Aguacate, el negocio redondo de la fruta de moda

La fruta de las Indias Occidentales que cautivó el Sur de España». Es la definición que hace del aguacateFernando Rueda García, miembro de la Comisión Andaluza de Etnología del Consejo Andaluz de Patrimonio Histórico, y presidente de Gastroarte. Este fruto tropical traído desde América por los españoles se ha implantado en nuestro país y se encuentra en uno de sus mejores momentos, dado el auge que ha experimentado en los últimos años por sus amplias propiedades saludables y nutricionales. De hecho su consumo en Europa está creciendo exponencialmente, hasta los 650 millones de kilos durante 2018 (74 millones en España).

Este tirón ha sido aprovechado por el sector productor de nuestro país, que ha sufrido una transformación espectacular. Su cultivo se centra en Andalucía, con aproximadamente el 97% del total, destacando especialmente Málaga, con un 70%, seguida de Granada, con un 25%; el resto se reparte entre Huelva (1,25%), Cádiz (1%), Canarias (1,75%) y Comunidad Valenciana (1%).

La producción de aguacate en nuestro país está en torno a 19.000 hectáreas, que han producido unas 61.000 toneladas en la campaña 2018/2019, asegura Benjamín Faulí, coordinador nacional de frutas y hortalizas de Asaja, lo que representa un 17% más que la anterior (52.000 toneladas).

El sector está en constante innovación, con mejora genética, técnicas de cultivo y máximo aprovechamiento del riego

La previsión de crecimiento para los próximos años es de un 14% anual, y en 2023 se prevé una producción en torno a 1,15 millones de toneladas. Sin embargo, la facturación de la última campaña, 124,7 millones de euros, fue un 12% menor a la pasada, según datos de Asaja. El precio medio del kilo también fue inferior, con una horquilla para el Hass de entre 2,1 y 2,7 euros el kilo, frente a los 2,6 y 3,16 euros/kg de la campaña anterior.

Momento de la recogida, que se hace siempre de manera manual
Momento de la recogida, que se hace siempre de manera manual – ABC

A pesar de su músculo productor, siendo España el principal productor europeo, no es en absoluto uno de los mayores consumidores. Con una media de 1,2 kilos por persona y año, «estamos muy lejos de los índices de francesesy, sobre todo alemanes, con 1,8 y tres kilos, respectivamente», afirma Xavier Equihua, CEO y presidente de la Organización Mundial del Aguacate ( WAO, por sus siglas en inglés: World Avocado Organization), organismo creado en 2016 y encargado de fomentar el consumo del aguacate. A los productores de los países fundadores: EE.UU., México, Perú y Sudáfrica, se fueron incorporando Australia, Brasil, Chile Colombia, Israel, Kenia, Marruecos, Mozambique, Nueva Zelanda, Tanzania, Zimbabue y, recientemente, España. Varias de las principales cooperativas y las empresas más representativas del sector nacional -entre las que destacan Trops y Reyes Gutiérrez– y que abarcan en torno a la mitad de la producción nacional, se han sumado a la organización.

Puerta de entrada a Europa

La WAO espera que nuestro país sirva de punta de lanza para seguir creciendo tanto en producción como en consumo y que seamos la principal puerta de exportación al mercado europeo. Para ello, ha anunciado una campaña de promoción en nuestro país de medio millón de euros, mayoritariamente entre las principales superficies comerciales, asegura su CEO y presidente. El objetivo a ocho años vista es que el consumo del Viejo Continente se iguale con el de EE.UU., añade Equihua.

Los productores españoles cultivan principalmente la variedad Hass (51.000 toneladas durante la campaña 2018/2019), indica Faulí. Las 10.000 toneladas restantes pertenecen a otras variedades como FuerteBacon o Reed.

Pequeños frutos tras la floración
Pequeños frutos tras la floración- ABC

Sin embargo, existen hasta 1.200 variedades, destaca el director gerente de la cooperativa Trops, Enrique Colilles. Esta asociación, que representa a unos 2.800 agricultores, abastece al mercado español y exporta a 25 países.

Se trata de un sector en constante innovación, especialmente en aprovechamiento del riego, mejora genética y técnicas de cultivo. Un rasgo característico del aguacate en todo el mundo, y que trae de cabeza a los investigadores, es que de cada millón de flores solo una se convierte en fruto.El 70% de la producción está en Málaga, el 25 en Granada, y el 5% restante en Canarias, Huelva, Cádiz y Comunidad Valenciana

Con todo, su rendimiento es bastante más bajo que en los climas tropicales más próximos al Ecuador. Mientras que una hectárea en estas regiones puede producir entre 12.000 y 14.000 kilos de media por su mayor pluviosidad, en la comarca malagueña de la Axarquía, el rendimiento oscila entre los 6.000 y 7.000 kilos, destaca David Sarmiento, responsable agrotécnico de Trops.

Clasificación y procesado en la empresa Reyes Gutiérrez
Clasificación y procesado en la empresa Reyes Gutiérrez – ABC

Un tercio aproximadamente del total de las exportaciones a Europa se manejan desde nuestro país, incluyendo también producción procedente de otros países, indica Juan Antonio Reyes Gutiérrez, gerente del grupo que lleva su nombre. Destaca que «manejar las importaciones es muy importante para dar demanda al mercado durante todo el año», no solo en fresco, sino en transformado, ya que el aguacate en nuestro país se produce entre diciembre y mayo. Según Faulí, el calendario de importación se va ampliando cada año un poco más, «especialmente con grandes picos en verano, cuando nosotros no producimos».

Comarcas en crecimiento

El cultivo de esta fruta tropical, que comenzó a implantarse a finales de los 70 en varias comarcas malagueñas, ha sido vital para la economía de los pueblos de la AxarquíaValle del Guadalhorce o Costa del Sol Occidental, ya que las tierras de cultivo están muy repartidas, con una media de 2,5 hectáreas de media por agricultor, indica Colilles.

Antes de la crisis de 2008, muchas familias tenían el cultivo de aguacate como actividad secundaria, lo que les permitió sobrevivir y hacer que muchas de ellas se dedicasen desde entonces a este cultivo como actividad principal, destaca Sarmiento. Desde hace algunos años, tanto Vélez-Málaga como el resto de pueblos de la comarca han crecido en población.

Un cultivo sostenible fuera del trópico

Mucho se ha hablado de la sostenibilidad del aguacate por el agua que necesita, al tratarse de un cultivo en origen tropical. Según un informe de la Organización de naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Universidad de Twente, el cultivo de aguacate necesita de media mil litros de agua por kilo, menos de lo que requieren cítricos o plátanos. Otros cultivos como el arroz o el cacao necesitan 3.000 y 17.000 litros, respectivamente. En el caso de la carne, el estudio cifra el kilo de cerdo en 6.000 litros, y el de vacuno en 15.400.

Iñaki Hormaza, responsable de fruticultura subtropical del centro de investigación IHSM La Mayora, dependiente del CSIC y de la Universidad de Málaga, asegura que existen variedades tolerantes a salinidad y al estrés hídrico. Añade que se está llegando a un aprovechamiento de agua cada vez mayor. En Málaga y Granada la mayoría de los productores han reducido esa cantidad a 700 litros por kilo. Un proyecto en fase de estudio, que permitiría regar la copa pos aspersión, reduciría esa cantidad hasta los 500 litros.

Otros aspectos que avalan sus sostenibilidad en España, según Hormaza, es que apenas usan fungicidas y se produce una huella de carbono más baja, debido a la cercanía de nuestro país con el resto de Europa frente a los que proceden de otras parte del mundo. Tiene asimismo mayor capacidad de fijación de CO2 al suelo que otros cultivos de similares características.

abc.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *