El registro ‘oculto’ de Trabajo revela que solo el 60% de los trabajadores son fijos

Ni el 75% que arroja la Encuesta de Población Activa (EPA) trimestral, ni el 10% que reflejan mensualmente las estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe). El porcentaje de trabajadores con un contrato indefinido en España se queda en el 60%, según se extrae del registro de afiliados medios al Régimen General de la Seguridad Social, la foto fija del ‘núcleo duro’ del mercado laboral en el que en estos momentos hay inscritos 14.885.926 cotizantes (sobre un total de 19.320.227, incluyendo los regímenes especiales). Una proporción de empleo estable que, lejos de mejorar, no ha variado ni un ápice en la última década.

No hay duda de que la temporalidad es una lacra constante en el mercado laboral español. Si bien las distintas formas de medir su evolución arrojan resultados muy alejados. Mientas el Instituto Nacional de Estadística (INE) realiza una investigación continua y de periodicidad trimestral que se dirige a 65.000 familias (unas 200.000 personas), el Ministerio de Trabajo ofrece cada mes los datos de los registros de las Oficinas Públicas de Empleo y de afiliación a la Seguridad Social. Según el primero, la tasa de temporalidad alcanza en torno al 25% de la población activa. Y de acuerdo con el segundo, 9 de cada 10 contratos firmados son temporales.

PROFESORES DESPIDOS

Mira tambiénEl verano se salda con el despido masivo de 221.669 ‘profes’ tras el aval del TJUE

Pero existe otra estadística que elabora el Ministerio de Trabajo a la que no se suele prestar atención. Normalmente, los datos de los contratos se encajan en el compartimento del Sepe, en un registro puro y duro de relaciones contractuales que se firman cada mes. Pero la Seguridad Social dispone de su propio apartado en el que contabiliza todos los meses cuántos afiliados tienen un contrato fijo y cuántos son eventuales, ya sean a tiempo completo o parcial. ¿Para qué? Básicamente, para asegurarse de que cada tipo de contrato cotiza lo que debe.

¿Y qué refleja este registro? Según los últimos datos de agosto que ha podido consultar La Información, la Seguridad Social cuenta con9.110.320 afiliados con un contrato indefinido, aproximadamente el 60% del total de cotizantes en el Régimen General que el Ministerio de Trabajo denomina «puro», porque no tiene en cuenta a los afiliados de los sistemas especiales agrario ni de empleados de hogar, ni a los funcionarios y a otros colectivos de afiliados «de difícil clasificación». 

Durante la última rueda de prensa de presentación de los datos de paro y afiliación, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado,sacó a relucir por primera vez esta estadística. Quiso así quitar hierro al desplome de la contratación que mostraron las cifras del Sepe, con una caída anual generalizada del 5%, debido a un descenso de los temporales de casi el 4% y un batacazo de los indefinidos de hasta el 20% respecto a agosto de 2018. En contraste, Granado aseguró que en base a los registros de afiliación, en el último año los contratos indefinidos han crecido en casi 350.000 y los temporales, en unos 100.000. 

Foto Pedro Sánchez y Magdalena Valerio / EFE

Mira tambiénEl Gobierno estudia eliminar el despido por estar enfermo en su reforma laboral

Efectivamente, esta estadística revela que entre indefinidos a tiempo completo, a tiempo parcial y fijos discontinuos, en agosto había un total de 9.110.320 afiliados medios al Régimen General con contrato fijo, lo que supone 348.437 más que un año antes y el 60% del total. Mientras, los eventuales a tiempo completo y parcial totalizaron 4.696.815 cotizantes, 82.802 más y el 30% del total (el 10% restante son «otros» afiliados con contratos de difícil clasificación). Esto supone que, de acuerdo con estos datos, el empleo estable ha crecido en el último año el doble que el temporal, en concreto, un 4%, frente al 2%. 

Con esta estadística en la mano, desde el departamento que dirige Magdalena Valerio destacan que «en el último año, la modalidad contractual con mayor incremento numérico respecto a agosto de 2018 ha sido la de trabajadores con contrato indefinido de jornada completa«. En efecto, suman 294.739 (+4,26%) y alcanzan los 7.213.010. «Por el contrario, y por duodécimo mes consecutivo, la cifra de trabajadores con empleos de peor calidad, con contrato temporal a tiempo parcial, se ha reducido«, en este caso en 10.042 personas (-0,65%)», matizan.

Los efectos del ‘Plan Director’

Fuentes de Trabajo consideran que estos datos, que suponen los afiliados que mantiene el sistema, son «más representativos» que las contrataciones que registra mensualmente el Sepe y achacan el desplome de los contratos en agosto a que la contratación indefinida repuntó mucho hace un año gracias al Plan Director por un Trabajo Digno que puso en marcha Valerio a su llegada al Ministerio y a que ya no se contabilizan los contratos de emprendedores, que se computaban como fijos. Además, avanzan que «los efectos del plan director de este año los empezaremos a notar en septiembre, porque los planes se han puesto en marcha un poco más tarde».

De cualquier manera, y pese al crecimiento de los cotizantes con contrato fijo en los últimos doce meses, el porcentaje de estos trabajadores con empleo estable sobre el total sigue estancado en el 60%, el mismo que hace más de una década, en el año 2008, justo antes de caer en la crisis.Esto contradice una de las afirmaciones en las que basó su discurso Granado la semana pasada, cuando aseguró que «la tendencia natural del mercado de trabajo, gobierne quien gobierne, esté en funciones o no, independientemente de la gestión del gobernante… es que los contratos ganen estabilidad». De momento, y en ausencia de reformas estructurales que den un impulso renovado al mercado laboral, las tasas de temporalidad, se acuda a la fuente que se acuda, siguen estancadas.

lainformacion.com/e

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *