Luis Garicano: “El Banco Popular tuvo que pedir el rescate en 2012”

El mismo día en que imparte una conferencia sobre el impacto del Brexit en la Fundación Rafael del Pino, Luis Garicano (Valladolid, 1967) anuncia su Brexit personal: el catedrático de la London School of Economics cambiará Londres por Madrid y se incorporará al IE Business School el próximo curso. «Nadie se ha ido de Reino Unido por el Brexit, pero sí que contribuye a ello: el ambiente es menos agradable para un extranjero», describe. Desde el encuentro con ABC, el Banco Popular ha desaparecido y se han celebrado elecciones en Reino Unido, por lo que las entrevista ha evolucionado con la actualidad.

-¿Qué le ha parecido cómo se ha actuado con el Banco Popular?

-El ministro De Guindos me ha informado a lo largo de todo el proceso. Banco Popular y todas las entidades en problemas debieron pedir el rescate al BCE en su momento, en 2012. La solución ha sido, llegado al momento en el que estábamos, la menos mala posible. El banco tenía una fuerte crisis de liquidez que ha forzado a una rápida actuación. Los nuevos mecanismos de resolución europeos se han puesto en marcha de manera rápida y eficiente, de forma que el rescate se ha hecho sin dinero público. Me parece absurdo que la izquierda critique el rescate con dinero privado a la vez que se queja de los rescates públicos. Si queremos rescatar a los depositantes, algo en lo que deberíamos estar todos de acuerdo, no hay más opciones sin recurrir al contribuyente: hay que usar el dinero de los que prestaron al banco con conocimiento de este riesgo, es decir, la deuda subordinada.

-¿Cree que Banco de España y CNMV han actuado correctamente

-No hay razones para pensar que han sido responsables del problema. Pero, como en todos estos casos, tendrán que rendir cuentas de sus decisiones. Cuando Economía insinuó una fusión entre Bankia y Popular, nosotros solo la hubiéramos apoyado si ello suponía la privatización de Bankia.

-¿Qué balance hace de los Presupuestos de 2017? Han introducido algunas de sus propuestas pero mermadas. Además, el voto decisivo ha sido de PNV, por un acuerdo ventajoso en el cupo, a lo que Ciudadanos se opone.

-Es un año de austeridad, debemos salir del Procedimiento de Déficit Excesivo, y haremos crecer el complemento salarial mínimo o el plan de empleo juvenil en los próximos años. A medida que la globalización y el cambio tecnológico han avanzado, hay cada vez más personas que se han quedado atrás, y hay que ayudar a que se reincorporen al mercado laboral. Se podrían dar subsidios como la renta básica, pero eso significaría dejar fuera del mercado laboral a una parte de la población, cuyos hijos también verán esta situación. Esta sea la solución. Todas las políticas de Cs van orientadas a que las personas se reincorporen al mercado de trabajo, no que salgan de él. En cuanto al cupo vasco, nos oponemos y pediremos que su cálculo sea transparente y se explique.

¿Cómo interpreta las elecciones británicas?

Los votantes proeuropeos se han ido con liberales y laboristas y han abandonado a los «tories». Los conservadores se han equivocado con la estrategia de Brexit duro y el resultado elimina esta posibilidad. España hubiera sido uno de los países que más hubiera sufrido una salida abrupta de Reino Unido de la UE. Para España los retos del Brexit son enormes, pero también hay oportunidades, como atraer servicios profesionales, la gestión de los bancos, firmas de abogados, contables… Tenemos una oportunidad en educación. España está siendo el país de Europa que menos problemas está teniendo con la integración de los inmigrantes y eso es una ventaja competitiva ante cualquier estudiante extranjero que quiera venir.

También es cierto que España ha recibido menos oleadas de inmigrantes frente a Reino Unido o Francia

–Hemos recibido muchos inmigrantes desde el año 2000. Pero los países europeos, con lo que han tenido más dificultad es con la integración de la segunda generación, que aquí no ha llegado aún. España tiene una ventaja clara: gran parte de los inmigrantes son latinoamericanos, con quienes compartimos lengua y cultura y su integración es más sencilla. En España no hay ningún partido fuerte antimigración. La forma de mantener el Estado de bienestar para España es que la población siga creciendo. Y la única manera de que esto ocurra es con la entrada de inmigrantes.

abc.es

 

144 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master