El tomate frito de bote no existe: los trucos que nos ha ‘colado’ la industria alimentaria

En menos de un segundo eliges qué producto te llevas del lineal del supermercado. Puedes cogerlo, analizar su etiqueta y pensarlo un poco más. Da igual. Tu cerebro ya ha tomado la decisión y no va a cambiar tan fácilmente. La industria lo sabe y pelea por llamar tu atención. Lleva décadas haciéndolo. Somos presa fácil. “Todos los trucos están adaptados a las modas”, explica la farmacéutica Gemma del Caño que trabaja en la industria alimentaria y conoce todos los trucos.

“Hace años usábamos grasas saturadas como la del cerdo en los productos ultraprocesados. Empezaron a tener mala fama y nos pasamos a las vegetales. Ahora con la moda de evitar el aceite de palma y con que las grasas trans son malas, la industria está volviendo a las de origen animal”, cuenta Gemma del Caño. Con su ayuda, la de la nutricionista Rebeca Pastor y la de Antonio Rodríguez, autor del libro sinazúcar.org desentrañamos algunos de los trucos más habituales de la industria alimentaria.

1. El tomate frito no existe

Gemma del Caño y Marián García triunfaron hace unas semanas con una charla en la cita científica Naukas en la que explicaban que el jamón de york no existe, que es solo jamón cocido y en distintas proporciones según la calidad del producto. Del Caño cuenta otra treta de la industria que ha llevado a la infancia a varias generaciones de españoles: llamar tomate frito a lo que no es tomate frito.

“El tomate frito no existe y es en realidad tomate mezclado. El tomate frito no está frito, está batido; es decir, es puré de tomate. Aparte se hace una fritura con cebolla y ajo que se retira luego. Finalmente, se mezcla ese tomate triturado con el aceite. Si quieres hacer tomate frito te lo tienes que hacer tú en casa”, explica Del Caño. La opción más fácil es hacerlo a partir del tomate triturado comprado.

La normativa no impide llamarle así. “También hacemos la variante del llamado tomate casero o de la abuela. La diferencia es que tiene más ingredientes y azúcar que el resto. Utilizamos vuestros recuerdos y el que se hacía en casa era más denso, con cebolla y dulce” desvela.

2. El truco del 0%, del SIN y del CON

Los envases, con sus colores y tipografías, invitan a ser comprados.
Los envases, con sus colores y tipografías, invitan a ser comprados. / GETTY IMAGES

Da igual lo que sea. El cero vende porque pensamos que todo lo que tiene algo es malo. Es una sensación engañosa porque puede tener 0% en materia grasa y un 15% en azúcar. Suele ocurrir en los yogures.

“Dibujan un 0% a un tamaño de tres centímetros y en pequeñito, en un milímetro, ponen m.g. (materia grasa.) El consumidor lo ve y dice, vale, me voy a cuidar cuando no saben que los nutricionistas recomiendan tomar los lácteos con su grasa natural porque son más saciantes y aportan vitaminas liposolubles”, dice Antonio Rodríguez.

El sin azúcar añadido también tiene truco. “A veces nos encontramos con estos productos y vemos que en los ingredientes lleva almidón de maíz que funciona como el azúcar refinado”, cuenta Rebeca Pastor que alerta de otra práctica. “Ponen en grande que lleva aceite de oliva virgen extra y si miramos la etiqueta vemos que tiene muy poco y lleva otros aceites no tan buenos”, alerta.

3. Las declaraciones nutricionales

Está regulada por la Agencia Europea y solo permite poner ciertas cosas. Una declaración nutricional es atribuirle a un producto propiedades gracias a lo que se le haya añadido. “Ponemos en grande: contribuimos al buen funcionamiento de lo que sea, generando en vuestra mente que necesitáis un aporte de vitaminas cuando en realidad no es así”, explica Gemma del Caño. Si al producto le han puesto vitamina D, en el envase leeremos que ayuda al funcionamiento o actividad normal del sistema óseo. Eso no significa que mejore, ese es el truco.

El legendario Súper Ratón recomendaba “supervitaminarse” hace años. / Youtube

Volvemos al supermercado. “El envase de unos cereales ultra azucarados destaca que lleva vitaminas A, C y D. Otro de bollería se anuncia rico en hierro. ¿Qué padres quieren que a su hijo le falte hierro? Ninguno. En cambio, el 99,9% de la población no necesita hierro. Además, unas pocas lentejas tienen más hierro que un bollo”, cuenta Del Caño. “Nos crean una falsa necesidad”, lamenta Rebeca Pastor.

4. Uso de sinónimos para ocultar el azúcar

La OMS recomienda que un adulto que consuma 2.000 calorías debería reducir a menos de 25 gramos el consumo de azúcares libres. No es fácil saber qué productos llevan azúcar porque adopta distintos nombres: sacarosa, jarabe de maíz, glucosa, fructosa, dextrosa, sirope de ágave, melaza, dextrina, azúcar de caña, miel, jarabe de malta y otros más.

5. Utilizar en el etiquetado palabras de uno de los componentes aunque sea irrisorio

Es fácil encontrar ensaladas de cangrejo que solo llevan el 0,5%. La normativa obliga a que el ingrediente simplemente forme parte del producto final. Si no es así debe poner que tiene sabor a algo como sucede a menudo en patatas fritas.

6. El eslogan

Los cereales, con vitaminas y muy azucarados, suelen estar en los desayunos de las familias.
Los cereales, con vitaminas y muy azucarados, suelen estar en los desayunos de las familias. / GETTY IMAGES

Galletas devoragras o digestive nos llevan a pensar que nos harán adelgazar o nos ayudarán con el tránsito intestinal. “Está basado en neuromárketing, cuando estamos tomando una decisión no lo sabes conscientemente. A posteriori es cuando se produce un diálogo consciente para justificar esa decisión”, cuenta Antonio Rodríguez.

7. Integral

No está regulado y se puede utilizar aunque no lo sea en realidad. “Ni siquiera necesitamos poner integral, con que sea un poco marrón lo damos por hecho, más aún con la fama de que todo lo blanco es malo”, aclara Del Caño. No hay más remedio que mirar la etiqueta y comprobar que el primer ingrediente es harina integral.

8. Natural, artesano y casero

Triunfan muchísimo y la industria las utiliza sin freno. Puede hacerlo sin problema. “Esas palabras no significan nada, pero os gustan porque hay una sensación de quimiofobia que hemos creado nosotros desde la industria. La realidad es que no hay abuelitas ni plantaciones en las fábricas”, dice Del Caño.

9. Light

Significa que el producto tiene un 30% menos de grasa, azúcares o lo que sea frente a un producto de referencia. “Si es light y te comes dos ingieres más calorías que si tomaras uno normal”, explica la nutricionista que pide moderación a la hora de comer. “Veo en la consulta que mis pacientes se guían por las calorías que ponen en el envase. Les pido que miren a qué cantidad se refiere. No es sano tomarse medio bote de tomate con un plato de espagueti”.

10. Uso de colores e imágenes evocadoras

Ciertas imágenes provocan emociones positivas. Es habitual ver en los estantes envases de galletas con un cielo y un campo que nos lleva a la naturaleza que se asocia con lo saludable. Se utilizan colores vinculados a salud como el verde, habitual en yogures; o el rosa, muy utilizado en el jamón cocido.

La industria asiste a una concienciación del consumidor inédita hasta ahora. El reto pasa, según Gemma del Caño, por dar una información cada vez más correcta y clara en el envase.

cadenaser

Share

Un estudio europeo demuestra la alta toxicidad en juguetes de plástico reciclado vendidos en España

Los juguetes y otros artículos de consumo realizados con plástico reciclado esconden una alta proporción de tóxicos capaces de interferir hormonalmente y, por tanto, condicionar el desarrollo de los menores. Así lo ha demostrado un estudio a nivel europeo en el que ha participado Ecologistas en Acción, que ha publicado los resultados obtenidos señalando las muestras específicamente españolas.

La organización apunta que la presencia de estas partículas perjudiciales para la salud se permiten en un alto porcentaje en el plástico reciclado, mientras sufren límites sanitarios estrictos en los plásticos de fabricación nueva. Ecologistas en Acción reprocha así al Gobierno este vacío legal, que tachan de “incongruente”, e instan a una regulación que tenga en cuenta estos datos científicos. En el análisis de las muestras recogidas en nuestro país, procedentes de tres juguetes y tres accesorios para el pelo, la investigación concluye que las seis contenían polibromo difenil éteres (PBDE) en concentraciones que variaban de 171 a 948 partes por millón (ppm). Cinco contenían hexabromo ciclododecano (HBCD). En el caso de la primera sustancia, la legislación europea sólo permite su presencia en 10 partes por millón en los plásticos nuevos, frente a las 1.000 partes por millón que toleran en su versión reciclada. Las muestras de España respetarían estos límites, pero los números no engañan: multiplican por 100 la cantidad de tóxicos permitidos en los materiales de nueva fabricación.

Los tóxicos se describen como dos tipos de sustancias ignífugas o retardantes de llama: por un lado los de polibromo difenil éteres (PBDE), utilizados hace años en cubiertas y aislamiento de cables de electrónica y el (HBCD), común en espumas de poliestireno y plásticos para electrónica y automóviles. Estas sustancias figuran entre las 28 más peligrosos del planeta de la lista del Convenio de Estocolmo por su persistencia en el ambiente y además son disruptores endocrinos que afectan a la tiroides y al desarrollo neurológico infantil y con déficits de atención infantil.

El estudio ‘Agujero tóxico: reciclaje de desechos peligrosos en nuevos productos’ ha analizado 109 juguetes, accesorios para el pelo como diademas y utensilios de cocina comprados en varios países europeos y los resultados exponen que el 98 por ciento de las muestras contenían polibromo diffenil éteres (PBDE) y el 80 por ciento contenían hexabromo ciclododecano.

La investigación expone que los retardantes de llama presentes en la basura electrónica vuelven a los productos de consumo fabricados con plástico reciclado, incluidos los retardantes de llama prohibidos por la Convención de Estocolmo por su elevada persistencia y toxicidad.

La investigadora de la organización Arnika, Jitka Strakova, que ha liderado el estudio a nivel internacional, asegura que la única forma de proteger la salud de las personas frente a los tóxicos de la basura electrónica en “cerrar este vacío legal y sacar las sustancias del ciclo de reciclaje de plástico”.

Para la investigación fueron recogidas 430 muestras entre abril y julio de 2018 en Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Países Bajos, Polonia, Portugal, España y Suecia, Albania, Armenia, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Macedonia, Montenegro, Rusia y Serbia.

El informe danés que apuntó a la liberación de tóxicos

Esta investigación apoya los resultados obtenidos por el estudio publicado en Dinamarca ‘Sustancias químicas problemáticas en el plástico. Encuesta de sustancias químicas en los productos’ y realizado por la Agencia de Protección Medioambiental, dependiente del Gobierno. El informe oficial advertía sobre algunas sustancias de alta toxicidad que no desaparecen del plástico y, al no fundirse completamente con él, tienden a migrar contaminando el ambiente y afectando a las personas al ser inhaladas por aire -a través del polvo doméstico- o ingeridas, según los artículos en los que estén presentes.

Los retardantes de llama, compuesto en el que se detiene especialmente el estudio internacional, no llegan a unirse químicamente al plástico, y su potencial de ser liberado con el uso o al ser reciclado en otro producto es relevante, según apunta el informe danés

eleconomista

Share

El peligro oculto del aire que respiras en la oficina: cinco peligros muy presentes

Recuerdas la última vez que abriste la ventana de la oficina? Si trabajas en un edificio relativamente nuevo lo más probable es que ni siquiera tengas nada que abrir. Las ventanas permanecen cerradas en invierno para conservar el calor, y en verano para conservar el frío. Esto no es necesariamente malo si los filtros de aire funcionan correctamente pero ¿y si no?

Obviamente, cada oficina es distinta, pero como alerta en un revelador artículo de la BBC el profesor de la Universidad de Leeds Cath Noakes, que se dedica a investigar la calidad del aire en los lugares cerrados, estamos ante un problema tan relevante como ignorado.

“Cuando el exterior está muy contaminado puedes verlo, probarlo y olerlo”, apunta Noakes. “Pero en el interior no puedes detectarlo”.

La ciudadanía es ya bastante consciente de la peligrosidad de la contaminación del aire que respiramos en las calles. El estudio más importante realizado hasta la fecha sobre el asunto, publicado recientemente en The Lancet, alertaba de que 6,5 millones de personas morían de forma prematura cada año a consecuencia de la mala calidad del aire. Otros estudios aseguran que el aire contaminado afecta a la productividad e, incluso, la calidad del sueño.

Mucha gente piensa que, como ocurre cuando se sufre alergia, el aire que se respira en el interior de viviendas u oficinas tiene un menor impacto en la salud. Pero lo cierto es que, según la agencia estadounidense de protección medioambiental (EPA), la contaminación del aire interior es entre dos y cinco veces mayor que la del exterior.

“El aire interior contiene cualquier contaminación que tengas afuera, además de la que se agrega dentro de un edificio, como los humos de la cocina, los gases de los productos de limpieza y los materiales de construcción”, explica en la BBC Matthew S Johnson, director científico de Airlabs, una empresa que instala una tecnología de filtrado de aire que, aseguran, elimina el 95 % de los contaminantes atmosféricos y gases nocivos.

Según el macroestudio de The Lancet 800.000 personas mueren cada año debido a la mala calidad del aire en su lugar de trabajo, una cifra que se eleva a dos millones, según la OMS, si no referimos al conjunto de muertes atribuibles a la contaminación del aire interior.

¿Qué hay en el aire de la oficina?

En el mundo en desarrollo gran parte de la contaminación del aire interior está directamente relacionada con los fuegos abiertos y las cocinas que funcionan con madera, pero en los países desarrollados, ahora que no se puede fumar en las oficinas, la contaminación proviene de una ventilación y una construcción deficiente de los edificios. La primera permite que entre el aire contaminado del exterior y se enrarezca este con el CO2 que expulsamos los seres humanos y otras sustancias que generan nuestras actividades; la segunda está directamente relacionada con la presencia de materiales cancerígenos como el radón, así como la aparición de alérgenos, humedad y moho.

Estos son los principales contaminantes que pululan en el aire que respiramos en la oficina, según la European Lung Foundation:

1. Compuestos orgánicos volátiles

Los compuestos orgánicos volátiles (COV) son generados a partir de productos químicos, como los desinfectantes, pesticidas, cosméticos, ambientadores y suelos de vinilo. Pueden causar muchas afecciones, desde ligeras irritaciones hasta enfermedades severas, como el cáncer.

Es especialmente preocupante la exposición al formaldehido, presente en edificios construidos con materiales como la madera prensada, lo que aumenta enormemente el riesgo de padecer bronquitis crónica o asma.

Como explica el estudio Contaminación del aire interior y su impacto en la patología respiratoria, de la revista Archivos de Bronconeuomología, las fibras de vidrio que se usan como aislante térmico en los sistemas de aire acondicionado se degradan con facilidad y se descomponen en partículas que se pueden incorporar a los conductos de aire y alcanzar el tejido pulmonar por inhalación. También el asbestos (uralita) utilizado en la construcción y en materiales de aislamiento puede emitir fibras al aire interior.

2. Radón

El radón es un gas incoloro, inodoro e insípido, con un peso siete veces superior al del aire, que se emite por desintegración del uranio en las rocas y en la tierra. El radón se filtra a través del suelo, se difunde en el aire y se concentra en espacios cerrados y poco ventilados. Su distribución es muy amplia, aunque en bajas concentraciones; la inhalación continuada a concentraciones altas eleva el riesgo de padecer cáncer de pulmón. De hecho, la exposición al radón es la segunda causa de cáncer de pulmón tras el tabaco.

Las concentraciones de radón dependen enormemente de las características geológicas del terreno, los materiales de construcción usados y la ventilación del edificio. Los edificios nuevos tienen todo esto en cuenta –es obligatorio para construir–, pero no así las construcciones más antiguas.

3. Contaminación exterior

Si los edificios no tienen filtros adecuados, desde el exterior se produce la entrada de todos los contaminantes típicos de las grandes ciudades: CO2, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno procedentes fundamentalmente de la combustión de vehículos de motor, y óxidos de azufre (SO2) y COV generados en centrales energéticas y otros procesos industriales.

Si el aire del exterior es malo, el del interior será peor. / Pixabay

Si el aire del exterior es malo, el del interior será peor. / Pixabay

4. Alérgenos

Los alérgenos incluyen sustancias, por ejemplo, el polvo, que puede proceder de fuentes como alfombras, mascotas, roedores y plantas, y que también pueden estar presentes en la oficina, sobre todo si esta no se ventila y limpia correctamente. Alguna investigaciones han asociado los alérgenos con el desarrollo del asma o alergias e incrementos en el riesgo de enfermedad en personas que ya son asmáticas, aunque es necesario mayor investigación al respecto.

5. Humedad y moho

La humedad y el moho crecen en las paredes y pueden encontrarse en el mobiliario. Se considera que están presentes en el 10-50 % de las viviendas. Los mohos son una fuente de alérgenos y pueden incrementar el riesgo de problemas relacionados con el asma en un 30-50 %. También está relacionado con dificultades respiratorias, infecciones pulmonares, bronquitis y moqueo.

Algunos consejos para mejorar la calidad del aire

Como denuncia el reportaje de la BBC, aunque la OMS publicó en 2009 una guía sobre la calidad del aire interior, la mayoría de los países carecen de una normativa estricta al respecto. Tampoco esta muy claro si estas funcionarían. Simplemente establecer un límite en la cantidad de partes por millón de contaminantes problemáticos permitidos en el interior de una oficina puede ser arbitrario. Cada edificio es diferente, y las cifras no tienen en cuenta a los visitantes cuya respiración puede elevar la contaminación por encima de los niveles de seguridad.

Ahora bien, hay algunas medidas que se deberían tomar lo antes posible. La primera de ellas, instalar filtros de aire que eliminen algunos de los contaminantes más dañinos. También se pueden instalar monitores de la calidad del aire, que comprueban continuamente los niveles de dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno y partículas en el aire y dan la voz de alarma si se alcanzan niveles inaceptables. Y, por supuesto, si el edificio es nuevo, utilizar materiales y mobiliario poco contaminante. Si es viejo, renovarlo.

lainformacion

 

Share

Los fraudes en torno al cáncer de mama: el 80%-90% de las afectadas recurren a terapias alternativas

Las pacientes con cáncer de mama han mostrado su preocupación porque las pseudoterapias sin evidencia científica puedan convertirse en una moda y que algunas mujeres, en esa situación tan vulnerable, tengan la tentación de dejar el tratamiento médico, con el riesgo que supondría para su salud. Es una de las inquietudes de las mujeres de las 45 asociaciones que conforman la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) en un manifiesto que publican de cara al Día Internacional de esta patología, que se celebra el próximo viernes.

En el manifiesto, las pacientes inciden en la necesidad de actuar con la mayor precaución ante la divulgación de propuestas terapéuticas “inviables o sin evidencia científica”. Se lo piden a las afectadas, que en algunos casos se alejan de las asociaciones y de los criterios médicos para tratar de afrontar la enfermedad.

Entre el 80 y 90% de las afectadas con cáncer de mama recurren a “algo alternativo” cuando le dan el diagnóstico de cáncer, según el vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (Seom), Álvaro Rodríguez-Lescure. Precisamente por esa vulnerabilidad que sienten cuando conocen que tienen esta patología. Pero ese porcentaje, que puede llamar en un principio la atención, es justificable porque ese “algo” puede ser por ejemplo tomarse un zumo de limón con agua caliente en ayunas-.

Sólo se convierte en un problema en mínimas y escasas situaciones. Ocurre cuando los pacientes que siguen esa terapia alternativa, abandonan el tratamiento médico, lo que es “gravísimo, ha dicho el doctor, o cuando ésta interfiere con la medicación que le ha recetado el doctor

El vicepresidente de Geicam ha pedido que se aplique la legislación actual para hacer frente a estas pseudociencias, que “no se culpe a los pacientes por optar a uno u tratamiento” porque “nunca son los culpables” y ha reclamado una estrategia explícita contra “estas estafas y timos que actúan de forma impune”. “Se echa en falta que desde la administración se lidere de alguna forma esto, es la demanda mayoritaria”, ha subrayado el oncólogo.

También lo ha hecho la presidenta del Grupo de Investigación en Cáncer de Mama Solti, Eva María Ciruelos, porque “no es lo mismo tomar unas vitaminas, lo que hace mucha gente, que abandonar un tratamiento”.

“Si detrás hay un estafador, no puede salir impune”

Los oncólogos cada vez ven a más pacientes jóvenes que toman la decisión de optar a una terapia alternativa tras estar bien informados en la consulta médica. “Si detrás hay un estafador, no puede salir impune; tiene que haber una legislación que lo regule porque están estafando salud y eso es muy peligroso”, ha comentado la doctora, una opinión a la que se ha sumado el vocal del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam), José Ángel García Sáenz, quien ha llamado a evitar los bulos que se hacen virales en Internet sobre estrategias que “pueden poner en compromiso la vida de las personas que están intentando curarse”.

Pacientes y médicos también han reclamado que los registros de poblaciones sobre la enfermedad sean homogéneos, estructurados y actualizados.

Hoy sólo están inscritos en registro los casos de cáncer del 17% de la población. La presidenta de Fecma, Antonia Gimón, ha valorado positivamente el nivel de oncología de España, pero ha advertido de que “eso no basta” ya que es necesario “más investigación pública y privada” y tratar el aspecto sociosanitario.

Los médicos también han abogado por cambios en la ley de mecenazgo para avanzar en la investigación de este cáncer que cada año se diagnostica en España a entre 27.000 y 29.000 mujeres. Es decir, cada hora se diagnostican tres mujeres de cáncer de mama. Cada veinte minutos un caso.

La incidencia es cada vez mayor y detrás de ello puede estar que se diagnostica más, pero también el cambio sociocultural de los últimos años, que ha hecho que las mujeres tengan cada vez más tarde su primer hijo

eleconomista

Share

¿Cómo sabemos si el pan es bueno?

Nos ha pasado a todos. Compramos un pan con un aspecto increíble a un precio desorbitado porque pensamos que será mejor pero al comerlo, nos llevamos un chasco. ¿Cuál es el secreto entonces para elegir un buen pan artesano? Moncho López asegura que no es fácil distinguir a simple vista un buen pan de uno que no lo es. Un pan artesano es el resultado de un trabajo que requiere ingredientes naturales y de calidad, trabajo y paciencia. Mucha paciencia. Como consecuencia de ello, el pan es más fácil de digerir, dura más tiempo fresco y lo más importante, está buenísimo”.

Moncho López asegura que no es fácil distinguir un pan de calidad de otro que no la tiene.

Moncho López dice que no es fácil distinguir a simple vista un buen pan./ Levadura Madre

No hay que dejarse engañar pues por la vista: la harina espolvoreada y el aspecto de hogaza rústica no son garantía de que el pan sea de obrador. El pan, además de verlo, hay que tocarlo, olerlo, oírlo… y sentirlo.

1. Tiene que pesar. No es cierto que el pan más pesado sea el más difícil de digerir. “Cuanto más pese en la mano, menos pesa en el estómago”, asegura el responsable de Levadura Madre.

2. Tiene que ser crujiente. Una buena corteza de color pardo, gruesa y crujiente, es síntoma siempre de un buen pan artesano. Sobre todo si mantiene estas características durante más tiempo que el industrial.

3. Tiene que ser irregular. El pan no se fotocopia. Como todo lo hecho a mano, no puede haber dos hogazas iguales. Si todos los panes te parecen iguales, sin duda son industriales. Además, la base debe ser siempre lisa y no en forma de rejilla, porque eso indica que se ha cocido en horno de piedra y no en horno con ventilador.

4. La miga ha que tener agujeros. Si tiene agujeros grandes e irregulares, es artesano. Es la prueba irrefutable de que se ha cocido en un horno de leña, pues el calor en estos se distribuye desde la base hacia adentro, provocando estos huecos inconfundibles.

5. Tiene que oler a pan. Así de sencillo. Si no huele a nada es porque no ha reposado el tiempo suficiente. Y esto es propio de panes de peor calidad.

¿Qué es eso de la masa madre?

Es el que no usa levadura comercial (si acaso una cantidad mínima limitada por ley) para asegurar una fermentación lenta. Este sistema favorece el trabajo de las bacterias y levaduras presentes de forma natural en la harina, y es precisamente ese tiempo lo que otorga al pan de masa madre sus tres grandes bondades: buen sabor, buena digestión y larga vida.

El engaño está, según Beatriz Echeverría, de El horno de Babette y Fernando Bernaldo de Quirós, de Ecotahona del Ambroz, en que se puede dar el caso de que una industria elabore panes con procesos intensivos y ultra-rápidos (dado que no tiene límite en el uso de la levadura comercial) y los denomine ‘panes de masa madre’ porque incluyen el mínimo de masa madre exigido.

En los últimos años han aparecido muchas clases de pan.

En los últimos años han aparecido muchas clases de pan. / Levadura Madre

En Francia, por ejemplo, se optó por limitar el uso de levadura comercial porque es la forma más eficaz de asegurar que un pan de masa madre haya sido sometido a una larga fermentación y que tenga las características que el consumidor busca cuando se le vende un pan con este etiquetado”, aseguran estos panaderos que han puesto en marcha un manifiesto para solicitar que se corrija el proyecto de decreto actual sobre la calidad del pan en España. Y es que en nuestro país se da la ironía de que un panadero que solo usa masa madre porque prefiere que su pan tenga una fermentación más lenta, no pueda denominar sus panes como tal si no llega al mínimo exigido de levadura comercial.

Entonces, ¿cuál es la mejor harina?

“Depende de a quién se haga la pregunta porque es posible que para el panadero sea la que se trabaja más fácilmente, para el molinero aquella a la que le saca mayor rentabilidad y para el consumidor la que tiene mejor sabor”, opina Moncho López, de Levadura Madre. “La mejor es la que aporta buenos valores nutricionales, la que tiene buen sabor y cuenta con unas cualidades organolépticas que permiten que sea sano y natural”, añade. Este es el camino de la nueva panadería. Hacer panes ricos, sabrosos y fáciles de digerir aunque, como explica Moncho, el obrador se complique un poco la existencia.

lainformacion

Share

El fármaco más caro para España ya tiene una versión un 30% más barata

El medicamento en el que gastan más dinero anualmente los hospitales españoles, unos 350 millones de euros en conjunto, ya tiene una versión casi idéntica con un precio un 30% más barato. El fármaco original es Humira, propiedad del laboratorio estadounidense Abbvie, y salió al mercado hace 15 años como tratamiento eficaz en varias enfermedades, como la artritis reumatoide y la psoriasis. El producto ha gozado de la exclusividad de la patente durante todos estos años, en los que ninguna farmacéutica rival ha podido sacar una versión copiada al mercado. Pero esa exclusividad caducó este miércoles en toda Europa.

Y para ese momento el Ministerio de Sanidad ya tenía un acuerdo firmado para que las comunidades autónomas puedan comprar desde el jueves la versión similar más barata, denominada Imraldi y que ha sido desarrollada por la compañía coreana Samsung Bioepis. Este laboratorio es una empresa conjunta entre Samsung Biologics -surgida de la conocida multinacional tecnológica- y el laboratorio estadounidense Biogen.

Las autoridades sanitarias del Ministerio han estado meses negociando un acuerdo de precio con los representantes en España de Biogen, que en este caso tiene los derechos de comercialización en nuestro país. “El Ministerio de Sanidad estaba deseando que llegara este fármaco para poder reducir el gasto farmacéutico público, pero la negociación ha sido dura”, aseguran a elEconomista fuentes de Biogen. “Hasta ahora, este tipo de productos -denominados biosimilares- alcanzaban un acuerdo de precio con una rebaja sobre el original sobre el 20%, pero en este caso se ha subido hasta el 30%”, indican esas fuentes.

Por su parte, Klaus Falk, directivo de Samsung Biologics, indicó el miércoles en conversación telefónica con este diario que la compañía coreana ya ha lanzado cuatro fármacos de este tipo “con los que los sistemas públicos europeos se pueden ahorrar hasta 500 millones de euros cuando finalice 2018”, indicó.

De todas formas, estos fármacos biosimilares no son como los medicamento genéricos. Al tratarse los originales de fármacos biológicos, creados a partir de organismos vivos y no de forma química -como un ibuprofeno- las autoridades sanitarias no pueden intercambiarlos sin más. La elección de usar el tratamiento original o la versión similar va a recaer en cada caso en la decisión del médico, ya que pueden tener efectos clínicos distintos.

Compra de Artificial Zhilabs

Por otra parte, Samsung Electronics anunció el miércoles el acuerdo para comprar la empresa española Artificial Zhilabs, especializada en analítica de redes y Inteligencia Artificial, sin que hasta el momento se haya desvelado el importe de la operación. Con esta adquisición, el gigante surcoreano refuerza sus sistemas de automatización con vistas al desarrollo de la telefonía 5G.

eleconomista

Share

Doce enfermos de hepatitis tras comer en un local La Tagliatella de Alicante

Una docena de personas se han visto afectadas por un brote de hepatitis A en la localidad alicantina de Finestrat, según ha confirmado este martes la Consejería de Sanidad valenciana. Todos los afectados tienen en común haber ingerido alimentos en un restaurante de comida italiana de la franquicia La Tagliatella, situado en el centro de Finestrat. Sanidad ha activado el protocolo de seguridad y el local está cerrado al público.

La dirección general de Salud Pública investiga para determinar el origen del brote. Al departamento sanitario le constan 12 casos, de los cuales 11 han precisado hospitalización y actualmente únicamente uno de los afectados permanece ingresado con evolución favorable.

El virus de la hepatitis A -una de las menos graves de los cinco tipos que existen- está presente sobre todo en heces y en sangre. El paciente que la sufre es capaz de contagiar en la primera semana de la enfermedad. Normalmente, el virus pasa de una persona a otra o a un objeto tras una deficiente higiene de las manos. Frutas sin pelar, verduras, mariscos crudos y agua, así como el hielo, muy habitual en los locales de restauración, son fuentes comunes de contagio.

Una portavoz de AmRest, propietaria de la franquicia, ha reconocido que “se han detectado casos aislados de hepatitis A entre empleados del restaurante de Finestrat [así lo ha confirmado la consejera valenciana de Sanidad, Ana Barceló]”. Ya ha subrayado que la compañía está colaborando con las autoridades sanitarias para establecer el foco.

Desde el pasado 8 de octubre el local permanece cerrado al público y “se han tomado todas las medidas de seguridad y sanidad requeridas, como la retirada de los alimentos almacenados, y la limpieza y desinfección inmediata de las instalaciones”, prosigue la compañía de restauración.

“La seguridad de nuestros clientes y empleados es la prioridad para la compañía y siempre se cumplen los estándares de calidad en nuestros restaurantes. Todos tienen licencia de sanidad en vigor y cumplen con la legislación vigente, además de tomarse medidas adicionales, incluyendo inspecciones de higiene y auditorias propias”, ha comunicado AmRest.

Del cierre del establecimiento de comisa dieron cuenta algunos usuarios, quienes incluso preguntaron por las redes sociales a la propia cadena propietaria el motivo por el cual las puertas del establecimiento no estaban abiertas. No hubo respuesta.

La marca franquicia está extendida por toda España y cuenta en la Comunidad Valenciana con una veintena de establecimientos abiertos. Ahora, en la web del local, aparece un aviso de que el restaurante no acepta pedidos. Con capacidad para acoger a más de 180 comensales, el restaurante fue inaugurado en diciembre de 2015 frente al principal centro comercial de la comarca de La Marina Baixa, visitado cada fin de semana por miles de personas.

“Procederemos a la reapertura del restaurante tras tener el visto bueno de las autoridades”, concluye una portavoz de AmRest.

Fuentes municipales han señalado que no les consta ningún episodio anterior relacionado con alguna anomalía sanitaria. La dirección general de Salud Pública  puso en marcha el protocolo y se están llevando a cabo todas las medidas de control, con el aislamiento de los casos, profilaxis con vacuna a todos los contactos catalogados de riesgo y “vigilancia extrema” en cuanto a la posible aparición de nuevos afectados.

elpais

Share

La vallisoletana Verónica Casado, la mejor médico del mundo

Es muy emocionante. Aunque sabía que estaba nominada y al ser ya médico ‘Cinco Estrellas’ de otras dos regiones estás un poco más preparada pero vivo en una nube desde que recibí el vídeo que recoge el momento del nombramiento. Muy contenta desde luego».

El próximo Congreso Mundial de Medicina de Familia y Comunitaria de la WONCA empezará este 17 de octubre en la capital de Corea del Sur, Seúl. El evento de la sociedad mundial de médicos de familia que representa a más de medio millón de especialistas en todo el mundo se organiza cada dos años y reúne a los máximos exponentes de la especialidad. Y en esta ocasión, y por primera vez, una profesional de España ha ganado el premio a mejor médico de Familia del mundo.

La vallisoletana, que trabaja en su día a día en el centro de salud de Parquesol, ya obtuvo los reconocimientos como mejor médico de Europa y de Iberoamérica (Premios 2017 WONCA Europe 5-Star y 2018 WONCA CIMF 5-Estrellas) y, como entonces, esta gran defensora de la Atención Primaria, destaca que «lo fundamental en Atención Primaria, además de los necesarios conocimientos y habilidades técnicas es la capacidad de comunicación, la ética y la humanidad». El premio reconoce fundamentalmente que además de la assitencia y sin abandonarla, dedicándose a ello, también se realice investigación y docencia que aporten algo a la especialidad».

Para este médico, este reconocimiento «no lo es solo a mi trabajo sino que hay detrás muchas personas, muchos médicos y equipos realizando una gran labor cada día. Y si este pemio sirve para reconocer e trabajo que se hace en España, el importante peso de la Atención Primaria que, por otra parte, no está en absoluto mimada, está desatendida por las administraciones y no va por el buen camino, pues mejor que mejor. A ver si sirve de impulso».

Verónica Casado preparaba ya las maletas mientras contestaba a la entrevista para ir a Seúl donde este sábado recibirá, acompañada de su familia, este reconocimeinto. Pero «lo que me emociona especialmente son los abrazops de mis pacientes, las llamadas y mensajes».

Es especialista en Medicina Familiar y Comunitaria desde 1986, está doctorada en Medicina y Cirugía desde 1987 y ejerce como médico en Parquesol desde 1989.

Entre 1990 y 1997 se dedicó a tareas de gestión como directora médica, gerente de Atención Primaria y subdirectora de planificación sanitaria del Ministerio de Sanidad.

Además es tutora coordinadora del programa de formación especializada Mir del Centro de Salud, programa de investigación y actividades comunitarias.

En lo que se refiere a su vertiente como investigadora, Verónica Casado ha participado en 643 trabajos entre las que destacan su papel como editora-jefe de 4 libros y autora de 32.

Entre estas publicaciones destaca su papel como editora jefe del Tratado de Medicina de Familia y Comunitaria, así como del Manual del Exploración Física dos de las obras de referencia de la semFYC.

Además, también ha participado en la redacción de diversos capítulos de libros informes técnico-científicos, ha publicado 163 artículos (de los cuales 53 están en revistas con factor de impacto) y ha impartido numerosas comunicaciones.

Verónica Casado es además un miembro activo de la semFYC y ha sido presidenta de la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria de Castilla y León -una de las 17 sociedades federales semFYC- durante diez años.

Entre las organizaciones con las que ha colaborado destaca la Organización Mundial de la Salud con una participación en múltiples encuentros y congresos de Salud Mental y Diabetes y sobre Atención Primaria, organizados por este ente como, por ejemplo, los organizados en Finlandia en el 1994, en Montreal en 1995 o en Madrid en 2003.

También es conocida su colaboración con los países de Latinoamérica vinculados a Eurosocial (UE), por ejemplo con múltiples colaboraciones con los ministerios de Brasil, Chile o Perú como las recientes actividades en recertificación y valoración de competencias llevadas a cabo en dichos países entre 2010 y 2014. En ese sentido también ha participado los Congresos de Perú, Costa Rica y Ecuador de WONCA-CIMF de los últimos tres años 2014-2017).

En lo que respecta al continente europeo, su participación en los congresos de WONCA Europa ha ido también ligada al trabajo conjunto con las instituciones de la Unión Europea.

Internacional

Verónica Casado ha realizado parte de su trabajo en el ámbito europeo francófono con la dirección del Secrétariat Européen des Pratiques de Santé Communautaire en 1988 que tiene su sede central en Bruselas, durante diez años.

Recientemente se ha unido al Grupo de Trabajo de WONCA Mundial en educación, uno de los grupos más potentes a nivel internacional para promover la docencia y la educación en medicina.

En España es un miembro muy activo de la Sección Internacional y de Docencia de la semFYC, fue coordinadora editorial del Tratado de Medicina de Familia y Comunitaria editado por la Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria y es profesora y coordinadora de la Unidad Docente Universitaria de Medicina de Familia y Comunitaria en la Facultad de Medicina de Valladolid.

elnortedecastilla

Share

El súper alimento oxigenante cerebral que pasa desapercibido para muchos

Es común caminar por las calles de Caracas y ver a la planta pira en los rincones, creciendo obstinadamente, sin que nadie la haya sembrado. Lo poco común es que los andantes sepan que es un súper alimento oxigenante cerebral.

Resultado de imagen de amaranthus venezolana

La yerba caracas, pira o bledo son los nombres con los que se conoce popularmente en Venezuela a esta planta de la familia de las amarantáceas, de crecimiento espontáneo durante todo el año, según el libro ‘Caracas, pira o bledo. Guía para el cultivo’.

La palabra pira es una voz tomada del cumanagoto, pueblo indígena perteneciente a los caribes que vivía en el centro y el oriente venezolano.
Amaranthus venezolano

Su nombre científico es amaranthus (del griego ‘que no se marchita’, ‘símbolo de la inmortalidad y deseos de salud’) y en el país suramericano prosperan las especies Amaranthus dubius, A. hybridus y A. tricolor.
Muchas veces ignorada, crece en muchas aceras caraqueñas. / Nathali Gómez / RT

Resultado de imagen de amaranthus venezolana

Su tallo es marrón oscuro, verde o rojizo (puede llegar a 50 centímetros de altura), sus hojas son ovaladas y posee espigas compactas. Si bien se han descrito 70 tipos de esta planta, en Venezuela se conocen 12.

Este seudocereal, rico en vitaminas, antioxidantes y minerales, a pesar de sus innumerables cualidades beneficiosas para la salud, después de la Conquista fue desapareciendo de la dieta básica de los venezolanos, por ello, algunos consideran que consumirlo en la actualidad es una acto de resistencia.
Valle de sangre

La pira comenzó a cultivarse hace unos 5.000 o 7.000 años en la actual América. Según la publicación ‘Caracas, una yerba, una ciudad’, posiblemente los primeros en sembrarla fueron los mayas, seguidos por los aztecas, los incas y los caribes, que se encontraban en el noroeste de Venezuela.

Esta planta, utilizada con “fines médicos, gastronómicos y espirituales” por los habitantes originarios, detalla la citada publicación, fue llamada por los conquistadores bledo (del latín ‘blifus’) debido al parecido con esa especie europea.
La pira está relacionada con el paisaje urbano de la capital venezolana. / Nathali Gómez / RT

“La yerba caracas era consumida en todo el territorio toromaima”, continúa el texto. El cronista venezolano Freddys Hurtado cita al gobernador de la provincia de Venezuela (1576-1586), Juan de Pimentel, quien escribió que los toromaimas eran una “tribu que vivía en las inmediaciones del Valle de Caracas” con el nombre propio de un pájaro llamado “toro” que en su canto parecía decir ‘mayma’, según el blog La columna de Caricuao.

La variedad de espiga roja se encontraba en la actual capital venezolana, por lo que llamaban a esta ciudad el “lago de sangre” debido a que era ampliamente cultivada por los toromaimas.
Yerba caracas

Pimentel, en su ‘Relación geográfica’, de 1578, escribe lo siguiente: “Llámase toda esta provincia generalmente Caracas, porque los primeros cristianos que a ella vinieron con los primeros indígenas que hablaron fue de una nación llamada Caracas y esta nación de indios tomó este nombre porque en su tierra hay muchos bledos que en su lengua llaman Caracas”.
Este semicereal crece al lado de viejos muros caraqueños. / Nathali Gómez / RT

Es posible que la contextura de los aborígenes se debiera al consumo de este súper alimento rico en fibra y proteínas, por lo que fue “sustituida o eliminada de la dieta indígena por razones políticas, militares y religiosas”, prosigue la citada publicación.

Eudaldo Useche, miembro del Centro de Pensamiento Crítico y de la Escuela de la Sociedad Justa comenta que aún no se conoce la importancia de este rubro, que era el principal cultivo del territorio que ocupaba buena parte del actual valle de Caracas.

“Los españoles acabaron con ellas”, afirma el entrevistado, explicando que generalmente era arrasada de estas tierras a través de la quema y tala.
La planta que resiste

A 526 años de la conquista y colonización en América, catalogada por algunos historiadores como genocidio, Carlina Canelo, estudiante de Agroecología en la Universidad Bolivariana de Venezuela y parte del Movimiento Agrourbano Siembra Venezuela, considera que para hablar sobre la pira es importante conocer su contexto histórico: “Es resistencia”.

“Modificaron su uso por el del trigo, los pocos que consumían eran la resistencia, los que aún cultivaban su cultura y sus tradiciones”, que fueron arrasadas por los conquistadores europeos.

“La gente cree que es ‘monte’. Eso viene desde la Colonia. Quedamos alienados culturalmente”, afirma esta joven de 25 años.
La pira es de crecimiento espontáneo. / Nathali Gómez / RT

En Venezuela son pocos o desconocidos los intentos de cultivarla para el consumo animal y humano, a pesar de que el Estado ha tratado de incentivar su siembra en los dos últimas décadas.
¿Qué tiene?

La pira posee los siguientes componentes:

Calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, hierro, zinc, cobre, vitamina B1 o tiamina, B2 o rivoflavina, B3, A y C (mayor que la presente en la naranja).
Aminoácidos como la lisina, que se encuentra en la carne, el pescado, los huevos.
Ácido fólico.
Calorías, proteínas, carbohidratos, fibra y ceniza.
Es baja en colesterol y tiene mayor fibra que el maíz, el arroz y el trigo.

Propiedades medicinales

Jenny Vásquez es médico chamán del pueblo wayú, en la Guajira venezolana. Explica que esta hierba ancestral sirve para limpiar el aparato digestivo y que es utilizada por los indígenas para hacer un jugo nutritivo que acompañan con sus comidas.

“Hay que volver a nuestros ancestros que usaban las plantas medicinales para sanar”, afirma.

Este semicereal sirve para combatir la diarrea, las hemorragias internas, la menstruación excesiva, las úlceras en la piel, la fiebre, la irritación de garganta, los parásitos, las tos y la depresión. Además, es utilizada en la estimulación neuronal y en la oxigenación cerebral, por lo que podría mejorar la memoria y la concentración.
Nombre en otros países

Colombia: ataco morado.
México: amaranto y pigüicha.
Bolivia: coimi.
Perú: quiwicha.
Rusia: lebedá.

rtactualidad

Share

La UE, ante uno de los brotes más potentes de la Fiebre del Nilo Occidental de la historia

Casi un centenar de personas han perdido la vida en la Unión Europea este 2018 a causa de la Fiebre del Nilo Occidental. El número de infecciones con respecto a 2017 se ha multiplicado por tres y si se tienen en cuenta los datos de los últimos cinco años, los casos reportados en estos meses superan los del cómputo global. El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) llama a la precaución ante uno de los peores brotes de este virus, para el que no existe vacuna, en la historia de Europa.

Según los últimos datos, actualizados el 27 de septiembre, los Estados miembros de la UE han reportado 1.266 casos del virus en humanos: 495 en Italia, 261 en Grecia, 237 en Rumanía, 190 en Hungría, 44 en Croacia, 16 en Francia, 15 en Austria, 5 en Bulgaria y 3 en Eslovenia. Los países vecinos de la UE han informado de 404 casos en humanos: 320 en Serbia, 81 en Israel y 3 en Kosovo. En total ha habido 124 muertes, 94 de ellas en la UE: 36 en Italia, 30 en Rumania, 29 en Serbia, 26 en Grecia, 1 en Bulgaria, 1 en Hungría y 1 en Kosovo.

“Para poner en perspectiva la actual temporada 2018, que aún no ha terminado, la última temporada importante del Nilo Occidental en 2010 dio lugar a 393 infecciones”, explica Tamas Bakonyi, jefe del Programa de Enfermedades Emergentes y Transmitidas por Vectores de la ECDC.

¿Por qué ha habido un aumento de casos?

Varios estudios han demostrado que ciertos factores ambientales, como las anomalías en las temperaturas y en las precipitaciones, pueden influir en la transmisión del virus del Nilo Occidental, que se realiza mediante la picadura de mosquito. Por lo tanto, se trata de una enfermedad emergente, que se está extendiendo al mismo tiempo que lo hace el cambio climático.

Sin embargo, no hay una evidencia que demuestre que las razones del aumento de los casos en 2018 estén relacionadas con el cambio climático. “Se deben realizar más estudios epidemiológicos, ambientales y microbiológicos para comprender mejor este aumento tan importante en el número de casos y el patrón climático observado durante un período de tiempo más largo en Europa”, dice Bakonyi al respecto.

Los cinco países más afectados hasta ahora son Italia, Grecia, Hungría, Rumania y Serbia. Sin embargo, es probable que el virus se propague a más áreas en los próximos meses. De hecho, según informa este científico, “es posible que haya nuevos infectados en áreas en las que no se han notificado casos autóctonos de seres humanos anteriormente”.

Mapa del virus. Imagen: ECDC

Sobre el virus

El virus del Nilo Occidental se aisló por primera vez en África en 1937. Las aves fueron las encargadas de llevar el virus a otros continentes y los mosquitos los que infectaron a los humanos. La transmisión del virus del Nilo Occidental no es un fenómeno nuevo en Europa: en la década de 1960, el virus surgió en el sur de Francia en la Camarga. El primer gran brote en humanos se reportó en Bucarest, Rumania, en 1996–1997. En España se tuvo constancia por primera vez de la presencia del virus en la década de 1970 y en España el primer caso humano se registró en 2004.

La Fiebre del Nilo Occidental es una enfermedad que afecta a humanos, equinos y otros mamíferos. Aves y mosquitos son portadores y se transmite con mayor frecuencia a los humanos a través de las picaduras de los segundos (principalmente el género Culex). También puede transmitirse entre humanos a través de trasplantes o transfusiones de sangre. No obstante, no se tiene constancia de ninguna trasmisión persona a persona dentro de la UE.

Las infecciones por el virus del Nilo Occidental en los seres humanos son en su mayoría asintomáticas. Aquellos que desarrollan síntomas, después de un período de incubación de tres a 14 días, generalmente presentan síntomas leves similares a los de la gripe. Sin embargo, en aproximadamente el 1% de las infecciones, se observa un curso grave con signos de encefalitis, meningoencefalitis o meningitis. Las personas mayores e inmunodeprimidas son las que corren mayor riesgo de desarrollar síntomas graves.

No existe profilaxis específica o tratamiento para las infecciones por WNV en humanos. Por lo tanto, reducir la exposición a las picaduras de mosquitos, en particular a los mosquitos Culex que pican por la noche, es la principal medida de protección contra las infecciones por el virus del Nilo Occidental.

eleconomista

Share