FACUA y su portavoz demandan a Ausbanc y Manos Limpias

Dos históricos dirigentes de la ultraderecha y las organizaciones que actualmente representan están uniendo sus esfuerzos en una  campaña plagada de insultos e imputaciones delictivas inventadas contra FACUA y el portavoz de la asociación, con el único objetivo de desacreditarlos públicamente.
Uno de ellos es el abogado y empresario Luis Pineda, que a comienzos de los 80 lideró la banda golpista Frente de la Juventud ,escisión de Fuerza Nueva, conocida en la transición por sus atentados terroristas, atracos y extorsiones . En 1986, dos años después de ser condenado por la Audiencia Nacional por robo a mano armada, Pineda fundó Ausbanc, un negocio jurídico y editorial que recibe millones de euros de la banca.
El otro es Miguel Bernad, que fue dirigente de  Fuerza Nueva y de su refundación, el Frente Nacional, tras cuyo fracaso electoral creó en 1995 el autodenominado sindicato Manos Limpias.
Luis Pineda y Ausbanc llevan años utilizando sus cuentas en Twitter, sus revistas Ausbanc y Mercado de dinero y sus intervenciones en medios de comunicación para insultar y calumniar a FACUA y sus dirigentes. Así, difama con que la asociación carece de socios, que sus seguidores en las redes sociales están pagados y que FACUA extorsiona a las empresas para que le den dinero a cambio de no denunciarlas o de atacar a la competencia.
En los últimos meses, Pineda ha anunciado que Manos Limpias denunciaría en los tribunales a Rubén Sánchez ; denuncia que la entidad de Bernad ha presentado y dado a conocer a los medios de comunicación esta semana. Se da la circunstancia de que Pineda ha prestado sus servicios como abogado para Manos Limpias.
«Golfo», «imbécil», «corrupto», «vago», «sinvergüenza», «vividor», «caradura»… Son algunos de los calificativos lanzados por el presidente de Ausbanc en los cientos de tuits que ha dedicado al portavoz de FACUA  y afirma que Rubén Sánchez emitió facturas fraudulentas, inválidas a efectos fiscales, por trabajos imposibles de realizar al ser incapaz de llevarlos a cabo.
Una de las dos supuestas pruebas es que una factura emitida por Sánchez en 2010 al sindicato UGT Andalucía por el embolsado de su revista carecería de NIF. Para intentar demostrar esta afirmación, se basan en una imagen escaneada de la factura publicada por El Mundo, en la que el diario borró el NIF por política de protección de datos personales.
El otro argumento empleado por el presidente de Ausbanc y el de Manos Limpias es que Rubén Sánchez carecería de infraestructura y empleados para ensobrar y entregar en Correos unas 180.000 revistas. La posibilidad de que Sánchez contratase para este trabajo a una empresa especializada se escapa del grotesco simulacro de investigación  de Pineda y Bernad.
El pasado 10 de octubre, Rubén Sánchez interpuso una demanda contra Luis Pineda por intromisión ilegítima en su honor. A ella se sumará otra en los próximos días contra Ausbanc.También FACUA emprenderá las pertinentes acciones judiciales contra Pineda, Ausbanc y Manos Limpias.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *