Airbnb afronta una oleada de fraudes por culpa de los pisos falsos

La plataforma de alquiler recibe cada vez más avisos de viviendas que supuestamente están en su web, pero que no existen y por las que los usuarios hacen cuantiosos ingresos en cuentas en el extranjero.

“Fantástico piso en la calle Francisco Silvela de Madrid. Segunda planta. 60 metros cuadrados. Dos dormitorios, exterior. 900 euros al mes, plaza de garaje incluida”. Se trata de un piso en zona céntrica y con una decoración moderna y exclusiva, todo un chollo en la capital que huele a fraude.

Anuncios como este para alquilar inmuebles por semanas o meses se repiten en páginas como Idealista. El anunciante, sin embargo, exige el pago a través de enlaces falsos de Airbnb para ocupar viviendas que no aparecen en esta plataforma y que en muchas ocasiones, ni siquiera existen.

La operativa es muy sencilla. Para el alquiler del supuesto piso turístico, es necesario contactar vía correo electrónico con su propietario. Éste facilita entonces un enlace fraudulento a Airbnb. Incorpora su logo e imita el diseño de su plataforma, pero en realidad se trata de una estafa.

En la mayoría de los casos “no es posible visitar el piso antes de confirmar la reserva y realizar el pago a Airbnb”, comunica el supuesto propietario a todo aquel que se interese por el alquiler. “Ellos guardan los fondos hasta que inspeccione el apartamento y así ambos estamos completamente protegidos”, añade en el email.

En otros casos te indican que el propietario se encuentra fuera de España y que es posible visitar el inmueble, siempre tras haber realizado el primer pago. Una vez efectuada la transferencia, aseguran que te mandarán por correo la llave de la vivienda, algo que nunca llega a suceder. En caso de que no te guste aseguran que “Airbnb se encargará de devolverte el dinero”.

Suplantación

En ambos casos, para dar sensación de veracidad se remite incluso un enlace a la propia página web de Airbnb. “Puede consultar aquí su política de reembolso”, se añade. En el enlace remitido, el propietario exige el pago de un mes de alquiler por adelantado y otro de fianza, asegurando que una vez realizado se procederá a la firma de un contrato.

En los casos detectados hasta ahora se exige así una transferencia a bancos británicos, que en algunos casos ni siquiera tienen corresponsal en España, como el Raphael and Sons Plc. Las comunicaciones con el usuario se hacen utilizando incluso cuentas de correos, que incorporan la palabra Airbnb, pero que nada tienen que ver con dicha plataforma.

Ésta ya avisa en su propia página web que los pagos tienen que hacerse desde la plataforma para evitar precisamente los fraudes, que según reconocen están ocurriendo. En este sentido, Airbnb avisa a sus huéspedes que si no lo hacen así “nos resulta mucho más complicado garantizar la privacidad de tus datos y, además, te coloca en una situación de desprotección mucho mayor ante fraudes y otros posibles abusos”. Por ese motivo, según dice, “prohibimos realizar los pagos fuera de la página en nuestras condiciones de servicio y te recomendamos que te comuniques a través de nuestro sistema de mensajes”.

Durante el proceso de alquiler, puede darse el caso de que el piso en cuestión desaparezca de la web de Idealista, que en este tipo a podido detectar que se trata de un piso fraudulento, ya sea por sus filtros o por las denuncias de los estafados. Cuando el anunciante es preguntado por este asunto, suele aludir a que el inmueble ha recibido demasiadas solicitudes y prefiere seleccionar entre los usuarios que ya han contactado con él. Una excusa que además sirve para generar presión al cliente y que este tome la decisión de forma menos meditada.

Este tipo de fraudes se han incrementado notablemente en los últimos meses aprovechando el auge del alquiler vacacional que está suponiendo toda una revolución en las grandes capitales españolas.

eleconomista.com

32 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master