¿Por qué se ha disparado el precio del aceite?

El aceite de oliva pocas veces ha estado tan cerca de hacer honor a su apodo de oro líquido. Y es que el precio en origen del producto estrella de la dieta mediterránea sigue batiendo récords. Tanto es así, que la categoría de virgen extra alcanzó su máximo anual el pasado 15 mayo llegando superar los 4,11 euros/litro, según los datos del Sistema de Información de Precios en Origen del Aceite de Oliva, Poolred. Como se observa en el gráfico, en el mes de junio ha continuado la misma tendencia, llegando a superar la barrera de los 4 euros en varias ocasiones.

precio-aceite-mensual.jpg

La subida de los precios en el campo no ha tardado en trasladarse a los lineales de los supermercados. Según los precios medios de venta al público ponderados que recoge el Ministerio de Economía, la categoría de virgen extra superó los 5 euros en mayo.

aceites-euros.jpg

“Pésimas cosechas” en Europa

El principal motivo para explicar esta escalada de precios es la reducción de la oferta. Y esto es debido a una cosecha “ligeramente” inferior a la de un año antes en España y a una “pésima cosecha” en otros países productores, como Italia, Grecia y Túnez, señalan fuentes de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) a Libre Mercado. La falta de lluvia y la plaga de la Xylella, muy presente sobre todo en el sur de Italia, han hecho resentirse a los campos del Viejo Continente.

España es líder mundial en producción de aceite. En lo que llevamos de campaña, no ha logrado producir las 1,3 millones de toneladas de aceite de oliva que se preveía, y acumula una producción de 1.280.000, un 9% menos que en el mismo periodo del año anterior.

A pesar de esto, nuestro país está abasteciendo al resto de países productores. Hasta finales de mayo, las exportaciones españolas de este producto de situaron en 654.100 toneladas, un 20% más que la campaña pasada.

aceite-balance.jpg

“El único país del mundo que tiene aceite es España”, señala Rafael Pico, el director de la Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva (Asoliva). “Italia ha producido esta campaña 350.000 toneladas, la mitad de lo que suele producir”, asegura. A las adversidades climatológicas en el resto de países europeos, Pico le suma “la vecería del olivo. El árbol se resiente después de una campaña y da menos producción al año siguiente”.

“Las cooperativas industriales y de agricultores son las que negocian los precios. Y los suben por la simple ley de la oferta y la demanda”, explica el experto. En septiembre finaliza la campaña oleícola, y para la próxima, Pico señala que “el campo español está muy bien, aunque hay que ver si hay alguna lluvia en verano”. En el resto de países productores, espera que mejoren las cosechas “y así los precios podrían modularse a la baja” entre 2017 y 2018. De cumplirse su predicción, los bolsillos de los consumidores se lo agradecerán.

 

51 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master