Los grandes grupos empresariales solo pagan al Fisco el 7,3% de sus beneficios

Los grandes grupos empresariales del país pagan en impuestos a la Hacienda Pública el 7,3% de los beneficios totales que obtienen, según el último Informe Anual de Recaudación Tributaria que acaba de publicar el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

La cifra – una media del tipo real sobre el resultado contable que pagan los grupos de empresas controlados por la Hacienda española – es sensiblemente inferior al de las empresas sin filiales de ningún tipo que pagan un tipo impositivo real  del 12,2% sobre sus beneficios.

Aunque desde el ámbito empresarial (CEOE) se ha cuestionado mucho la consistencia de este dato como referencia para medir la diferencia de trato fiscal entre las pequeñas y las grandes empresas (en este enlace se pueden conocer todas sus razones), ha sido el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien ha puesto el foco sobre esta cifra para desacreditar las críticas empresariales a las últimas medidas en el Impuesto de Sociedades adoptadas por su Gobierno y pedirles también una mayor contribución a la cohesión social en España.

Desde las empresas se lamenta que a la hora de aproximarse a su fiscalidad se mire más lo que pagan sobre sus beneficios totales que sobre su base imponible, que es la parte de sus beneficios que la ley establece que debe someterse al Impuesto de Sociedades. Argumentan en este punto que la ley evita cosas tan razonables como que las empresas que ya han tributado en otros países por una parte de su actividad vuelvan a pagar impuestos en España por la misma y permite otras como descontarse las pérdidas de otros años, lo que permita que las empresas tributen por su capacidad económica real y no por lo sucedido en un ejercicio determinado.

El ministro Montoro ha presumido en más de una ocasión de haber elevado un 30% la recaudación fiscal procedente de las grandes empresas gracias a las medidas adoptadas a partir de 2012 en el Impuesto de Sociedades. Los datos publicados por la Agencia Tributaria si no desmienten sí matizan un tanto esta afirmación.

Los grandes grupos empresariales han pasado de pagar un 17,5% sobre la parte de sus beneficios que la ley dice que debe estar sujeta a tributación (la base imponible) a pagar un 19,8% en ese periodo, lo que significa un incremento de cargas fiscales del 13%, no del 30% como asegura el ministro. De otro modo, con el marco fiscal de 2011 los grandes grupos empresariales habrían pagado 5.563 millones de euros en impuestos en el último ejercicio para el que hay datos (2016), cuando tras las medidas adoptadas por el Gobierno del PP la recaudación real fue 6.295 millones, 732 millones de euros más.

El asunto es que ese incremento ha sido superior (del 15%) para las empresas que no constituyen un grupo empresarial y también que la singular estructura del Impuesto de Sociedades continúa permitiendo a los grandes grupos empresariales reducir en un 30% su factura fiscal con el juego de las deducciones fiscales, mientras que en el caso de las empresas sin grupo esa reducción es apenas del 8%.

1.047 millones más por la reforma del IS

Los datos oficiales de la Agencia Tributaria revelan que las reformas introducidas en el Impuesto de Sociedades por el Gobierno permitieron recaudar 1.047 millones de euros más y fueron la clave para que el impuesto aportara 1.029 millones más de recaudación en el ejercicio de 2016.

La ampliación de las bases tributarias y la acotación de algunas deducciones fiscales que aprobó el equipo de Cristóbal Montoro, permitió absorber el efecto de la reducción de tipos del 28% al 25%, que sin la mediación de otros factores habrían reducido la recaudación en cerca de 2.000 millones de euros.

lainformacion.com

38 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master