El salario medio en España recorta su poder adquisitivo en 133 euros anuales desde 2017

El poder de compra del salario medio en España se ha reducido un 0,7% en los dos últimos dos años (desde el segundo trimestre de 2017 al mismo periodo de 2019), lo que equivale a decir que el asalariado medio tiene, al cabo de un año, 133 euros menos en su bolsillo de los que tenía hace dos años, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo elaborado por el grupo de recursos humanos e investigadores de Barceló y Asociados.

El salario medio nacional pierde poder adquisitivo desde el primer trimestre de 2017, por lo que ya acumula diez trimestres consecutivos sin ganar poder de compra. Esta variable se obtiene al descontar la inflación de la evolución del salario medio, según el informe.

Pese a haber reducido su poder adquisitivo en los últimos dos años, esta pérdida del 0,7% del poder de compra del salario medio es la más baja en dos años.

De acuerdo con el informe de Adecco, los salarios de siete comunidades autónomas han mejorado su poder adquisitivo respecto a hace dos años, especialmente Baleares, con más de 400 euros de mejora, y Galicia, con 251 euros anuales más que a mediados de 2017. Le siguen Navarra (199 euros), Canarias (163 euros), Cataluña (118 euros), Extremadura (22 euros) y Asturias (9 euros).

En las diez regiones restante el poder de compra de los salarios se ha reducido en los últimos dos años, principalmente en Castilla-La Mancha, con un descenso de 663 anuales desde el segundo trimestre de 2017, seguido de Murcia (-573 euros anuales), Andalucía (-419 euros anuales), La Rioja (-403 euros), Madrid (-352 euros), País Vasco (-251 euros), Comunidad Valenciana (-103 euros), Cantabria (87 euros), Aragón (37 euros) y Castilla y León (-22 euros).

Baleares, la mejor comunidad para trabajar

Dejando a un lado el impacto de la inflación sobre los salarios, Adecco destaca que el salario medio ordinario bruto se situó en el segundo trimestre en 1.674 euros mensuales, un 1,7% más en relación al mismo periodo de 2018 y su octavo aumento trimestral consecutivo.

País Vasco y Madrid siguen presentando los salarios nominales ordinarios más elevados en promedio, con 1.973 y 1.964 euros al mes, respectivamente, frente a Extremadura y Murcia, que tienen los sueldos más bajos, con 1.358 y 1.433 euros, respectivamente.

Según Adecco, las comunidades de Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y Navarra alcanzaron sus máximos niveles salariales medios en el segundo trimestre de este año.

El estudio revela además que Baleares, Cataluña y Navarra son las comunidades que reúnen las mejores condiciones para trabajar, mientras que las que peor valoración reciben son Castilla-La Mancha, Canarias y Murcia. Para realizar esta clasificación se toman en consideración cinco áreas fundamentales del entorno laboral: remuneración, seguridad laboral, oportunidades de empleo, conciliación entre vida personal y familiar y conflictividad laboral.

Uno de cada cuatro parados de larga duración en la Unión Europea está en España

El informe de Adecco también pone de manifiesto que uno de cada tres parados españoles llevan en situación de desempleo desde hace al menos dos años, la proporción más baja desde marzo de 2013 y casi cuatro puntos menos que el segundo trimestre de 2018.

Pese a este descenso, España es el país con mayor número de parados de larga duración, con 1,1 millones, superando por poco a Italia, cuya población es un 30% superior. De este modo, uno de cada cuatro parados de larga duración de la UE reside en España.

La proporción española de parados de larga duración sobre el total de desempleados (32,4%) sólo es superada por Grecia (50,4%), Italia (38,4%) y Bulgaria (36,8%) y se encuentra seis puntos por encima del promedio europeo (26,4%).

Menos jornada parcial

El empleo a tiempo parcial continua con la tendencia descendente que inició a comienzos de 2015, junto con el inicio de la recuperación económica. Durante el último año, 9 de cada 10 puestos de trabajo creados han sido a tiempo completo, por lo que ha bajado la proporción de ocupados a tiempo parcial (14,6%; 1 décima menos que hace un año). Es la proporción más baja desde diciembre de 2012.

Pese al ligero retroceso de la proporción de personas que trabajan a tiempo parcial, esta ha crecido en 11 autonomías y ha caído en las restantes 6: la Comunidad Valenciana, Aragón, el País Vasco, Andalucía, Cantabria y la Comunidad de Madrid.

Navarra, que hace un año se colocaba en la cuarta posición, se alza hasta el primer lugar, con un 16,6% (+0,7 p.p. interanual), desplazando al País Vasco a la segunda plaza (-0,6 p.p.). Extremadura asciende dos escalones, lo que le permite situarse en el tercer puesto, con un 16,2% (+0,4 p.p.).

Baleares permanece en la última posición con un 12,3% (+0,2 p.p.) seguida por la Comunidad de Madrid (13,1%; +0,04 p.p.) y Canarias (13,4%; +0,1 p.p.).

El 11,5% de los ocupados estudia mientras trabaja

La proporción de ocupados que cursan estudios se ha venido incrementando en cada uno de los últimos nueve trimestres. Es la mayor cadena de trimestres con incrementos al menos en 15 años. En el segundo trimestre, esta proporción sube hasta el 11,5%, el mayor registro en cinco años y 4 décimas por encima de un año antes. Son prácticamente 2,5 millones de personas las que trabajan y estudian al mismo tiempo.

Nueve comunidades ven incrementar esta variable, al tiempo que siete muestran descensos y la restante, Castilla-La Mancha, permanece igual que hace un año.

Navarra y el País Vasco ocupan las dos primeras posiciones y son también las dos que muestran los mayores incrementos. En el caso navarro, es un 17,1% de los ocupados los que también cursan estudios (+2,5 puntos porcentuales). Es el dato más alto conseguido por cualquier autonomía en por lo menos quince años. En el País Vasco, los ocupados que estudian son el 16,4% del total (+2,2 p.p.).

En la situación opuesta se encuentran tres autonomías en las que los ocupados que cursan estudios son menos del 10% del total. Se trata de Extremadura (8,5%, tras un descenso interanual de 7 décimas), Asturias (9,3%, -1,1 p.p.) y Andalucía (9,8%; -0,3 p.p.).

eleconomista.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *