Ferraz da un toque al PSC por sus críticas al envío a prisión de los líderes de ANC y Òmnium

El envío a prisión de los líderes de ANC y de Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, ha escenificado de nuevo el distanciamiento que existe entre el PSOE y el PSC en torno al pulso soberanista en Cataluña. La dirección nacional ha salido al paso de las críticas vertidas por Miquel Iceta sobre la decisión de la Audiencia Nacional y ha pedido “mesura” a sus compañeros del PSC. Y es que, el partido no entra en estos temas, tal y como ha dejado claro Pedro Sánchez.

“El PSOE tiene muy claro que España cuenta con un Estado social y democrático de derecho y que creemos en la separación de poderes”, ha afirmado el secretario general de los socialistas en declaraciones a los medios en Galicia preguntado al respecto.

Sánchez “comprende” y “respeta” las opiniones “que se puedan tener, pero como responsable del PSOE ni me pronuncio por las decisiones judiciales que me gustan más ni por las que me gustan menos”. “Nunca lo he hecho y no lo voy a hacer en el día de hoy”, ha insistido el líder del PSOE, que ha recordado que “las decisiones judiciales corresponden al ámbito judicial”.

La postura de Pedro Sánchez dista mucho de la mantenida por el primer secretario del PSC. Esta mañana, en una entrevista en Espejo Público, Iceta ha asegurado que el envío a prisión de los líderes de ANC y Ómnium “es una medida muy extrema” que ve “desproporcionada”. Algo sobre lo que ya insistió anoche en un comentario en su cuenta de Twitter.

Antes de Pedro Sánchez el portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Óscar Puente, ya lanzó un mensaje al PSC. El también alcalde de Valladolid ha reclamado “mesura” a los socialistas catalanes y no entrar a valorar decisiones jurídicas. “No somos juristas”, ha recordado Puente a preguntas de los periodistas, según recoge Europa Press.

58 total views, no views today

Share

Aznar reaparecerá en Valencia el día que acaba el plazo de Rajoy a Puigdemont

expresidente del Gobierno José María Aznar reaparecerá este jueves. Y lo hará para clausurar en Valencia un foro sobre Educación y Sanidad organizado por la Fundación FAES, que él mismo lidera. Da la casualidad que ese mismo día, el 19 de octubre, finaliza el plazo dado por el Gobierno de Mariano Rajoy al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que responda antes de aplicar el artículo 155.

Según anuncia FAES, Aznar será el encargado de clausurar a las 12,30 horas una jornada con la que esta fundación quiere “impulsar la descentralización de sus actividades, orientándolas también al ámbito autonómico”.

Para ello, reunirá a “personalidades relevantes del mundo académico y profesional de la Comunidad Valenciana” como el director gerente de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (Feceval), Mariano Vivancos; el presidente en la Comunidad Valenciana de la Asociación Española de Centros Privados de Enseñanza, (Acade), Alejandro Monzonís; o el director de la cátedra de Políticas Educativas de la Universidad Camilo José Cela, Francisco López Rupérez.

En cuanto a Sanidad, en este foro intervendrá el director general de la Fundación del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), Manuel Llombart; el presidente del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), José Remohí, y la politóloga y experta en Políticas Públicas Anne-Marie Reynaers.

Más allá de estos temas toda la atención estará puesta en si Aznar hablará o no sobre la crisis en Cataluña. El expresidente del Gobierno rompió el pasado día 5 su silencio sobre la situación que se vive en esta comunidad por el desafío independentista. FAES publicó ese día un análisis titulado ‘El precio de la libertad’ en el que se cargó con dureza contra el Gobierno de Rajoy, al que le exigió “actuar” de una vez por todas.

El Gobierno debe actuar tal y como la nación necesita que lo haga”, afirmó FAES en un texto en el insistió en que “debe emplear todos los instrumentos constitucionales que en virtud de las mayorías parlamentarias actuales no sólo están a su disposición sino que tiene la inexcusable obligación de utilizar”. Y lo tiene que hacer de manera “inteligente y eficazmente”.

Aquí no quedó la cosa, ya que Aznar señaló que en caso de que el presidente del Gobierno “no encontrara el ánimo para hacerlo o hubiera de reconocer su incapacidad, entonces debería otorgar a los españoles la posibilidad de decidir qué gobierno, con qué propuesta y con qué apoyo electoral se deberá hacer frente a esta coyuntura crítica para España”. O lo que es lo mismo, según la fundación que lidera Aznar, Rajoy tendría que convocar elecciones.

elboletin.com

52 total views, no views today

Share

Hallada arropada por su perro una niña de 2 años que estuvo 7 horas perdida en Ávila

Una niña de dos años, que se perdió en el monte, cerca de Gil García (Ávila) cuando salió a pasear junto a su padre, fue localizada en perfecto estado de salud dormida y acurrucada junto a su pedro, cuyos gruñidos ayudaron a los agentes de la Guardia Civil a localizar a la pequeña, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Los hechos se produjeron en la tarde noche de este lunes cuando, sobre las 19.20 horas, se produjo una llamada al servicio de emergencias de Castilla y León 1-1-2 que alertaba de la desaparición de una niña de 2 años y de un perro de raza podenco, cuando se encontraba paseando con su padre en el monte de la localidad de Gil García.

Image result for Hallada arropada por su perro una niña de 2 años que estuvo 7 horas perdida en Ávila

Seguidamente se activó un Dispositivo de Búsqueda y Localización, compuesto por guardias civiles de la región, entre ellos el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim), Protección Civil, y numerosos voluntarios de la localidad.

Además se solicitaron los apoyos de la Unidad de Helicópteros y el Servicio Cinológico, quienes tenían previsto unirse al amanecer.

La localización de huellas de la menor en uno de los caminos del monte, a varios kilómetros del lugar de la desaparición, se tomó como referencia para la búsqueda y tras siete horas de búsqueda el Sargento Jefe del Greim de Ávila y miembros del Seprona escucharon el gruñido del perro, lo que permitió localizar a la niña, que se encontraba acurrucada y dormida junto a unas zarzas, arropada por su mascota.

Image result for Hallada arropada por su perro una niña de 2 años que estuvo 7 horas perdida en Ávila

Una vez comprobado que el estado físico y psíquico de la menor era bueno, salvo por unos arañazos en su cuerpo, fue trasladada hasta los Servicios Sanitarios para ser reconocida, tras lo que se produjo un emotivo encuentro con sus padres, que habían participado “muy activamente” en la búsqueda.

El Grupo de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ávila, está realizando labores de investigación para aclarar los hechos acaecidos

diariocordoba.com

115 total views, no views today

Share

a multinacional Mondelez viene desarrollando en España desde 2011 el Compromiso Harmony.Abejas y flores para impulsar la agricultura sostenible

ambiar el futuro de la inmigración. Invertir en salud alimentaria y desarrollo rural es el lema de este año del Día Mundial de la Alimentación, que como cada 16 de octubre celebra la FAO para concienciar sobre el hambre en el mundo y sobre los beneficios de una alimentación saludable, sostenible y segura, así como transmitir la importancia de la protección del medio ambiente y de un desarrollo sostenible. Objetivos en los que la industria alimentaria desempeña un papel destacado.

La multinacional Mondelez viene desarrollando en España desde 2011 el Compromiso Harmony, un proyecto desarrollado en colaboración con agricultores cerealistas locales enfocado a preservar la biodiversidad, limitar el impacto medioambiental y mejorar la producción del trigo de las principales variedades de galletas Fontaneda que produce. Esta apuesta se basa en la Carta de Calidad Harmony, un código de buenas prácticas que recoge 51 recomendaciones.

“En este momento estamos produciendo 80.000 toneladas de trigo, con datos de 2016, que se obtienen de 171 agricultores”, señala Ricardo Hernández, director de responsabilidad corporativa de Mondelez en Europa Occidental, quien destaca dos elementos diferenciales de la iniciativa. Por un lado, “lo que hemos hecho ha sido vincular a esos agricultores cerealistas con todo el producto, con la marca. Han venido a la fábrica, nuestros trabajadores han ido a los campos y a las harineras, los hemos involucrado de una manera que hasta ahora en el mundo del cereal no se había producido, porque era un cultivo muy commodity: se sembraba y ya te olvidabas”, explica Hernández.

El otro elemento diferencial es el de preservar la biodiversidad local, y para ello “los agricultores adscritos al programa dedican el 3% de sus campos al cultivo de flores melíferas, con el fin de favorecer la supervivencia de las poblaciones de abejas y asegurar la polinización”.

El objetivo del proyecto es la mejora del cultivo del trigo en colaboración con proveedores que estén próximos a las plantas de producción de galletas de la compañía. En España, una de las plantas que produce Fontaneda se encuentra en Viana (Navarra) y el trigo que se utiliza procede de campos en Navarra, Castilla y León y Aragón. Los colaboradores que iniciaron el proyecto fueron la cooperativa agraria Grupo AN y el fabricante de harinas Guría, del grupo Harinera Vilafranquina.

“Uno de los ejes del proyecto es también apoyar la economía local. Por eso trabajamos con agricultores que están próximos a nuestras plantas. También les ayudamos a profesionalizar su trabajo y dejar esa huella en la economía local donde desarrollamos nuestra actividad”, destaca el ejecutivo de Mondelez. Compromiso Harmony, que nació en Francia en 2008, se desarrolla también ahora en Bélgica, Italia, República Checa y Polonia.

También es importante el papel que la industria alimentaria desarrolla en el mundo de la nutrición, tanto en la información de producto como en la educación y los hábitos en la alimentación. En el ámbito de la información, Hernández apunta que la industria viene trabajando desde hace tiempo en desarrollar un etiquetado nutricional más visual, basado en colores, unificado para Europa. “Creemos que en la medida de lo posible al consumidor hay que ponérselo fácil para que entienda mejor lo que contienen los productos”.

Y en cuanto a la educación, Mondelez trabaja en España con la Fundación Alicia, que a través de su programa TAS enseña a los adolescentes a cocinar para que aprendan a comer mejor. “Lo que hacemos es que en determinadas escuelas clases enteras montan su propio programa de hábitos alimenticios saludables, también de ejercicio físico, y Alicia les ayuda enseñándoles a cocinar. Hemos llegado en los últimos años a más de 30.000 personas”.

Otros proyectos de Mondelez

-Cocoa Life. El objetivo de Mondelez es mejorar las condiciones de vida y las prácticas agrícolas de los cultivadores de cacao y el empoderamiento de la mujer. Desde 2012, Cocoa Life ha invertido cerca de 400 millones de dólares y ha beneficiado a más de 200.000 cultivadores en Ghana, Costa de Marfil, Indonesia, República Dominicana, India o Brasil.

-Aceite de palma. “El 100% del aceite de palma que utilizamos en nuestros productos es de origen sostenible. Además, favorecemos el cumplimiento del objetivo RSPO (Mesa Redonda para Aceite de Palma Sostenible), que garantiza la trazabilidad hasta el molino del 96% del aceite utilizado”, afirma Ricardo Rodríguez.

-Compromiso PAOS. Mondelez es firmante de esta iniciativa que la FIAB promovió en 2005, para establecer reglas que guiaran en el desarrollo, ejecución y difusión de sus mensajes publicitarios dirigidos a menores de hasta 12 años.

cincodias.com

58 total views, no views today

Share

Adiós, cerveza!: 10 cosas que los ‘millennials’ están matando

Del jabón en barra a las relaciones profesionales, los ‘millennials’ parecen estar ‘matando’ numerosas industrias y cambiando varias esferas de la vida cotidiana, según se desprende de una larga lista compilada por el portal Mashable a partir de varios estudios e informes de medios. Hemos escogido diez cosas que se han visto amenazadas por la generación Y.

Los ‘millennials’ beben menos que las generaciones anteriores, y aquellos que lo hacen prefieren el vino y las bebidas fuertes en vez de cerveza. Los gustos de los jóvenes ya han provocado a una contracción del mercado estadounidense de la cerveza, y varios analistas financieros han dejado de aconsejar a sus clientes invertir en acciones de compañías cerveceras.

La popularidad de las compras en línea aumenta, y los hábitos de consumo de los ‘millennials’ cambian, lo cual ya ha provocado el cierre de centenares de cadenas de tiendas en EE.UU. Los estudios muestran que los ‘millennials’ prefieren los centros ‘outlet’, y si quieren comprar marcas específicas, lo hacen en las tiendas de estas marcas.

Otro estudio reciente sugiere que a los jóvenes de la generación Y les interesan mucho menos las motos que a las generaciones anteriores. Esta tendencia ya ha debilitado la demanda de motocicletas en EE.UU. y ha afectado a las acciones de Harley-Davidson.

Ni los diamantes pueden resistir a los cambios que provocan los ‘millennials’. El 2016 se convirtió en el peor año en la industria desde el inicio de la crisis financiera mundial, y compañías como De Beers se han visto obligadas a bajar los precios en un 10%, porque los jóvenes prefieren gastar dinero en viajes en vez de comprarse anillos de boda con diamantes. Además, entre los jóvenes progresistas de entre 20 y 30 años de los países desarrollados, los diamantes son vistos como un regalo poco ético debido a las condiciones en que se extraen en África.

Las ventas de jabón en barra están en una pendiente resbaladiza. De acuerdo un informe del grupo de investigación Mintel, los ‘millennials’ prefieren cada vez más el jabón liquido, porque tienen la impresión de que el de barra está cubierto de gérmenes y es incómodo de usar.

Según un estudio de LinkedIn, el 68% de los ‘millennials’ están dispuestos a sacrificar a un amigo compañero de trabajo para avanzar en su carrera profesional, en comparación con un 38% de los encuestados de entre 55 y 62 años.

En los últimos seis años, la popularidad de estos restaurantes de comida rápida entre los estadounidenses de 19 a 21 años se redujo en un 13%, y las visitas mensuales de los que tienen entre 22 y 37 no han cambiado. Al mismo tiempo, ambas categorías han estado visitando cada vez más otras cadenas que ofrecen opciones de menú más variadas y saludables.

Los ‘millennials’ son una generación racional y no están dispuestos a pagar más de 20 dólares por una botella de vino.

Las redes sociales, los comentarios en Internet, y las reservas de última hora están revolucionando el sector de las agencias de viajes. Los jóvenes prefieren viajar por su cuenta; buscan lugares de interés no convencionales en sitios no turísticos y viajan por un tiempo más largo (en promedio, dos meses, en comparación con dos semanas que solían durar los viajes de sus padres). La industria del turismo deberá adaptarse casi por completo a los gustos de la generación más numerosa (y en breve, la más solvente).

Al mismo tiempo, según el estudio ‘Project: Time Off’ (‘Proyecto: Tiempo libre’), un 43% de los ‘millennials’ pertenecen a la categoría de los llamados ‘mártires de trabajo’: personas que se sienten culpables de tomarse un tiempo libre y trabajan demasiado. En comparación, el porcentaje de ‘mártires’ de entre todos los encuestados fue de un 29%.

rtactualidad

63 total views, no views today

Share

Prisión preventiva para el brigadista detenido por provocar incendios

La jueza de Bande ha acordado este mediodía el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, del joven brigadista de Lobios detenido ayer por la Guardia Civil como presunto autor de seis incendios forestales en A Baixa Limia. M. G. F., de 21 años, vecino de Puxedo, pasó a disposición judicial está mañana en el juzgado de instrucción de Bande. La Guardia Civil lo investigó como presunto autor de incendios forestales que, supuestamente, originaba de camino al trabajo en su base de la brigada municipal en Lobios.

La fiscal solicitó el ingreso en prisión después de comprobar el atestado de la investigación. El propio arrestado reconoció ser el autor de tres de los fuegos, entre ellos el cometido el 22 de agosto y que afectó a la localidad de Silvares de Grou y que llegó a aproximarse a cien metros de las viviendas

lavozdegalicia.es

35 total views, no views today

Share

Vueling permitirá a pasajeros con origen en los aeropuertos gallegos cambiar su vuelo en siete días

La compañía Vueling permitirá a pasajeros que tengan vuelos con origen en los tres aeropuertos gallegos cambiar su vuelo en un plazo de siete días, según informa en un comunicado a raíz de la oleada de incendios en Galicia.

En concreto, indica que “con motivo de los incendios que están teniendo en lugar y conocedores de los problemas que ello puede suponer a los pasajeros para poder viajar o poder acceder al aeropuerto”, han adoptado esta decisión.

Así, señala que desde el Área de Cliente de Vueling se ha autorizado que a todos los pasajeros que tengan vuelos con origen A Coruña, Santiago de Compostela o Vigo “se les facilite la opción de mover su vuelo en un plazo de siete días”.

Asimismo, desde Vueling, envían todo “su apoyo” a todos los afectados, así como a los familiares de las víctimas, en alusión a las cuatro personas fallecidas

eleconomista.com

78 total views, no views today

Share

Las Marchas de la Dignidad volverán a manifestarse contra los Premios Princesa de Asturias

Las denominadas Marchas de la Dignidad volverán a organizar movilizaciones para mostrar su rechazo a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias que se llevará a cabo el próximo viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo. Una treintena de colectivos sociales, políticos y sindicales han convocado una serie de charlas sobre la situación de los inmigrantes y la soberanía de los pueblos para los próximos días 18 y 19 que se llevarán a cabo en la plaza de la Constitución de la capital asturiana. De ese espacio, ubicado ante la sede del ayuntamiento, partirá el próximo viernes una manifestación que discurrirá por varias calles del casco antiguo de Oviedo para concluir en la Plaza de la Escandalera donde se producirán varias intervenciones y actuaciones musicales de forma paralela a la ceremonia de entrega que se desarrollará en el anexo Teatro Campoamor.

Según los portavoces de esta iniciativa, el objetivo es mostrar su rechazo a unos galardones que permiten «desfilar por la alfombra roja de la opulencia a los responsables de los desahucios y los causantes de la crisis amparados en el régimen monárquico del 78 y lavar su imagen con el prestigio de los premiados». No obstante, los convocantes quieren mostrar además en esta ocasión su rechazo a la concesión del galardón de la Concordia a la Unión Europea, que consideran «una provocación y una desvergüenza» al tratarse de un premio que debería distinguir la solidaridad y la igualdad pese a que dicha organismo «hace justo lo contrario y asfixia a los pueblos para pagar la deuda».

lavozdeasturias.es

71 total views, no views today

Share

El pequeño gran secreto de la cerveza más internacional

u sabor puede gustar más o menos, pero una de las grandes bazas de Heineken es que siempre sabe igual. Algo especialmente valioso en el caso de las reconocibles botellas verdes. No es la cerveza más vendida del mundo (le superan las chinas Snow y Tsingtao y las Budweiser, entre otras), pero sí la que está presente en más países, con casi dos centenares de naciones en su portafolio.

Lograr que la cerveza mantenga su color dorado, tono pálido y sabor afrutado, independientemente del país en el que se fabrique, es una de las obsesiones del maestro cervecero de Heineken, Willem Van Waesberghe. Buena parte del trabajo del guardián de las esencias de la compañía holandesa consiste en cerciorarse de que el producto que salga de las 165 factorías que tiene la marca en el mundo –en España hay tres, en Madrid, Sevilla y Valencia– sea casi idéntico.

“Queremos que la cerveza Heineken mantenga su sabor característico, que se parezca lo más posible al malteado que produjo Gerard Adriaan Heineken en 1873”, explica Van Waesberghe. “La receta se ha tenido que ir cambiando para mantener el sabor”, añade. Parece contradictorio, pero no lo es: los avances tecnológicos han ido introduciendo nuevos procesos que ha habido que calibrar. Ni la malta de cebada se tuesta como antes ni el mosto se cuece de la forma que era habitual hace siglo y medio.

El maestro cervecero de Heineken, Willem Van Waesberghe, esta semana en la fábrica de Madrid, posando con los cuatro ingredientes de la cerveza: agua, lúpulo, malta y levadura.
El maestro cervecero de Heineken, Willem Van Waesberghe, esta semana en la fábrica de Madrid, posando con los cuatro ingredientes de la cerveza: agua, lúpulo, malta y levadura.

También se miran con lupa los ingredientes. Por ejemplo, como la cebada española no es especialmente buena, se importa de Francia. El lúpulo procede de EE UU. El agua, en el caso de Madrid, casi no se trata porque tiene las características idóneas.

En cuanto a la levadura, el cuarto ingrediente, “el más valioso, porque es el que desencadena los procesos que más repercuten en el sabor”, Heineken tiene a orgullo trabajar solo la llamada levadura A, aislada en 1886 por un discípulo de Louis Pasteur. El uso de este ingrediente especial, responsable de la fermentación del malteado, es la marca de la casa de la cervecera.

El cuidado puesto en el proceso llega al extremo de que los responsables de fábrica son sometidos a revisiones sorpresa, en las que deben enviar dos cajas a la central holandesa para analizar el malteado y, en su caso, corregir el sabor.

“La cultura cervecera española se parece a la holandesa”

Si Heineken hace todo lo posible por que sus cervezas sepan igual en todas partes, cuando cada región tiene gustos propios, ¿por qué funciona bien en todas partes? El responsable mundial de la elaboración del malteado, Willem Van Waesberghe, cree que el secreto está en tratar una cerveza industrial como la suya con el mimo de las artesanas.

Le congratula, por cierto, que las microcervecerías estén de moda. “Es bueno que la gente aprecie la cerveza y sepa lo que bebe”. No cree, sin embargo, que su producto sea peor que el de una planta de menor tamaño. “Todo cervecero artesanal estaría muy contento de convertirse en lo que Heineken es hoy tras cuatro generaciones”, sentencia.

Van Waesberghe se confiesa un fan de la cultura cervecera española. “Me encanta la manera en que se bebe en este país. Tomar una caña con una tapa es una experiencia que se está poniendo de moda ahora en muchos países. En Holanda también tomamos la cerveza en vasos pequeños, y últimamente lo hacemos con algo de comida”, explica.

Lo único que no le encaja es la manera en que se tira la cerveza en Madrid. “Si se hace una costra tan espesa, se favorecen los sabores amargos, ya que lo primero que entra en boca es la crema. Con una espuma menos densa se consigue que pase antes el CO2, con lo que la sensación en boca es más refrescante”, explica.

cincodias

22 total views, no views today

Share

Mujeres sin hogar, ocultas e invisibles

“Tuve mi larguísima época de sofás, ocupando el salón de mis amigos durante años, de un lado a otro y luego llega un momento en el que ya tienen que decir ‘hasta aquí’. Tú no estás bien y ellos acaban hasta el moño de ti. Pero, gracias a dios, nunca me dejaron quedarme en la calle”. Sin terminar las frases, Patricia rememora el que pudo ser su primer día viviendo en la calle. “Llegó el SAMUR y llamaron a mi hermano, el teléfono de su trabajo era el único que recordaba”. Así cambió el rumbo. Hoy vive en una habitación en un piso compartido, que paga gracias a la renta mínima de inserción (REMI) de 400 euros y que estira para pagar facturas y comer. Duerme en una cama, pero se considera una persona sin hogar. Una mujer sin hogar.

La tipología europea de personas sin hogar y exclusión residencial contempla a aquellas que viven sin vivienda o en viviendas inseguras o inadecuadas. Estas circunstancias podrían dar forma al concepto de “sinhogarismo”, pero Patricia prefiere hacer uso de otro término que considera más adecuado y que acuñó un amigo suyo: el sinlugarismo. Porque, “más que sin hogar, es sin lugar, sin ese sitio de donde eres tú”, trata de explicar. “La gente, cuando habla de sinhogarismo, piensa en gente sin techo y no es lo mismo. Es no tener un duro y no tener de donde sacarlo”.

Sabe de lo que habla. Después de trabajar durante más de 15 años en un puesto fijo, perder el empleo e invertir sus ahorros en otro proyecto que se truncó, esta mujer de 59 años se vio “sin nada a lo que agarrarse”. Pero este giro vital no es producto de un instante, sino de un proceso. “Es poco a poco, cada vez tienes menos y a partir de ahí no hay manera de salir porque ya tienes muchos años y es complicadísimo todo… estás colgando de un hilo. Lo único que te queda es irte a vivir debajo del Puente de Segovia. Y encima te culpabilizas de todo”.

La cifra

Según el último recuento del Ayuntamiento de Madrid, el sinhogarismo femenino representa solo un 11%, pero ahí solo se refleja la gente que está en la calle, en los albergues o en domicilios de las ONG. “El resto no se ve, por ejemplo, no se me ve a mí”, señala Patricia. La apreciación que hace esta mujer da en la clave del efecto invisibilizador y potenciador de desigualdades de la estructura patriarcal sobre las mujeres. Y en cuestión de pobreza y exclusión social, el impacto no es menor.

“El sinhogarismo de mujeres es mucho más oculto, más invisible. Por eso es importante mirar este fenómeno desde una perspectiva de género”, apunta Cristina Hernández, responsable de Incidencia de RAIS Fundación. “Si todas las personas sin hogar están en una situación vulnerable, las mujeres lo están más porque ellas, además, sufren la violencia estructural que nos afecta a todas las mujeres”, subraya Hernández.

Para Patricia, combatir la invisibilidad del sinhogarismo femenino pasa, precisamente, por darle visibilidad “desde dentro”. Aunque lamenta que “nadie quiere pertenecer a este club” y que “lo que hay que hacer es dejar de estigmatizarlo, de sentirse culpable. Una buena herramienta para salir del armario es su participación en el blog Realidades, donde escribe, junto con otros compañeros, sus experiencias como mujer sin hogar.

Mujeres Sin Hogar 2
Patricia evitó la calle: puede pagar una habitación con la renta de inserción que percibe. Olmo Calvo

Elena Somavilla es una mujer de tez dura y curtida por el sol, tiene tres puntos tatuados en la piel, pero no sabe si es gitana, aunque no le importa. “Sea lo que sea, soy mujer y soy persona”. Conversar con ella es alternar drama con humor. Lo segundo es su antídoto para combatir lo primero. También es una amalgama de recuerdos que tiene como punto de partida su infancia en un colegio de monjas en Santander, hasta que, siendo muy jovencita, con una débil o nula estructura familiar, llegó a la localidad madrileña de San Fernando de Henares.

“He vivido en un banco, en hostales, debajo del puente, en todos lados”, dice esta madre y abuela. Uno de los lugares donde ha pernoctado es un minúsculo hueco de unos tres metros de largo por menos de uno de ancho, escondido al costado de un local abandonado en una barriada de San Fernando. “El rincón”, lo llama ella. Ahí ha pasado noches con Daniel, uno de sus hijos, que sigue habitando ese espacio, donde ahora tiene un colchón, algún plato y cubiertos, y las muchas o pocas pertenencias que se pueden tener viviendo a la intemperie.

“Yo me ponía al fondo, más cerca de la pared y él delante. Así nos dábamos calor y nos protegíamos”, explica Elena. Aunque ella ahora tiene una habitación alquilada, que paga con una ayuda de 360 euros por minusvalía que percibe, y que en ocasiones cede a alguno de sus hijos, su última estancia ha sido en una caseta cerca del cementerio, que todavía frecuenta. Saca el móvil para mostrar el lugar. “Mira, esta es la entradita con su cortina. Aquí tengo mi espejo. Este cuadro lo encontré y lo puse… Vas reciclando lo que puedes coger por ahí y lo apañas. ¿Quién dice que no se puede vivir en la calle medianamente bien?”, dice orgullosa.

“Mejor eso que estar tumbada en ese banco expuesta a que te maten, a que te quemen, a que te violen… estoy más protegida ahí dentro con mis muertos que aquí”. Elena denuncia haber sufrido palizas y varias violaciones. Poco a poco intenta vencer el miedo acumulado de tantos años de desprotección que han mellado en su autoestima hasta pasar cerca de una década sin poderse mirar al espejo.

“En la calle hay mucha diferencia entre hombres y mujeres, te tienes que esconder mucho, me ha tocado salir varias veces corriendo”

“En la calle hay mucha diferencia entre hombres y mujeres, te tienes que esconder mucho, me ha tocado salir varias veces corriendo. En alguna ocasión me he escudado en la bebida para no tener miedo de vivir en la calle y cuando te quieres dar cuenta eres un zombi”. Elena cree que las personas que, como ella, viven en la calle no son invisibles. “Si lo fuéramos, no nos verían como parásitos. Están pendiente de nosotros para insultarnos, para señalarnos, para humillarnos, ofendernos, y no pueden pensar que ellos pueden ser los siguientes. Aquí hay mucha gente que tiene hipotecas, cuando no la pueden pagar les embargan y de ahí te quedas en la puta calle”. Con estas crudas palabras recuerda que el fenómeno del sinhogarismo lleva consigo un problema estructural de falta de garantías del derecho a la vivienda.

En el Estado español existen pocas investigaciones acerca de las personas sin hogar y la tarea se complica aún más para conocer el sexo, algo importante para trabajar en la necesidad de incluir la perspectiva de género al hablar y, sobre todo, tratar el sinhogarismo femenino. A pesar de esta escasez, algunos datos alertan de la extrema vulnerabilidad a la que se enfrentan las mujeres. Según el Observatorio Hatento, el 60% de las mujeres que viven en la calle es víctima de delitos de odio, y el 14,8% ha sufrido agresión sexual.

Darío Pérez, jefe de Departamento de Samur Social, indica que en Madrid “hoy todos los centros atienden a las mujeres” y eso refleja “cierta feminización de la exclusión”. Sin embargo, usuarias y algunas entidades sociales consultadas se quejan de las carencias en el trato directo con las mujeres sin hogar desde el paraguas de la atención institucionalizada.

Necesidades específicas

“En los albergues los cuartos de baño no están habilitados para la higiene personal femenina, no tienen en cuenta a quién o cómo tienen que pedir compresas o tampones”, pone como ejemplo Cristina Hernández. Hace hincapié en que, por ejemplo, “las condiciones de seguridad de las mujeres no están garantizadas ni se atienden las necesidades específicas de miedo y de terror”. La propia Elena denuncia que, en alguna ocasión, después de esperar para entrar en un centro y dormir, se ha quedado sin plaza a falta de habitaciones para mujeres. Pero, especialmente, advierte que “esos sitios dan miedo, porque ahí está todo mezclado”.

“En todo somos invisibles las mujeres. Hasta en el albergue, que ponían lo que los hombres querían en la televisión. Una vez pusieron guarrerías y me decían ‘pues yo te haría esto o lo otro’. Imagínate como me sentía: humillada y muerta de miedo”, relata.

Mujeres Sin Hogar 3
Detalle de uno de los lugares en los que ha dormido una mujer sin hogar. Olmo Calvo

Después del viacrucis que esta mujer lleva a sus espaldas, le cuesta imaginar alcanzar otra vida, menos amarga, menos dolorosa. Dice haber perdido la fantasía y la fe, pero todavía es capaz de soñar un poco. “Sobre todo cuando estás pasando hambre, frío, de todo, y en invierno vas paseando y miras las casas con su salón, con su luz… piensas, ¡cómo me gustaría estar ahí viendo la tele o cocinando, que siempre me ha encantado cocinar! Cuando he tenido casa, he sido muy casera. Luego, por circunstancias de la vida, llegó lo peor y acabé en la calle”. A.G, una joven de 30 que prefiere no desvelar su identidad, pudo evitar la calle como última salida, tras vivir situaciones límite por falta de vivienda y empleo.

Esta chica, que comenzó a trabajar a los 19 años para aportar en su familia —un núcleo monomarental—, fue encadenando un empleo tras otro. Además, experimentó en primera persona los estragos de la crisis. Por un lado, no pudo continuar sus estudios universitarios y por otro, sus últimos trabajos fueron sin contrato. Precisamente, una de las tendencias registradas en Europa por el Observatorio Europeo de Sinhogarismo es el aumento de la proporción de mujeres jóvenes en este colectivo.

“En todo somos invisibles las mujeres. Hasta en el albergue, que ponían lo que los hombres querían en la televisión”.

“Intenté buscar otro trabajo, pero en cuanto se me acabaron los ahorros no tuve posibilidad de nada y fue cuando contacté con una trabajadora social, me derivaron a un sitio de intermediación de empleo y a través de ahí me ayudaron con la vivienda”. En ese proceso, de unos tres años, pasó tres meses en casa de una persona mayor para hacer acompañamiento, después fue derivada a un piso compartido pero tutelado por el Ayuntamiento de Madrid, con visitas semanales y vigilado por una asociación, y finalmente pasó a otro piso en que pudo vivir sola, gestionado por una ONG, por el que pagaba una cuantía simbólica.

“Virtualmente he podido estar en la calle, si no se hubiera dado una serie de acontecimientos”, explica A.G., quien también reconoce tener respaldo emocional por parte de su familia, pero que carece de un colchón económico. Desde hace unos meses ha conseguido un empleo que le permite alquilar una habitación con otras chicas de su edad y reanudar su proyecto de vida con cierta estabilidad y con el sosiego de, a pesar de haber recorrido una etapa dura, contar “con herramientas para salir adelante”. A.G. se ha desprendido por completo de la culpabilidad y cree que su situación no es aislada. “Puedes tener a mucha gente a tu alrededor en una situación parecida y no saberlo, lo digo por mi propia experiencia. Yo misma no doy a conocer mis circunstancias a otra gente con la que no tengo la suficiente confianza, por pura supervivencia, por no sentirte más vulnerable”, reconoce.

elsaltodiario.com

43 total views, no views today

Share