Ian Gibson: «España necesita a Machado más que nunca»

«España necesita a Machado más que nunca. Su esencia es el diálogo, escuchar y tratar de comprender, algo tan insólito como necesario hoy». Lo dice Ian Gibson (Dublín, 1939), hispanista y autor de ‘Los últimos caminos de Antonio Machado’ (Espasa), un ensayo en el que recrea aquellos terribles «días azules» previos a la tristísima muerte del poeta en Colliure, al sur de Francia, hace ahora 80 años. También los atormentados años de camino que le condujeron a ese final terrible que hoy es símbolo de una fractura que, según Gibson, «aún persiste». De una España «en la que no dejan cerrar todas las heridas». «Sus restos deben seguir en Colliure, como símbolo del exilio», propone Gibson ante la tumba de Machado, plagada de flores y banderas republicanas.

El hispanista se propuso destilar «la esencia» del autor de ‘Soledades’ y ‘Campos de Castilla’. «Tiene mucho que decir a los españoles de hoy. Es muchísimo más necesario que nunca, quizá por ese énfasis en la necesidad de dialogar, de escuchar al otro y de comprenderlo», insiste Gibson. Una necesidad que liga «con ese concepto tan machadiano sobre la fraternidad, de la necesidad cristiana de tener en cuenta al prójimo».

«Todo se acaba a las tres y media de la tarde del 22 de febrero de 1939». Con esta frase inicia Gibson un libro dolorido y doloroso. Un emotivo viaje narrativo y documental en el que el lector acompaña a Machado en su penosa huida por la frontera francesa con su madre, comparte su desgarro en los días previos a su muerte, con solo 64 años, avejentado y derrotado.

«Tenía la intuición de que iba a morir», asume Gibson, que regresa «muy emocionado» al pueblo costero que le acogió y ante la fachada del hoy clausurado hotel Quintana, donde el poeta rindió cuentas con la vida. Llega el hispanista a Colliure cuatro días antes de que lo haga el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez que rendirá homenaje a Machado este viernes, con una ofrenda floral ante su tumba. «Machado sabía que la guerra se perdía y su dolor era inmenso y terrible», apunta Gibson. «Pasó la vida pensando en la España posible; esa España soñada, dialogante y fraternal, pero ve que su sueño es imposible, como lo vemos hoy con la derecha muy unida y la izquierda desunida en una España que no está plenanamente reconciliada», agrega el hispanista.

El dolor de la España peregrina

Gibson es partidario de que los restos del gran poeta sigan en Colliure, encarnando el símbolo del dolor del exilio y de la España peregrina. «Debe seguir aquí. Si la familia quisiera, podrían volver a España, pero mientras Franco esté en Cuelgamuros, Machado debe seguir en Colliure», plantea junto a la lápida e la que ha depositado claveles rojos y ha leido el retrato del poeta que caminaba «ligero de equipaje» y con su «torpe aliño indumentarios». «Si volviera algún día, con España plenamente pacificada, su lugar estaría en el cementerio civil de Madrid. No podemos meterlo en el cementerio de Soria junto a Leonor», dice Gibson. «En Colliure sigue siendo el símbolo de exilio y del horror de medio millón de españoles obligados a huir bajo las metralletas de la aviación italiana y alemana», agrega.

«Si lo traemos, los olvidamos y perdemos su huella», plantea el hispanista. «Machado es un símbolo del horror de la guerra civil, de la división de las familias, de los desaparecidos, de un espanto que aún esta con nosotros», asegura Gibson que, «como hispanista y como español», se confiesa «militante del la memoria histórica». «Si no respetamos esta memoria, nunca seremos el gran país soñado por Machado. Y la solución sería fácil si la gente fuera más magnánima y la derecha dejara de decir que abrir heridas es terrible», plantea. «Todos los seres humanos queremos saber dónde están nuestros muertos. La derecha, que lo pudo hacer durante cuarenta años, ahora dice que es abrir heridas. Es inaceptable. Hay que resolverlo para hacer de España el gran país que soñó Machado», insiste.

«Hay que hacer caso a Machado, hay que escuchar al otro», insiste Gibson, para quien seguimos en una tesitura «bastante vergonzosa». «El legado de Machado es esa determinación de escuchar al otro. Para dialogar se pregunta y luego se escucha, y esa machacona idea es fundamental para Machado», dice ante la pedregosa Playa de Colluire «donde fue acogido con generosidad» en un lluvioso día de enero hace ocho décadas.

Advierte que su libro «no es una biografía de esa que ningún joven leería». Aclara que se interesa por aspecto menos conocidos que revelan «al poeta soñador y amante del simbolismo». «Dijo que era un hombre atento a los sueños y este aspecto me fascina», dice Gibson.

Machado llegó a Colliure en la tarde del 28 de enero de 1939. Le acompañaba su madre, Ana Ruiz, su hermano José, la esposa de este, Matea Monedero, y el escritor Corpus Barga, que había ayudado a la familia a pasar la frontera. Moría el 22 de febrero, miércoles de ceniza, en el hotel Bougnol – Quintana, hoy clausurado y la venta sin que ninguna institución acuda a su rescate. Días antes escribio: «Estos días azules y ese sol de la infancia», sus últimos versos hallados en un papelito en el bolsillo de su gastado gabán junto a una nota sobre Shakespeare. El mismo día de su muerte llegaba a Colliure una cata del hispanista John Brade Trend ofreciéndole un trabajo de lector en la universidad de Cambridge que hubiera sido su salvación.

Su tumba estaba, como siempre, cubierta de flores frescas, versos, cartas y homenajes de todo tipo, y flanqueada por banderas triclores. Desde 1958 la comparte con su madre, que falleció 72 horas después que el poeta y que estuvo casi dos décadas en la zona del cementerio destinada a los pobres. En Colliure está la Fundación Antonio Machado, creada en 1977, que ha reunido 32.000 documentos relacionados con el poeta en los últimos cuarenta años.

lasprovincias.es

Share

Las casas contaminan más que los coches

¿Cocinar, fregar, lavarse el pelo o perfumarse contamina? Investigadores de la Universidad de Colorado Boulder han precisado que algunas actividades rutinarias que se realizan en el hogar generan niveles de partículas químicas volátiles que hacen que la calidad del aire de las casas sea comparable al de una ciudad contaminada.

Además, los compuestos orgánicos volátiles (COV) del champú, los perfumes o los productos de limpieza que se originan en el interior de las casas no permanecen allí, sino que se escapan al exterior. Esto contribuye a la formación de partículas finas y ozono, lo que constituye una fuente mayor de contaminación atmosférica global del aire que la de los coches y los camiones.

«Las casas nunca han sido consideradas como una fuente importante de contaminación del aire exterior y es el momento de comenzar a explorar eso», ha dicho este lunes Marina Vance, profesora asistente de ingeniería mecánica en CU Boulder, en la Reunión Anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia 2019, en Washington, EE UU, donde varios investigadores han presentado sus hallazgos recientes sobre la relación entre los hogares y la calidad del aire. «Queríamos saber: ¿Cómo las actividades básicas como cocinar y limpiar cambian la química de una casa?», ha añadido.

Hacer tostadas contamina

En 2018, Vance codirigió la campaña de campo HOMEChem, que consistió en monitorear durante un mes la calidad del aire de una vivienda de 365 metros cuadrados situada en el campus de la Universidad de Texas. Para ello, los investigadores realizaron actividades cotidianas en su interior y utilizaron sensores y cámaras para controlar los cambios en la concentración de partículas. «Incluso el simple hecho de hacer tostadas elevó los niveles de partículas a un punto mucho más alto de lo esperado», ha expresado Vance. «Tuvimos que ir ajustando muchos de los instrumentos».

Aunque los resultados del experimento HOMEChem aún se desconocen, Vance ha aconsejado que las casas estén bien ventiladas mientras se cocina y se limpia, porque incluso tareas básicas como hervir agua pueden contribuir a elevar los niveles de contaminantes del aire gaseoso y partículas en suspensión, algo que puede tener impactos negativos en la salud.

Pocos datos

Los expertos en interiores y exteriores están colaborando para lograr una idea más completa de la calidad del aire. Joost de Gouw, profesor visitante del Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales (CIRES) y su equipo publicaron en 2018 en la revista ‘Science’ los resultados de un estudio que mostraron que, en las últimas décadas, gracias a las regulaciones impuestas a los automóviles, se ha conseguido reducir las emisiones derivadas del transporte; mientras que las producidas por los contaminantes químicos de los hogares solo han aumentado.

«Muchas fuentes tradicionales, como los vehículos que queman combustibles fósiles, se han vuelto mucho más limpias de lo que solían ser», ha expresado De Gouw. «El ozono y las partículas finas son controladas por la Agencia de Protección Ambiental, pero los datos de toxinas en el aire como el formaldehído y el benceno y compuestos como los alcoholes y las cetonas que se originan en el hogar son muy escasos».

«Necesitamos reenfocar los esfuerzos de investigación en estas fuentes y darles la misma atención que le hemos dado a los combustibles fósiles»JOOST DE GOUW

Para Gouw, la investigación está en un punto preliminar y aún es demasiado pronto para hacer recomendaciones sobre nuevas políticas o cambios en el comportamiento de los consumidores, pero considera alentador el reconocimiento de la comunidad científica de esta teoría. «Originalmente hubo escepticismo acerca de si estos productos contribuían o no a la contaminación del aire de manera significativa, pero ya no», ha declarado de Gouw.

«En el futuro, necesitamos reenfocar los esfuerzos de investigación en estas fuentes y darles la misma atención que le hemos dado a los combustibles fósiles. La imagen que tenemos en nuestras cabezas sobre la atmósfera ahora debería incluir una casa», ha añadido.

laverdad.es/

Share

Iberdrola, condenada por cortar la luz a una anciana

Un juzgado de instrucción de Zamora ha condenado a Iberdrola a pagar 10.541 euros a una anciana a la que cortó el suministro eléctrico por el coste de manutención y los daños morales causados, a pesar de que esta tenía un acuerdo con la compañía que le aseguraba la gratuidad del servicio.

La afectada, Leonor Vicenta Gato, cuya historia adelanta El Mundo, fue desprovista de suministro eléctrico en 2016 en su casa de la localidad zamorana de Muelas del Pan. Iberdrola detectó la anomalía como un supuesto enganche y cortó el servicio a la mujer, que tenía 76 años entonces y que falleció en verano de 2017.

Acuerdo verbal con su abuelo

Sin embargo, la eléctrica no tuvo en cuenta que Iberduero, precursora de la compañía, había alcanzado un acuerdo verbal con el abuelo de la afectada. Este permitiría que dos postes de luz se instalaran en su terreno a cambio de la gratuidad del suministro.

El trato se mantuvo hasta 2016, cuando Leonor se quedó a oscuras en casa y, con ayuda de un vecino, se reenganchó a la luz hasta enero de 2017. Fue ahí cuando la compañía dio el corte definitivo y el hijo de esta la trasladó hasta un hotel cercano.

“Imposible” un invierno sin electricidad

“Una persona de cierta edad, como en realidad cualquier otra persona, es imposible que se mantenga en una casa en pleno enero en Zamora, sin calefacción, frigorífico, y cualquier otro elemento de esta naturaleza”, asegura el auto citado por El Mundo, al tiempo que descarta que Leonor Vicenta hubiese cometido un enganche “oculto, clandestino y fraudulento”, ya que era producto del acuerdo previo.

Por otra parte, el juez no considera que se trate de un caso de pobreza energética, ya que, explica, no se vincula el fallecimiento de la mujer con la falta de electricidad, especialmente al haber ocurrido en verano.

cronicaglobal

Share

Así es el abejero, el ave que puede liquidar la velutina

Trampas caseras tirando de una mezcla de base de cerveza negra y azúcarcazamariposas unido a la tapa de una caja metálica de galletas; pértigas para fumigar nidos; redes eléctricas; y hasta explosivos. Las tácticas para tratar de controlar la plaga de la velutina -que ha provocado enorme preocupación en Asturias- no han sido lo eficaces que se esperaban, y, además, han provocado daños colaterales a otros insectos. Pero en el tiempo en el que ha empezado asentarse esa avispa en casi todo el territorio, un ave rapaz ha seguido sus pasos. Es el abejero europeo, un depredador natural de ese insecto, cuya población ha crecido en puntos del noroeste con la misma velocidad con la que lo ha hecho la velutina. Y eso es una señal alentadora para controlar la plaga. «Hemos pasado de 1,3 parejas reproductoras por zona analizada, a 2,7, y coincidiendo en los años en los que la velutina se ha propagado más», apunta el ornitólogo José Manuel Fernández.

i

Investigador adscrito a la Universidad de Alcalá de Henares, Fernández y Salvador Rebollo llevan años realizando proyectos en varios municipios de Galicia donde el insecto también ha despertado graves daños. Los resultados, muy preliminares, apuntan a ese crecimiento del ave en las zonas de expansión del insecto. No será la solución definitiva, pero puede ayudar.

¿Pero qué es el abejero? Como explica la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Birdlife), es una rapaz que se alimenta de avispas y abejorros, preferentemente sus larvas, que cría en zonas de clima templado y húmedo, por eso solo es posible verla por la cornisa cantábrica y el norte de la península desde Galicia al País Vasco y parte de la costa catalana. Para manipular panales y avisperos, «el abejero cuenta con unas adaptaciones morfológicas muy particulares, que consisten en la posesión de un pico corto y fino para extraer fácilmente las pupas de los panales, unos dedos protegidos por escamas para evitar la acción de los aguijones, y los párpados inferiores cartilaginosos más duros que en otras rapaces», apuntan desde la SEO.

Con todo José Manuel Fernández resalta que es una especie poco estudiada, por lo que advertir cuántos ejemplares hay es aventurado. El atlas de la SEO calcula entre 900-1.300 abejeros repartidos por la zona norte; pero ahora, al menos en puntos de Galicia donde han llevado a cabo sus estudios, se constata un crecimiento al calor de la avispa velutina.

«Todo apunta a que hemos dado con un depredador de la velutina» 

MARÍA SANTALLA

Los investigadores llevan años esperando dar con un método eficaz y natural para combatir la avispa asiática sin dañar a otras especies. José Manuel Fernández participa en una investigación que trata de averiguar si una especie de ave rapaz se alimenta mayoritariamente de velutina

José Manuel Fernández es ornitólogo y forma parte de un equipo de investigación de la Universidad de Alcalá de Henares, del departamento de Ecología que dirige Salvador Rebollo. Los dos son de Marín, y desde el 2004 están realizando proyectos de investigación en Galicia. El último de ellos trata de determinar si el abejero europeo, un ave rapaz, es un depredador natural de la velutina, un hallazgo que sería importante para conseguir un mecanismo de control natural de la avispa asiática que no afecte a otras especies, como sí ocurre con los cebos actuales, en los que sí resultan atrapados otros insectos. Los primeros resultados de este estudio se presentaron hace unos días en unas jornadas.

lavozdeasturias

Share

Ryanair compensará a los clientes si hay retrasos o encuentran vuelos más baratos

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair ha anunciadonuevas condiciones más favorables para sus clientesentre las que destaca compensaciones en caso de retrasos o de encontrar vuelos más baratos, posibilidad de rectificación de reservas en 48 horas sin penalización, así como tarifas planas para clientes frecuentes.

Ryanair presentó esta semana una serie de mejoras en su servicio de atención al cliente que promete ‘Más opciones, Tarifas más económicas y Mejor servicio’ a sus 152 millones de clientes.

Si los clientes encuentran una aerolínea con tarifas menores en tres horas tras comprar su billete, Ryanair les devolverá la diferencia y un añadido de 5 euros para otros vuelos en su cuenta de My Ryanair.

Además, la compañía se compromete a mantener la tasa de puntualidad de sus vuelos en un 90% cada mes (excluyendo los retrasos causados por el control de tráfico aéreo). En caso contrario, ofrecerá un 5% de descuento en las tarifas aéreas del mes siguiente.

Respecto a la atención al cliente se compromete a tramitar reclamaciones EU261 en un máximo de 10 días gracias a un nuevo equipo especializado, atención disponible 24 horas 7 días a la semana, respuesta en un plazo de dos minutos.

A eso se le añade un plazo de 48 para hacer cambios a los billetes ya comprados. Con la nueva política, el cliente tendrá dos días para rectificar errores, cambiar la reserva a otro nombre, añadir equipaje o modificar el asiento, aunque no se podrá cambiar el horario del vuelo.

Nueva tarifa plana para viajeros frecuentes

La otra medida novedosa, y con la que se quiere premiar la fidelidad del pasajero frecuente, es la creación de una especie de tarifa plana en la que, por 199 euros al año, se puede volar siempre con asientos gratuitos, acceso rápido en el control de seguridad (fast-track) y embarque prioritario.

Entre las mejoras digitales la compañía presenta un nuevo buscador de tarifas, entradas para eventos deportivos, guías de viaje a medida y mejoras de la aplicación móvil.

Respecto a su apuesta por el medioambiente, la aerolínea irlandesa anunció que en el mes de abril recibirá el nuevo avión Max, un nuevo modelo de avión más sostenible equipado con interiores más modernos, más espacio para las piernas y con asientos extra.

Además se ha comprometido a iniciar un programa de compensación de la huella de carbono y a la eliminación total de plásticos en sus operaciones en cinco años.

libremercado.com

Share

Regalan una noche de hotel gratis por no mirar las redes sociales ni un solo minuto

El hotel Bellora, situado en Gotemburgo, es el primero en el mundo que dispone de una habitación en la que el precio se establece en función del tiempo que el cliente pasa conectado a internet. La iniciativa llamada The Check Out Suite pretende que los clientes se relajen y huyan del estrés que provoca vivir permanentemente conectado. “Queremos fomentar que las personas que se quedan con nosotros disfruten de los momentos que pasan juntas y no se centren en mirar la pantalla del teléfono”, defienden en su página web.

El proyecto lo han desarrollado junto con la compañía de seguros Länsförsäkringar, responsable de la lámpara inteligente Skärmfri, un invento que permite medir el tráfico y el tiempo que los usuarios pasan en las redes. Para ello han comprado 20 lámparas que servirán para establecer el precio final que pagarán los clientes de la suite en concreto.

Eso sí, será obligatorio conectarse a la red wifi del hotel, ya que esta es la única manera de que las lámparas sepan cuánto tiempo pasan los usuarios conectados a las redes sociales. Además de medir el tiempo, estas lámparas van cambiando de color a medida que pasen más minutos navegando por las redes, una manera de recordarles que llevan demasiado tiempo conectados.

Una vez concluida la noche, el precio se determinará en función de lo que la lámpara sueca inteligente haya estimado. La novedad es que, si el huésped consigue estar sin mirar las redes sociales ni un solo minuto, no tendrá que pagar nada por estar en la habitación de este lujoso hotel, mientras que si no puede resistir la tentación de abrir Facebook o Twitter el precio cobrado será de 2 euros por cada minuto que esté navegando. El tiempo límite son 30 minutos y si se sobrepasa la media hora el hotel considera que el cliente tiene que pagar el precio máximo de la estancia: 230 euros.

libremercado.com

Share

Pelotazo’ de los ex Tuenti con las VTC: venden a Cabify 20 millones en licencias

La guerra entre taxis y Uber y Cabify se cobró sus primeras víctimas hace unas semanas en Cataluña, pero algunas de las compañías VTC están consiguiendo una salida financiera que, dada la situación actual, resulta más que rentable. Y es que, frente a la derrota que supuso para varios fondos de inversión la marcha de Uber y Cabify de Cataluña, el mercado de licencias VTC no ha dejado de moverse y acaba de provocar una venta millonaria.

Según ha podido saber El Confidencial, la empresa Auro New Transport Concept, fundada por el antiguo jefe del taxi José Antonio Parrondo y los ex Tuenti Zaryn Dentzel, Félix Ruiz y Hugo Arévalo, ha vendido a Cabify un paquete de 600 licencias VTC por casi 20 millones de euros.

Los verdaderos perdedores de las VTC: “Me hipotequé para trabajar y acabaré en la calle”

C. OTTOLos mayores perdedores de la guerra del taxi no son grandes dueños de licencias VTC ni empresas, sino autónomos que pagaron su licencia y coche propios y ahora prevén su ruina. Hablamos con ellos

Así se gestó la venta: 600 licencias por 20 millones

Tras la aprobación de la nueva normativa en Cataluña, que supuso la marcha de Uber y Cabify y el despido de cerca de 2.500 conductores, los socios de Auro previeron pérdidas millonarias y se plantearon un dilema: ¿qué hacemos ahora con las 500 licencias VTC que tenemos en Barcelona? Había dos opciones básicamente: o intentar desprenderse de ellas o aguantar la lucha jurídica contra el Govern.

En esta lucha, que se prevé duradera y con gastos millonarios, podrían haberse encontrado con una aliado: los fondos buitres que quieren comprar dichas demandas ante las altas posibilidades de victoria. Y es que, pese a los posibles gastos y la prolongación temporal de la causa, las indemnizaciones para los dueños de licencias VTC podría ser de hasta 4.000 millones de euros en toda España, 1.100 millones en Cataluña.

Sin embargo, en Auro finalmente decidieron vender parte de sus licencias a Cabify. Pero no todo iba a ser tan sencillo: la compañía quería vender solo sus 500 licencias de Barcelona, pero, por cuestiones contractuales surgidas entre los socios, no iba a poder hacerlo, había que establecer un equilibrio entre ciudades. Ahí iban a entrar en juego las cerca de 2.000 licencias que la empresa también tiene en Madrid.

Finalmente, y tras varias negociaciones, la venta se ha hecho a medias: Auro, a través de su sociedad ‘Prestige and Limousine’, acaba de vender a Cabify 300 licencias en Madrid y otras 300 en Barcelona.

Cada licencia de Madrid se ha vendido por 55.000 euros (16,6 millones de euros), mientras que por las de Barcelona se han pagado 10.000 euros por unidad (3 millones)

Ahora bien, los precios entre ciudades son ahora muy distintos. Cada una de las licencias de Madrid tendría ahora mismo un coste de mercado de unos 55.000 euros (16,6 millones de euros), mientras que cada una de las de Barcelona, que hasta hace pocos meses rondaban los 70.000 euros, se pueden adquirir ahora por no más de 10.000 euros (3 millones). En total, Cabify ha pagado 19,5 millones de euros a Auro por sus 600 licencias. El acuerdo, se firmó de forma previa el pasado 9 de diciembre pero se formalizó de forma definitiva a finales de enero.

Pese a que a Auro le seguirán colgando otras 200 licencias en Barcelona, fuentes de la operación aseguran haber hecho un buen trato, ya que esta venta les permitirá disponer de financiación para seguir invirtiendo en negocios relacionados con el transporte o virar hacia otro sector.

Desde Cabify también se plantea como una buena operación. En la compañía consideran que en Madrid va a seguir habiendo negocio, y que en Barcelona quizá pueda haberlo cuando acabe la batalla en los tribunales. Y si esa batalla termina con final feliz para las VTC, dispondrán de 300 licencias listas para funcionar. Será entonces cuando decidan si las explotan por su cuenta o las venden, teniendo en cuenta que ahora las han comprado por 10.000 euros la unidad y que por entonces habrán multiplicado visiblemente su valor.

Vista con tiempo, la operación también ha podido ser beneficiosa para José Antonio Parrondo. Y es que el empresario nunca fue un habitual de los fondos de inversión. De hecho, fue presidente de la Asociación Gremial del taxi de Madrid entre 2007 y 2009, así como uno de los dirigentes del sector que un buen día decidieron hacerse con cientos de licencias VTC y pasarse al ‘enemigo’. Ahora es considerado entre los taxistas como un “traidor” y un “especulador”.

Los principales socios de Auro New Transport Concept
Los principales socios de Auro New Transport Concept

Los millonarios que abandonan las VTC

La operación supone la salida parcial de José Antonio Parrondo, Zaryn Dentzel, Félix Ruiz y Hugo Arévalo del sector de las VTC como dueños de licencias, aunque seguirán explotando para Cabify esos mismos 600 permisos. En Auro (antes Gestaxi), Parrondo es el presidente y consejero delegado, mientras que Ruiz tiene un 15%, Arévalo otro 15%, Dentzel un 12% y el resto de socios participaciones inferiores.

Sin embargo, la presencia de Parrondo, Dentzel, Ruiz y Arévalo en el sector de las VTC no se limita a Auro New Transport Concept. También forman parte de Cibeles Comfort Cars, una compañía que gestiona otras 1.000 licencias VTC y cuyos principales accionistas son Ruiz y Arévalo.

Los principales socios de Cibeles Comfort Cars
Los principales socios de Cibeles Comfort Cars

En esta sociedad, los cuatro socios comparten accionariado con otros ‘vips’ del sector emprendedor Y tecnológico español, tales como Bernardo Hernández (ex Google y Yahoo) y el inversor Aquilino Peña a través del fondo de inversión Kibo Ventures.

La polémica política en torno a los taxis y las VTC en Cataluña, por tanto, parece haber terminado, pero a los movimientos financieros aún les queda trecho. Entre los despidos, los futuros juicios y las ventas de licencias aún parece haber mucha tela que cortar. Y varias de estas telas pueden ser millonarias.

elconfidencial.com

Share

Atacan la tumba de Karl Marx por segunda vez en diez días

La tumba del filósofo alemán Karl Marx en el cementerio de Highgate, en Londres,ha sido atacada de nuevo, esta vez con pintadas en color rojo en el monolito que sostiene su efigie en las que se reclama el “holocausto bolchevique” que causó “66 millones de muertos”.

El cementerio ha publicado en su cuenta oficial en Twitter fotografías del acto vandálico que incluye frases como “Monumento al Holocausto bolchevique, 1917-1953. 66.000.000 de muertos”,“Arquitecto de genocidio, terror, opresión. Asesino en masa”, “Ideología de la hambruna” o “Doctrina de odio”. 

Este es el segundo ataque que sufre la tumba en cuestión de días, ya que la inscripción frontal del monumento resultó dañada por los golpes de un martillo en otro acto vandálico. El monumento está incluido en el listado de lugares de interés histórico excepcional por las autoridades británicas.

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

Highgate Cemetery@HighgateCemeter

Vandals back at Marx Memorial, Highgate Cemetery. Red paint this time, plus the marble tablet smashed up. Senseless. Stupid. Ignorant. Whatever you think about Marx’s legacy, this is not the way to make the point.9.81714:12 – 16 feb. 20196.496 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

El cementerio ha condenado el ataque “sin sentido, estúpido e ignorante” contra el monumento. “Pienses lo que pienses del legado de Marx, así no se consigue nada”, ha añadido la institución en el mensaje de Twitter.

Marx, periodista y autor de libros clave como ‘El Capital‘ o ‘El Manifiesto Comunista‘, vivió en Londres desde 1849 hasta su muerte, en 1883. Su tumba ha sido atacada en diversas ocasiones con pintura y en 1970 incluso se colocó una bomba con la intención de destruirlo

cadenaser.com

Share

Cuando el anís se hizo sexy

Así de primeras no suena demasiado sexy. Si les digo «anís», ustedes automáticamente pensarán en rosquillas, abuelas levemente achispadas, mesas camilla, lingotazos de sol y sombra y villancicos. Pero hubo un tiempo en el que esta bebida espirituosa fue una de las más consumidas en España y además su imagen estuvo íntimamente relacionada con un ligero erotismo castizo. Nada demasiado explícito, por supuesto, porque hablamos de la publicidad en tiempos franquistas, pero más de uno arqueará hoy la ceja al constatar la antigua libidinosidad del anisete del mueble-bar.

El anís, aguardiente de vino con esencia de matalahúva, hinojo o anís estrellado, se consume en España desde hace siglos y fue uno de los primeros licores en vender embotellado en torno a 1870, ganando mucha popularidad gracias a que se creyó que ayudaba a contrarrestar el cólera, la silicosis y otras enfermedades respiratorias. Espirituosos anisados como la cazalla, el chinchón, el ojén o el aguardiente de Rute ya eran famosos antes de que nacieran Anís del Mono (1870) o Anís de la Asturiana (1895), las dos marcas más populares del siglo XX y las que arrastraron con ellas a los demás fabricantes, poniendo en boga las botellas estriadas o el uso de la publicidad. Sería el anís con pedigrí asturiano de Francisco Serrano López el que precisamente pusiera de moda el uso de la estética pin-up aplicada al anís.

Cartel de Anís de la Asturiana, ca. 1958.
Cartel de Anís de la Asturiana, ca. 1958. / TODOCOLECCIÓN

Con una graduación alcohólica del 40% o más, el anís era a finales del siglo XIX un licor para hombres y muestra de ello son los nombres de las marcas registradas a partir de la puesta en marcha del Boletín Oficial de Propiedad Industrial en 1886: El Cazador Manchego, El Caballo, El Lince, El Tigre, El Andaluz, Don Quijote, Anís del Gallo, El Imparcial… Sin embargo, pocas décadas después, los animales y los guiños viriles dieron paso a dos curiosas tendencias: por un lado, las marcas relacionadas con algún personaje famoso (sobre todo toreros y artistas) y por el otro las referencias femeninas. Eran éstas casi siempre regionales y locales, con una gallarda joven en la etiqueta a punto de empinar el codo y con nombres tan sonoros como La Tomellosera, La Cordobesa, La Vizcaína, La Zamorana, La Española, La Granadina, La Toledana, La Castellana o La Montañesa. La Flor de Andalucía lucía una linda flamenca en su botella, igual que La Gitana y La Dolores, mientras que La Violetera mostraba una ídem y el anís San Fernando una maja con peineta abrazada a la cazalla.

«Lucena Hermanos», una destilería de Cazalla de la Sierra (Sevilla), abrió la puerta al anisado sexy primero con sus carteles, repletos de seductoras mujeres vestidas al uso de la época, y después con su anís Miss Andalucía, para cuya etiqueta posó Adelina Borza, elegida como la andaluza más guapa en 1933. La Guerra Civil y la dictadura franquista pusieron freno a esta tímida erotización del anís pero no a su creciente consumo entre las féminas. Su uso como ingrediente de repostería y la aparente inocuidad —pese a sus muchos grados de alcohol— de las variedades dulces se sumaron para convertir al anís en la bebida de referencia de la población femenina, ya fuera a palo seco o preferentemente en forma de «paloma», mezclado con agua y hielo.

El auge de otros destilados como el coñac y el whisky a finales de los años 50 motivó que los fabricantes de anís volvieran a usar la baza de la sensualidad en sus campañas publicitarias. La inocente campesina de La Asturiana, con su traje regional y sus madreñas, vio cómo la largura de su falda se acortó progresivamente desde 1949 (por los tobillos) hasta 1965, convirtiéndose directamente en minifalda. Los carteles de este anís elaborado en Quintanar de la Orden (Toledo) y Oviedo se llenaron de sugerentes aldeanas con las faldas levantadas, muy semejantes a las ilustraciones que desde Estados Unidos habían llegado de contrabando hasta poco antes. «Su presencia siempre agrada», decía el eslogan, y no era de extrañar. Las pantorrillas al aire y las sonrisas sugestivas de la Asturiana crearon escuela y poco después aparecieron en anuncios de otros fabricantes como los de destilerías Senriera (Valencia). El final de los 60 vio venir los carteles fotográficos del Anís de la Praviana (misma saga familiar que la Asturiana), protagonizados por modernas mujeres que se sentaban directamente en la barra del bar y pedían, eso sí, una copita de anís. Y nosotros pensando que el anís es de abuelas.

elnortedecastilla.es

Share

Nuestros bienes de consumo son entre un 50% y un 95% más baratos que hace 40 años

El grueso de los estudios referidos a la desigualdad se centran en las diferencias salariales como si dicho indicador fuese el más apropiado a la hora de medir el grado de equidad en el acceso a bienes y servicios. Sin embargo, cada vez más expertos abogan por centrarse en medir la desigualdad de consumo, puesto que dicho indicador refleja de forma más fehaciente las diferencias efectivas en el estilo de vida de quienes ganan más y quienes tienen unos ingresos más bajos.

Este matiz es importante. En España, si se analiza la desigualdad de consumo, encontramos que su evolución durante la crisis no ha sido a más, sino a menos. Somos, de hecho, uno de los países europeos con menor inequidad referida al consumo. Pero España no es un caso aislado. En clave internacional, los estudios referidos a la desigualdad de consumo muestran también una tendencia a la baja que lleva varias décadas desarrollándose.

Pero, ¿cómo es posible que esté ocurriendo esa mejora en la distribución de la capacidad de consumo? La clave radica en la revolución del low cost que hemos vivido en las últimas décadas. La globalización ha hecho que los precios de nuestros bienes de consumo se reduzcan de forma significativa, permitiendo que el poder de compra de un sueldo medio sea hoy mucho mayor que a mediados del siglo XX.

La plataforma Human Progress ha analizado esta cuestión con distintas mediciones que apuntan en la misma dirección. Comparando precios y salarios de 1979 con 2015, los resultados expresan el coste real de comprar un producto en un año y otro. Para que la comparativa sea homogénea, se toma como referencia un sueldo medio y se comparan las horas de trabajo necesarias para conseguir los ingresos equivalentes al precio del bien en cuestión. El resultado que arroja este ejercicio es demoledor, puesto que confirma un profundo abaratamiento en todo tipo de bienes de consumo:

  • Un televisor de sobremesa cuesta un 94% menos.
  • Las cocinas de gas se abaratan un 65%.
  • Comprar un microondas es hoy un 95% más económico.
  • Hacerse con olla supone un coste un 53% más reducido.
  • Las bicicletas cuestan un 62% menos.
  • La compra de una aspiradora se ha abaratado en un 85%.
  • Las licuadoras supone un desembolso un 66% más bajo.
  • El precio real de las tostadoras ha caído un 84%.
  • El coste de hacerse con una máquina de café se reduce un 84%.
  • Un horno auxiliar es hoy un 94% más barato.
  • Comprar un lavavajillas exige un 61% menos de gasto.
  • Los procesadores de alimentos se han abaratado un 64%.
  • Hacerse con una nevera sale un 52% más económico.
  • Las parrillas se pueden comprar por un 71% menos.
  • La máquina para correr se ha abaratado un 91%.
  • El coste de los sistemas de audio para el hogar cae un 96%.

En la misma línea, Libre Mercado ha publicado un informe que compara el precio de distintos bienes en la España actual y la de mediados de siglo XX. En términos homogéneos, los precios se han reducido así:

  • El coche más vendido en la España de 1957 costaba el equivalente a 19.351 euros, frente a los 12.730 euros que se registran hoy. Antes necesitábamos ingresos equivalentes a 45 salarios mensuales medios para sufragar la compra del automóvil modelo, frente a poco más de 5 en la actualidad.
  • Si nos fijamos en el acceso a la vivienda, vemos que su coste en 1975 era de 1.500 euros actuales por cada metro cuadrado, frente a los 2.120 de 2016. No obstante, en términos de salario necesarios para hacerse con un domicilio de 90 metros cuadrados, este indicador ha caído de 95 a 85 pagas.
  • En cuanto al gasto en alimentos, su peso en el presupuesto familiar era cercano al 55% en la segunda mitad de los años 50, pero cayó por debajo del 10% en la última década.
  • Si nos fijamos en la jornada efectiva de los trabajadores, también constatamos que los salarios hoy acarrean un menor número de horas de ocupación, puesto que la duración ha caído de 45 a 34 horas semanales entre 1958 y 2016.

libremercado.com

Share