26.000 atenciones clínicas por cáncer laboral en un año y solo 23 casos reconocidos

Es difícil, a menudo imposible, determinar la causa exacta de un cáncer. En el entorno laboral, algunos trabajadores están expuestos a ciertas sustancias que pueden contribuir a la formación de tumores: desde el amianto hasta la radiación solar. El último estudio sobre este asunto, presentado en el pasado congreso de la Sociedad Española de Epidemiología, estima que en un solo año el cáncer ocupacional cuesta al Sistema Nacional de Salud más de 155 millones de euros.

El informe, que fue encargado por el Ministerio de Sanidad y todavía no ha sido oficialmente publicado, calcula que en 2015, último ejercicio del que había datos oficiales, se produjeron más de 16.600 ingresos hospitalarios (casi un 4% del total) y más de 10.100 atenciones ambulatorias especializadas por tumores relacionados con el trabajo. Esto contrasta con el ínfimo número de casos reconocidos oficialmente: 23, ese mismo año, según el sistema Cepross (Comunicación de Enfermedades Profesionales en la Seguridad Social).

Porque, si es difícil determinar la causa de un cáncer, también lo es demostrar que se produjo por una exposición ocupacional. Los tumores, de hecho, no tienen normalmente una única causa, y pueden pasar años hasta que se desarrollan y detectan. De ahí que sea complicado para un trabajador relacionar cierta exposición que sufrió en el pasado con el cáncer que padece. Lo que hace el estudio para dar con la cifra es una estimación estadística: con los datos totales de ingresos hospitalarios por cáncer, calcula qué porcentaje de ellos tienen relación con la exposición laboral, basándose en la literatura científica que existe al respecto.

El problema, en opinión de Manolis Kogevinas, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona, es que en España no existe un sistema para identificar los tumores producidos por exposiciones laborales. “Es imposible identificar todos, pero los datos en España son escandalosos. Se reconocen aproximadamente un 0,1%, cuando en otros países de nuestro entorno, como Alemania o Francia, la cifra está entre el 5% y el 10%”, asegura.

EL COSTE DEL CÁNCER OCUPACIONAL

El estudio Coste sanitario de los cánceres atribuibles a exposiciones laborales en España en 2015, presentado por Marcos Hernández Pereña y Montserrat García Gómez en el último congreso de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) asegura que ese año se produjeron en el país 16.671 ingresos hospitalarios por cáncer atribuible al trabajo (13.282 en hombres y 3.389 en mujeres), y 10.114 consultas de atención ambulatoria especializada (7.618 en hombres y 2.496 en mujeres), ambos en personas de 25 o más años. El coste sanitario fue de 156,8 millones de euros. El 64,2% correspondió a asistencia especializada; el coste de farmacia representó el 33,5% y la atención primaria, el 2,3%. El coste sanitario directo en hombres (127,2 millones) fue 4,3 veces mayor que en mujeres (29,6 millones). El estudio ha sido realizado por la Área de Salud Laboral del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Este infrarreconocimiento tiene varias consecuencias. La primera es que se usan recursos del Sistema Nacional de Salud —en este caso de en las comunidades autónomas— para atender unos tratamientos que, de ser reconocidos como laborales, debería asumir la Seguridad Social. Además, de que estar reconocida como enfermedad ocupacional implicaría otro tipo de prestaciones, o incluso indemnizaciones por parte de las empresas, en caso de que se demostrase que el tumor se produjo por alguna negligencia, según explica Pedro Linares, responsable de salud laboral de Comisiones Obreras (CC OO). Por ejemplo: trabajadores que estuvieron expuestos a determinadas sustancias sin las medidas de protección adecuadas.

Otro efecto es la percepción del problema. “Si tenemos unas decenas de casos al año, como sucede ahora oficialmente, no se trata como una verdadera emergencia de salud pública; pero si son miles, como los que se estiman, la cosa cambia. Habría más políticas para evitarlo, más medidas para prevenirlo, las empresas tendrían que implicarse más”, abunda Kogevinas.

Para reconocer un cáncer como laboral no es necesario que haya una relación causal tácita, aclara Araceli López-Guillén, médica del Instituto Nacional de la Seguridad Social que trabaja justamente en identificar enfermedades profesionales. “La clínica de un cáncer de pulmón, por ejemplo es igual si lo produce el tabaco o por otra causa”, relata. Así que la normativa (el Real Decreto 1299/2006), lo que hace es presentar un listado de sustancias cancerígenas y uno de profesiones que están expuestas a estas. Si un trabajador tiene un tumor y acredita esta relación, debe ser reconocido como ocupacional, asegura esta funcionaria. Eso sí, siempre ha de estar expresamente recogida en esa lista.

“Cómo a lo largo de la vida hay muchos factores para desarrollar un cáncer, hay conductas, exposiciones, factores hereditarios, unos trabajadores lo padecen, otros no… al final solo se determinan como laborales aquellos casos en los que hay una relación clarísima, como es el mesotelioma, que en más de un 90% de los casos tiene como origen el amianto”, expone el responsable de CC OO.

De hecho, la gran mayoría de los cánceres ocupacionales reconocidos en España son producidos por amianto. De los 23 de 2015, 19 tenían esta causa; dos el polvo de madera dura, una el cromo y una a hidrocarburos aromáticos policíclicos. Las estimaciones del estudio presentado en el SEE, sin embargo, no señala al mesotelioma como el que produjo más coste a las arcas del Estado. El mayor gasto en hombres correspondió a cáncer de pulmón, seguido de vejiga, colon y, en quinto lugar, mesotelioma. En las mujeres correspondió a cáncer de mama, mesotelioma en segundo lugar, seguido de pulmón y renal.

Share

Tráfico alerta del aumento de los fallecidos en los accidentes de furgonetas

La Dirección General de Tráfico (DGT) alerta del constante aumento de los accidentes con víctimas mortales en los que se ven implicadas furgonetas, principalmente ocurridos en las vías interurbanas. Estos vehículos empleados para el transporte y reparto de mercancías se vieron involucrados durante el año pasado en 10.844 accidentes con víctimas, en los que murieron 234 personas. De ellas, 153 viajaban en otros vehículos o eran peatones.

Lo llamativo es que pese a que en España hay 2,4 millones de furgonetas, que representan el 7% del total del parque de vehículos, estuvieron presentes en el 11% de los accidentes con víctimas, en los que se produjeron el 13% de los fallecidos.

Durante la jornada ‘El riesgo vial de las furgonetas’ celebrada este martes, el director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, Álvaro Gómez, explicó que la conducción distraída es el primer factor concurrente en los accidentes con víctimas; a lo que se suma que un 23% de los ocupantes fallecidos de estos vehículos en vías interurbanas no utilizaban el cinturón de seguridad o que en el 10% de las furgonetas implicadas en los accidentes mortales en vías interurbanas tenían la inspección técnica caducada.

Por su parte, el máximo responsable de DGT, Pere Navarro, reconoció que las furgonetas «son un tipo de vehículo, que por sus propias características (su conducción no requiere un permiso de conducción especial, es un vehículo dedicado principalmente al ámbito laboral…) han sido los grandes olvidados de la seguridad vial». Navarro recordó el aumento de las furgonetas en las carreteras y sobre todo en las ciudades, donde se encargan de la entrega del producto en el ‘último kilómetro’. El reparto puerta a puerta es uno de los factores que inciden en ese aumento de la siniestralidad, a juicio del director de European Transport Safety Council -Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte-, Antonio Avenoso.

Entregas nocturnas

Este experto europeo añadió que detrás del incremento de los accidentes también está el aumento de entregas nocturnas, sobre todo las relacionadas con la restauración; las restricciones que muchos de estos vehículos están teniendo de acceso a los centros de las ciudades por temas medioambientales o la falta de regulación en la que se encuentran, en comparación con los camiones (permiso especial, límites máximos de velocidad, tiempos de conducción y descanso…).

Por su parte, Julio Domingo Soto, director general de la Fundación Mapfre, recordó un informe que realizado por su organismo en 2016 que destaca que «los conductores de furgonetas tienen un 60% más de riesgo de sufrir un siniestro que los conductores de turismos». Además, añadió que un conductor de furgoneta que tenga menos de 26 años »tiene un riesgo de sufrir un siniestro con terceras partes implicadas que es un 72%superior al riesgo al que está expuesto un conductor mayor de 30 años».

Share

La vitamina E, posible causante de las 39 muertes por vapeo, según EE.UU.

El tocoferol, una forma sintética de la vitamina E, presente en los productos de vapeo, es uno de los posibles causantes de las lesiones pulmonares relacionadas con el uso de cigarrillos electrónicos, que han afectado a más de 2.000 personas en EE.UU, de las que más de 30 han muerto.

«Por primera vez hemos detectado una toxina como potencial preocupación», dijo este viernes la vicedirectora principal de los gubernamentales Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) en Estados Unidos, Anne Schuchat, en una rueda de prensa. «Estas conclusiones son significativas: tenemos un posible culpable», afirmó.

A fecha del lunes, los CDC habían confirmado 2.051 casos de enfermedades pulmonares y 39 fallecimientos vinculados al vapeo. Schuchat advirtió de que no se descarta que haya otros ingredientes de los cigarrillos electrónicos que también originen las afecciones pulmonares.

ADVERTISING

inRead invented by Teads

El tocoferol, una forma sintética de la vitamina E, es un aceite que se encuentra en muchos productos comunes, desde comidas a suplementos alimenticios y lociones para la piel, y no hay pruebas de que cause daños cuando se ingiere o se aplica a la piel. Los problemas surgen, al parecer, cuando este compuesto se inhala y crea una cubierta que se adhiere en parte de los pulmones.

Los investigadores examinaron muestras de fluidos tomados de los pulmones de 29 pacientes con enfermedades relacionadas con el vapeo en 10 Estados diferentes y encontraron acetato tocoferol en todos esos casos. Según los CDC, no encontraron otros aceites, ni minerales ni vegetales, en niveles tan altos.

Un estudio publicado esta semana por la revista médica JAMA Network indicó que unos 4,1 millones de estudiantes de secundaria de Estados Unidos y 1,2 millones de alumnos en las escuelas intermedias del país consumieron cigarrillos electrónicos en 2019.

El sondeo de la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU., recogido en JAMA, indica que un 27,5 % de los estudiantes de preparatoria (uno de cada cuatro) y un 10,5 % de los de colegios intermedios del país reportaron este año el uso de «uno o más» cigarrillos electrónicos al mes.

Hasta el pasado junio, 16 Estados del país y más de 400 localidades habían adoptado leyes sobre la edad mínima para comprar tabaco a los 21 años.

abc.es

Share

La salud como mercancía, los derechos como moneda, las personas como herramientas. Comentarios a la Sentencia del Tribunal Constitucional sobre el despido por razón de enfermedad

Ya es oficial. En España una empresa con millones de euros de beneficios, miles de trabajadores en plantilla, con una tasa de absentismo igual a cero durante los últimos 10 años, y unas cifras incesantemente  crecientes de productividad, puede despedir al primer trabajador o trabajadora,  que esté enfermo 8 días en dos meses, siempre que haya estado enfermo 12 días en el último año. De esta forma, se valida el art.52 d) del Estatuto de los Trabajadores, que fue introducido, en su actual redacción por la reforma laboral de 2012[1].

La razón de ello, según el TC, es la defensa de la productividad de la empresa, consagrada en el art.38 de la CE.

Al parecer, ni la salud (art.43 CE), ni el derecho a la integridad física (art.15 CE),  ni el derecho a no ser despedido sin justa causa (art.35 CE), ni el derecho a la prevención de riesgos laborales (art. 40.2 CE) de las personas trabajadoras,  tienen la importancia suficiente para mermar un ápice el interés empresarial. Aunque dicho interés sea teórico y no real y efectivo en el caso concreto, como ilustra el ejemplo con que hemos iniciado estas líneas.

El argumentario de la mayoría del TC es de una claridad tan simple como inquietante. Veamos un breve resumen del mismo.

–  Despedir a alguien porque esté enfermo unos pocos días tiene una finalidad legítimaproteger la productividad de la empresa. Las personas enfermas cuestan dinero y los beneficios empresariales se reducen por el coste de sustitución y el abono de subsidios a los enfermos. Por ello, en consonancia con la normativa economicista de la Unión Europea y la interpretación de su TJUE (STJUE 18 enero 2018, Caso Ruiz Conejero Asunto C-270/2016), la lucha contra el absentismo, entendiéndose por tal,  no las ausencias injustificadas o el fraude, sino  las ausencias por enfermedad real e impeditiva para el trabajo, es un objetivo legítimo. Sin embargo, el TC no repara en la productividad en concreto en la empresa[2], sino que se refiere a una productividad en abstracto, con independencia de la situación, tamaño, beneficios o productividad de la empresa en cuestión. ¿Es lo mismo la ausencia de un empleado en una empresa de 5 que en una empresa de 500?. Si la productividad fuera la justificación, dicha valoración se contendría en la sentencia. Sin embargo, toda referencia al tamaño de la empresa, la incidencia real en la productividad de las enfermedades o el índice general de absentismo en la empresa están completamente ausentes de la norma cuya constitucionalidad se enjuicia y de la motivación del TC.

–  El despido de personas enfermas no afecta a su integridad física (art.15 CE),  porque no supone un riesgo o peligro grave para su salud.  Es decir, que ir a trabajar con gripe, conjuntivitis vírica, paperas, sarampión o cualquier otra enfermedad contagiosa, no afecta a la salud ni integridad física de quien la padece, y tampoco a la de sus compañeros/as de trabajo.

Hay que decir, redundando en lo absurdo del argumento,  que la productividad  empresarial no será mermada ni un ápice pues a buen seguro, todos los trabajadores irán a trabajar aunque padezcan enfermedades contagiosas, con el fin de no perder la fuente única para sustentarse ellos/as y sus familias, esto es, su trabajo. En efecto, si hay algo peor que estar enfermo,  es estar enfermo y en el paro.

El TC, quizás consciente del absurdo, razona que en realidad no se  despide por el mero hecho de estar enfermo, sino por la reiteración intermitente del número de faltas de asistencia. (que son por razón de enfermedad) (¿?)

Al TC, y al legislador, que no les debió quedar muy buena conciencia con la norma cuestionada, les basta con recordar que no es legal despedir por enfermedad derivada de embarazo, o por cáncer u otras enfermedades graves, y por otros supuestos que, por escandalosos, quedan fuera de la controvertida norma.

–  El despido de personas enfermas, por supuesto, tampoco afecta a  su derecho a la protección de la salud (art.43 CE) . El TC no descarta que los trabajadores/as enfermos acudan al trabajo, en contra de la prescripción facultativa,  para evitar ser despedidos; sin embargo ello no parece ser motivo que deba preocuparles en lo que se refiere a su protección de la salud. El TC razona que nadie priva del derecho a la asistencia sanitaria al trabajador/a enfermo que acude a trabajar en contra de lo que le aconseja su médico. Poco importa que, conforme a criterio médico y según la propia Ley General de Seguridad Social (art. 169 LGSS) el trabajador esté impedido -literalmente- para el trabajo. El hecho de ir a trabajar, según el TC, en nada ha de perjudicar su salud. (¿!)

En cualquier caso, la salud cede ante la defensa de la productividad en un equilibrio «justo y ponderado» -según el TC-

– El despido de los trabajadores/as por estar enfermos, tampoco afecta a su derecho al trabajo (art.35 CE), que incluye el derecho a no ser despedido sin justa causa. Según el TC el derecho al trabajo protege el acceso al trabajo y a conservarlo, y lo que el art.52d) ET hace es regular otra cosa «bien distinta»,  el despido. (¿?)

Además,  -dice el TC- el despido está bien regulado y de forma precisa en cuanto a su causa: la ley regula el despido por no ir al trabajo a causa de enfermedad, y lo hace de forma detallada, excluyendo la posibilidad de despido por enfermedades graves, cáncer, o enfermedades derivadas del embarazo o de accidente de trabajo. Por ello mismo, la causa del despido (la enfermedad), es para el TC una causa «justa».

El Convenio 158 de la OIT en su art.6.1. dice que  «La ausencia temporal del trabajo por motivo de enfermedad o lesión no deberá constituir una causa justificada de terminación de la relación de trabajo.»  La prohibición parece clara.  El TC reconoce que carece de competencia para interpretar si el art.52d) ET incumple dicho  Convenio Internacional (vid. STC 140/2018, f.6), sin embargo, termina interpretándolo, y lo hace para concluir que el legislador puede limitar  esa prohibición, como ha hecho el legislador español, excluyendo de la misma las enfermedades de corta duración.

El TC, a pesar de interpretar el ajuste de una ley a un Convenio de la OIT, -para lo que reconoce que carece de competencia- , tampoco acude a los criterios hermenéuticos (art.10.2 CE) sentados por el órgano internacional de interpretación por excelencia de los Convenios de la OIT, la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la OIT, que dice[3] (f.136) » El Convenio deja que el concepto de ausencia temporal se defina en las disposiciones nacionales. Pero, a entender de la Comisión, si la ausencia se define sobre la base de la duración, se la debería prever de modo tal que siga siendo compatible con el objetivo del artículo, que consiste en proteger el empleo del trabajador en un momento en que éste se encuentre en la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones por razones de fuerza mayor

Partiendo de ello, parece que el TC considera que es compatible con el objetivo de proteger al trabajador enfermo, despedirle por ausencias justificadas de corta duración.  (¿?).

Para terminar, aunque no se planteó en la cuestión de inconstitucionalidad, el TC afirma sin mayor motivación que el despido de personas enfermas tampoco afecta al derecho de los trabajadores a la seguridad en el trabajo. (art.40.2 CE). Ello a pesar de reconocer que es posible que la eventualidad de ser despedido incentive lo que el TC no menciona en ningún momento : «el presentismo«, es decir, la asistencia al trabajo de personas enfermas con el objetivo de evitar su despido y los consiguientes riesgos para la propia salud y, en su caso,  de contagios para otras personas trabajadoras.

Decía Hugo SINZHEIMER en 1927: «El hombre tiene una dignidad. Lograr tal dignidad es la misión especial del Derecho del Trabajo. Su función consiste en evitar que el hombre sea tratado igual que las cosas». [4]

Con esta sentencia, el TC continúa un camino de involución en la dignidad de las personas en el trabajo, iniciado por sentencias como las SSTC 119/2014 o la 8/2015, que validaron la reforma laboral de 2012.  Olvida lo que significa el Derecho del Trabajo y su función en un Estado Social.

Considera la salud como una mercancía, los derechos a la integridad física, a no ser despedido sin justa causa o a la prevención de riesgos laborales como moneda de cambio para mejorar la producción y eleva a los altares a la libertad de empresa y a la productividad, sin importar que en los casos concretos ni una ni otra sufran la más mínima afectación por las enfermedades de breve duración.

Lo más grave es que la argumentación empleada por la mayoría del TC -decíamos- es tan simple como inquietante,  pues parece apoyarse en la lógica del absurdo, propia de la  distopía orwelliana[5] de 1984,  que cristalizaba en los tres eslóganes que el pobre Wilson contemplaba estupefacto en la fachada blanca del Partido:

«La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza».

A lo que cabría añadir, -sin desentonar un ápice-:  «trabajar enfermo es saludable y productivo.»

Para concluir, nos hallamos ante una sentencia cuya argumentación parece extraída del  Siglo XVIII. En efecto, en pleno auge de la revolución industrial y la explotación infantil, resultó emblemático el Discurso de William Pit en 1796 ante el Parlamento británico, en defensa del trabajo de los niños/as:

Decía: » La experiencia nos ha demostrado lo que puede producir el trabajo de los niños y las ventajas que se pueden obtener empleándolos desde pequeños en los trabajos que pueden hacer […]. Si alguien se tomase la molestia de calcular el valor total de lo que ganan ahora los niños educados según este método, se sorprenderán al considerar la carga de la cual su trabajo – suficiente para subvenir a su mantenimiento- libera al país, y lo que sus esfuerzos laboriosos y las costumbres en las que se les ha formado vienen a añadirse a la riqueza nacional»

Póngase «enfermos» donde dice «niños» en el discurso de Pit y veremos que la lógica productivista que considera  a las personas como  herramientas o meros recursos productivos es la misma ahora que entonces.

Lo  único  encomiable de esta resolución son sus votos particulares, en los que  cuatro magistrados/as critican, con tanto rigor como indignación, una sentencia que pasará a la historia por su proverbial olvido de lo que la dignidad humana comporta. Las personas no somos cosas.


[1]  Art. 52.d) ET Por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes, que alcancen el veinte por ciento de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles, o el veinticinco por ciento en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses.

No se computarán como faltas de asistencia, a los efectos del párrafo anterior, las ausencias debidas a huelga legal por el tiempo de duración de la misma, el ejercicio de actividades de representación legal de los trabajadores, accidente de trabajo, maternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia, paternidad, licencias y vacaciones, enfermedad o accidente no laboral cuando la baja haya sido acordada por los servicios sanitarios oficiales y tenga una duración de más de veinte días consecutivos, ni las motivadas por la situación física o psicológica derivada de violencia de género, acreditada por los servicios sociales de atención o servicios de Salud, según proceda.

Tampoco se computarán las ausencias que obedezcan a un tratamiento médico de cáncer o enfermedad grave.

[2] La  reforma laboral de 2012 suprimió toda referencia al índice de absentismo total de la plantilla. El redactado anterior del art.52 c) ET permitía la extinción del contrato :» c) Cuando exista la necesidad objetivamente acreditada de amortizar puestos de trabajo por alguna de las causas previstas en el artículo 51.1 de esta Ley y en número inferior al establecido en el mismo. Los representantes de los trabajadores tendrán prioridad de permanencia en la empresa en el supuesto a que se refiere este apartado.»

[3] Conferencia internacional del Trabajo 82ª reunión 1995. «Protección contra el despido injustificado». p. 67 y ss.  Puede consultarse en : https://www.ilo.org/public/libdoc/ilo/P/09663/09663(1995-4B).pdf

[4]SINZHEIMER, H. «La esencia del Derecho del Trabajo».

Puede consultarse en: https://wilfredosanguineti.files.wordpress.com/2009/10/la-esencia-del-de… .

[5] ORWELL, G. «1984». ED. Debolsillo contemporánea.Carlos Hugo Preciado Domènech  Magistrado especialista en el Orden Social. Doctor en DerechoFuente:www.sinpermiso.info, 3-11-19

Share

El último invento de Nike está llenando los podios de los principales maratones del mundo y ha reabierto el debate sobre la tecnología aplicada al atletismo

Tienen una apariencia robusta, casi tosca, pero han puesto patas arriba el atletismo de larga distancia. El penúltimo invento de Nike, las ZoomX Vaporfly Next, está llenando los podios de los principales maratones del mundo y ha reabierto el debate sobre los límites de la tecnología aplicada al deporte. «Lo ves domingo tras domingo en las líneas de salida. Ahora, en vez de mirar la cara de los atletas que tenemos al lado, miramos hacia abajo: hacia las zapatillas», comenta Martín Fiz, campeón mundial de maratón en 1995 y primer hombre que consigue coleccionar los «Six Majors» en la categoría de veteranos.

¿Pero qué es lo que tienen las zapatillas? La clave de casi todo está en la disposición de una placa de carbono que provoca un «efecto balancín» y en el ZoomX, un material que ha conseguido unificar dos virtudes que hasta hace poco parecían imposibles de juntar en un mismo producto: amortiguación reactividad. Nike ha logrado fabricar una zapatilla muy «viva» que, sin embargo, retrasa el desgaste muscular y articular. Y eso, para un atleta que acumula cerca de 200 kilómetros a la semana, es oro puro.El nuevo invento de la compañía norteamericana ha llevado el nerviosismo a los atletas de otras marcas, que empiezan a pensar que no compiten en igualdad de condiciones

«La musculatura y las articulaciones están sufriendo mucho menos y eso permite a los atletas ir más rápido en los últimos kilómetros. Lo que parece que han conseguido con esta zapatilla es que el corredor no pierda tiempo en lo que va del kilómetro 32 al 42», explica Fiz, que sabe mejor que nadie que el maratón «empieza» de verdad a partir de esa distancia.

Esta innovación ha pillado a la competencia con el pie cambiado. Aunque no hay todavía informes fidedignos, se habla de una mejora de minuto y medio en maratón, lo cual es muchísimo cuando te estás jugando el pan y las marcas mínimas para, por ejemplo, ir a unos Juegos Olímpicos. «Esto está clarísimo en el caso de Javi Guerra, que para mí es el mejor maratoniano español en la actualidad. Él representa a otra marca y creo que ahora mismo está jugando en desventaja», asevera Fiz. «Hay que decirlo así: estamos viendo que los atletas de Nike hacen registros que hace años parecían impensables».«Te entra la duda de qué sería yo capaz de hacer con esa zapatilla, pero mientras no queda otra que trabajar»Javier Guerra , atleta profesional

Le preguntamos al aludido: «Antes costaba mucho bajar de 2:05 y ahora los africanos bajan holgadamente. Es verdad que no todo es la zapatilla, pero sí hay una parte que puede verse influido. De todas formas, no estoy de acuerdo con los atletas que piensan que no tenemos nada que hacer», responde Javi Guerra, principal baza española en los 42 kilómetros.

Hegemonía visible

La hegemonía de Nike está generando cierto nerviosismo entre atletas porque el dominio está siendo incontestable. En 2018, con un modelo anterior, Eliud Kipchoge batió el récord del mundo masculino de maratón reduciendo el anterior registro en 1 minuto y 17 segundos. En 2019, Brigid Kosgei hizo lo propio con el récord mundial femenino, bajando la marca anterior (conseguida en 2003) en 1 minuto y 21 segundos. Para colmo, esta plusmarca se consiguió solo un día después de que Kipchoge bajara de las dos horas en el desafío INEOS 1:59, celebrado en Viena bajo unas condiciones no homologables.

Como último dato, en los siete grandes maratones disputados este año (los Six Majors más el Mundial de Doha), 36 de los 42 atletas que hicieron podio calzaban las famosas ZoomX Vaporfly Next. «Cuando las llevan es por algo –resume Javi Guerra–, porque te juegas la marca, la mínima para los Juegos Olímpicos… Te entra la duda de qué sería yo capaz de hacer con esa zapatilla, pero mientras tanto no queda otra que trabajar».«Con esta zapatilla hablamos de que un atleta que es un minuto y medio peor que tú se puede poner a tu nivel»Víctor Alfaro , especialista en biomecánica

«¿Es casualidad o es una ayuda real?», se pregunta Víctor Alfaro, director general de Podoactiva y especialista en podología y biomecánica. «Es una ayuda real, no hay duda. El momento de la propulsión es más eficaz. Todos los atletas potentes que atiendo te lo dicen».

¿Y dónde está el secreto? «La cuestión está en que es una combinación de varias placas de carbono estratégicamente muy bien situadas para generar un efecto tipo muelle. Estamos hablando de una devolución de energía del 87%. Es decir, que de la carga que proyectas contra el suelo la zapatilla te está devolviendo el 87%. Esto es una mejora notable porque con las anteriores que más te devolvían, como el Boost de Adidas por ejemplo, se hablaba de un 76%».

Una vez que la zapatilla cuenta con el visto bueno de la IAF –«Las ha aprobado la Federación, se han batido muchos récords con ellas y ahora no los van a anular», apunta Javi Guerra–, queda por ver dónde se fijan los límites, es decir, dónde se pinta la línea entre la legalidad y el dopaje tecnológico. «Si ahora estamos hablando de un retorno del 87%, a lo mejor habría que parar cuando lleguemos al 90%, porque si no estamos a un paso de que la zapatilla no te reste sino que además te aporte. En algún sitio habrá que ponerlo. Lo que no me cabe duda es que la competencia tendrá que sacar en cuestión de meses un producto parecido. Con esta zapatilla estamos hablando de que un atleta que es minuto y medio peor que tú se puede poner a tu nivel. Y en minuto y medio puede haber cien atletas».

Las «armas» de Kipchoge: ¿dopaje tecnológico?

A pesar de que llevaban meses liderando carreras de asfalto por todo el mundo, lo que terminó de poner el foco en las «Nike ZoomX Vaporfly Next» fue el intento de Eliud Kipchoge de bajar de las dos horas en maratón. Mientras todos miraban al crono y a sus «liebres» perfectamente sincronizadas, él utilizaba por las calles de Viena un prototipo llamado AlphaFly. No se conocen muchos detalles técnicos de la zapatilla, pero se trata de un modelo todavía más robusto y que cuenta en su parte delantera con una especie de cámara de aire que ha alimentado la sospecha del dopaje tecnológico. Sea como sea, la marca conseguida (1:59:40) en el desafío INEOS 1:59 no está homologada.

Share

Sanidad alerta sobre este fiambre de cerdo que puede ser peligroso para la salud

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha informado de que ha tenido conocimiento, a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), de una notificación de alerta trasladada por las Autoridades sanitarias de la comunidad autónoma de Cataluña, relativa a la presencia de trazas de soja en un fiambre de cerdo.

El producto en cuestión, informa Sanidad, es: fiambre de sándwich finas lonchas marca Monells en envase de 150 gramos, con fecha de consumo preferente 14/12/2019 y lote 3949.

El producto afectado ha sido fabricado en España, distribuido en las comunidades autónomas de Andalucía, Baleares, Cataluña, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid y Valencia y también a Andorra.

Sanidad ha procedido a informar de estos hechos a las autoridades competentes de las comunidades autónomas a través del SCIRI y también a los Servicios de la Comisión a través del RASFF (Red de Alerta Alimentaria europea).

Como medida de precaución, Sanidad recomienda a aquellos consumidores alérgicos a la soja que pudieran tener el producto anteriormente mencionado en sus hogares que se abstengan de consumirlo. Pero también insiste en que su consumo no comporta ningún riesgo para el resto de consumidores.

abc.es

Share

Detectado en Madrid el primer caso de transmisión sexual de dengue en Europa

 hospital Ramón y Cajal de Madrid ha diagnosticado en un hombre joven que no había viajado a zonas de riesgo el primer caso de dengue por transmisión sexual registrado en Europa, según ha adelantado el diario El País y confirmado a Efe la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid.

A finales de septiembre se notificaron desde el Ramón y Cajal a la Red de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Salud Pública dos casos de dengue en dos hombres residentes en el municipio de Madrid.

Ante la notificación de los casos, la Dirección General de Salud Pública inició una investigación epidemiológica cuyo resultado determinó que se trataba de un caso importado (es decir, que contrajo la infección en otro país) y otro autóctono.

El primer caso notificado fue el de un hombre que no había salido de España en los 45 días previos al inicio de los síntomas, tratándose por tanto de un caso autóctono.

Aumentan las infecciones de trasmisión sexual mientras baja el uso del condón

Vamos hacia atrás. Entre 2002 y 2018 el uso del preservativo entre los jóvenes ha caído del 84 al 75%, mientras que sube el número de infecciones de transmisión sexual […]

Su pareja había presentado un cuadro muy similar diez días antes y había viajado a Cuba y República Dominicana, durante el periodo de incubación, por lo que se consideró un caso importado.

Ambos casos han sido confirmados por el laboratorio del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

Con posterioridad, las investigaciones entomológicas no detectaron presencia del mosquito vector de la enfermedad ni en la residencia ni en ninguno de los lugares de la Comunidad deMadrid visitados por los dos hombres.

Los dos hombres mantuvieron relaciones sexuales desprotegidas a primeros de septiembre, por lo que se estudiaron muestras de semen que han resultado positivas.

La secuenciación genética haconfirmado que la cepa del virus encontrada en todas las muestras es idéntica y coincide con la que está actualmente circulando en Cuba, explica la Consejería de Sanidad en un comunicado difundido esta tarde.

En ausencia de datos que apoyen una posible trasmisión vectorial, se considera la vía sexual como la más probable del contagio, añade.

La pastilla preventiva del sida reduce casi a cero los contagios, según un estudio

Ofrecer diariamente, o a petición, la profilaxis pre exposición (PrEP), también conocida como pastilla preventiva del sida, reduce casi a cero el número de nuevos contagios de VIH. Así lo […]

La importancia de este caso radica en que es el primero descrito de probable trasmisión sexual de virus del dengue en una zona sin presencia de mosquitos vectores, y el primero descrito en hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

«En cualquier caso, setrataría de una vía poco frecuente y de baja relevancia epidemiológica, por lo que el riesgo para la población derivado de este hallazgo se considera muy bajo, añade Sanidad.

Es el primer caso de transmisión sexual autóctono en España y en España y en Europa. Solo hay un caso parecido en la literatura científica en Corea del Sur.

El dengue es una enfermedad causada por un virus que habitualmente se trasmite a través de la picadura de un mosquito y que es endémica en varios países de América, el sudeste asiático y África.

El cuadro clínico se caracteriza por un malestar generalizado, fiebre alta, dolor de cabeza y una erupción en la cara que se extiende por el cuello, el tórax y las extremidades. 

elindependiente.com

Share

La RAE le quita a la homeopatía la capacidad de curar

La homeopatía ha sido un «sistema curativo» durante 167 años, al menos en el idioma español. Desde que se consignara por primera vez esta voz llegada del alemán en la edición de 1852, la Real Academia Española siempre ha considerado en su definición que esta pseudoterapia curaba. Hasta hoy. En su nueva definición, la homeopatía pasa de ser un sistema curativo a una simple «práctica» que «supuestamente» produce unos síntomas.

Nueva definición en el DRAE.
Nueva definición en el DRAE.

La definición actual completa es: «Práctica que consiste en administrar a alguien, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían supuestamente en la persona sana síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir». La anterior era mucho más discutible desde el punto de vista científico: «Sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir». La RAE había cambiado en 2014 para retirar la coletilla excluyente «en el hombre».ADVERTISING

inRead invented by Teads

El proceso para modificar esta definición se inició en 2017 en la Comisión de Vocabulario Científico y Técnico de la RAE. La nueva propuesta ha tardado tanto en llegar al Diccionario porque debía aprobarse en las restantes academias de la lengua española (ASALE) y posteriormente por la comisión delegada del pleno.

De este modo, la homeopatía pierde la segunda de las tres patas que mantenían su respaldo social. Ahora ha perdido el respaldo lingüístico: homeopatía, en español, no significa un remedio que cura. Antes, el consenso científico-médico ya le había retirado su apoyo hace tiempo, con manifestaciones cada vez más tajantes por parte de las sociedades científicas. Hace dos años la Real Academia de Farmacia aseguró no solo que no funciona, sino que «la homeopatía puede poner en riesgo la salud». En España, ninguna universidad pública enseña homeopatía en una asignatura desde el pasado año. El último respaldo que le queda es el legal, ya que la normativa europea determina que debe venderse como medicamento, aunque el Gobierno español pretende que esto cambie. En Francia, ya está en proceso que se retire su financiación pública.

Esta definición, unido al hecho de que se vende en farmacias, ha podido contribuir a la confusión que reina en España sobre la verdadera utilidad sanitaria de la homeopatía. En la encuesta de la Fecyt, el 53% de los españoles se identificaba mucho, bastante o algo con la afirmación de que los productos homeopáticos funcionan (aunque solo el 7% estaba muy convencido de que funciona). Con este cambio en el español puede que la situación se aclare un poco más. Hasta ahora lo decían los científicos, desde ahora, la homeopatía ya no cura ni en el habla.

elpais

Share

Inés Sainz denuncia que la empresa bilbaína de la que era imagen la rescindió el contrato «por tener cáncer»

La exmiss vizcaína Inés Sainz ha denunciado que la empresa bilbaína de la que era imagen le rescindió el contrato solo dos días después de anunciar que sufre un cáncer de mama. La mujer coronada como la más bella de España en 1997 amenazó con hacer público a través de las redes sociales el nombre de la firma en la que ejercía de embajadora si no le pagaba la cantidad que le adeuda, algo más de 1.000 euros. La modelo y empresaria ha dado finalmente marcha atrás y lamentado «la falta de humanidad» de la cosmética. «Es mucho lo que tengo que sacar adelante y con la comida de mi hijo no se juega, pero estoy en rollo ‘paz y amor’. No me han pagado, se han quedado más anchos que largos y le he estado dando muchas vueltas, pero mi madre me educó como una señora y no diré la marca», ha zanjado.

Sainz mostró una absoluta entereza cuando confesó a mediados de octubre que luchaba contra un cáncer de mama. «Me he pasado la vida cuidando a la gente y ahora me toca cuidarme a mí», detalló en una entrevista a este periódico. Sainz reconoció que había pasado miedo y que también lloró cuando le comunicaron el diagnóstico, pero se felicitó de que le había salvado su «sentido del humor». Días después, apareció en las redes sociales para comunicar que no tendría que someterse a quimioterapia y sí a sesiones de radioterapia. «Me he librado», expresó eufórica en su cuenta de Instagram.

Sainz ha vuelto a mostrar de nuevo su hartazgo por la decisión de la firma de romper, de forma unilateral, la relación empresarial que mantenían desde hace años. «Algunos clientes me abandonan por el hecho de tener cáncer, a pesar de ser ecológicos, veganos y superfeministas. Fue decirles que tenía cáncer de mama y rescindir el contrato. Todavía me deben una factura. Soy una señora y no voy a decir su nombre por no destrozar la reputación de una familia, pese a su falta de humanidad y a pesar de no cumplir absolutamente con nada de lo que vende».

«Estoy ‘enfermita’ pero planifico mi futuro»

Frente a esta polémica, la exmiss mantiene su agenda laboral y negociaciones con distintas compañías interesadas en trabajar con ella, a pesar de estar «enfermita. Ahora no puedo trabajar porque estoy de baja, pero sigo planificando mi futuro profesional con posibles clientes. Uno superinteresante me ha hecho sentir normal y capacitada para poder sacar adelante todo lo que tengo que sacar adelante y les importa un comino mi cáncer. Es gente que cree en mi trabajo, en mi potencial y en mi profesionalidad», agradece. «Estoy muy positiva y contenta porque hayan confiado en mí justo en este momento tan delicadito».

Sobre la evolución de su enfermedad, Sainz confirma que, «de momento», sigue «bien» y que va «paso a paso, día a día. Estoy feliz. Me mandáis un montón de fuerza y cariño. Que voy a salir más fuerte y guapa de esto», agradece

elcorreo

Share

Por qué Sanidad se niega a retirar su campaña ‘antivapeo’ tras reconocer que es falsa

Seguro que has visto la campaña ‘antivapeo’ del Ministerio de Sanidad. El Gobierno mostraba en su anuncio a jóvenes fumando y vapeando, y los metía en el mismo saco, comparando el tabaco común –que comercializa el propio Ejecutivo y que mató a 52.000 personas en 2018– con los cigarrillos electrónicos –que son un 95% más sanos que la mencionada droga legal y que además ayudan a dejar de fumar–.

Bajo el lema «el tabaco ata y te mata en todas sus formas», Sanidad asegura en su campaña que «vapear es igual que fumar«, algo que es absolutamente falso, tal y como el propio Gobierno ha admitido a la fuerza tras la denuncia de una empresa que comercializa vapeadores en España, MyBlu Spain.Resulta inadmisible que en un asunto tan esencial como el que afecta a la salud se mienta y se anteponga el criterio publicitario a los datos científicamente demostrados

La mencionada compañía presentó el pasado mes de septiembre el requerimiento ante la Comisión de Publicidad y Comunicación Institucional de Presidencia del Gobierno por la falta de veracidad en la campaña, y les han dado la razón. El Gobierno admite en la resolución, a la que ha tenido acceso este medio, que efectivamente vapear no es fumar, pero que por «necesidades propias del lenguaje» y motivos publicitarios han decidido obviar esta crucial diferencia.

A pesar de haber reconocido que la campaña carece de veracidad y que confunde a los consumidores, el Ministerio ha decidido no retirarla. ¿Por qué?

¿Por qué Sanidad no retira su campaña ‘antivapeo’?

Sanidad «ha desestimado la solicitud de cesación o rectificación» a la solicitud de MyBlu para que se retire o modifique la campaña institucional del Ministerio de Sanidad. ¿La razón? Ninguna, aunque todo apunta a que el Gobierno no quiere levantar polvo de un error tan garrafal como el que ha cometido. Estamos en peña campaña electoral y un tema así puede dejar al Ejecutivo totalmente en evidencia.El Gobierno no quiere levantar polvo de un error tan garrafal como el que ha cometido. Estamos en peña campaña electoral y un tema así puede dejar al Ejecutivo en evidencia

Esta negativa de rectificar o retirar la campaña –que genera una grave confusión entre los ciudadanos en temas tan trascendentales que afectan a la salud y que atenta contra el derecho constitucional de los españoles a recibir información veraz–, ha motivado a la empresa a platearse recurrir a los tribunales para que Sanidad se vea obligada a dejar de difundir mensajes engañosos.

campana-anti-vapeo.jpg

Aunque MyBlu reconoce la plena legitimidad del Ministerio de Sanidad para lanzar campañas institucionales, no está dispuesta a tolerar que mienta en éstas y que haga daño a una industria que factura más de 88 millones de euros en nuestro país y que da trabajo a decenas de miles de personas. «Resulta inadmisible que en un asunto tan esencial como el que afecta a la salud se mienta y se anteponga el criterio publicitario a los datos científicamente demostrados», aseguran fuentes de la compañía.

«Al comparar el vapear con fumar e identificar el vapeo con otras formas de consumo muchísimo más perjudiciales para la salud, como es el tabaco, se incurre en un acto de denigración institucional de incalculables consecuencias«, añaden.

El enfado de la industria del vapeo con el Gobierno

MyBlu no es la única empresa que ha puesto el grito en el cielo con la polémica campaña. La Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales (Anesvaporganizó una protesta a las puertas del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para manifestar su desacuerdo por la campaña de este departamento.

Más de un centenar de vapeadores se concentraron en septiembre ante el organismo para pedir la dimisión de la ministra del mismo, María Luisa Carcedo, por la «campaña de desinformación» sobre los cigarrillos electrónicos, que «salvan vidas», ya que ayudan a abandonar el tabaco.

campana-vapeo-mani.jpg

«No comprendemos por qué el Ministerio no nos quiere escuchar y por qué hace una campaña tan agresiva contra una herramienta que puede salvar vidas«, defendió la doctora Carmen Escrig, bióloga y coordinadora de una organización de científicos partidarios del vapeo bajo el nombre de Plataforma Médica Española para la Reducción de Daños por Tabaquismo, en la citada protesta.

Escrig se refiere a las numerosas investigaciones que han constatado que vapear ayuda a dejar de fumar para siempre.

Ante los hechos constatados de la falta de veracidad en la campaña y, tras la negativa de su retirada, a MyBlu solo le queda una vía: los tribunales. Si finalmente continúa esta batalla legal, es más que probable que la ganadora sea MyBlu, lo que dejará al Gobierno en un lugar que no le gustaría. Veremos qué acaba sucediendo.

libremercado

Share