España mejora su competitividad: del puesto 45 en 2013 al 34 en 2017

IMD, una de las escuelas de negocios más importantes y prestigiosas de Europa, publica anualmente un Índice Mundial de Competitividad. Desde 1989, este centro ha elaborado un índice de competitividad compuesto a partir de 260 indicadores cuantitativos, que suponen dos tercios de la calificación de cada país, y de una amplia encuesta, que cubre 6.250 respuestas y supone un tercio de la nota final.

En cabeza de la tabla aparecen Hong Kong, Suiza y Singapur, tres países acostumbrados a liderar este tipo de evaluaciones. El top cinco lo completan Estados Unidos, que cae del tercer al cuarto lugar, y Países Bajos, que mejora su posición del octavo al quinto escalón de la tabla. Las diez primeras posiciones incluyen también a Irlanda, Dinamarca, Luxemburgo, Suecia y Emiratos Árabes Unidos.

España, mejorando poco a poco

Si bajamos por la lista, podemos ver que el top veinte también incluye a Noruega, Canadá, Alemania o Reino Unido, mientras que Australia, Israel, Bélgica, Austria o Estonia se cuelan dentro de las treinta primeras posiciones. España se queda fuera de los primeros lugares del índice, pero consolida los avances de los últimos años, pasando del puesto 45 en 2013 al número 34 en 2017.

En la parte del informe que proviene de encuestas, los expertos encuestados por IMD valoran de manera muy positiva las infraestructuras, la mano de obra y la estructura de costes que brinda la economía española. Más de un 70 por ciento de los encuestados citó estos factores como las principales ventajas que brinda nuestro país a los empresarios.

Más bajas son las calificaciones en otros campos. Por ejemplo, solo un 40 por ciento cree que hay un entorno favorable para los negocios, idéntico porcentaje al que identifica el nivel educativo como otro factor positivo. No obstante, lo realmente preocupante llega en otros puntos. Y es que solo un 20 por ciento cree que nuestro entorno jurídico es efectivo y solo un 8 por ciento interpreta que las leyes fiscales son atractivas.

imd-competitividad-2017-indice.png

Venezuela, en la cola

El estudio de IMD mide 63 economías y deja en la última posición a Venezuela, con una nota de apenas 32 puntos sobre 100. Algo mejores son las calificaciones de Brasil y Argentina, que ocupan los puestos 63 y 58 de la tabla. En clave europea, el país que sale peor parado es Grecia, que figura en el puesto 57 de la lista, con una nota similar a la de Jordania.

libremercado.com

62 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master