KFC, McDonald’s o VIPS convencen al Congreso: en breve podrán donar las sobras

Las grandes empresas de comida rápida no se atreven a donar alimentos. Ni la normativa española les deja. Kentucky Fried Chicken (KFC), McDonald’s, Restalia, VIPS, Telepizza o Tommy Mel’s son algunas de las cadenas que están detrás de una iniciativa recién aprobada por el Congreso para modificar la Ley de Seguridad Alimentaria. Lo han hecho a través de su patronal, Marcas de Restauración, tras varios meses de contactos con grupos políticos y ministerios (Agricultura, Sanidad).

“Nos preocupa el desperdicio alimentario en España, donde existen importantes limitaciones desde el punto de vista legal“, sostiene el secretario general de esta asociación, Juan Ignacio Díaz. Y se refiere a los riesgos de responsabilidad civil por los alimentos donados, higiene alimentaria, fecha de duración mínima, fiscalidad o envasado. Según Marcas de Restauración, tan solo el 8% de las cadenas dona las sobras, “y lo hace sin seguridad jurídica”.

100 Montaditos (Restalia) es una de las cadenas agrupadas en Marcas de Restauración. (EFE)
100 Montaditos (Restalia) es una de las cadenas agrupadas en Marcas de Restauración. (EFE)

Los productos perecederos traen de cabeza tanto a restaurantes como a supermercados. “Si se produce una intoxicación alimentaria o hay algún problema, se meten en una crisis de imagen. La interpretación de la ley es demasiado restrictiva en España”, aclaran fuentes del sector. Por eso, las cadenas se han puesto manos a la obra para que el Gobierno introduzca modificaciones en la ley actual y, por qué no, se inspire en el modelo italiano.

La ‘Ley del Buen Samaritano‘ funciona con éxito en el país transalpino desde 2003, allanando el camino a distribuidores y hosteleros que quieren repartir la comida sobrante. Además, multiplicó las donaciones por 12 en una década con un único artículo: “Las organizaciones sin ánimo de lucro que llevan a cabo la distribución gratuita de alimentos a las personas necesitadas (…) se igualan a los consumidores para cumplir con el buen estado de conservación, transporte, almacenamiento y uso de alimentos”. Pero el primero en aplicar esta normativa fue Bill Clinton (1996) en Estados Unidos.

Apenas el 8% de las cadenas se atreve a donar las sobras en España, “y lo hace sin seguridad jurídica”

Las marcas han llamado a la puerta de todos los grupos parlamentarios, si bien ha sido el PP el que ha recogido el guante. Los populares presentaron una proposición de ley para dar una segunda vida a las 7,7 millones de toneladas de alimentos que cada año se tiran en nuestro país. “Hay nuevos operadores interesados en cooperar en este proceso de auxilio social. Desafortunadamente, se encuentran con determinadas barreras que es preciso reducir o eliminar”, justifican en el documento aprobado este jueves en el Congreso. Todos los partidos han dado luz verde a su tramitación, a excepción de Unidos Podemos.

“Esta iniciativa generará seguridad jurídica para facilitar la iniciativa tanto pública como privada, mejorando la eficiencia del suministro y reduciendo los niveles de despilfarro”, explicó la diputada popular Marta González ante el pleno. La proposición de ley pretende reducir los riesgos asociados a la responsabilidad civil de las empresas donantes.

Más proteínas en los comedores sociales

Un ejemplo es el grupo estadounidense Yum!, al que pertenecen cadenas como KFC, Taco Bell o Pizza Hut: ya puso en marcha un programa de donación de alimentos a nivel mundial en 1992 con el que distribuye más de tres millones de kilos de comida cada año. En España ha firmado acuerdos con la ONG Altius, la parroquia San Pedro Apóstol (Fuenlabrada) o el Comedor María y José (Móstoles), aunque aspira a extender su red para aportar algo que escasea en los comedores sociales: carne. En consecuencia, el menú al que acceden los más necesitados es muy pobre.

Objetivo: más carne en los comedores sociales y en los bancos de alimentos. (EFE)
Objetivo: más carne en los comedores sociales y en los bancos de alimentos. (EFE)

“El canal Horeca y los comedores escolares podrían donar mucho más alimento cocinado que incluiría proteínas, pues en España solo se trabajan los alimentos no perecederos”, explican fuentes del sector a este periódico.

¿Qué está haciendo el Ministerio de Agricultura para impulsar este tipo de prácticas? El departamento capitaneado por Isabel García Tejerina coordina la estrategia ‘Más alimento, menos desperdicio‘ desde 2013 para “mejorar la eficiencia de la cadena alimentaria, limitar el despilfarro de comida y reducir las presiones medioambientales”.

elconfidencial.com

103 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master