías

Con este medida y la digitalización de los trámites y burocracia existente en las fronteras se calcula que se puede lograr un ahorro de entre 3.000 y 5.000 millones entre 2020 y 2035.

Bruselas quiere reducir la factura del petróleo que asciende a 187.000 millones de euros al año y que representa el 20% de las emisiones. Para ello, financiará cerca de 1.200 puntos de recarga de combustibles alternativos. En estos momentos, existen ya 91.519 puntos de recarga para vehículo eléctrico en Europa frente a los apenas 3.895 existentes en 2011 pero la cantidad de viajeros también ha crecido notablemente desde los 9.426 usuarios en 2011 a los 157.564 que se registran en la actualidad.

Bruselas pretende reducir los costes de congestión entre un 2,5% y un 6% o traducido en cifras, entre 9.000 y 22.000 millones en 2030, un aumento de los ingresos por peaje de entre 10.000 y 63.000 millones anuales y ayudar así a aumentar la inversión en carreteras entre un 25% y un 260% respecto a lo que se hace hoy en día.

La Comisión calcula que se podrían crear 208.000 nuevos empleos al tiempo que se reducirían los 2.600 millones de horas de atascos y los riesgos de accidentes, que en un 90% corresponden a factores humanos con la incorporación de las mejores tecnologías disponibles a los vehículos pesados.

El Ejecutivo comunitario prepara para finales de este año también una normativa que servirá para definir las emisiones de los coches y las furgonetas dentro de su plan de intentar recortar notablemente las emisiones del transporte.

El vicepresidente de la CE, Maros Sefcovic, subrayó que “el mundo del transporte está cambiando radicalmente” y “Europa debe aprovechar esta oportunidad y moldear la movilidad del futuro”.

63.000 millones de euros

Es la cantidad que podría llegar a ingresarse por los nuevos peajes y ayudar así a aumentar la inversión en carreteras entre un 25 y un 260%. La Comision calcula que se pueden evitar los 2.600 millones de horas de atascos, crear unos 208.000 nuevos empleos y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 60% hasta el año 2050 en el sector del transporte, el principal de la UE.

eleconomista.com

96 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master