La subida fiscal penalizará al 40% de las ganancias de capital declaradas en IRPF

Tras muchos dimes y diretes, el Gobierno ha optado finalmente por concentrar la prometida subida del IRPF en un grupo reducido de ‘contribuyentes de élite’, aquellos que declaran rentas del trabajo por encima de los 300.000 euros -a los que el tipo marginal del IRPF les subirá de partida del 45% al 47%- y rentas del capital por encima de los 200.000 euros – que pasarán de tributar al 23% a hacerlo al 26%-. Un colectivo muy reducido en número, que apenas supone un 0,2% del total de los contribuyentes del impuestos, pero en los que se concentra el 4,5% de las rentas del trabajo declaradas en España y nada menos que el 40% de las rendimientos del capital que se incluyen en el IRPF.

El esquema incluido por el Gobierno de coalición de las izquierdas en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021, que se aprueba este martes en el Consejo de Ministros y este miércoles se llevará al Congreso de los Diputados, suaviza el planteamiento que PSOE y Unidas Podemos habían acordado tanto para el fallido proyecto de Presupuestos de 2019 como en su acuerdo de legislatura. Aconsejados tal vez por las estrecheces generadas por la pandemia, el Ejecutivo ha optado por abordar una subida quirúrgica del IRPF, que se concentra en un grupúsculo muy definido de contribuyentes, que se considera que tienen la capacidad para incrementar su contribución al fondo común. Se sacrifica la dimensión recaudatoria, al menos de cara al año 2021, pero se mantiene el relato de subir los impuestos a los ricos.

El segmento más afectado será el de las rentas del capital. Como adelantó La Información, el Ejecutivo -instado por el Ministerio de Hacienda- ha optado por retocar a la baja el esquema inicialmente previsto de establecer un tipo incrementado del 27% sobre los rendimientos de capital mobiliario que rebasen el umbral de los 140.000 euros anuales, para dejar ese tipo incrementado en el 26% y aplicarlo solo a los rendimientos por encima de los 200.000 euros. 

Según los últimos datos oficiales disponibles, la subida de impuestos sobre las rentas del capital prevista por el Ejecutivo afectaría a unos 55.000 contribuyentes – según los datos de Hacienda, los que declaran unos rendimientos de capital superiores a 192.000 euros-, que suponen algo menos del 0,4% de los más de doce millones de contribuyentes que tributan en el IRPF por sus rendimientos del capital, pero que explican el 40% de las rentas de capital gravadas en España.https://e.infogram.com/aacf24ef-f607-418b-9f55-39fb5de822cd?src=embed

Tomando de nuevo el ejemplo de la declaración de renta correspondiente a 2016, el último ejercicio para el que existen datos más afinados de tributación por tramos de renta, significa que de los 27.500 millones de euros que constituyeron la base imponible de los rendimientos del ahorro en ese ejercicio, el ajuste decretado por el Gobierno alcanzaría a 11.500 millones.

Unos 40.000 contribuyentes tributarán más por su salario

El alcance de la subida a los rendimientos del trabajo será aún más limitada. En 2016 el número de contribuyentes que declararon bases imponibles por encima de 240.000 euros fue de 37.522…sobre 18,2 millones de contribuyentes, es decir, apenas un 0,2% del total. Ese grupo que concentra el 4,5% de las rentas del trabajo que se someten a tributación en el Impuesto sobre la Renta será el que pagará dos puntos más de impuestos a partir del año 2021. El impacto recaudatoria de esta medida será mínimo. 

Uno y otros, es decir, tanto los afectados por la subida de las rentas del capital como los afectados por la subida sobre las rentas del trabajo son, básicamente, los mismos contribuyentes. La información que maneja Hacienda identifica de forma muy clara que cuanto más altos son los rendimientos de trabajo de los contribuyentes, mayor es también su base imponible en el tramo de las rentas de capital, porque evidentemente tienen mayor capacidad de ahorro (ver gráfico). Es decir, que el golpe fiscal que ha preparado el Ejecutivo para 2021 se concentrará en un grupo de contribuyentes muy definidos, aquellos que en el relato gubernamental se llevan identificado desde hace dos años como ‘los ricos’.

lainformacion

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *