Endesa plantea inversiones de 19.000 millones para los fondos europeos

Endesa se prepara para aprovechar al máximo las capacidades financieras que la Comisión Europea ha puesto a disposición de los Estados dentro del llamado Plan de recuperación. La compañía que dirige José Bogas ha presentado ya al Gobierno un total de 110 proyectos para poder optimizar la llegada de ese dinero a España. En concreto, estos proyectos suponen una inversión total de 19.000 millones de euros, de los que hasta 16.000 millones serían elegibles -en un escenario de máximos- para el dinero de la Unión Europea. Editorial | Endesa, un catalizador para las ayudas de la UE. https://d578ee56a6fc29e827e5cba238c6bf04.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Los Estados miembros pueden presentar sus planes a la Comisión a partir del 15 de octubre y se espera que registren sus propuestas definitivas oficialmente a más tardar el próximo 30 de abril.

Según explicó Rafael González, director general de Generación de Endesa, a elEconomista, la principal partida de proyectos en los que trabaja la compañía se centraría en la rehabilitación de edificios y en la eficiencia para lo que se podrían lograr 4.000 millones de euros.

La transición energética de todos los territorios extrapeninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) podría recibir hasta 3.100 millones de euros para su camino a la descarbonización. La empresa cuenta con un plan que ha desarrollado con Deloitte para poder alcanzar las emisiones cero en 2040 en el que se cifra en 26.000 millones las necesidad de inversión para alcanzar este objetivo.

El avance en los proyectos de redes inteligentes supondría la llegada de 3.000 millones; los planes de transición energética en la Península alrededor de 2.100 millones de euros y el desarrollo del hidrógeno un total de 700 millones de euros. Además, la empresa ha planteado planes de transporte sostenible por 2.200 millones y habría otros 900 millones en planes menores.

Endesa tiene previsto presentar su próximo plan estratégico el 25 de noviembre. La eléctrica anunció ya hace varios años su intención de rebajar el pay out a los accionistas al 80% en 2021 y hasta el 70% en 2022, para hacer frente a un periodo de mayores inversiones y la intención es mantener esta situación para poder intensificar su plan de inversión en los próximos años.

La eléctrica cuenta en estos momentos con 7.000 MW con capacidad de acceso y conexión, frente a los 4.600 MW que tenía el año pasado, y mantiene otros 8.000 MW en informes para validación, lo que supone más 15.000 MW de cartera de proyectos renovables. La intención de la compañía es mantener un ritmo de instalación de 1.000 MW al año para alcanzar los 3.000 MW instalados en un plazo de tres años.

Muchos de estos proyectos están ligados a procesos de transición justa en las zonas donde la empresa va a cerrar sus antiguas plantas de carbón.

En lo que respecta al hidrógeno, la compañía apuesta por pequeñas instalaciones que permitan la generación de un tejido industrial en nuestro país, frente a grandes plantas que supongan la importación de tecnología. Para ello, la eléctrica cuenta ya con 20 proyectos concretos que vayan facilitando el uso de esta tecnología. Entre ellos destaca la creación de una red de estaciones de servicio de hidrógeno para abastecer al transporte pesado, la instalación y generación de hidrógeno para usos industriales por parte de grandes plantas de sectores como el refino, los metales o los fertilizantes. Asimismo, la transformación de la cogeneración de modo que el uso de energía térmica lo pueda aportar el hidrógeno y el eléctrico las renovables.

Reconocimiento

Todos estos pasos además ya se están premiando por el mercado que, por primera vez en siete años, considera a la eléctrica la mejor opción para invertir.

Con una dotación financiera de 672.500 millones de euros, el mecanismo que está poniendo en marcha la Comisión Europea apoyará las inversiones y reformas públicas y contribuirá a la cohesión económica, social y territorial de la UE. La intención de este mecanismo es ayudar a los Estados miembros a hacer frente al impacto económico y social de la pandemia de Covid-19, garantizando al mismo tiempo que sus economías emprendan las transiciones verdes y digitales, haciéndose más sostenibles y resistentes.

Las principales características del mecanismo fueron debatidas por los líderes de la UE en su reunión del 17 al 21 de julio de 2020 como parte de las negociaciones sobre el marco financiero plurianual y el paquete de recuperación y el pasado 6 de octubre recibieron el visto bueno del Consejo Europeo.

El Fondo para la Recuperación y la Resistencia tendrá que ser negociado ahora entre el Parlamento Europeo y el Consejo. La posición del Parlamento está aún por votar.

El Fondo para la Recuperación y la Resistencia es el principal instrumento del paquete de recuperación de 750.000 millones que pretende ayudar a Europa a salir de la crisis.

eleconomista

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *