Los alimentos prohibidos a la hora de la cena… y los que deberías tomar

La hora de la cena suele ser crítica para muchos de nosotros. Los hábitos alimenticios de los españoles hacen que normalmente lleguemos a la última hora del día con más hambre de la que deberíamos, de modo que ingerimos con cierta ansiedad alimentos que no son los más indicados antes de irnos a dormir.

Aunque no hay una lista cerrada y concluyente de alimentos que estén totalmente prohibidos para la cena, sí que deberíamos eliminar unos cuantos de la lista, ya que no son adecuados para ninguna persona, independientemente de cuál sea su edad o la profesión que desempeñe, según nos señalan desde el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas (CGDN). Igualmente, hay otra serie de alimentos que sí son recomendables para cenar y para cualquiera de las comidas del día.

Los prohibidos

En cuanto a los alimentos “prohibidos” o menos recomendables para la cena, la presidenta de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas de Extremadura (AEXDN), Mónica Pérez, señala que los principales son los procesados. Entre ellos se encuentran algunos a los que más solemos recurrir cuando no tenemos ganas de cocinar -que son bastantes veces-: pizzas, snacks, precocinados o el ‘fast food’, es decir, hamburguesas, perritos, etc. Hablamos de alimentos procesados con alto contenido de grasas saturadas y calorías vacías. Igualmente, tampoco se aconseja tomar carne procesada o embutidos.

Por su parte, tampoco están indicados los altamente azucarados, como la bollería, los cereales o lácteos azucarados, los zumos envasados, las galletas o los helados. Así que, ve desechando el típico vaso de galletas con leche para cenar porque es peor que si tomas alimentos más contundentes.

bollería

Los alimentos con alto contenido azucarado no están indicados para cenar / Pixabay

Como señala la experta, teniendo en cuenta nuestros hábitos de vida, en los que realizamos una menor actividad por la noche, deberíamos optar por realizar cenas poco copiosas, “con técnicas culinarias sencillas y básicas en las que abunden los alimentos de origen vegetal junto con proteínas de buena calidad”. Además, recomienda no comer justo antes de meterse en la cama y realizar una cena lo más frugal posible que no esté condimentada con picantes. Igualmente, desaconseja las bebidas excitantes, los refrescos azucarados “y mucho menos el alcohol”.

Los permitidos

Por la otra parte, la presidenta de la delegación extremeña de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas indica que los mejores alimentos para última hora del día son las verduras, los tubérculos, las legumbres, los huevos, el pescado y la carne de calidad. Igualmente, también están permitidos los cereales integrales y los frutos secos crudos sin sal. Además, la grasa principal debe ser el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).

Cena

Las cenas deben ser poco copiosas y con el aceite como grasa principal / Pixabay

Mónica Pérez quiere aclarar que durante la noche el organismo necesita energía para seguir funcionando correctamente, “de modo que conviene desterrar ciertos mitos, como que no se puede tomar fruta por la noche o que los hidratos de carbono o la lechuga engordan a esa hora”. Y otros tantos conviene reforzarlos, pues, por ejemplo, “tomar un batido de chocolate con galletas antes de dormir no hace que conciliemos mejor el sueño, pues lo que hace es aumentar el riesgo de obesidad y de otras enfermedades cardiovasculares o metabólicas”, resalta.

lainformacion

25 total views, 1 views today

Share

Esta ‘start-up’ quiere eliminar pesticidas cambiando la microbiota de las plantas

Uno de los grandes males a los que se enfrenta el planeta en la actualidad es el uso de pesticidas en la agricultura. Aunque en Occidente apenas vemos sus efectos, la irrigación de sustancias nocivas para salud como medio para combatir las plagas ocasiona nada menos que 200.000 muertes directas al año en todo el mundo, según el último informe de la ONU publicado el año pasado. Es más, los pesticidas están relacionados con enfermedades como el cáncer, el alzhéimer o el párkinson, por lo que buscar alternativas más seguras es la única solución para afrontar este problema creciente. Y eso es precisamente lo que pretende la start-up Indigo en EEUU usando bacterias en lugar de agentes químicos, tal y como recoge Bloomberg.

Concretamente, lo que busca este proyecto es crear un microbioma -un ecosistema de bacterias, hongos y virus dentro de la propia planta, similar al que habita en los humanos y nos permite regular, por ejemplo, la actividad intestinal gracias la flora microbiana- que permita prescindir de cualquier elemento exógeno a la hora de controlar los cultivos. Es decir, conseguir que sea la propia planta la que combata a sus depredadores a través de microorganismos inocuos para sí misma.

En España, por ejemplo, el uso de pesticidas está bastante regulado, pero aún así existen poblaciones enteras de animales que están amenazadas por sus efectos tóxicos. El año pasado, Greenpeace y la Agrupación de Defensa Sanitaria Apícola de la Comunidad Valenciana denunciaban que la fumigación en la región había acabado con colonias enteras de abejas, imprescindibles para el ciclo reproductivo en el reino vegetal.

La producción agrícola debería crecer un 70% en los próximos 30 años

Sin embargo, resulta complicado abandonar un sistema tan implantado en la agricultura y que actualmente sirve para abastecer a la gran mayoría de la población mundial: a pesar de los avances en nuevas técnicas como las granjas hidropónicas, gran parte de los cultivos del planeta se encuentran en países en vías de desarrollo, lo que implica que los recursos utilizados para la producción suelen ser más baratos y perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

David Perry y Geoffrey von Maltzahn, fundadores de la empresa / Indigo

David Perry y Geoffrey von Maltzahn, fundadores de la empresa / Indigo

Es más, la FAO -Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura- señala que de aquí a 2050 la producción agrícola mundial deberá crecer un 70% para poder alimentar a una población estimada de 9.000 millones de personas. En este escenario, se antoja vital de cara a los próximos años encontrar soluciones ecológicas como la propuesta por Indigo para crear una agricultura sostenible y no nociva.

Un sector en auge

Por eso, actualmente existe una docena de empresas en todo el mundo dedicadas a la investigación en el campo de la agricultura. De hecho, el proyecto de Indigo no sería posible sin los últimos avances proporcionados por empresas dedicadas a la secuenciación genética; por su parte, AgBiome LLC, con fondos de la fundación de Bill Gates, investiga el efecto de los microbios para proteger los cultivos de patata en África; mientras que Gingko Bioworks acaba de anunciar un acuerdo por 100 millones de dólares con Bayer para desarrollar un sistema microbiano que permita a las plantas producir nitrógeno.

Sin embargo, todas estas iniciativas quedan algo descolgadas de Indigo, que ha conseguido financiación por valor de 400 millones de dólares para su investigación. Los científicos del proyecto se centran en la modificación genética de la planta con el objetivo último de crear semillas alteradas para su posterior distribución a escala global. Pero, a diferencia de algunos de sus directos competidores como Monsanto o Dow Chemical, Indigo no pretende vender semillas que den tomates más grandes o más redondos. Sólo más sanos.

lainformacion

49 total views, no views today

Share

Estas son las 5 cosas de tu casa que pueden hacerte enfermar

Está claro que la limpieza es una de las tareas más pesadas de la casa y una de las que cada vez dedicamos menos tiempo. El estilo de vida actual, marcado por el trabajo o el tiempo de ocio, hace que nos cueste encontrar un rato diario para dedicárselo a las tareas del hogar.

Pero mantener tu hogar limpio no es algo que te ayude sólo a hacerlo más agradable a la vista. Algunos objetos de la casa pueden convertirse en auténtico nidos de gérmenes e incluso provocarte enfermedades si no se limpian con regularidad. Estos son sólo algunos de ellos.

Un cabezal de la ducha sucio

Un estudio de la Universidad de Colorado demostró que un 30% de los cabezales de la ducha albergan “niveles importantes” de un patógeno que puede causar enfermedades pulmonares. Se trata concretamente de la Mycobacterium avium, una bacteria que provoca síntomas similares a los de la tuberculosis.

cabezal de la ducha

Si quieres evitar el riesgo de enfermarte en la ducha prueba a limpiar el cabezal una vez por semana. Para desinfectarlo correctamente sólo necesitarás una solución de vinagre y agua.

Cambia regularmente tu cepillo de dientes

¿Cuántas veces has escuchado a los odontólogos decir que los cepillos de dientes se deben cambiar cada dos o tres meses? Si eres de los que hacen caso o miso a esta recomendación debes saber que el 60% de estos utensilios contiene bacterias fecales. O al menos eso es lo que concluyó la Sociedad de Microbiología Americana en un estudio publicado en 2015.

Si lo que buscas es deshacerte de los gérmenes que habitan en tu cepillo de dientes, puedes probar a desinfectarlo introduciéndolo durante unas horas en un vaso con vinagre blanco.

cepillo de dientes

 

Ten cuidado con el estropajo

Que los estropajos de cocina son un hervidero de bacterias no es nada nuevo. Una de ellas es la Moraxella osloensis, u patógeno que puede provocar infecciones en las personas que tengan un sistema inmunológico débil. El Instituto de Microbiología Aplicada de la Universidad Justus Liebeg demostró además que los estropajos que se lavan habitualmente con agua y jabón tienen presentes más bacterias que los que no. Esto puede deberse a que los microorganismos más resistentes recolonizan las zonas que los microbios eliminados con el jabón han dejado libres.

Para curarte en salud lo mejor que puedes hacer es cambiar de estropajo cada dos semanas. Pero como esto no siempre es posible, puedes probar a desinfectarlo colocándolo en un bol con agua y unas gotas de limón y metiéndolo durante un minuto en el microondas.

estropajo

 

Limpia el mando a distancia

Un estudio de la Universidad de Arizona concluyó que el 70% de los mandos a distancia están cubiertos de gérmenes que pueden hacerte enfermar. Para evitar contagiarte prueba a limpiar los botones una vez a la semana con una toallita desinfectante. Aquí no estamos hablando sólo de los mandos de la televisión, sino también de los de la videoconsola o cualquier otro dispositivo que compartas en casa con otras personas.

mando a distancia

 

Los saleros y pimenteros

De todos los objetos de tu casa que podrían tener bacterias, es posible que nunca te hubieras imaginado que estos recipientes fueran uno de ellos. Científicos de la Universidad de Virginia demostraron que los saleros y pimenteros son los objetos de la casa que más concentración tienen de virus relacionados con resfriados y gripes.

Para solucionarlo prueba a limpiar el salero y el pimentero en profundidad una vez cada dos meses. Vacíalos y déjalos durante unos diez minutos en agua caliente con jabón. Sécalos por fuera con un trapo limpio y por dentro con un secador de pelo.

farodevigo.es

180 total views, no views today

Share

Cómo evitar la acrilamida en tus platos: los trucos para cocinar sin riesgo

Desde este miércoles 11 de abril la Comisión Europea pondrá coto a la acrilamida en los alimentos. Esta sustancia potencialmente peligrosa para la salud humana, ya que es cancerígena, lleva presente en nuestros platos mucho tiempo sin que nos hayamos percatado. Pero una decisión de un juzgado californiano respecto al café la ha sacado a la palestra y ha hecho actuar a la UE.

A partir de hoy, una nueva normativa regulará los métodos de producción de la industria en alimentos como el café, las patatas fritas o la bollería con el objetivo de que se reduzca al máximo la presencia de acrilamida. Además, los productos contarán con indicaciones en su embalaje o envoltorio para indicar a los consumidores la forma preferente de consumo. Si bien hay una serie de pasos que se pueden hacer en casa a la hora de cocinar para reducir también ese riesgo de consumir esta sustancia peligrosa.

Trucos de cocina contra la acrilamida

Las patatas son las que más polémica están levantando y, precisamente, con las que más podemos hacer desde casa para luchar contra la acrilamida, pues somos nosotros quienes nos encargamos de cocinarlas. Con estos pasos podemos reducir el riesgo de tomar esta sustancia.

1. Es preferible consumir patatas frescas antes que las congeladas, pues estas ya vienen precocinadas y en ese proceso no hemos podido intervenir. En cualquier caso, el hábito de tomar productos frescos debe extenderse a toda la comida que se consuma en casa, puesto que es mucho más sano.

2. Deben conservarse en lugares frescos y secos en los que la temperatura no baje de 6ºC. Nunca deben meterse a la nevera o congelarse ni dejarse en sitios donde de el sol.

3. A la hora de cocinarlas, es más sano y más seguro hacerlas al horno que freírlas. Pero si no puedes resistirte, opta por la sartén antes que la freidora, pues podrás controlar mejor la temperatura y tiempo del proceso.

4. Es mejor hacer particiones gruesas y grandes que tiras muy finas y lavarlas muy bien antes de freírlas.

5. Fríe a una temperatura máxima de 175ºC y controla muy bien el color que toman. No dejes que se quemen, cuando tengan un ligero color dorado, retíralas del fuego.

6. Si sobran para más tarde, evita recalentarlas en el microondas. Es preferible que las comas frías, pues el recalentamiento puede originar la aparición de acrilamida.

lainformacion

48 total views, 1 views today

Share

Mapamundi de la obesidad: así es el índice de masa corporal medio en cada país

na investigación reciente de The New England Journal of Medicine la califica como una “creciente y preocupante crisis de salud pública” y nadie duda ya en llamarla epidemia. La obesidad es uno de los mayores retos que afronta hoy la salud a nivel global, además del envejecimiento y enfermedades tan importantes como el cáncer o los trastornos neurodegenerativos.

La obesidad ataca a la mayoría de los países del mundo y una de cada tres personas en el mundo tienen problemas derivados del sobrepeso. En este mapa, realizado por Esri con motivo del Día Mundial de la Salud el 7 de abril, se muestra un tono anaranjado – que sobrepasa el peso ideal – en prácticamente todos los países desarrollados y que relaciona los países con mejores índices con aquellos con problemas de malnutrición.

Entre los países con más problemas de sobrepeso están varias islas de Micronesia (como Cook Islands o Nauru), que son literalmente países obesos con un índice de masa corporal (se calcula dividiendo el peso en kilos entre la altura en metros) superior al 32. Estados Unidos es el país occidental con más gordos, ya que también se acerca a la obesidad con una media de 29,1 (la obesidad se considera a partir de 30).

Ningún país europeo se salva del sobrepeso, que se considera cuando el índice medio de masa corporal supera el 25. España se sitúa en 26,6, menos que Irlanda, Grecia o Reino Unido, que superan el 27,5, pero por encima de Dinamarca, Suiza o Francia, que tienen 25,7 y 25,6. Sin embargo, toda Europa se encuentra por encima del 25 que marca la diferencia entre el peso ideal y el sobrepeso. Por ejemplo, alguien que mide 1,70 metros y pesa 70 kilos está dentro del peso considerado normal, con 24,22.  Es a partir de los 73 kilos, con 25,26, cuando se consideraría que tiene sobrepeso.

Cuarenta años de engorde

La historia de esta epidemia de sobrepeso y obesidad tiene unos 40 años. Si se clica en el mapa en cada país se puede ver cómo los datos han aumentado en la mayoría de los países. Ni Estados Unidos ni la mayoría de los países europeos alcanzaban el límite del sobrepeso en 1976. Algunos de los aumentos más acusados de Europa se han producido en Reino Unido e Irlanda, donde han pasado de estar entre las mejores situaciones de partida (23,9) a algunas de las peores en la actualidad (27,5 y 27,8). En España, el aumento entre 1976 y 2016 fue de 25 a 26,60.

Este aumento ha sido especialmente acusado en algunos colectivos tan importantes como los niños, que como conocíamos recientemente han cuadruplicado las tasas de obesidad, según un reciente estudio del Imperial College de Londres. El estudio analizó a 130 millones de chicos y chicas y vio cómo las tasas pasaron del 1% en 1975 al 6% y 8% en chicas y chicos respectivamente en 2016. En cifras, se ha pasado de 11 a 124 millones de niños y adolescentes con obesidad. Esta epidemia ya provoca problemas de salud a un tercio de la población y ya en 2015 cuatro millones de muertes ya se atribuyeron al exceso de peso en 2015.

.elindependiente.com

16 total views, no views today

Share

¿Es verdad que tomar café provoca cáncer?

Esta decisión obedece a la sentencia dictaminada por un juez tras la demanda interpuesta en 2010 por una organización sin ánimo de lucro en la que reclamaba a una empresa dedicada a la venta de café el pago de multas de hasta 2.500 dólares por cada persona expuesta a la acrilamida en California desde el año 2002, que fue cuando se descubrió que esta sustancia, potencialmente tóxica, puede estar presente en ese alimento. Lógicamente, esto no ha sentado nada bien a la Asociación Nacional de Café, que está estudiando apelar la sentencia o emprender otras acciones legales.

Pero ¿cómo se ha llegado a esta situación? La respuesta hay que buscarla en una ley californiana conocida como Proposición 65, que fue aprobada en el año 1986 con el propósito de proteger el agua de consumo contra sustancias tóxicas capaces de causar cáncer o enfermedades congénitas. En la actualidad, esa normativa recoge un listado actualizado de más de 1.000 compuestos y su aplicación no se limita al agua, sino que se extiende a todos los ámbitos. Así, se prohíbe que las empresas expongan intencionalmente a las personas a esas sustancias sin proporcionar una advertencia clara sobre ello.

La empresa cafetera demandada no ha podido demostrar que la acrilamida contenida en sus productos no provoca cáncer

Como se puede adivinar, en ese listado se incluye la acrilamida, y por eso se interpuso una demanda contra una empresa que vende café. Según establece la Proposición 65, dicha empresa, como parte demandada, era la que debía demostrar que la acrilamida contenida en sus productos no provoca cáncer. Como no pudo hacerlo, fue condenada a mostrar una advertencia en este sentido. Hay que señalar que este aspecto de la legislación suele ser duramente criticado por hacer recaer la carga de la prueba sobre la empresa, ya que en estos casos lo habitual es que los organismos públicos determinen si existen riesgos o establezcan dosis seguras de exposición (si es que las hay). Pero ¿por qué no pudo demostrar que el consumo de café es seguro? La acrilamida es un compuesto neurotóxico (afecta negativamente al sistema nervioso), carcinógeno (favorece la aparición de cáncer) y genotóxico (es capaz de dañar el ADN). Esto último implica que no existe ninguna dosis que sea segura, es decir, cualquier nivel de exposición a esta sustancia podría alterar de forma potencial el ADN y conllevar la aparición de cáncer.

La cantidad de acrilamida puede depender de la variedad de café y de su tostado. (iStock)
La cantidad de acrilamida puede depender de la variedad de café y de su tostado. (iStock)

Por otra parte, el hecho de que una sustancia sea capaz de alterar el ADN y causar cáncer no significa necesariamente que vaya a hacerlo, incluso aunque no existan dosis seguras de exposición. Si así fuera, todo el mundo desarrollaría esta enfermedad tras probar un sorbo de café, y sabemos que esto no ocurre. En estos casos se habla de rangos de dosis en que la sustancia presenta más probabilidad de causar efectos adversos. A partir de ahí se determina lo que se conoce como margen de exposición, que hace referencia al nivel de peligro sanitario de dicha sustancia. Teniendo esto en cuenta, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) considera que, en lo que respecta a la acrilamida, existe un peligro potencial para la salud pública. En cualquier caso, hay que tener presente que los estudios que relacionan la acrilamida con el desarrollo de distintos tipos de cáncer se han realizado con animales, mientras que los resultados de los estudios en humanos proporcionan pruebas “limitadas e inconsistentes”, de modo que es necesario llevar a cabo más investigaciones para conocer sus posibles efectos sobre la salud. Por eso, organismos como la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) clasifican la acrilamida en el grupo 2A (probablemente cancerígeno para humanos) en lugar de hacerlo en el grupo 1 (cancerígeno para humanos).

El hecho de que una sustancia sea capaz de alterar el ADN y causar cáncer no significa necesariamente que vaya a hacerlo

En definitiva, la acrilamida podría incrementar el riesgo de desarrollar cáncer a lo largo de la vida de una persona, pero no es posible estimar la magnitud de ese riesgo. Así, la recomendación de las autoridades sanitarias es la de reducir la exposición a esta sustancia en la medida de lo posible. ¿La inclusión de advertencias en el café es una medida útil para conseguirlo? Para dar respuesta a esta pregunta, antes debemos conocer de dónde sale la acrilamida.

Cuando cocinamos alimentos que contienen almidón en condiciones de alta temperatura (más de 120 ºC) y baja humedad, como ocurre durante la fritura, el horneado o el tostado, se produce una serie de reacciones químicas en las que se forman compuestos que mejoran el aspecto, el aroma y el sabor. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando horneamos pan o freímos patatas. Sin embargo, durante estas reacciones, que se conocen con el nombre genérico de reacción de Maillard, también pueden formarse compuestos indeseables como el que protagoniza este artículo, especialmente si el alimento contiene ciertos azúcares y aminoácidos (sobre todo, asparagina). Es decir, el café no es el único alimento que contiene acrilamida, sino que esta sustancia puede estar presente en muchos otros, independientemente de que hayan sido procesados en la industria o los hayamos cocinado en casa. Los que más contribuyen a nuestra exposición a esta sustancia son, por este orden: las patatas fritas, el café, el pan y las galletas, aunque también las galletas saladas, el pan tostado, los aperitivos horneados, los cereales de desayuno, etc. ¿Significa eso que las empresas que comercializan todos estos productos en California deberían incluir un aviso para advertir del riesgo de cáncer?

Entre la paranoia y el surrealismo

Parece algo disparatado, pero los defectos de la Propuesta 65 y el abuso que de ella se hace, especialmente por parte de abogados ‘cazarrecompensas’, están llevando a una situación que a veces se sitúa entre la paranoia y el surrealismo. Muchas empresas incluyen advertencias en sus productos o en sus instalaciones por miedo a ser demandadas, de manera que pueden encontrarse en un sinfín de lugares, tales como aparcamientos, farmacias, restaurantes, tazas de desayuno, cosméticos, etc. Uno de los ejemplos más famosos que sirven para ilustrar ese escenario es el cartel que se colocó en el parque de atracciones Disneyland debido a que algunas partes de sus instalaciones habían sido tratadas con una pintura que contenía plomo. Otro ejemplo, mucho más cercano al caso que nos ocupa, tuvo lugar en el año 2012, cuando la aplicación de la Propuesta 65 provocó que dos grandes marcas de bebidas se vieran obligadas a incluir una de esas advertencias en sus refrescos de cola. El motivo era el uso de 4-metilimidazol, un colorante que aporta el característico color a caramelo a estos productos y que casualmente también se forma a partir de la reacción de Maillard. En esa ocasión, a pesar de que el compuesto no representaba un riesgo real para la salud, las empresas optaron por cambiar la formulación de sus productos para no tener que incluir ese aviso en el etiquetado.

Aviso en Disneyland. (iStock)
Aviso en Disneyland. (iStock)

¿Y qué ocurrirá con las empresas que comercializan café? ¿Podrán evitar la obligación de incluir esa advertencia en sus productos? Mientras esperamos el resultado final del proceso judicial (posibles apelaciones y demás), podemos dirigir la vista hacia la Unión Europea, donde en los próximos días entrará en vigor un reglamento que incluye medidas destinadas a la industria alimentaria con el objeto de mitigar la formación de acrilamida en los alimentos. En el caso del café, las posibles acciones a tomar contemplan la elección de la variedad de café (no todas favorecen de igual modo la formación de acrilamida), el control de las condiciones de tueste (limitar la temperatura o aumentar la humedad reduciría la formación de esa sustancia) o el tratamiento con asparaginasa (una enzima que evitaría la presencia de asparagina, uno de los precursores de acrilamida).

Lo que parece claro es que la ley californiana que ha provocado esta situación no ha resultado útil para reducir los casos de cáncer en ese estado. Algo que sí ha conseguido es saturar a la población con un bombardeo de avisos que aportan poca información útil, al poner al mismo nivel productos como el tabaco y el café, cuando el riesgo que entrañan para la salud no es comparable en absoluto. Además, estas medidas causan alarmismos infundados, especialmente en otros lugares del mundo, donde no se conoce la existencia de esa normativa. Debemos tener presente que convivimos a diario con infinidad de agentes potencialmente dañinos que difícilmente podemos evitar, aunque eso no significa necesariamente que nuestra salud vaya a verse afectada. La radiación ultravioleta que nos llega desde el Sol es uno de los mejores ejemplos, pero hay muchos más, como la acrilamida presente en muchos de los alimentos de nuestra dieta. En definitiva, debemos conocer los peligros a los que nos enfrentamos para poder tomar las debidas precauciones, pero sin olvidar que vivir es la primera causa de muerte.

elconfidencial.com

18 total views, no views today

Share

Fabrican un queso francés que ayuda a curar las enfermedades del intestino

Nació en Mesopotamia hace más de 8.000 años, rápidamente se convirtió en un manjar de elaboración casera, le siguió la apertura de la primera fábrica de Suiza en 1815, y a partir de ahí llegó su ‘boom’ comercial. Nos referimos al queso, un alimento que triunfa en cada rincón del mundo, incluido España, donde se elaboran 200 de las más de 2.000 variedades de queso que existen en el mundo.

Como cualquier otro alimento, al queso se le asocian beneficios y riesgos para la salud. Por un lado, cuenta con un gran valor nutritivo, siendo un alimento de fácil digestión que además, gracias a su elevado contenido en calcio y vitamina D, es un aliado perfecto para la prevención y tratamiento de la osteoporosis.d

Por otro lado, portan grasa altamente saturada, lo que los convierten en prohibitivos para personas con enfermedades cardiovasculares o hipercolesterolemia.

Al final, que un queso sea beneficioso o no para la salud, depende de cada persona, y para los amantes de este delicioso manjar hay una buena noticia: investigadores han fabricado un queso que ayuda a curar las enfermedades intestinales, como la Enfermedad de Crohn, aliviando sus síntomas.

Expertos del Instituto Nacional de la Investigación Agronómica de Francia situado en Rennes han identificado e isolado tres cepas de bacterias conocidas como propiónicas (Propionibacterium freundenreichii, Lactobacillus delbrueckii, Streptococcus thermophilus). Estas tres están implicadas en el origen de la fermentación y de los agujeros del queso, y también en su acción antiinflamatoria, teniendo un impacto positivo en la digestión y en la permeabilidad del intestino.

Ya se prueba en humanos

“Le pedimos a una empresa de la bretaña francesa que fabricase un queso emmental a partir de las tres cepas bacterias seleccionadas”, explica Gwenaël Jan, director de la investigación, en declaraciones recogidas por ‘Le Parisien’.

Las pruebas realizadas en las ratas han confirmado la capacidad de este queso para frenar y prevenir patologías. “También nos dimos cuenta de que podía atenuar los efectos secundarios de la quimioterapia”, añade.

Una patente ha sido registrada y un ensayo clínico con los pacientes del hospital de Rennes está en marcha desde 2015. Los empresarios ya se han interesado por este emmental.

lainformcion

35 total views, no views today

Share

No tengas miedo a las patatas fritas: serán más sanas a partir del 11 de abril

A partir del 11 de abril entrará en vigor el nuevo Reglamento 2017/2158 de la Comisión Europea por el que se establecen medidas de mitigación y niveles de referencia para reducir la presencia de acrilamida en los alimentos.

La acrilamida es un compuesto orgánico que desde 1991 está declarado como carcinógeno genotóxico y calificado por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer como “probable carcinógeno para los humanos” y que se genera en muchos procesos industriales.

La producción de la acrilamida se asocia sobre todo con patatas fritas, cereales, galletas, pan y café, ya que esta reacción se produce en alimentos con determinados azúcares y aminoácidos al sobrepasar los 120 grados y en unas condiciones de baja humedad, como sucede al freír las patatas, hornear o tostar el pan, los cereales o el café.

En el caso de las patatas, la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentartia ha estimado en 170 micrógramos diarios el límite a partir del cual la acrilamida podría tener alguna incidencia en el desarrollo de tumores y análisis realizados a diferentes marcas de patatas fritas revelan que contienen entre 108 y 2.000 micrógramos.

Es importante tener en cuenta que esto no solo sucede en el proceso industrial, sino que también puede suceder cuando se fríen las patatas en casa o se tuesta demasiado el pan

lainformacion.com

31 total views, no views today

Share

Alerta roja con los patos de goma para el baño: son fuentes de bacterias y hongos

Se puede decir que no hay baño familiar en España que no tenga uno o varios patos de goma. Este juguete que flota y a menudo expulsa agua se ha convertido en toda una tradición entre los más pequeños. Hasta el momento nadie había detectado ningún tipo de riesgo para la salud en su utilización, pero después de leer este artículo más de uno se lo pensará dos veces a la hora de permitir a sus hijos jugar con los patos.

Y es que el asunto es de tal gravedad que ha llevado hasta el Consejo Federal de Suiza, órgano ejecutivo del país. Este organismo se hacía eco este martes de un estudio publicado en la revista especializada ‘Nature’en el que se establece que todo objeto de plástico que entra en contacto con un líquido ya contaminado con suciedad producida por el cuerpo humano se convierte en “una verdadera bomba de bacterias y hongos

Los suizos han titulado el comunicado sobre la investigación como “Los villanos pequeños patos de baño”.  El estudio fue realizado por expertos del instituto de investigación sobre el agua Eawag, la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y de la Universidad de Illinois (Estados Unidos).

Para probar sus teorías colocaron patos de goma nuevos durante once semanas en agua limpia, y otros tantos en “agua de baño utilizada con restos de jabón, suciedad, sudor y otras bacterias procedentes del cuerpo humano”.

El resultado señala que entre cinco y 75 millones de células habían encontrado su lugar en cada centímetro de la superficie del pato. Eran portadores de hongos, y el 80% de todos los patos habían desarrollado gérmenes potencialmente patógenos (seres vivos diminutos que pueden provocar enfermedades) concretamente del género de legionela y bacterias muy resistentes.

El problema viene sobre todo del interior del juguete, difícil de limpiar. Cuando se llenan de agua y posteriormente sale el chorro puede llegar a ser de color marrón. En un principio, esta situación puede reforzar las defensas del sistema inmunitario de los niños, pero también puede provocar irritaciones de ojos y orejas o infecciones gastrointestinales.

La solución según Frederik Hammes, científico citado en la investigación, es endurecer la reglamentación sobre los polímeros utilizados en la fabricación de juguetes destinados a flotar en nuestras bañeras.

lainformacion

31 total views, no views today

Share

El último fraude cárnico? Aluvión de denuncias contra falsas cooperativas

Nuevos trabajadores incorporados al mercado laboral o falsos autónomos. Es el debate que llena de polémica el sector cárnico en España y que los sindicatos llevan denunciando desde hace años. ¿Fraude o ventaja frente al exterior? Las cooperativas cárnicas españolas celebran los beneficios obtenidos, a pesar de las críticas de los trabajadores.

Varios sindicatos denuncian las prácticas “abusivas y de explotación laboral” de las falsas cooperativas o compañías que utilizan falsos autónomos en su régimen de trabajo.

El método es simple: empleados que incluso pagan sus utensilios a cambio de vivir de su actual empleo. Y la UGT confirma la práctica: “Hay falsas cooperativas que utilizan a falsos autónomos”, dicen.

Trabajan para empresas como Vall Companys y el Grupo Jorge

“Existen empresas cárnicas que utilizan a trabajadores del sector cárnico , en su mayoría inmigrantes, con 13 horas de trabajo y 27 días al mes, sin protecciones de riesgos laborales”, denuncian.

Las dos más nocivas, lamentan, son Servicarne, que presta servicios a compañías tan conocidas como Vall Companys y TAIC, que está subcontratada por el Grupo Jorge. Tras años denunciando la ejecución de falsos autónomos, ahora los trabajadores van a por la cúpula: piden que se les retire la licencia de cooperativas.

“Lo hemos denunciado a Inspección de Trabajo y esperamos que se imponga una sanción ejemplar”, señalan.

economiadigital.es

90 total views, no views today

Share