España ocupa el puesto 34 en el ránking mundial de competitividad

POR D.Esperanza/C.Galera (Gráfico)

Nuestro país se mantiene por segundo año consecutivo en la posición número 34 entre las naciones más competitivas del mundo. En Europa, ocupa el puesto 18. Se sitúa sólo tres posiciones por detrás de Francia, pero supera a países vecinos como Portugal o Italia, que están en los puestos 39 y 44, respectivamente.

España va ganando posiciones en competitividad. Desde 2013 ha aumentado 11 puestos en esta lista, elaborada por la Escuela de Negocios IMD.

El estudio analiza 260 indicadores de los cuales, dos tercios, provienen de datos puros, como estadísticas nacionales de empleo y comercio. Todos ellos se engloban en cuatro temas (desempeño económico, gestión del Gobierno, eficiencia empresarial e infraestructuras).

Este año el informe ha analizado a 63 países de todo el mundo, tras la incorporación de Chipre y Arabia Saudí.

Hong y Suiza, a la cabeza

Teniendo en cuenta estos puntos, Hong Kong y Suiza encabezan por segundo año consecutivo el ránking de competitividad. Por su parte, Singapur completa el podio, al escalar una posición respecto al año anterior.

Les sigue de cerca Estados Unidos, que obtiene su peor resultado en cinco años (en 2016 bajó al tercer puesto después de tres años ocupando la primera posición). Además, es la tercera peor marca de la nación estadounidense desde el inicio de los años noventa.

Y Holanda es el otro país que compone el Top 5 del esta lista, tras escalar tres puestos este ejercicio.

En la parte contraria, se encuentran naciones que están experimentando trastornos políticos y económicos, como Venezuela, Mongolia y Brasil, debido, en gran parte, a una mala eficiencia de sus gobiernos.

España, en la parte media de la lista

España ha conseguido mantenerse en línea con el resultado del año pasado, en el puesto 34. Consolida así la mejora de tres puestos que registró en 2016. Nuestro país refrenda su posición en resultados económicos, eficiencia empresarial y gubernamental, y en infraestructuras, los cuatro ejes que miden el escenario de competitividad.

Pese a mantener su posición, se mantiene alejado de las marcas de otros países europeos que están a la cabeza de la lista, como Irlanda, que ocupa la sexta posición del ránking; Dinamarca, que se sitúa en el puesto 7; y Alemania, que es el país número 13 más competitivo de 2017 a nivel mundial.

Según los resultados del Informe 2017, los factores más atractivos de la economía española siguen siendo unas infraestructuras fiables, la formación de los trabajadores, la competitividad por costes, el dinamismo de la economía y una actitud positiva y abierta.

Aspectos a mejorar

Por el contrario, los principales retos que los expertos del IMD establecen para España son: necesidad de establecer un sistema fiscal estable y predecible para las empresas, desarrollar una administración pública más eficiente y efectiva, impulsar la internacionalización de las empresas y la actividad industrial, reducir la excesiva regulación existente y desarrollar un mercado laboral más flexible.

El profesor Arturo Bris, director del Centro de Competitividad Mundial del IMD, señala que los buenos resultados obtenidos por las naciones están muy relacionados con la eficiencia de sus gobiernos y sus negocios, así como con la productividad de sus economías. “Los países que ocupan las primeras posiciones han mantenido un entorno favorable para las empresas el cual fomenta la apertura y la productividad”.

expansion.com

35 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master