Alerta en Estados Unidos por una nueva burbuja inmobiliaria.

En septiembre, y comparado con 2012, el aumento interanual de los precios fue de un 12,8%. En algunos estados como Nevada o California el alza ha sido de 20%.

El índice Case Shiller –que elabora el premio Nobel de Economía Robert J. Shiller– hizo sonar la alarma en abril cuando calculó que el ritmo del aumento de la vivienda había alcanzado su nivel máximo desde el feroz estallido de la burbuja en 2007-2008.

El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher: «Estoy empezando a ver señales en todo el país de que estamos entrando, una vez más, en una burbuja inmobiliaria», afirmó.

El sector social que más está alimentando la burbuja es el de ingresos altos y medio altos por medio de las llamadas jumbo mortgages o hipotecas gigantes.
La regulación del mercado hipotecario estadounidense estipula que los préstamos estándares para un hogar de familia no pueden superar los US$417.000, límite que, para áreas más caras , aumenta a US$625.000.

Si se quiere tomar un préstamo por encima de esa cifra se entra en el reino de las «jumbo mortgages», que normalmente exigen una tasa de interés más alta (por lo general, 0,25% más).Pero ahora los bancos están promocionando hipotecas jumbo a 30 años que cuestan menos que los préstamos para la familia estándar.

Casa a la venta en California

 

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *