Agitación en EEUU ante el mayor eclipse solar del siglo

El primer eclipse solar total que recorrerá Estados Unidos de costa a costa desde 1918 se producirá el próximo 21 de agosto, y ha suscitado gran interés y expectación científica y ciudadana. En todo el país se están organizando ya multitud de fiestas de observación y las autoridades están empezando ya a temer efectos indeseados, como grandes atascos de tráfico a medida que se oscurezca el cielo de Oregón a Carolina del Sur.

Durante el eclipse, la Luna pasará entre el Sol y la Tierra, bloqueando la cara del Sol y dejando solo su atmósfera exterior, o corona, visible en el cielo. Si la meteorología lo permite, la gente podrá ver como la sombra de la Luna, de 113 kilómetros, atraviesa 14 estados desde las 17.15 horas GMT alrededor de Lincoln Beach (Oregón) hasta las 18.49 horas GMT en McClellanville (Carolina del Sur).

Con 200 millones de estadounidenses dentro de la ruta, los parques nacionales y las autoridades de carreteras se preparan para una oleada de desplazamientos en busca de los mejopres puntos de observación, informa Reuters.

En busca de la mejor vista

“Estén preparados”, ha alertado Martin Knopp, de la Administración Federal de Carreteras, en una conferencia de prensa, advirtiendo a los conductores que no dificulten el tráfico. “No es el momento de detenerse y quedarse al lado de la carretera”. Grupos de viajes y muchos científicos se dirigirán hacia el desierto del noroeste de Oregón buscando condiciones climáticas favorables para su observación, según el sitio web eclipsophile.com.

Los eclipses solares totales ocurren en algún lugar en la Tierra cada año, pero la mayoría aparece sobre los océanos o tierra remota. El último eclipse total sobre parte de los Estados Unidos continentales fue en 1979.

Toda América del Norte experimentará un eclipse parcial, aunque la diferencia entre un eclipse total y parcial es “literalmente la diferencia entre la noche y el día”, ha explicado el astrónomo Rick Fienberg, de la American Astronomical Society. Durante un eclipse total, ha detallado Fienberg, la temperatura cae y el horizonte está rodeado por los colores de la puesta del sol.

“El cielo se convierte en un crepúsculo profundo y brillan estrellas y planetas brillantes”, ha subrayado. “Los animales y las aves se comportan extrañamente, como si fuera el final del día”.

Retransmisión en directo

La Nasa ha informado de que planea volar globos y aviones de investigación de gran altura para la física solar y otros experimentos. Cerca de una docena de satélites estadounidenses de ciencia observarán el Sol y la Tierra. La agencia espacial estadounidense también transmitirá el eclipse en vivo desde ubicaciones a lo largo del camino.

Los expertos advierten que el único momento seguro para mirar el sol sin los vidrios especiales del eclipse será durante la totalidad: cuando la superficie del sol es bloqueada completamente por la luna.

elperiodico.com

122 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master