Bélgica asegura que Países Bajos ya detectó huevos contaminados en noviembre de 2016 y no lo comunicó

El ministro belga de Agricultura, Denis Ducarme, ha asegurado este miércoles que las autoridades de Países Bajos tuvieron conocimiento de la existencia del insecticida fipronil en huevos contaminados en noviembre de 2016 y no lo comunicaron.

“La AFSCA ha recibido de manera no oficial informaciones internas de la agencia holandesa, un informe de la agencia holandesa transmitido a su ministro que constata la presencia de fipronil en huevos holandeses desde el fin de noviembre de 2016”, ha afirmado durante su comparecencia ante la comisión de Economía y Agricultura del Parlamento federal.

El titular belga de Agricultura, según ha recogido la cadena francófona RTBF, ha señalado que no Países Bajos comunicó oficialmente este descubrimiento, al mismo tiempo que ha pedido a su homólogo holandés, Martijn Van Dam que explique esta falta de información. “Cuando un país como Países Bajos, uno de los más grandes exportadores de huevos, no transmite esta información supone un verdadero problema”, ha añadido el ministro belga.

Además, ha indicado durante su comparecencia que ha hablado sobre esta falta de información tanto con su homólogo alemán, Christian Schmidt, y con el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis.

“Tendré pronto contacto telefónico con mi colega holandés para tener un contacto franco y directo en este sentido y animarles a unirse a la cooperación sobre la base de un intercambio más fluido de información posible”, ha expresado.

Tanto Ducarme como la ministra de Sanidad, Maggie De Block, han comparecido este miércoles ante la comisión parlamentaria para explicar la actuación del Gobierno y presentar un informe de la Agencia federal para la Seguridad en la Cadena Alimentaria (AFSCA) sobre la crisis de los huevos contaminados por fipronil, un insecticida cuyo uso está prohibido para la alimentación en la Unión Europea.

El escándalo se ha extendido ya a siete países europeos (Países Bajos, Bélgica, Alemania, Suiza, Suecia, Francia y Reino Unido) y desde que se detectó la existencia de huevos contaminados en estos países se han retirado millones de huevos.

Bélgica fue el primer país que notificó a las autoridades europeas que había detectado fipronil en algunos huevos, a pesar de que la AFSCA ha afirmado que disponía de las primeras informaciones en este sentido desde el 2 de junio.

Por su parte, la Comisión Europea ha enfatizado este miércoles que los Estados miembros son los responsables “principales” de llevar a cabo las investigaciones necesarias para esclarecer las causas del escándalo y de tomar las “medidas adecuadas”.

“La Comisión ha tomado y está tomando las medidas necesarias para asistir en esta tarea”, ha asegurado el portavoz del Ejecutivo comunitario Daniel Rosario, que además ha afirmado que Bruselas y los países involucrados mantienen “contactos cercanos” tanto a nivel político como a nivel técnico.

No obstante, la Comisión Europea no ha comentado las acusaciones de Ducarme sobre las autoridades holandesas argumentando que la comparecencia ante el Parlamento federal belga todavía no había finalizado.

eleconomista.com

99 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master