Un juez investiga a Hacienda por multar a los estancos con 12.000 euros por regalar un mechero

El Comisionado del Mercado de Tabacos (CMT), un organismo dependiente del ministerio de Hacienda, se enfrenta a una investigación judicial por las multas impuestos a los estancos. Tal y como informó elEconomista este organismo está imponiendo multas de hasta 12.000 euros a las expendedurías tan sólo por regalar un mechero

Y eso, al margen de imponer sanciones de hasta 120.000 euros por haber aceptado pagos de las tabaqueras, que en muchos casos no llegan ni a 1.000 euros anuales, a cambio de información sobre las ventas en las máquinas. Los estancos llevan tiempo denunciando que este afán recaudatorio. Está llevando a muchas familias a la ruina ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos y se han unido junto a puntos de ventas con recargo -bares y restaurantes- y empresas de vending para organizar su defensa jurídica.

En este sentido, la Asociación Profesional de Estanqueros Españoles (APEE, presentó una denuncia que ha sido admitida a trámite por el juzgado de instrucción número 31 de Madrid. Su presidente, Esperanza Robas, explica que han sido ya citados en calidad de investigados -la antigua figura del imputado- el presidente del Comisionado, José Luis Nieto y a su inspector jefe, Manuel Cuevas.

Robas explica, no obstante, que se ha pedido también la citación del representante legal de Philip Morris, la propietaria de las marcas Marlboro y Chestefield, además de la empresa Marketing Partners, por haber facilitado los contratos firmados con los estancos, -lo que supone una vulneración de la Ley de Protección de Datos-.

Frente a estos estancos, la mayor patronal del mercado, la Unión de Asociaciones de Estanqueros, en cambio, se ha desmarcado. Su presidente, Mario Espejo, ha recordado en varias ocasiones que los estancos están obligados a cumplir la ley e insiste además en que las multas son sólo para una minoría que no lo está haciendo.

La continua caída de las ventas de tabaco -el año pasado se vendieron 2.325 millones de cajetillas, la mitad que a finales de los noventa y el mínimo histórico desde que hay datos-, el auge del contrabando, el endurecimiento de la legislación y las continuas multas de Hacienda han llevado a los estancos a una situación agónica.

Según los datos que maneja la Plataforma del Tabaco, una organización que se constituyó el pasado mes de abril y que pretende aglutinar los intereses de todo el sector, actualmente hay a la venta cerca de 500 establecimientos. «A través de intermediarios hay 295 expendedurías a la venta, pero a título particular hay otras 170», explica Lucas Fernández, portavoz de la Plataforma.

eleconomista.es

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *