Está a punto de jubilarse y tiene un plan de pensiones? Seguramente esté perdiendo dinero

El 60% de los planes de renta fija a corto plazo acumula minusvalías en el último año.

Los partícipes de planes de pensiones cuya edad se encuentra cercana a la jubilación cada vez tienen más difícil rentabilizar su inversión. Tradicionalmente, los expertos aconsejan suscribir un plan de pensiones lo antes posible e ir adaptando la cartera del plan al plazo que resta para la jubilación. La estrategia recomendada es comenzar con planes en los que domina la renta variable, que suele ser el activo más rentable en el largo plazo, pero también el que tiene más riesgo. A medida que se va acercando la jubilación el consejo es ir trasladando la inversión hacia activos de menor riesgo, primero hacia los planes mixtos y finalmente hacia la renta fija. En los años previos a la jubilación, para consolidar los ahorros acumulados que van a servir para completar la pensión pública, la recomendación es elegir productos de renta fija a corto plazo, que son los más conservadores y seguros, con el fin de evitar sustos de última hora.

Con los tipos de interés en mínimos, incluso en negativo para determinados plazos, y las comisiones que aplican las gestoras, muchos planes de pensiones de renta fija a corto plazo se encuentran en pérdidas en el último año. En concreto, el 60% de los productos de esta categoría han visto caer su valor en los últimos 12 meses, según datos de Inverco a 30 de abril. De los 113 planes de este tipo, solo 46 han logrado rentabilidades positivas. La rentabilidad media ponderada en el último año es del -0,03%.

Los inversores, sin embargo, se encuentran con otro problema añadido. Si hasta el verano pasado había deflación y los precios caían, lo que aumentaba la rentabilidad real de los inversores, este año la inflación se ha disparado. En abril, la inflación se situaba en el 2,6% y los planes de pensiones de renta fija a corto plazo más rentables, el Renta 4 Renta Fija y el Banca Pueyo I (que invierten en el mismo fondo de pensiones, el Rentpension II), se han revalorizado un 2,59%, por lo que todos los planes de la categoría han obtenido rentabilidades reales negativas.

Una alternativa a los planes de pensiones de renta fija a corto plazo para los partícipes que se encuentren próximos a la jubilación son los planes garantizados, aunque también más de la mitad de estos productos acumula pérdidas en el último año. En cualquier caso el inversor que quierar opte por un producto garantizado debe elegir, entre la amplia oferta, uno que tenga un horizonte temporal que coincida con el de su edad de jubilación. De esta forma, podrá asegurarse que puede contar con la garantía del plan.

30 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master