Las nóminas del mes de enero ya reflejarán la nueva bajada del IRPF

Tal y como estaba previsto, en línea con la bajada de impuestos planeada por el Gobierno de Mariano Rajoy, este viernes, 1 de enero, entrará en vigor la segunda parte de la reforma fiscal, que supondrá una rebaja en el importe de las retenciones del IRPF en las nóminas de hasta el 3%. De este modo, los contribuyentes tendrán el año que viene entre medio punto y un punto menos de retención. No es que la diferencia entre la última nómina de 2015, la de diciembre, y la primera de 2016 vaya a ser muy llamativa, pero esto se debe a que el Ejecutivo central ya adelantó parte de la rebaja prevista para 2016 al pasado mes de julio.

Aún así, los trabajadores notarán una pequeña mejoría a partir de enero, en función de los sueldos que ganen. Según los cuadros elaborados por el Consejo General de Economistas Asesores Fiscales (Reaf-Regaf), un soltero sin hijos que gane 25.000 euros brutos al año, verá crecer su nómina 5,64 euros. Si la nómina alcanza los 60.000 euros anuales, el incremento se acercará a los treinta euros (29,70) cada mes.

Por otra parte, el contribuyente de una familia con dos hijos (uno de ellos menor de tres años) ganará 4,25 euros mensuales más si su sueldo ronda los 25.000 euros y serán 28 euros si cobra unos 60.000 euros anuales.

Sin embargo, quienes quizá noten más la diferencia sean aquellos cuyo salario bruto anual alcance los 40.000 euros. Porque, en su caso, la diferencia entre la retención de 2015 y la de 2016 superará el 3%.

La reducción global de la reforma fiscal para estos dos ejercicios en el Impuesto sobre la Renta es de una media del 12,5%, según los cálculos de Hacienda recogidos anteayer por el diario económico ‘Expansión’. Los planes del Gobierno contemplan que la rebaja del IRPF tenga un impacto recaudatorio final de 4.520 millones, frente a los 5.981 millones brutos previstos.

La reducción iba a alcanzar una media del 7,1% en 2015 y del 5,4% en 2016. Pero, finalmente, el adelanto de la rebaja de 2016 a julio de 2015 ha tenido un efecto de una reducción media cercana al 9% en 2015, por lo que ahora resta que los contribuyentes se beneficien de un nuevo alivio fiscal de cerca del 3% en 2016.

Durante el año que ahora llega a su fin, se ha retenido un tipo mínimo del 19,5% -hasta 12.450 euros de base imponible- y un máximo del 46% -para ingresos superiores a 60.000 euros-, frente al 20% y el 47% estipulados en principio en la reforma fiscal para el ejercicio que acaba. El coste de la rebaja ha recaído por completo en el Estado, así que las comunidades no han necesitado aprobar una nueva tarifa. En este sentido, cabe destacar que como el tipo nominal del impuesto es desde julio ya el previsto para el próximo año -entre medio punto y un punto menos de lo que se ha retenido- en la mayoría de las comunidades la declaración de la Renta de 2015 saldrá a devolver.

http://www.elcomercio.es/

245 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master