Desigual pone del revés su logo para captar clientes más jóvenes

La firma de moda Desigual ha dado un paso más en el plan de transformación iniciado en 2015 para afrontar la caída de ventas que arrastra y ha lanzado una nueva identidad de marca, con un logotipo con su nombre escrito al revés, para subrayar su perfil más disruptivo y atraer así a consumidores más jóvenes.

La nueva identidad de la marca ha sido presentada esta misma noche en un evento en la playa de la Barceloneta, situada frente a su sede corporativa, que ha reunido a 1.200 personas y en el que se ha dado aconocer también la nueva colección primavera-verano 2020.

i

La nueva imagen corporativa es uno de los tres pilares de la estrategia de cambio de Desigual, orientada hacia un nuevo modelo de negocio con una revisión del producto y una red de distribución adaptada a la nueva realidad del comercio y los hábitos de consumo.

El director de Marketing, Guillem Gallego, que entró en la compañía hace seis meses, ha explicado a los periodistas que la marca, nacida en 1984, está obligada a adaptarse para no «morir», ya que la edad media de sus compradores es de entre 46 y 49 años.

«Nuestro objetivo es bajar diez años esa edad media. Tenemos que  abrirnos a nuevas generaciones», ha destacado Gallego. El grupo controlado por Thomas Meyer ha encadenado caídas de ventas en los últimos años, que se han mantenido en torno al 14,5 % en el primer semestre de este 2019, aunque la compañía está pendiente todavía de presentar los resultados de cierre del último año.

Para relanzar la firma, la nueva estrategia de marca pasa por vincular Desigual con conceptos como la creatividad y el optimismo, retomando el espíritu con el que Meyer, fundador de la marca, conquistó mercados en los años 80 y 90 y la década de los 2000.

Meyer ha vuelto también a tomar las riendas de la dirección creativa tras la salida del fondo galo Eurazeo del capital de la marca y quiere emular con el nuevo logo escrito al revés (como si se viera reflejadoen un espejo) la impresión que causó el primero de la firma, dos figuras esquemáticas de un hombre y una mujer desnudos y dándose la mano.

«Somos la primera marca del mundo que utiliza un logo girado al revés. Somos 100 % desigual», ha dicho Gallego, que ha destacado que se lanzarán carteles con frases incomprensibles a simple vista y que sólo se entienden si se leen en modo ‘selfie’. Respecto a la nueva colección, Desigual ha optado por introducirmás tejidos orgánicos y más calidad e incluso prevé lanzar en los próximos
meses una serie de prendas confeccionadas al cien por cien con plástico reciclado.

El director de Marketing ha señalado que el precio medio de las prendas será el mismo aunque la calidad aumente y ha avanzado que para hacerlo posible la compañía reducirá su margen en el modelo de negocio.

En paralelo, la compañía con sede en Barcelona prevé abrir algunas tiendas nuevas e ir reformando o actualizando otras para renovar la imagen, mientras que está previsto inaugurar la semana que viene su «flagship» en Portal de l’Angel, en la ciudad condal.

Fundada en Barcelona en 1984, Desigual cuenta con más de 4.000 empleados y está presente en un centenar de países a través de trece canales de venta, más de 500 tiendas propias y ocho categorías de producto.

cincodias.elpais.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *