Los aeropuertos españoles vuelven a batir récords

El crecimiento de los aeropuertos españoles parece no tener techo: en el último año por las 46 terminales de la red de Aena pasaron 263,7 millones de pasajeros, lo que implica un crecimiento del 5,8%. Sin embargo, esta cifra representa una ralentización sobre el registro de hace un año, cuando el incremento había sido del 8,2%.

La mayor parte de los pasajeros -182,5 millones- realizaron vuelos internacionales (+4.1%), mientras que los 80,4 millones restantes fueron de operaciones nacionales, que aumentaron el 10%.

Consolidación de Madrid-Barajas

El Adolfo Suárez Madrid-Barajas fue uno de los que más creció entre las terminales más importantes: el hub madrileño cerró el año con 57,9 millones de viajeros (+8,4%) y 409.832 operaciones (+5,7%).

Pese a las iniciativas para abrir un segundo aeropuerto al sudoeste de la comunidad autónoma, la estructura tiene capacidad para gestionar con comodidad hasta 70 millones de usuarios.

El Prat se acerca al límite

El que está más en aprietos es Barcelona-El Prat: la terminal catalana, como se esperaba, superó los 50,1 millones de viajeros (+6,1%) y contó con 335.651 vuelos (+3,7%).

Como se esperaba, Barcelona-El Prat superó la barrera de los 50 millones de viajeros

La actual infraestructura del aeródromo barcelonés tiene una capacidad de gestión de 55 millones de pasajeros, cifra que se podría superar en dos años.

La solución para evitar el colapso es crear una terminal satélite para la T1, donde el Gobierno piensa invertir 2.000 millones hasta el 2026. Estas nuevas instalaciones se conectarán con un tren lanzadera automática, tal como sucede en Barajas con la T4, y permitirá recibir a aeronaves de gran tamaño que operen vuelos intercontinentales.

En paralelo está en carpeta un proyecto para enlazar El Prat con el aeropuerto de Girona por medio de una línea de alta velocidad. De esta manera, entre una terminal y otra habrá 45 minutos de viaje, un modelo de conectividad que se aplica en Londres para gestionar el tráfico de sus seis aeropuertos internacionales.

Incremento en el Mediterráneo

El tercer aeropuerto de Aena más importante en tráfico fue el de Palma de Mallorca, con 29 millones de pasajeros (+4%) y 220.329 operaciones (+4%).

El incremento de la terminal barcelonesa y balear pone en apuros a la gestión del espacio aéreo en el sureste de España, donde los controladores aéreos se quejan de que no cuentan con suficiente personal para atender al aumento de las operaciones.

El Prat sufre las consecuencias de este colapso, con un incremento de los retrasos en las operaciones que llevó al Ministerio de Fomento a impulsar el plan “Bcn a punt”.

Los aeropuertos de Barcelona-El Prat y Palma de Mallorca gestionaron 79 millones de pasajeros

Enaire cuenta con diversas convocatorias de ampliación de las plantillas de los centros de control, pero habrá que esperar dos años para que los nuevos empleados terminen sus cursos de capacitación y se pongan al frente de los radares.

Los que tienen más de 10 millones de pasajeros

Otros aeropuertos que superaron los 10 millones de pasajeros son los de Málaga-Costa del Sol con más de 19 millones (+2,1%); Alicante-Elche con casi 14 millones (+2%); Gran Canaria con 13,5 millones (+3,7%) y Tenerife Sur con más de 11 millones (-1,8%).

El caso de Tenerife Sur es uno de los siete que registraron descensos entre los 46 aeropuertos de Aena. Los otros que tuvieron menos pasajeros son los de Lanzarote (-0,8%), Salamanca (-2,5%), Albacete (-6,2%), Almería (-1,5%), Asturias (-0,5%) y Cuatro Vientos (-0,1%)latigidaimonoc

economiadigital

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *