Amazon y los 187,5 metros cuadrados por empleado

Últimamente proliferan los debates sobre los empleos del futuro y sobre si la digitalización generará o no más paro, algo que ya traté con profusión de datos en el post ¿La tecnología crea o destruye empleo?

Uno de los gigantes tecnológicos por antonomasia, Amazon, acaba de anunciar la creación de un nuevo centro logístico en Madrid. Tendrá 15.000 metros cuadrados y generará 80 puestos de trabajo: ¡un empleado por cada 187,5 metros cuadrados!

La creciente digitalización, Amazon cuenta con una división específica de robots para sus centros, tiene este resultado lógico. ¿Pero Amazon crea empleo? Ellos aseguran que sí, y es cierto. La duda es si el saldo resulta positivo o negativo al tener en cuenta el que se destruye en la competencia y el pequeño comercio.

Un reciente análisis de Bloomberg concluye que en Estados Unidos los centros logísticos, en los que Amazon ostenta el liderazgo, han contratado a unos 444.000 trabajadores desde el año 2000, una cifra similar a los empleos perdidos en grandes almacenes como Sears, Macy’s o JC Penney. Pero advierte de que a largo plazo se producirán desequilibrios en las zonas donde no se instale con tanta fuerza el gigante, como El Paso (Texas).

Empleados-ábaco

Recientemente, el consejero delegado de Deutsche Bank, John Cryan, ha pedido a los empleados del banco que se pongan las pilas si no desean que la digitalización acabe con sus puestos de trabajo.

En concreto, ha especificado que los robots sustituirán a los «empleados-ábaco». Y Deutsche Bank debe de tener unos cuantos de éstos, ya que ha anunciado que reducirá 9.000 de sus 100.000 trabajadores directos y 6.000 de sus 30.000 contratistas en cinco años.

Mejores trabajos

La visión optimista la daba recientemente otro banquero, el presidente de BBVA, Francisco González. En su opinión: «Los robots sustituirán algunos puestos de trabajo, pero se crearán otros mejores».

Un claro ejemplo de que la tecnología es positiva para el empleo, a su entender, es el de los países nórdicos y Japón, avanzados digitalmente los primeros, vanguardia en robotización el segundo, y con bajas tasas de paro ambas zonas.

La paradoja optimista

En España, la tasa de paro juvenil es del 47%. Sin embargo, se produce una paradoja que invita a tener cierto optimismo: quedan sin cubrir hasta 350.000 puestos de trabajo solo en relación con las competencias digitales. La mayor demanda, según Randstad, se produce en áreas como el comercio electrónico, contenidos, analítica o big data.

Así que, si los jóvenes de hoy quieren aspirar a uno de esos empleos que ofrecen empresas en crecimiento como Amazon, tendrán que adaptarse a ser multidisciplinares y con formación en las llamadas ‘STEM’ (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), que tienen tasas de paro inferiores al 7%.

Como advierte la OCDE, cuanto mayor es el nivel de estudios, mayores las posibilidades de empleo y menores las de engrosar el paro.

expansion.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *