Las aerolíneas se asoman a la ruina con una caída del 70% del pasaje

El sector aéreo ha sido uno de los más afectados como consecuencia del cambio de paradigma que ha supuesto la era Covid-19. La pandemia ha provocado que este invierno se convierta en un auténtico dolor de cabeza para la aviación, puesto que las operadoras en España han calculado una auténtica hecatombe: un 70% menos de pasajeros en otoño e invierno tras un verano «nefasto». 

Este verano las cifras tampoco han sido para tirar cohetes. Durante la temporada estival, se han operado 220.000 vuelos en España entre junio y agosto, un 36% de los del año anterior. El comportamiento de la demanda fue aún peor, solo viajaron un 20% de los que lo hicieron en 2019 –17 millones de pasajeros–, una quinta parte. about:blank

Pese a estas desoladoras cifras, el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Javier Gándara, ha reconocido en una rueda de prensa que el desastre ha puesto a la venta pasajeros por «unos precios que no se veían desde hace tiempo». Además, prevé una temporada de otoño e invierno «muy dura», con una oferta equivalente a un 40% de la de 2019 y entre un 30% y un 35% de los pasajeros de hace un año, lo que supone entre un 70% y un 65% menos.

Gándara ha recordado que las compañías todavía no han adaptado las programaciones para este invierno a los niveles de la demanda previstos, a la espera de la reciente decisión de la Comisión Europea de relajar la norma de los slot (permisos de aterrizajes y despegues).

El transporte aéreo se desploma

javascript:false

La demanda se ha desplomado como consecuencia del desplome de la demanda, cosa que ha impedido levantar el vuelo a las compañías en agosto. Los resultados en agosto han sido mucho peores que los previstos en junio, cuando se daba por hecho que el verano serviría para salvar parte del desastre de 2020. 

Este escenario también se ha producido a nivel europeo, donde se observa en verano una mayor caída en el número de pasajeros, del 81%, que en el de vuelos, del 64%. Las compañías aéreas se encuentran en una situación de supervivencia, con unas perspectivas para la temporada de invierno y de cierre de año que «alejan el horizonte de la recuperación», ha lamentado.

Según cálculos de la IATA, en España habrá un 48,4% de pasajeros menos en 2020, 133 millones menos, lo que provocaría una pérdida de ingresos de 15.105 millones de euros, ha recordado Gándara, por lo que ha urgido al Gobierno adoptar un plan de ayudas para la supervivencia y recuperación del sector.

Para paliar esta crisis, ALA ha pedido un plan ambicioso de incentivos para animar la demanda de pasajeros con la bonificación de las tarifas aeroportuarias, principalmente de la tasa de pasajero y la de aterrizaje, ésta última más amplia que la propuesta de Aena y sin umbral mínimo para su aplicación.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *